cp70 Dios es Soberano aun sobre las Epidemias

cp70 Dios es Soberano aun sobre las Epidemias

cp70 Dios es Soberano aun sobre las Epidemias es una análisis de cómo Dios permite epidemias para sus fines y propósitos.

cp70 Dios es Soberano aun sobre las Epidemias es una análisis de cómo Dios permite epidemias para sus fines y propósitos.

Dios es Soberano aun sobre las Epidemias También

Por David Cox

[cp70] v1 ©2020 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Jeremías 16:17 Porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos.

Dios está observándonos. Él pesa nuestros corazones y nuestros pasos. Tenemos que contestar a Dios por nuestras vidas.

China ha tomado una posición que el partido comunista es todo el dios que el pueblo necesita. Ni deben tener ninguna religión ni creer en Dios, solamente ve el partido para sus necesidades y dirección en la vida. Adore y alabe al partido comunista. China está haciendo persecución a los hijos de Dios, matando a muchos. Nadie dice nada. Nadie hace nada. Pero ya vemos Dios está obrando para castigar a los malvados.

Dios decide las Situaciones de la Vida

Isaías 45:7 que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.  

Job 34:29 Si él diere reposo, ¿quién inquietará? Si escondiere el rostro, ¿quién lo mirará? Esto sobre una nación, y lo mismo sobre un hombre; Job 2:10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

O sea, Dios crea y usa adversidad para sus fines en tratar con la humanidad, tanto con naciones que con individuos. Nada es afuera de su control.

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Dios juzga al Pecado

Mateo 24:38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Salmos 29:10 Jehová preside en el diluvio, Y se sienta Jehová como rey para siempre.

El punto que Jesús estaba haciendo es que el mundo piensa en sí mismo, en sus asuntos, y dejan a Dios afuera de sus pensamientos. No adoran a Dios. Ni obedecen a Dios ni le hacen caso a Él. Uno ve como nuestra sociedad impone y exige el aborto. Todas las cirugías elegidas son canceladas arrita, ¡excepto los abortos!

Génesis 13:13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera. Dios castigó a estas ciudades por su gran pecado.

Esto es el trabajo de Dios para con los hombres, de tratarles sobre sus pecados. ¡Cómo demandan protección y el promover la corrupción moral!

Ezequiel 16:49 He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. 50 Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.

Igualmente, en Sodoma y Gomorra, la soberbia es de pensar que están muy buenos sin religión, sin Dios.

Jeremías 18:7 En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir. 8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles, 9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar y para plantar. 10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle.

Buscamos adentro, si hemos pecado

Oseas 7:2 Y no consideran en su corazón que tengo en memoria toda su maldad; ahora les rodearán sus obras; delante de mí están. 10 Y la soberbia de Israel testificará contra él en su cara; y no se volvieron a Jehová su Dios, ni lo buscaron con todo esto.

Dios regañó a Israel por el profeta Oseas por su pecado. El asunto es que vivieron normalmente en sus pecados sin arrepentirse delante de Dios. Dios se enojó y llegó a un punto en que Dios castigó a Israel.

Entonces, el enfoque en todo tiempo de castigo de Dios es de “buscar a Dios.” Temprano siempre. Prevenimos los castigos por vivir siempre buscando y adorando a nuestro Dios y Creador. Porque aparte de crearnos, Dios nos pone en estas situaciones de castigo en la vida.

Pero somos la posesión de Dios.

Isaías 43:1 Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Somos la posesión, para lo que Dios quiere hacer con nosotros. Dios nos cuidará.

Isaías 38:16 Oh Señor, por todas estas cosas los hombres vivirán, y en todas ellas está la vida de mi espíritu; pues tú me restablecerás, y harás que viva. 17 He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados.

Dios perdonando nuestros pecados es lo que nos sana. El pecado causa castigo por la mano de Dios, y arrepentimiento, perdón, y misericordia de Dios nos salva de nuestros castigos.

¿Qué debemos hacer?

Jonás 3:4 Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. 5 Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. 6 Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. 7 E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; 8 sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase «cada uno»  de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos.

Hay un fuerte vínculo entre nuestros pecados y nuestros problemas, nuestro castigo. Esto es muy importante de siempre recordar. (1) Como en el tiempo del diluvio y Sodoma, hay casos muy abominables delante de Dios y Dios no puede esperar más para castigar (2) sin que haya pecado muy, muy abominables, el pecado del diario también va a marcharnos hacia castigo. Al momento o para la eternidad, los que se salvan del castigo por el pecado son los que hacen caso a la Palabra de Dios para cambiar sus vidas.

Salmos 107:20 Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina. La Palabra de Dios es lo que nos sana, espiritualmente y físicamente.

Confesar nuestros pecados

1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Cuando estamos tratando de castigo divino por nuestros pecados, el remedio es que confesamos estos pecados y nos arrepentimos de ellos.

No Tener Temor

Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Tenemos que “vivir la presencia de Dios” diariamente.

Es cuando enfocamos en su presencia con nosotros, que tenemos protección y provisión.

Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

De llevar siempre la presencia de Dios con nosotros, en nuestro corazón es lo que nos da fuerza y valentía para pasar todo sin caer, desanimar, o la depresión.

Confiar en Nuestro Médico

Jeremías 33:6 He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. 17:14 Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza.

Nuestro enfoque y remedio de todo problema e índole es nuestro Dios. Debemos usar esta crisis de la enfermedad de acercarnos más a Dios. Recuerda, Dios ve tus abandonos de Dios para seguir otros “amantes” del mundo, cosas, falsos dioses, y tu voluntad como tu propio dios. Dios habla de esto como infidelidad hacia a Dios.

Jeremías 30:12 Porque así ha dicho Jehová: Incurable es tu quebrantamiento, y dolorosa tu llaga. 13 No hay quien juzgue tu causa para sanarte; no hay para ti medicamentos eficaces.  14 Todos tus enamorados te olvidaron; no te buscan; porque como hiere un enemigo te herí, con azote de adversario cruel, a causa de la magnitud de tu maldad y de la multitud de tus pecados. 15 ¿Por qué gritas a causa de tu quebrantamiento? Incurable es tu dolor, porque por la grandeza de tu iniquidad y por tus muchos pecados te he hecho esto.

Remedios no funcionarán. El juicio de enfermedad viene por nuestros pecados.

Jeremías 30:17 Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda.

La promesa de sanarse viene de Dios. Pero mucho tiene que ver con nuestra fe, y con la condición de nuestros corazones con el pecado, y si hay arrepentimiento en nuestras vidas siempre.

Mateo 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Dios nos da consolación y descanso siempre cuando venimos a Dios para ser espiritualmente como es Dios, manso y humilde.

Orar para los Enfermos

Santiago 5:14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

La conexión entre pecado y enfermedad física es muy fuerte en la Biblia. La oración puede mucho si lo haces en fe. Especialmente si hay gente espiritual en la iglesia que oran por el enfermo. (Ve Hechos 28:8)

Filipenses 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

No debemos llevar una vida de estrés y preocupación sobre las cosas pasando. Como hijo de Dios, dejamos todo en las manos de Dios.

Salmos 34:19 Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Salmos 56:3 En el día que temo, Yo en ti confío.

cp70 Dios es Soberano aun sobre las Epidemias

Download “cp70-cox-dios-es-soberano-sobre-las-epidemias-tambien-v1.pdf”

cp70-cox-dios-es-soberano-sobre-las-epidemias-tambien-v1.pdf – Downloaded 19 times – 228 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?