Cp097 La Vista Cristiana hacia las Posesiones Terrenales y Celestiales

Cp097 La Vista Cristiana hacia las Posesiones Terrenales y Celestiales examina las diferentes vistas del cristiano hacia posesiones en la tierra (que no es tesoro realmente) y sus premios esperándole en el cielo.

Cp097 La Vista Cristiana hacia las Posesiones Terrenales y Celestiales examina las diferentes vistas del cristiano hacia posesiones en la tierra (que no es tesoro realmente) y sus premios esperándole en el cielo.

La Vista Cristiana hacia las Posesiones Terrenales y Celestiales

Por David R. Cox

[cp97] v1 ©2024 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Job 1:21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Dios nos ubica a la verdad de nuestra existencia por medio de las Escrituras. El problema es que muchos, aun cristianos, no se fijan, no creen en lo que dice Dios, y no toman de todo corazón Sus verdades para cambiar sus vidas. Pero Dios nos advierte de la realidad que rige nuestras vidas. Si creemos esta realidad para afectar en cómo vivimos, nuestras vidas van a cambiar mucho.

Dios da todo lo que un ser humano tiene y todo lo que puede acumular en su vida en la tierra, y Dios va a quitar todo ello de cada persona cuando muera. Toda persona entra a la eternidad sin nada de sus posesiones terrenales. Todos debemos meditar en este hecho futuro y debe causarnos de vivir en una relación ligera con este mundo, y vivir buscando altamente las cosas del cielo. Lo más importante no es cuantas posesiones acumulas, sino que cómo te preparas para lo que pasa después de la muerte. Esto es primero, si vas al infierno o al cielo, y segundo, cuantos premios tienes esperándote en el cielo.



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


El dios de las Riquezas

Proverbios 27:24 Porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones? (No) 23:4 No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. 5 ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas, Como alas de águila, y volarán al cielo.

Lucas 12:15 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. (Salmos 62:10… Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.)

O sea, hay muchos quienes hacen que lo económico sea su dios. ¿Cómo es esto? Toda su vida gira alrededor de como las decisiones económicas le afectan. Su mente es rígidamente gobernada por la cuestión económica en todo aspecto, diciendo “¿Cuánto de esto gano o que me cuesta económicamente?Es su primer pensamiento, su último, y ningún otro pensamiento es tomado en consideración seria. Sus recursos, sus esfuerzos, sus prioridades, sus preocupaciones siempre son decididas por cómo le afectan en lo económico. Hacen las riquezas su dios en competición con el verdadero Dios de la Biblia. Jesús nos avisó… Mateo 6:19 No os hagáis tesoros en la tierra20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. 24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. (Mateo 4:10 debemos servir solamente a Jehová Dios.) Adicionalmente en este capítulo, dijo tres veces “no os afanéis.” (Mateo 6:25, 31, 34). No debemos afanarnos por lo económico. Muchos creen que ellos pueden poner las riquezas en tal posición de “adorarlas,” y que son su tesoro, y que también pueden ser cristianos a la misma vez. No es cierto dice Dios. Escoje uno o el otro. 1 Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. (Esta persona no es salva. No tiene la relación salvadora con Dios. Al que amas y es más importante ese es tu dios.) Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Los avaros, No Tienen Contentamiento

Isaías 55:2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia*? (*saciar – H7654 soba, suficiente o en abundancia, lo que llena a alguien, lo que le hace satisfecho) Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

1 Timoteo 6:7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 17 A los ricos de este siglo,  manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna. (Mateo 19:24 ​Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

Entonces, realmente, ¿Quién querría ser rico? Los sin una vista a lo eterno.) Nuestra situación, según como Dios nos avisa, es que vivimos en este mundo, pero al final, salimos del mundo sin poder tomar algo del mundo con nosotros. Vamos a dejar atrás aun nuestros cuerpos físicos. La importancia de este hecho debe causar a cada persona de formar sus prioridades de tal manera que la persona ponga prioridad e importancia en lo espiritual, lo celestial, y en vivir ahora para agradar a Dios que pronto enfrentará. De poner tu esperanza para el bien en las riquezas inciertas es de ser necio. (La mera palabra “necio” es algo sin valor eterno, y una persona necia no se prepara para la eternidad.) Proverbios 11:28 El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos reverdecerán como ramas. La idea es de invertir sus riquezas terrenales en cosas espirituales mientras estás en la tierra, “que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos” (1 Timoteo 6:18) para que recibieran premios en el cielo después de morir. También debes tener gratitud en tu corazón por ello y darle a Dios las gracias siempre.

La Muerte Cambiará Todo

Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.

La Biblia plantea firmemente la idea de que nuestro tiempo en la tierra es limitado, y después de la muerte, cuando nuestros cuerpos dejen de funcionar,  la persona va a seguir viviendo en otro lugar. La salvación o el ser inconverso decidirá este lugar. Lucas 16 tiene una enseñanza muy importante para ubicarnos. Empieza el capítulo con los versículos 1 hasta 13 de la parábola del mayordomo sabio. Jesús enseñó que el mayordomo fue sabio y bueno porque mientras estaba activo en su mayordomía, tomó partes grandes de sus actividades y las usó para negociaramistad” y que después que la situación cambiaría, él podría sacar provecho de estos tratos durante su mayordomía para su bien al final. Es de estar activo en una mayordomía y prepararse para cuando se sale de ella, cuando no tendrá más oportunidades. Pero ¿Adónde va Jesús en sus enseñanzas desde allí? Lucas 16:10 El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. (se juzga el mayordomo por su fidelidad en todo, especialmente “en lo muy poco”) 11 Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? 12 Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? 13 Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Pero, con esta conclusión sabemos a su enseñanza total. No parecen tan importante las cosas de nuestras vidas, pero para Dios, sí son importantes. Revelan donde está nuestro corazón, adorando a Dios o a las riquezas transitorias de este mundo. Es mentira que podemos ser salvos y, a la vez, adorar y servir a las riquezas como lo más importante para nosotros. Se ve si somos buenos mayordomos por nuestra fidelidad en cosas menores.

Pero, No soy Avaro

Hebreos 13:5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; (Nuestra “posesión” principal es que tenemos al Salvador, y Él es suficiente, no necesitamos más posesiones.)

Lucas 16:14 Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él. 15 Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; más Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.

Rara es la vez que un avaro admite lo que es realmente. Los avaros siempre hacen excusas, y se defienden que su afán por las riquezas es de poca cosa o que es necesario. Pero Dios ve la avaricia como una abominación. Cómo vives la vida demuestra la verdad. Cuando las cosas de Dios no te importan tanto, o mejor dicho, cuando tú pierdes las cosas de Dios (por falta de ganas) y no te estorba, esto revela lo que hay en tu corazón.

Lucas 16:16 La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él (en el reino de Dios). 17 Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley.

Pero Dios está muy interesado que nada falte de cumplirse de Su Palabra, Sus predicciones, lo dicho de Sus principios, Sus metas, etc. Lo espiritual es Su prioridad. Lucas 12:20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Sigue en Lucas 16 la parábola del hombre rico y Lázaro (vv18-31). Lucas 16:22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces, ¿Cuál es la enseñanza? ¿Por qué estas dos enseñanzas están juntas? Lo obvio es que el hombre rico no usó su vida para prepararse para la eternidad, y muriendo, lamentó muchísimo su situación, pero perdió el poder de ”estar activo” como en una mayordomía y de cambiar las cosas para su beneficio. Sofonías 1:18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jeho Las riquezas terrenales no sirven en la eternidad.

El Trabajo que no es Provechoso

Eclesiastés 5:15 Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano. 16 Este también es un gran mal, que como vino, así haya de volver. ¿Y de qué le aprovechó trabajar en vano?

¿Te gustaría trabajar horas, semanas, y meses bien duros para que no te paguen nada? No. O sea, trabajas, pero por esta labor y trabajo duro ¿no te dan nada que puedes usar o sacar provecho de ello? Dios te avisa de la realidad que así es la vida. De todo lo que ganas en la vida, las posesiones físicas, incluso dinero, riquezas, pero ¡luego vas a perderlo todo en el momento de la muerte! Salmos 49:17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria. Dios nos declara esto para que no pongamos la vista en las riquezas mientras estamos vivos, sino que pongamos todo nuestro esfuerzo en lo espiritual, lo celestial, lo eterno. En sí, es otra forma de vivir en esta vida terrenal.

Lucas 12:20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.

En un instante, vas a perder todo lo que has trabajado en toda tu vida. De todo lo que has acumulado, no tendrás nada. Esto va a pasar con todos. Para los que han menospreciado lo económico, las riquezas, para hacer riquezas eternas en el cielo, ellos no van a perder todo. Van a retener lo que han invertido en lo celestial. Mateo 6:19 No os hagáis tesoros en la tierra… 20 sino haceos, tesoros en el cielo… 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Para cada persona que tiene dinero o posesiones de valor en esta tierra, hay un peligro de perder sus posesiones por robo o porque se devalúan por sí mismas. Pero para la persona que invierte su vida, sus energías, sus prioridades, etc. en lo celestial, Dios promete que nadie va a quitarle estos tesoros, ni tampoco van a disminuirse por sí mismas.

1 Timoteo 6:19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.

Pablo encomienda a las personas quienes tienen esta visión, porque en verdad, los únicos que tienen esta visión son los verdaderos salvos. Lo espiritual, lo celestial, las cosas de Dios son sus tesoros y ocupan el total de los esfuerzos de su vida. (Pablo vio a los cristianos en Tesalónica como su tesoro 1 Tesalonicenses 2:19 “¿Cuál es nuestra… corona? ¿No lo sois vosotros…?”). Pero es un problema muy grave cuando el cristiano no entiende la importancia de lo celestial, y se distrae con las riquezas transitorias del mundo presente.

Mateo 10:41 El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. 42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.

¡Dios no da ningún premio por hacer riquezas en esta tierra! Pero al contrario, aun cositas pequeñas sin consecuencia ante los ojos de los ignorantes de este principio, aun lo más “insignificante” ante los ojos de gente inconversa y carnal, aun de esto, no van a perder su premio en el cielo. Dios nos manda a siempre orar (1 Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar. Mateo 19:21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.), no para que consigamos las cosas de este mundo, como provisión, salud, y riquezas, sino para que nuestra cuenta celestial aumente abundantemente. Usamos esta vida y los recursos que podemos tener y usar para ganar tesoros en el cielo.

Saldremos del Mundo Desnudos, ¡Sin nada de este Mundo!

Salmos 49:17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.

Eclesiastés 5:15 Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano.

Debemos meditar mucho y por largo tiempo, siempre recordando la lección, que Dios, quitará todas las posesiones de uno en este mundo cuando uno muera, sea quien sea. Regresas a tener cero como cuando una persona nace. Pero si has sacado provecho en esta vida para la vida eterna, todo será diferente. tendrás cosas “en el cielo” esperándote.

Descargar

Download “cp97-cox-la-vista-cristiana-hacia-las-posesiones-v1.pdf” cp97-cox-la-vista-cristiana-hacia-las-posesiones-v1.pdf – Downloaded 27 times – 185.77 KB

Más Folletos de la Categoría de Consejos Pastorales

Cp097 La Vista Cristiana hacia las Posesiones Terrenales y Celestiales

Ver el Sermón