doct14 Aniquilación: ¿Terminará un día el sufrimiento en el infierno?

En este folleto, examinamos el concepto NO BÍBLICO de la aniquilación, o el dejar de existir después de la muerte de su cuerpo.

Aniquilación: ¿Terminará un día el sufrimiento en el infierno?
Por David Cox
[doct14] v1 ©2009 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
________________

¿Es cierto que lo que tenemos aquí en esta vida es todo lo que hay? ¿Es cierto que cuando morimos, dejamos de existir (la aniquilación)? No. La Biblia siempre nos presenta la idea de vida después de la muerte, y el cielo y el infierno son conceptos bien fundados en las Escrituras. Las ideas de la resurrección, la vida eterna, el lago de fuego, y las promesas de justicia por Dios en la eternidad son conceptos muy comunes en la Biblia. ¡No dejes que alguien te confunde con mentiras! Aunque uno no cree en estos conceptos, son ciertos, y Dios es quien que nos plantea estos conceptos como certezas.




El argumento a favor de aniquilación

Ecl. 12:7 y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

Los que enseñan la aniquilación enseñan que nuestras almas regresan a la nada como fuéramos tomados. Nos proponen que los conceptos de perdición, destrucción (2Pe. 3:7), y el morir son conceptos que a fuerzas tienen que incluir forzosamente un terminar de existir. Dicen que como una persona en este mundo muere y pierde la consciencia, entonces el morir “espiritualmente” (la perdición de su alma) es de perder la conciencia y sentidos de lo que está pasando con uno.

Quieren proponernos que el infierno es como cuando uno era antes de existir. Judas es “el hijo de perdición” Jn. 17:12. Mar. 14:21 “A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.”

Sufren la pena de eterna perdición

2Tes. 1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

Empezamos con una simple observación. ¿Por qué Dios usó la frase “sufrirán pena de eterna perdición”? O sea, si el sufrimiento es por un tiempo, y luego termina, ¿Por qué Dios quiso calificar la perdición con la palabra “eterna”? Estos toman como incompatible el concepto de perdición con una existencia después de la perdición. Pero su argumento de que el morir es de perder toda fachada de existencia, sensaciones, experiencias, acciones, el pensar, la consciencia teniendo intercambio con su existencia y cuerpo es una presunción equivocada. Jesús murió y regresó para decirnos sobre ello.




¿Cómo es después de morir?

Heb 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

El juicio que espera a cada persona después de su muerte no es un dejar de existir, sino premios por lo que ha perdido si es creyente, y castigos si es inconverso.

Mat. 5:29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Jesús enseñó más sobre el infierno y como está allí que cualquier otro autor en la Biblia. Sus enseñanzas nos presentan un lugar (no un dejar de existir) que es tan horrible y tenebroso que uno debe hacer cualquier cosa posible, pagar cualquier precio para evitar entrar allí. Un simple dejar de existir no generará tantas emociones tan fuertes como Jesús nos presenta.

Además, Jesús nos presentó un relato de un hombre rico inconverso y un creyente llamado Lázaro, que los dos murieron (Luc. 16:19-31). En esta enseñanza, Jesús nos presentó a los dos minutos después de sus muertes, y los dos tuvieron sus cuerpos, sensaciones, y su consciencia. El hombre rico se fue a un lugar (fue echado en el infierno con su cuerpo). Se manifiesta claramente que el hombre tuvo sensaciones físicas, y fueron horribles lo que sentía. Además, razonaba, pensaba, y pudo hablar, todo que demuestra una continuación de la misma existencia que tuvo en la tierra. O sea, si la persona deja de existir después de la muerte, entonces esto contradice lo que Jesús enseñó.




El juicio de Dios

Jn. 5:28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Los inconversos esperan una resurrección de sus cuerpos para presentarse en el juicio de Dios sobre lo que han hecho malo.




El castigo es un lugar donde viven

Jesús dijo, “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” Mat. 5:29. La idea del infierno no es un terminar de existir para Jesús, sino un lugar donde viven una tortura continúa del cuerpo. La salvación es un rescate del castigo que nunca termina, no de un dejar de existir. 2Pe. 2:4 “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio.” O sea, el concepto correcto del infierno es que es una prisión donde las personas están resguardadas con una existencia continua. El concepto de una prisión no es un dejar de existir, sin un lugar donde viven reos (“es reo de juicio eterno” Mar. 3:29).

El castigo eterno es un lugar donde viven, que en Apo. 19:20; 20:10, 14-15 lo nombra el “lago de fuego”, y Apo. 21:8 es “la muerte segunda.” Dice en Apo. 20:10 “serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.”




Destrucción no es dejar de existir

Heb. 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

2Pe. 3:6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;

1Co. 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

1Tim. 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

Estos versículos nos demuestran situaciones donde usa las palabras destrucción, destruir, perecer y perdición, pero la cosa o persona no dejó de existir. La idea de destrucción es inútil, echa a perder, que no sirve, pero no necesariamente el dejar de existir.




¿Qué significa “eterno”?

Parte de los argumentos en contra del infierno es que si no pueden convencer que no existe, que es un parar de existir, entonces quieren hacerlo un rato y luego terminó el sufrimiento. Mat. 25:46 “irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” Mat. 18:8 “Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno.” La Biblia usa el concepto de eterno con el castigo y fuego del infierno. La idea de eterno es sin fin, perpetua, sin conclusión. Si no pueden quitarnos el concepto bíblico de un lugar de castigo después de la muerte, entonces atacan el concepto de “eterno” (griego es aionios) Pero la misma palabra es usada para el castigo eterno como para la vida eterna (Jn. 3:15 cp. Mat. 18:8). Jn. 10:28 “y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás” El concepto de la vida eterna es que “jamás perecerán,” o sea, nunca. (Jn. 11:26 “no morirá eternamente”). Además que el castigo es eterno como la salvación es eterna, el castigo es eterno como Dios es eterno, Rom. 1:20 “su eterno poder y deidad”. Sal. 93:2 “Tú eres eternamente.” Sal. 102:27 “tus años no se acabarán.” Rom. 16:26 “el Dios eterno”. Si la eternidad termina un día, entonces ¿Dios terminará también?




Los elementos del castigo son eternos

2Te. 1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder. Si el concepto del castigo de Dios en el infierno es largo pero limitado, entonces ¿Por qué usar la palabra “eterna” y no usar en su lugar “larga”? Isa. 33:14 “llamas eternas” Isa. 66:24 “Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.” O sea, el concepto bíblico del castigo eterno es que hay un lugar donde están sufriendo, y sus torturas nunca jamás terminarán. Si el humo, fuego, y gusano que les atormenta son eternos, el castigo es eterno.




Download “doct14-cox-aniquilacion-v1_1.pdf” doct14-cox-aniquilacion-v1_1.pdf – Downloaded 6 times – 254 KB

Más Folletos sobre Doctrina

¿Quién es David Cox?

Doct14 La Aniquilacion v1
Doct14 La Aniquilacion v1
doct14-cox-aniquilacion-v1.pdf
Version: 1
101.2 KiB
454 Downloads
Detalles