cp04 Cantinero: Para cristianos que venden alcohol

En este folleto, examinamos porque cristianos, aparte de no tomar alcohol ellos mismos, no ofrecer alcohol a otros, especialmente vender alcohol.

Cantinero: Para cristianos que venden alcohol
Por David Cox
[CP04] v1 ©2006 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

¡Ay del que da de beber a su prójimo! — Habacuc 2:15

A veces hay cristianos que tienen tiendas o restaurantes que hacen la pregunta, “¿Es incorrecto de vender alcohol en mi negocio? Mis clientes me lo piden, y realmente no soy responsable si otra persona peca con algo que vendo.




El pecado envuelto con el Alcohol

En la Biblia tomaron vino. Pero según las costumbres de las personas en estos días, estas bebidas fueran de muy baja contenido de oalcohol. En el siglo 1500 descubrieron el proceso de destilación de alcohol, pero entonces antes de 1500 el contenido de alcohol era como entre 5% hasta 6%, unos eran menos. Además de esto, la costumbre era que mezclaron sus vinos en un porcentaje de 3 partes agua a una parte de vino (lo más fuerte) hasta 20 partes de agua a una parte de vino (lo menos fuerte) reduciendo el contenido alcohólico todavía más.

Claro que hubo borrachos en aquel día, y la Biblia condena esto en los dos Testamentos. También hubo la costumbre de mezclar el vino puro con especies y perfumes para todavía tener más fuerza para embriagar. ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos? Para los que se detienen mucho en el vino, Para los que van buscando la mistura. No mires al vino cuando rojea, Cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; Mas al fin como serpiente morderá, Y como áspid dará dolor. Proverbios 23:29-32. El punto es que el vino que producían y servían en aquel tiempo era vino de muy bajo contenido de alcohol. Su costumbre era de tomarlo con alimento, que médicamente detiene su efecto para que la persona no llegue al estado de ebrio muy fácil. Aun que sí tomaban vino, era difícil normalmente de emborracharse o consumir suficiente para estar bajo sus efectos sin tratar de hacerlo con voluntad (sentarse para emborracharse como habla este versículo).

Efesios 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu. Dios claramente prohíbe el embriagarse o ser intoxicado con alcohol (que es un veneno para el cuerpo humano). “Disolución” viene de la palabra salvación con un articulo de negación delante de ello, y entonces significa “no salvo”, algo que no pertenece a una persona salva.

Y manifiestas son las obras de la carne, que son:… borracheras… y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os le he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:19-21.

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis;… ni los borrachos… heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos (de ustedes); mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados… yo no me dejaré dominar de ninguna.
1 Cor. 6:9-12

¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!Y en sus banquetes hay… vino, y no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos. 22 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; Isaías 5:11-12

Entonces el intoxicarse con alcohol es un pecado que demuestra la falta de entendimiento sobre la salvación (la persona no es salva). Pablo dijo en 1 Cor. 6:11 que los Corintios eran así, pero ahora no lo son porque en aceptar al Señor como su Salvador, pusieron estas cosas a un lado para seguir a Cristo.

Debemos entender muy claro que actualmente con el alcohol tan fuerte como es fabricado, de tomar un solo trago es equivalente a  emborracharse. O sea, de tomar alcohol hoy en día (sin diluirlo uno en 4 de agua o uno en 20 de agua) es simplemente el pecado de emborracharse que condena la Biblia. El que vende alcohol bien sabe que las personas que te lo compran, lo compran para pecar entonces, y tú llegas a ser parte de su pecado por vendérselo. 1 Timoteo 5:22… ni participes en pecados ajenos.

1° Tesalonicenses 5:22 Absteneos de toda especie de mal.

Efesios 5:11 Y no participéis en las  obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.

Ahora, si vendes el alcohol para que las personas se emborrachan, ¿eres participante en su pecado proveyendo la droga que usan ellos?, o ¿estás reprendiéndoles? Es obvio que eres participante de su pecado. Los narcotraficantes participan igualmente o más que los usarios. ¿No? Apocalipsis 18:4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas. Aquí Dios manda a los creyentes de separarse de los pecados del mundo, que no sean participantes de sus pecados para que no reciban la misma condenación de Dios sobre ellos (las plagas) que Dios manda para castigarles.




Causando que otros tropiecen

Lucas 17:1-2 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos. ((La palabra aquí no significa necesariamente “niños” sino pequeño, alguien menor que ti. Implica que si causas alguien que no es a tu nivel en la vida espiritual, o sea inconverso o inmaduro en la fe.))

Romanos 14:13  Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

1° Corintios 8:9 Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles. 13 Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.

Que las personas van a pecar, sí sin duda. ¡Pero que maldición eterna para las personas que causan estos tropiezos a la gente!




Maldiciones sobre intoxicar a otros

Habacuc 2:15 ¡Ay del que da de beber a su prójimo! ¡Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez!16Te has llenado de deshonra más que de honra; bebe tú también, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria.

Dios condena a los que dan alcohol a otros para sacar provecho de ellos. Aquí habla de intoxicar a otros para ver su desnudez, pero el asunto no se limita solamente a esto, sino a cualquier cosa donde uno saca provecho de su prójimo. En Génesis 19:32-35 las hijas de Lot usaron el vino para hacer incesto con él. El rey David en 2 Samuel 11:13 igualmente trató de encubrir su pecado por emborrachar a Urías. Compare con 2 Samuel 13:26-28; Apoc. 17:2.

Apocalipsis 18:3 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.

Dios presenta a Satanás aquí como cantinero sirviendo el vino para intoxicar a todo el mundo para sacar provecho de ellos. Sus ministros en este plan diabólico son los cantineros que administran el veneno con que se embriagan. Aunque probablemente aquí no habla realmente de vino actual, sino de pecados de todo tipo, pero la imagen que nos presenta Dios se queda grabada para nosotros de cantineros que son los siervos de Satanás, que causan la maldición de Dios sobre toda la tierra. Si eres un verdadero cristiano, y buscas de librarte de los pecados ajenos de otras personas (de no tener nada de ver con ellos), y también de entrar bajo la condenación de Dios sobre sus pecados, debe estar muy claro que no puedes vender alcohol a nadie.




El Testimonio del Cristiano

Además el cristiano tiene un testimonio que debe ser que es apartado, separado del pecado. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón, con el tal ni aun comáis… Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros 1 Cor. 5:11-13

Dios nos manda de separarnos de toda persona que quiere identificarse como cristiano pero anda jugando con el pecado. Ni debemos tener trato con él, menos compañerismo. Romanos 13:14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne. Filipenses 4:5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.




Avaricia es el fondo de todo esto

¿Por qué es tan difícil que las tiendas y restaurantes dejen de vender alcohol? Simplemente es por que esto es lo que les rinde mucha ganancia. El fondo de esto es la avaricia que los fabricantes de alcohol saben muy bien que siempre será alguien avaro que va a vender sus productos ni modo el daño que causen. Igualmente es extremadamente difícil que uno que empieza a ganarse el “dinero fácil”, que lo deje nada más. Pero la avaricia es igual un pecado que no se nombra entre los cristianos, porque ningún avaro entrará al cielo (Ef. 5:5; 1 Cor 5:10-11; 6:10).

Porque habrá hombres… avaros… que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 2 Tim 3:2-5.

Mirad y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15

El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Mateo 13:22

El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. Hay un mal doloroso que he visto debajo del sol: las riquezas guardadas por sus dueños para su mal; las cuales se pierden en malas ocupaciones, y a los hijos que engendraron, nada les queda en la mano. Ecl. 5:10-14

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Por que los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 1 Tim. 6:6-10

Sí, va a costarte mucho de dejar tu asociación con el alcohol, pero Dios te pagará en el cielo.




Download “cp04-cox-cantinero-v1-min.pdf”

cp04-cox-cantinero-v1-min.pdf – Downloaded 19 times – 131 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?

2 thoughts on “cp04 Cantinero: Para cristianos que venden alcohol

  1. Gloria a Dios me han llegado directo al corazón con este tema. En el lugar donde trabajo nos regalan a fin de año un obsequio de comida y bebidas alcohólicas. Obviamente la comida la dejó para mi familia pero estaba indeciso entre vender el alcohol o desecharlo, gracias a Dios me trajo a esta página y decidió desechar el ese alcohol y así no contribuir a los vicios de los demás. Dios los bendiga grandemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.