doct73 El Ingreso de Jesús al Mundo

doct73 El Ingreso de Jesús al Mundo explica la presentación de Jesús en el cielo como el Creador, el Hijo de Dios el Padre. Esto corresponde a Hebreos 1.

doct73 El Ingreso de Jesús al Mundo explica la presentación de Jesús en el cielo como el Creador, el Hijo de Dios el Padre. Esto corresponde a Hebreos 1.

Por David Cox

[doct73] v1 ©2023 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Hebreos 1:6… cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.

Juan 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.

Juan 17:24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.

Unos piensan que Jesús nació en diciembre. Pero Jesús ha existido siempre desde la eternidad atrás, y nunca “empezó” a existir. Siendo mero Dios, Jesús siempre ha existido.

Pero necesitamos entender que Jesús siendo Creador, tuvo “su entrada al mundo como algo de mucha importancia, y Dios puso mucha atención en el momento preciso en que Jesús se encarnó. Igualmente, Dios el Padre presentó a Jesús en el cielo, como el destacado para unos asuntos importantes. Esto no es cuando empezó a existir, sino que es la presentación formal de Jesús como Dios el Hijo para que todas las criaturas le adoren.

El Verbo se Encarnó

Juan 1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. 18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Lo importante de este pasaje es que define a Jesús, que es su esencia (completamente Dios, la misma esencia y sustancia que es Dios), quién es (la persona especial de la Trinidad que está encargada con hacer la salvación y comunicarla a nosotros por ser el Verbo).

Primero, ANTES de la creación de cualquier materia o espíritu o ser afuera de Dios mismo, Dios solo existía. No hubo creación. Solamente Dios existía. Jesús estaba allí en ese tiempo. Jesús es Dios. En este momento de que Dios solo existía, Juan dice que el Verbo Jesús estaba allí, Jesús existiendo “con Dios” y que “el Verbo era Dios”. Al parejo con la existencia de Dios es la existencia del Verbo en el mismo momento, y en versículo 14, se fija que el Verbo es Jesucristo. Colosenses 1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Este pasaje comenta sobre Dios, que Dios nos hizo aptos para participar en la herencia de salvación “gracias al Padre” (versículo 12). Siendo plantado que Dios el Padre nos salva, y es por su Hijo que hace esto, y nos ha librado del reino de tinieblas al reino de luz, el reino de “su Hijo Amado” (versículo 13). Entonces versículo 16 sigue hablando de Dios el Hijo.

Regresando a Juan capítulo 1, “a Dios nadie le vio jamás”, y es solamente por medio de Jesús que Dios es revelado. Entonces, tenemos que entender unos asuntos importantes. Jesús siempre ha existido igual con Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo. Además de esto, Jesús es el Creador del mundo material, del universo también. Siendo el Creador, pasamos por alto un punto muy importante. Jesús no es solamente el Creador, Jesús es el Heredero del mundo. O sea, fue la voluntad de Dios que Jesús creara todo, y el mundo fue hecho para Jesús. Jesús es el Dueño de la creación, y para Jesús, la creación fue hecha. En este tema, tenemos que entender que el mundo “estaba perdido” (en un sentido) por la obra de la rebelión de Satanás, y Jesús entró en el mundo, como una criatura (se encarnó), para redimir a la humanidad y a la creación.

Dios nos comunica por Dios el Hijo

Hebreos 1:1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados «por medio de sí mismo,» se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Hebreos empieza con “Dios”. La existencia de Dios no es explicada y menos debatida, sino presumida de ser algo obvio. Dios no es de ser explicado sino adorado. (Spurgeon) Lo que notamos es que Hebreos 1:2 reafirma lo que vimos en Juan 1. Hebreos 1:3 pone en forma de capsula toda la misión de Jesús en la salvación. Vino desde cohabitando con Dios el Padre en la eternidad pasada, hizo la creación, el pecado entró, Jesús se encarnó, hizo la salvación, y regresó a sentarse al lado del Padre. Ya terminado.

Es muy importante en todo lo que vemos en este relato desde la eternidad pasada antes de la creación hasta el presente y futuro, Jesús existiendo igual y al lado de Padre Dios, y es muy importante de entender que Jesús es Dios, igual en su esencia como Dios con el Padre. Juan 1:1, Dios existe desde el principio. El Verbo existe con Dios, el Verbo es Dios. El Verbo se encarnó, y Juan da testimonio de que Juan vio a Jesús personalmente, en la carne. Este Verbo Jesús, es imagen misma de la sustancia de Dios.

Dios se Comunica con Nosotros

El problema es que es muy difícil que entendemos a Dios. Dios es puro carácter moral. Nosotros somos ciegos y sordos en nuestra falta de carácter moral. Es solamente por medio de Jesús, Dios el Hijo, que podemos entender la brecha entre nosotros y Dios (por el pecado), y empezar a abrazar la solución, a Jesús el Salvador. Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Jesús es “el Verbo”, o sea, el “logos” en Griego, y este concepto es un principio en la realidad que funciona, produce algo de beneficio a quien que lo abraza. O sea, un “logos” es un poder y principio espiritual de como algo funciona. Por ejemplo “Cardiología” es la ciencia, los principios de como funciona el corazón, en existencia, su vida, sus enfermedades, etc. Esto habla de poder, de principios (carácter moral envuelto aquí con la forma de existir y funcionar), y la sabiduría (sabiduría es cómo usar estos principios de funcionar para el provecho de uno). Habla de la realidad de cómo realmente nuestro mundo es. No creemos en Satanás, el padre de la mentira, la falsedad, el engaño que deja a uno doliendo después que caes en la falla de creerle y practicarlo. Seguimos y creemos en la realidad, lo que es de bendición a nuestras almas. 1 Corintios 1:24 ​más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. El punto que debemos entender es que Jesús, Dios el Hijo, tiene su particular carácter dentro de la Trinidad en ser este poder, esta sabiduría, principios que funcionan para el bien de uno. El mayor bien es la salvación.

Proverbios capítulo 8 habla de la sabiduría, y usa una forma poética, la personificación de un abstracto. La sabiduría es como una persona rogándonos a abrazarle. “¿No clama la sabiduría… dirijo mi voz a los hijos de los hombres… entended… entrad… recibid…” Proverbios 8:1-10 (Romanos 8:1). Tenemos que andar con mucho cuidado aquí. Aunque Jesús es el logos, el motor o dínamo de poder de Dios, no es sin ser mero Dios, y Jesús no es sin ser una persona. Igual, Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo no carecen de este mismo poder que tiene Jesús. Siendo persona e igual poder, tenemos que tratar a Jesús, quien que puede salvar, como una persona. La salvación está en recibirle a Él, en creer en Él (Él es el Verbo, una comunicación entre nosotros y Dios).

Hebreos 10:29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

El punto del aviso es que Dios el Hijo es una persona (igual el Espíritu Santo, el Espíritu de gracia), y de menospreciar el precio que Jesús pagó con su propia sangre, con su propia vida invoca a la ira de Dios sobre tal persona que lo hace. Jesús no es una fuerza impersonal. Es una persona. Recíbele o le ofendes.

Proverbios 8:22 Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras.

(“Me” se refiere a la sabiduría quien es el Verbo Jesús, pero aquí es simplemente la sabiduría personificada.) De nuevo vemos a Dios en la eternidad pasada antes de la creación, Dios con alguien más quien es igual Dios. En Juan 1:1, era Dios y el Verbo, y aquí, Dios y la Sabiduría. Proverbios 3:19 Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia. Proverbios 2:6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. El punto aquí no es que Dios tiene sabiduría e inteligencia. No. El punto es que Dios ES LA SABIDURÍA. Salmos 147:5 Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito. Comparar en Lucas 11:49-53 donde Jesús regañó a los doctores de la Ley y a los fariseos. Empezó con, “Por eso la sabiduría de Dios también dijoLucas 11:49. Usó su nombre “La Sabiduría de Dios” porque ellos presumían que ellos eran los “educados y expertos,” y que Jesús era un ignorante.

La Presentación de Jesús al Mundo

Hebreos 1:5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo? 6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.

Aunque Jesús es el Creador del mundo, Su presentación al mundo personalmente fue un evento especial, primero en el cielo a sus habitantes (Nehemías 9:6) y en su encarnación a la humanidad (el nacimiento). En Hebreos 1:5-6 no es el principio de existir para Jesús, sino cuando Jesús fue revelado al mundo en su oficio de ser Creador e hijo de Dios.

Juan 8:58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. Juan 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. 24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.

Entonces es muy claro que Jesús existía con Dios el Padre antes de la Creación (Juan 1:1-2), y Jesús tuvo y tiene la misma gloria del Ser Supremo como Dios el Padre.

De engendrar” habla no solamente de dar a luz o tener parte en la creación de otro ser, sino de presentar a un hijo exaltado al mundo. Este último sentido habla de gloria y autoridad, no de su origen siempre. Jesús no es una criatura, porque en Colosenses 1:16, declara que todo lo que es creado, Jesús lo creó. Es ilógico que el Creador se creó a sí mismo. El Creador es el Ser Supremo que siempre ha existido y no tiene un principio de existir, y el punto de empezar a existir es un punto, en que antes de este punto, no existía, y después ya existe.

Tampoco Dios nunca dejará de existir. Deuteronomio 32:40 Porque yo alzaré a los cielos mi mano, Y diré: Vivo yo para siempre, Salmos 90:2 Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Entra el concepto de la inmortalidad de Dios (1 Timoteo 1:17). Salmos 90:2 Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Apocalipsis 10:5-6 (Los nombres de Dios, “Soy el primero y últimoIsaías 44:6-8 y “Soy el Alfa y OmegaApocalipsis 1:8 vienen desde este concepto.) Todo el lenguaje aquí NO ES que Jesús empezó a existir, sino que siempre ha existido, y en esta presentación, Dios el Padre quiso “presentar oficialmente al Hijo”, quien es Dios igual como Él, y que el mundo le adore (Hebreos 1:6). Parte de la idea es que damos adoración al Hijo, y otra parte es que nos humillamos debajo de su autoridad.

Podamos hablar “del principio de Jesús,” no en el sentido de que Jesús no existía antes de este punto, sino que Jesús fue claramente revelado en este punto de tiempo para que el mundo lo adore. O sea, primero desde el cielo, Dios el Padre reveló a Jesús a los ángeles mandándoles a adorar a Jesús, quien es el Amado de Dios el Padre. Este Jesús ha existido lado a lado con Dios el Padre (y el Espíritu Santo) siempre en el pasado. Pero esta relación es revelada en Hebreos 1:5. “Primogénito” no es el primer nacido, sino es el primero en preeminencia, gloria, y honor.

En las vidas de Jacob y Esaú, fueron concebidos juntos, al mismo tiempo. Pero lo que era normal, que el primer nacido recibiera la primacía (ser jefe de todas las posesiones y terrenos después de su padre), y en el caso de la herencia de Jacob y Esaú fue volteado, aunque Jacob nació después de Esaú, pero él recibió la primacía. Entonces de lo que se trata es de dar a alguien especifico la gloria, el honor, y la autoridad para mandar en todo, aunque haya otros que existían al mismo tiempo. La primogenitura es de dar la primacía más que ver quien nació primero.

doct73 El Ingreso de Jesús al Mundo

Más Folletos de la Categoría de Doctrina

Descargar

Download “doct73-cox-ingreso-de-Jesus-al-mundo-v1.pdf” doct73-cox-ingreso-de-Jesus-al-mundo-v1.pdf – Downloaded 82 times – 187.54 KB