cp34 El Uso Divino de la Enfermedad

En este folleto examinamos como Dios, en toda su misericordia, gracia, y bondad, actualmente nos manda la enfermedad para prepararnos para la muerte, dándonos señal tras señal de nuestra salida de este mundo. Las enfermedades son de beneficio espiritual para nosotros en prepararnos espiritualmente para guerra en la tierra, y para nuestra salida.

El Uso Divino De la Enfermedad
Por David Cox

[cp34 ]v1 ©2012 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Job 13:15 He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos,

Hay una actitud adentro de mucho del cristianismo de que la enfermedad en cualquier forma es mala, y Dios no tiene nada de ver con ello. Para estos cristianos, piden a Dios de quitarles la enfermedad, y aun parecen que demandan (como es su derecho de ser sano) que Dios les quita la enfermedad. La realidad de la vida es que siguen enfermos, y muchos tienen una crisis de fe por el asunto. Para ellos, Dios es impotente, o Dios no les ama. O sea, su confianza, fe, y amor en Dios depende en que Dios siempre les manda buenas cosas solamente. Pero así no es lo que la Biblia nos indica. Dios usa la calamidad y enfermedad para sus propósitos y tenemos que entender esto.




Entendiendo que Dios es Dios

Probablemente el error más común en todo esto es la falta de entender que simplemente, Dios es Dios, y siendo Dios, tiene control y responsabilidad sobre nuestras vidas. Esto es para proveer para nosotros y darnos el bien, pero también para darnos lo malo. Unos me contestarán en este último comento, “Dios no da malo a nadie.” Dios no peca, pero maldad, calamidad, y enfermedad no es lo mismo de pecado.

Dt 32:39 Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.

Dios, actuando en esta capacidad, tiene la tarea de decidir cuando nacer, y cuando muere A TODOS. Igual, Dios impone la calidad de vida que cada uno tenga, extendiendo a causar unos a enfermarse, y luego Dios decide cuándo, cómo, y si se sana, o muere de la enfermedad.

En punto importante no es de criticar o atacar a Dios porque hace esto, sino de reconocer que Dios ocupa esta posición de Rey Soberano sobre toda la Creación. Es su derecho porque es Creador. Imagínate ¿si Satanás es quien que decide si te enfermas o no? Habrá mucho más enfermos en el mundo, y el sanarse será nunca.

Dios declaró esto a Israel para que ellos adoren a Dios. No hay otra persona o alternativa a donde acudirse para tratar de los problemas de la vida. Satanás usará este detalle para dividir la gente de Dios, echando culpa y mal corazón como motivos a la persona de Dios. Pero estas cosas no son todo en sí “mal”, y esto es lo que Satanás obra fuertemente para esconder de la gente.




Enfermedad por el Pecado

Primero, tenemos que entender, que la enfermedad es simple una parte de la vida. O sea, porque Adán y Eva pecaron, el efecto del pecado ha resultado con consecuencias para el hombre, y esto es principalmente el progreso por los años a ser viejo (que nuestros cuerpos se acaban) y al fin de este progreso, morimos. ¡NADIE PUEDE EVITAR ESTO!

Gén 3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

Entonces para entender nuestra realidad, todos vamos hacia la muerte desde el momento de nacer, y esto es sentencia de Dios sobre la raza humana. También observamos que la idea de vida inmortal en la tierra en violación de esta declaración por Dios es idea de Satanás. Dios insiste en que tenemos que morir antes de entrar en la vida eterna, y esto es tanto físicamente (aunque Enoc y Elias parecen excepciones), y tanto morir a nosotros mismos (arrepentimiento).

Luc 9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.24 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.

Pero por consecuencia del pecado, Dios ha castigado a la creación con el desgaste llegando a romperse, y a la humanidad con enfermedad hasta la muerte.

Entonces Dios usa la enfermedad (y otros problemas) para “llamarnos la atención”. El concepto de “fe” es confianza en algo o alguien, cuando uno necesita tal cosa o persona. Confío en mi coche cuando necesito transportarme. Confío en aspirina cuando tengo un dolor de cabeza. Confiamos en Dios cuando tenemos necesidades y problemas, y por lo cual, sin el problema, no hay necesidad de confiar. Si no fuera un infierno, ¿Realmente confiarías en Dios? A la verdad, debemos a Dios nuestra existencia entera, pero ¿Qué tan seguido has dado gracias a Dios por el aire que respiras, la tierra firme bajo tus pies, o la luz para ver tu mundo? Casi jamás. Entonces nuestros problemas y enfermedades son parte del escenario total para jalarnos a Dios en gratitud y adoración a Su Ser. Esto es porque somos pecadores y seres débiles en sí, y dependemos en Dios aunque no reconocemos esto tanto.

Adoración es de adorar este Ser Dios, y alabanza y acción de gracias son actividades espirituales de vincular lo que pasa en nuestras vidas con Él. Estos son el deber de la criatura.

Rom 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Uno cabe adentro de los planes de Dios (la voluntad de Dios) o uno rebela en contra de ello. Para los que buscan meterse “en Dios”, en sus planes y voluntad, aun lo malo es bueno. Es lo que Dios ha decidido para uno. Si Dios decide de hacerte un ejemplo como Job, entonces no debes pelear o quejar en contra de lo que hace Dios, sino sentarse en ello, y buscar como dar la gloria a Dios.

Apoc 3:19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

Dios mismo nos avisa de que nos da tratamiento duro a veces. Es porque no amamos a Dios como debe ser, entonces debemos ser “celoso y arrepentirnos”. La idea es de ser ardiente en nuestra relación con Dios, tener mucha dedicación y pasión para con Dios.




Aviso del Acercamiento de la Muerte

El problema con el ser humano es que es flojo y no quiere atender a las cosas a su tiempo. Si no fuere por Dios haciendo intrusión en nuestras vidas con enfermedades, muchos nunca pensarían en Dios. La única vez que oran a Dios es cuando está en una calamidad, problema grave, o enfermos hasta el punto de morir. Esto era el caso con el Rey Ezequías.

2Re 20:1 En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

Entonces, Dios en su misericordia y bondad, nos hace enfermar. ¿Qué? ¿Por qué? Porque cada enfermedad nos recuerda dos cosas: 1) Soy pecador, y sin la misericordia de Dios, peor puede venir. 2) El fin ya se acerca, entonces pon tu casa en orden. En lugar de alocarte en cómo sanarte, debes tomar el aviso muy en serio. Con medicinas (que a veces en la Biblia ministros mandaron a personas a la medicina) o sin medicinas, debemos siempre ver la importancia del aviso espiritual de ser enfermo. El sanarse o no es decisión de Dios, no nosotros, pero el tomar el aviso es personal con cada uno.




Aviso de la Debilidad Humana

2Co 12:7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Pablo tuvo una enfermedad en su cuerpo, y lo llevó a Dios para que Dios le sane. Dios no quiso sanarle. La lección en todo esto es que Dios nos da o nos causa debilidades, enfermedades, y problemas para que le busquemos a Dios para depender todavía más que normal en nuestro Salvador. Cada persona con una enfermedad grave, doloroso, o mejor hasta la muerte debe gloriarse en su enfermedad porque Dios, en su profundo amor, le dio esto para crear una profunda relación de paz y confianza entre ti y Dios. No es causa de hacer escándalo a Dios, quejando con Dios, amargándose con Dios. Dios te ha dado esta situación para que profundices tu relación salvadora con Él. En nuestra debilidad es cuando dependemos todavía más en Dios, y esto es lo que da gloria a Dios, y Dios le gusta esta situación.




El Error del Enfermo

Fil 2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas,

1Co 10:9 Ni tentemos «al Señor,» como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. 10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

El problema con muchos es su reacción cuando malas cosas entran en su vida, como una enfermedad, y peor si es grave, casi hasta la muerte. Meditamos en el caso de Job, donde Dios puso su siervo en muestra al mundo (celestial igual que mundial) para demostrar el carácter real de Job en la tribulación y enfermedad. Dios no puede usarnos si quejamos y murmuramos sobre nuestra estación de la vida.

Dios hace caso a los que le piden en sinceridad

Sal 145:18 Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras.

No debemos terminar sin enfocar también en el gran poder de Dios, y su amor como nuestro Padre querido. Dios quiere responder y cambiar las cosas malas en nuestras vidas. A veces, no es el caso, pero muchas veces, Dios permite los problemas o la enfermedad para que Él demuestre su gloria en cambiar lo que parece imposible. Esto solamente pasará cuando el individuo envuelto tiene fe en Dios, buena actitud, y busca en humilde oración que Dios tenga caso de él.




Download “cp34-cox-uso-divino-de-enfermedad-v1-min.pdf”

cp34-cox-uso-divino-de-enfermedad-v1-min.pdf – Downloaded 18 times – 53 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?

Cp34 El Uso Divino de la Enfermedad
Cp34 El Uso Divino de la Enfermedad
cp34-cox-uso-divino-de-enfermedad-v1.pdf
Version: 1
102.0 KiB
962 Downloads
Detalles

6 thoughts on “cp34 El Uso Divino de la Enfermedad

    1. Se puede descargar un folleto en formato pdf o microsoft word doc, y imprimirlo usted mismo, o me puedes escribir un pedido para un título en particular, cuantos ejemplares. Tengo que cobrar por el imprimir más el envío.

  1. NO ESTOY DE ACUERDO QUE LA ENFERMEDAD ES PARA ACERCARNOS A DIOS YA QUE ENTONCES LOS ÑIÑOS ESO NO PUEDE SER ASI YA QUE ES MUY DOLOROZO Y CREO EN UN DIOS DE AMOR NO D E ODIO O QUE LE GUSSSTE VER SUFRIR DIOS ESO NO ES ASI YA UE LAS ENFERMEDADES TODO CUERPO TIENE SENTENCIA DE MUERTE

    1. Debe haber un vínculo en la página abajo para descargarlo. Si un folleto no tiene, escribe esto en los comentarios y voy a investigarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.