Pent15 ¿Salvo de las Enfermedades? Isaías 53

TEMAS
¿Qué enseña Isaias 53?
¿Siempre sanaba Dios en el N.T.? No.
¿No morimos por una enfermedad?
¿Son siempre sanos ellos? No.

¿Es ser sano incluido en la salvación?

Por David Cox

[pent15] v1 ©2009 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados Isa. 53:4-5

Hay grupos que enseñan que nuestra salvación incluye la promesa de Dios de sanarnos de toda enfermedad. Usan Isaías 53:4-5 a decir que Jesús llevó nuestras enfermedades y dolores en la cruz, entonces todo cristiano debe ser sano y sin enfermedad siempre. La única situación (según ellos) cuando un cristiano es enfermo es cuando no toma provecho de las promesas de Dios y no tiene fe. Lo ven cada enfermedad como desobediencia.





Dios puede sanar, y a veces en unos casos quiere sanar. Todavía Dios puede hacer milagros hoy en día1, pero no para hacer un show para la gloria de un predicador. Lo que estamos aclarando aquí es la creencia de que a fuerzas Dios tiene que sanar en todos casos cuando un cristiano en fe lo pide de hacerlo. Recordamos que Dios nos presenta la importunidad de la viuda Lucas 18:1-8, y la importunidad del vecino en Lucas 11:8, que si pedimos con deseo, seriamente y hartamente, es muy posible que Dios nos concede nuestros deseos. El punto aquí gira alrededor de la voluntad de Dios, y una obligación de parte de Dios de siempre sanar si seguimos un formulario o “el principio de fe”. La diferencia se ve en nuestra actitud. Los Pentecostales y Movimiento de Palabra de Fe (Confesión Positiva) se tratan el asunto como Dios no fuera persona sino solamente una fuerza impersonal (como la gravedad o la electricidad) que responde a principios, y siempre sale lo mismo cuando uno domina los principios envueltos. Al fondo de este concepto es de robar Dios de su personalidad y carácter, y es exactamente la presentación de la brujería, manejar principios impersonales.



¿Qué enseña Isaías 53?

Claramente este pasaje habla de Jesús muriendo en la cruz para nuestros pecados. Nuestra redención es en vista. Ahora la palabra “enfermedades” primeramente no significa enfermedades médicas solamente, sino también debilidad, calamidad, y ansiedad, hasta el punto de desmayarse (y esto en general es el concepto de una enfermedad en el Antiguo Testamento). Es normalmente usado en unos contextos relacionados con lo que consideremos que es una enfermedad y luto. O sea, su idea o concepto no es siempre de quitarnos la actual enfermedad (o muerte de alguien cercano) sino de quitarnos el pesar de la enfermedad (o luto) que sentimos (su efecto espiritual y emocional sobre nosotros). La Biblia enfoca2 tanto en el estrés, las emociones, y las consecuencias espirituales de una enfermedad más que la enfermedad médica (como pensamos que un médico lo tratará). Estas consecuencias “segundarias” normalmente vienen con la enfermedad (nadie es feliz cuando es enfermo), y Dios nos libra de ellos aunque seguimos con la situación médica o no.

Ejemplos son Jueces 16:7, 17, Sansón llegó a ser débil como cualquier otro hombre, y en este contexto es sin la idea de enfermedad. En Isa. 57:10, es debilidad como resultado de un viaje largo. De ser “enfermo” es una condición de resultado de una herida (Prov. 23:35), de batalla (2Rey. 8:29), de una caída (2Rey. 1:2), y es usado a veces de algo donde sigue la muerte después (Jacobo – Gén. 48:1; Eze. 2Rey. 20:1). Es usado con el concepto de una enfermedad que uno consigue o que es un defecto de nacimiento como los pies de Asa en 1Rey. 15:23. En Mal. 1:8, 13, es usado con animales que no son adecuados para el sacrificio. En Isa. 53:10 hablando todavía del Mesías, “sujetándole a padecimiento.” En hebreo (hofal), el pasivo es expresado, entonces Jesús sufrió por la mano de otros. En el caso de Jesús, no es aceptable que Dios le hizo “enfermo”, pero débil por lo que padeció. Puede ser de angustia mental o de una herida de resultado de batalla. En Isa. 53:3-4 la enfermedad puede ser física, emocional, o espiritual. La idea mejor es una de calamidad, que sea por una enfermedad física o por una situación estresante espiritual. “Dolores” [mak’ob] es angustia o aflicción, luto, dolor, o pensar. Aunque en raras veces implica dolor, casi siempre tiene la idea de angustia mental. El sanar no siempre es físicamente, pero puede ser del pesar de la enfermedad.

Entonces lo que llevó Jesús sobre la cruz era algo tanto espiritual y emocional que físico. En Isa. 53:5 Jesús nos “curó” de estas enfermedades. Esta palabra “curados” [rapha’] significa de reparar por enmendar o hacer completamente de nuevo. La idea es de restaurar a un estado deseable que previamente lo tuvo. Esto es lo que pasa cuando una persona se enferma y luego se recupera. No es que es sanado de aun cosas que padecía antes, sino que regresó a lo que es normalidad para esta persona. Todo esto va tirando a lo espiritual, restauración a comunión espiritual con Dios, y las bendiciones que esto implica. La muerte de Jesús restauró a nuestra relación como era antes entre Dios y Adán en el huerto antes que Adán pecó. El sanar es tanto espiritual que físico.
¿Siempre sanaba Dios en el N.T.? No.

En 1 Timoteo 5:23 Pablo dio aviso a Timoteo de usar un poco de vino para su enfermedad (para desinfectar el agua). Según unos hoy en día debería haber dicho de tener más fe y no usar nada de medicina ni médicos. En 2 Timoteo 4:20, Pablo dejó a Trófimo enfermo. ¿Por qué? Porque los milagros de sanidad habían acabado para los ministros del N.T. En ningún caso en el Nuevo Testamento vemos un servicio de sanidad. Que vemos es lo que dijo Santiago, Santiago 5:14-15 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Nuestra respuesta a la enfermedad es oración de los santos hombres de Dios (especialmente los líderes de la iglesia), y no tener un servicio de sanar. O sea, en la oración, la voluntad de Dios3 es lo que nos da poder o no. Pablo mismo sufrió enfermedades (2 Cor 12:7-10), y pidió a Dios de quitárselas, y luego aceptó que no era en la voluntad de Dios que él mismo se sanara. Pablo vio a sus enfermedades y padecimientos4 como una corona de gloria5 delante de Dios. Pablo explicó en 2 Cor. 1:4 por qué es la voluntad de Dios que sufrimos, “para que podamos también consolar a los que están en cualquier tribulación”. En estas enfermedades y sufrimientos, nosotros, como buenos cristianos, no podamos vencerlos (ni nadie puede). Pero allí es donde la belleza del asunto brilla. No podamos aguantar todo esto, pero cuando uno se entrega todo esto a Dios, cuando reconoce que él es débil6 y dependiente en Dios, entonces si puede todo. Dios le da para aguantar todo, no para quitar toda enfermedad.



¿No morimos por una enfermedad?

La idea de que toda enfermedad es pecado, y Dios no usa enfermedades para sus propósitos es simplemente en contra de la Biblia. Lev. 14:34 habla de cuando Dios envía la plaga, y Job sufrió enfermedad porque así quiso Dios, y la causa no era por falta de fe en Job, ni la cura tuvo que ver con la fe de Job personalmente. Enfermedad tiene más de ver con algo que Dios está haciendo en tu vida que tu falta de fe. Todos vamos a morir un día, y Dios usa enfermedades para lograr esto. Es adentro del poder y derecho de Dios de decidir cuándo y cómo cada uno muere. La Biblia presenta el cuadro de que el cristiano puede ser sanado por Dios si es la voluntad de Dios, y a veces Dios lo quiere y lo hace, pero más importante es que Dios quiere que su hijo dependa en el Padre, y que le acerque para pedirle ayuda (igualmente que los hermanos en su iglesia entran a orar por estos asuntos Gálatas 6:2 “sobrellevad los unos las cargas de los otros”). Esto significa que es el plan y voluntad de Dios que estamos obrando por (1) buscar la voluntad de Dios para entenderla y perseguirla, (2) que aceptamos la voluntad de Dios aunque no es exactamente lo que queremos, (3) que buscamos el bien de nosotros mismos y nuestros hermanos adentro de nuestra relación con Dios. Aun en este plan el buen cristiano puede ser enfermo, morir de la enfermedad, o ser sano, todo adentro de la voluntad de Dios.
¿Son siempre sanos ellos? No.



Lucas 4:23 Médico, cúrate a ti mismo.

Pero ¿Qué tal los líderes del movimiento de sanidades? ¿Siempre puede sanarse a ellos mismos? Es importante aquí de fijar que ellos mismos son sus propios ejemplos de cristianos de fe que logran lo que quieren (sin respecto a la voluntad de Dios). ¿Siempre se sanan a sí mismos? Charles y Francés Hunter son sanadores en este movimiento y usan anteojos. Francés tuvo conjuntivitis tuvo que ir a un doctor, y lo vio en la sala de espera unos de sus propios libros “Como sana a los Enfermos”. Dice ella que le dio bastante coraje, pero entró con el doctor por todos modos. En otra ocasión tuvo que viajar en una silla de ruedas por sus enfermedades. Pat Robertson tiene cáncer de la próstata y usa anteojos. Jan Crouch tiene cáncer y va al hospital como cualquier otro. Betty Price tuvo cáncer y recibió quimioterapia. Pero su esposo Fred predica, “Yo no permito enfermedad en mi casa.” Pero con el cáncer no pudo sanar nada. Kenneth Hagin tuvo anteojos y varios infartos, y luego murió de esto. Igualmente su hermano tuvo cáncer y su esposa los dos sufrían, pero Hagin no pudo sanar a ellos. Meyer tuvo cáncer de los senos, se operó y luego tuvo surgía plástica después. Rod Parsley tiene problemas de espalda, y admita que no puede sanar a sí mismo y está en constante tratamiento médico. Hechos 14:22 Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.
¡El camino no es libre de problemas! Dios usa la enfermedad para modelarnos en su imagen, y también para sacarnos cuando es tiempo. Entonces la enfermedad no es algo de falta de fe o pecado, pero es una herramienta de Dios.



Download “Pente15 Cox De ser Salvo de Enfermedades”

pent15-cox-salvo_de_enfermedades-v1.pdf – Downloaded 240 times – 168 KB

Más Folletos desde la Categoría

Pent15 ¿Salvo de las Enfermedades?
Pent15 ¿Salvo de las Enfermedades?
pent15-cox-salvo_de_enfermedades v1.pdf
Version: 1
163.8 KiB
529 Downloads
Detalles