cp20 Hombres Orando ¿Porqué Deben Orar?

Este folleto fue dado a una reunión para orar de los hombres de la Iglesia Bautista Fundamental (DF Mexico), en que exhortamos a los varones de Dios de orar.

Hombres Orando
¿Porqué Deben Orar?
Por David Cox
[CP20] v1r ©2009  www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

_________________

El Secreto de la Oración

Mateo 22:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Mientras los hombres buscan programas y excelente administración para lograr la obra de Dios, Dios busca a hombres humildes y entregados a Dios, que se ve por sus vidas limpias y dedicadas a Dios en la oración. El mandamiento principal es de amar a Dios con todo tu corazón. La falta de cumplir este principal mandamiento de Dios causa a los hombres de ser impotentes delante del trono de Dios. No es una ocupación de medio tiempo, sino demanda y exige que cambiemos nuestras vidas para agradar a Dios. Mucha gente no quiere la oración porque no quieren pagar el precio necesario para orar y que sean oídos por Dios, y este precio es un precio personal y muy caro. Es de entregar sus deseos y hábitos, de dejar de pecar, y luego de empezar a andar atrás de Dios con mucho amor. Nos cuesta, y nos cuesta caro, pero pocos son los hombres que quieren pagar este precio.

Salmo 119:2 Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan; 10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos.

El poder con Dios viene solamente por que El ve tu dedicación y devoción intensa en buscarle. La falta de buscar a Dios con todo el corazón es lo que mantiene a la persona alejada de Dios. Tenemos tiempo para muchas distracciones como pasatiempos, diversiones, entretenimiento, y muchas tonterías en la vida, pero parece que nunca tenemos tiempo de apartarnos de todo esto y quietamente y con calma hablar con Dios. No podemos ordenar nuestras prioridades y tiempo para buscar a Dios como algo importante, que toma más prioridad que lo demás mundano en nuestras vidas. Aun los pocos que pueden decir sin vergüenza que sí buscan a Dios, no pueden decir “con todo el corazón”. ¡Que triste! ¿Cuándo vamos a entender que nuestra incapacidad, nuestros problemas, nuestra baja calidad de vida, todo viene a enfocar en como andamos con Dios? No nos acercamos a El. No le buscamos. Si le buscamos, dejamos de hacerlo cuando se habla de sacrificio personal.




El Privilegio de Ser Hombre

Gen 3:16 A la mujer dijo:… tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Hay un gran privilegio en ser hombre. En la familia la mujer y los hijos están obligados por Dios a ser sujetos a nosotros. Pero el problema con este privilegio es (1) no podemos renunciar a él aun si quisiéramos, y (2) hay responsabilidades ligadas y vinculadas con el de ser un líder. ¿Cómo vamos a saber lo que es correcto? ¿Cómo vamos a proveer para nuestras familias? ¿Cómo podemos lograr lo imposible? La respuesta es por la oración. El secreto de ser un buen líder no es en cómo manipular y controlar a otros, sino en cómo controlar, restringirse, o motivarse a uno mismo.La Biblia difiere mucho con todos los modelos modernos de liderazgo en que el líder bíblico es una persona quien anda delante de todos, mostrándoles el camino de Dios, en como hacerlo correctamente. Es por el sacrificio personal del líder que le hace valeroso para los demás. Vale la pena en seguir alguien solamente cuando sabemos sin duda que va donde tú quieres ir. Tantos líderes hoy en día mandan a otros a ir y a hacer lo que ellos mismos jamás harían.

Por ejemplo, Jesús vino a la tierra en forma de un humilde ser humano. No tuvo riquezas, no tuvo lujos, no vivió en una forma que gozaba de lo más alto y rico de la vida. Simplemente vivió humildemente. Lo milagroso de esto es que Jesús es Dios, y merece gloria y honor, pero prefirió mostrarnos el camino con su propia vida, su propio ejemplo. Dios le hizo mucho caso cuando oraba por que él entregó “las mejores cosas.” Por lo que era y lo que demostraba en su vida diaria, siempre tuvo cercana comunión con el Padre, y siempre tuvo sus peticiones contestadas.

Ef. 5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
1° Juan 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo

Debemos seguir el buen ejemplo de Jesucristo, y también nosotros siendo buenos ejemplos para otros. No hay excusa por no ser maduro y ejemplar en nuestras vidas. Todo esto empieza con una relación dedicada y una vida entregada a Dios.




La Oración exige el Todo del Hombre

Hebreos 5:7 Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.

La oración eficaz nos exige una entrega de todo nuestro cuerpo, vida, y voluntad. Sin sacrificar todo, Dios no nos va a escuchar. Parece que lo último de sacrificar es nuestra voluntad. Cuando oramos a Dios, tenemos que ofrecer a Dios que “NO NOS CONTESTA nuestra petición” si no es SU VOLUNTAD como Jesús lo hizo en el huerto.

Lucas 22:40-44 Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad que no entréis en tentación. Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.

Hasta en esto Jesús nos mostró el camino. Jesús no gozaba con el pensamiento de que iba a sufrir tortura y morir. El supo lo que iba a pasar y el dolor envuelto en ello, y no buscaba el dolor y sufrimiento como un maniático, pero ofreció a Dios su petición siempre con la entrega de su alma, que todas sus peticiones eran sujetas a la voluntad del Padre, a lo que el Padre quiso.

Cuando aprendemos como empujar el “yo” afuera de nuestros pensamientos, y sacrificar todo en nuestras vidas para Dios, entonces tendremos poder para con Dios en la oración.




El Hombre debe Orar

Gen 3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Adán fue regañado por su parte por caer en el pecado. Su error fue de no tomar el liderazgo que le pertenecía sobre su esposa y su familia. Lo malo entró en el mundo por que Adán no vigilaba su vida espiritualmente como Dios le mandó de hacer.

Gen 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

El huerto era su hogar y su trabajo, y su deber delante de Dios era dos cosas, de trabajarlo, y de guardarlo. Por que no hubo otros seres humanos, los únicos peligros que se presentaban a Adán eran demonios y animales que sin pensar podían hacer daño al huerto o a ellos. Satanás vino en la forma de un animal, hablando como un demonio.

Su problema va más allá que dejar a su mujer controlar el matrimonio (1Tim 2:12-14 Adán no fue engañado”), sino que Adán entendió lo malo que iban a hacer, y lo hizo de todos modos. A Adán le faltó fuerza espiritual de tomar el control de su vida y la vida de su familia espiritualmente y hacer lo debido, lo correcto.

Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Dios nos manda y nos guía a ser valientes y no desmayar en nuestros esfuerzos de obedecer a Dios y guiar a nuestras familias, iglesias, y la obra de Dios que El pone en nuestras manos de hacer. Pero hay hombres quienes no quieren.

Toda la fuerza y poder vienen porque el hombre se humilla, se inca delante de Dios y ora.

Salmo 63:1 Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,

Podemos cumplir con nuestros deberes espirituales en esta vida, en nuestras familias, en nuestra iglesia, y en la obra de Dios que hacemos personalmente para El solamente cuando encontramos esta sed espiritual para comunicar y tener comunión diariamente con Dios.

Santiago 4:8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

El chiste de acercarse a Dios es de limpiarse espiritualmente, y purificar el doble ánimo en nosotros. Esto es de tener dos amos o dos señores en tu corazón, los dos toman autoridad sobre tu vida. Tenemos que ser dedicados y entregados solamente a nuestro Dios.




Hay Obligaciones Comunales

Romanos 15:30 Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,

1Tesalonicenses 5:25 Hermanos, orad por nosotros.

También parte del problema con nuestra impotencia y fracaso delante del trono de Dios es la falta de importancia y prioridad en relación con nuestro deber hacia otros. Dios nos ha puesto para servirle a El en alcanzar y ayudar a los demás. Cuando aprendemos a dejar nuestras propias vidas a un lado, y oramos constantemente y con fervor por los demás en el espíritu de intercesión como Jesús nos demostró, entonces tendremos poder con Dios.

Hombres, ¡tenemos que orar!




Download “cp20-cox-porque-orar-hombres-v1-min.pdf” cp20-cox-porque-orar-hombres-v1-min.pdf – Downloaded 890 times – 108 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?

3 thoughts on “cp20 Hombres Orando ¿Porqué Deben Orar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.