salv49 El Fruto del Espíritu Santo: sobrevista

salv49 El Fruto del Espíritu Santo: sobrevista sobre el fruto del Espíritu Santo. "amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza"

salv49 El Fruto del Espíritu Santo: sobrevista sobre el fruto del Espíritu Santo. “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza”

David Cox

[salv49] v1 ©2018 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Cuando vemos este versículo, es comprimido con muchos conceptos que son difíciles de entender a la primera vista. Pero anotamos que son cualidades que debemos tener si tenemos el Espíritu Santo morando adentro de nosotros. Si Jesucristo fuera viviendo en la tierra hoy en día, será de vivir como Él es en su carácter. Tenemos que entender que la salvación no va a entrar a una persona sin que esta persona la persiga, y que la quiere a cualquier precio que le cuesta. Es algo sumamente importante, y nadie puede ser salvo, y vivir como un pagano y también tener la esperanza que Dios le salva ni modo como se porta. La salvación obra de inmediato cambiando la vida a la imagen de Cristo.

Es “del Espíritu Santo” y Cristo

Es muy importante de fijar que este fruto no es lo que nosotros producimos. Es imposible que adentro de nosotros mismos podemos generar esto. El fruto es una obra de Jesucristo viviendo en tu corazón. Cuando entiendes la salvación, y amas al Salvador, vas a imitar a Dios. Allí es donde el Espíritu Santo entra en tu vida y por tu salvación, generas un constante flujo de lo espiritual, el fruto del Espíritu. Juan 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Como un ramo de un árbol no puede llevar fruto cortado o separado del trono, igualmente, cristianos no pueden llevar fruto separados de Jesús. Es por nuestra comunión DIARIA que tenemos la vida de Jesús fluyendo por nosotros, saliendo como fruto. ¿Cada cuando tienes comunión con Jesús, nada más tu y él? (Es por meditar sobre la palabra de Dios después de haber leído, y entonces a orar, y luego escuchar a Dios, a lo que te quiere decir.)



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


Tu Fruto proviene de lo que eres

Mateo 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

No hay nada tan frustrante como un inconverso tratando de autoproducir lo espiritual en sí mismo cuando no es ni salvo ni espiritual. El inconverso quiere ser incluido entre los redimidos, y esto es su meta, aparecer. El cristiano ama a Jesús, por lo cual, trata de manifestar su amor por imitar a Jesús.

Hay un fruto con nueve manifestaciones

Nota que no son nueve frutos, y mientras que tengas una, estás bien. Es un solo fruto (ser como Jesucristo) que tiene diferentes aspectos. El fruto tiene nueve características aquí, y todos deben estar presentes en nosotros si Cristo vive en nosotros y nosotros permaneceremos en Él.

Han hecho la observación que hay tres grupos de tres: (1) Nuestra relación con Dios, amor, gozo, y paz. (2) Nuestra relación con otros, paciencia, benignidad, bondad. (3) Nuestra relación adentro de nosotros mismos, fidelidad, mansedumbre, y templanza.

Amor no es una emoción incontrolable como muchos quieren proponer. Amor es una decisión de la voluntad en que la persona decide de sacrificar de su propia vida, tiempo, esfuerzo, recursos, etc. para causar la vida de otra persona de beneficiar.  El amor es la calidad de la esencia de Dios (“Dios es amor”) que da vida a los demás. La templanza cierre los nueve, y sin control sobre la vida y carne de uno mismo, nada de estas calidades van a aparecer. El ejemplo del amor de Dios es lo que empieza todo, pero no es sin nuestro esfuerzo de trabajar con el Espíritu Santo para controlar nuestra carne que va a lograr algo.

De manifestar el fruto, ser como Jesús

Si es complicado de entender cómo puede ser un fruto, pero en nueve manifestaciones, entonces simplemente piensa que de tener el fruto del Espíritu Santo es de tener el carácter moral de Jesucristo. 1 Juan 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Ve cómo el fruto es en Jesús, y él nos lo da.
Juan 13:34…
Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros
Juan 15:11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.
Juan 14:27
La paz os dejo, mi paz os doyJuan 15:11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. “La paciencia de Cristo” 2 Tesalonicenses 3:5. Efesios 2:7… para mostrar… las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Jesús es “fiel y verdaderoApocalipsis 19:11. Su humildad Filipenses 2:8. Y Jesús se controló a sí mismo para lograr la voluntad de Dios Hebreos 12:2.

Fruta es el resultado de un Proceso

Fíjate que fruta no aparece en el árbol de día a la noche. Es un resultado de un proceso del bienestar del árbol donde por un buen tiempo viviendo con lo que nutre el árbol, el árbol produce fruto. O sea, por una buena cantidad de agua, mucho sol, buen abono en los raíces del árbol, etc. Cuando el árbol está en buen estado de salud por un buen tiempo, el árbol naturalmente producirá su fruto.

Las primeras tres calidades (amor, gozo, y paz) se representan un cambio en nuestras emociones. Las segundas tres calidades (paciencia, benignidad, y bondad) se representan un cambio en nuestras acciones hacia a otros. Las últimas tres calidades (fidelidad, mansedumbre, y templanza) se representan un cambio en nuestro carácter interno, de nuestra alma, nuestra voluntad.

El amor de Dios. Cuando conocemos el amor de Dios, esto por sí, va a producir un cambio espiritual en nuestras vidas, y esto es el mismo amor. 1 Juan 4:8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor 1 Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Conociendo el evangelio, que Dios nos amó, y envió a Jesús para salvarnos, entonces el amor brota en nuestros corazones. Si uno es salvo, TIENE que replicar el amor que Dios nos dio hacia a otras personas. Las diferentes calidades son como dominós, cuando uno es salvo, estos empiezan a arrancarse en la vida con tiempo (mientras que la persona permanece en Cristo, o sea alimenta su vida espiritual con la Palabra y oración).

Gozo. No es posible que una persona sea salvo y no se goza por ello. Si entiende lo que es la salvación y qué tan importante es para él o ella, esto va a producir cambios espirituales adentro de la persona. 1 Juan 1:3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. 4 ​Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. De nuevo vemos que la comunión con Dios (permanecer) produce el fruto del Espíritu.

Paz. Si entendiendo que uno es salvo de la condenación y castigo de sus pecados produce gozo en su corazón, no debemos faltar la tranquilidad y calma que esto, no estar en conflicto para con Dios, también debe producir en nosotros. Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Además de tener paz con Dios sobre nuestros pecados, tenemos calma y quietud sobre lo que pasa en nuestras vidas y en el mundo.

La paciencia o la longanimidad. La palabra makrothumia viene de dos palabras, muy lejos, y enojo. Significa de poner muy lejos tu enojo o coraje en relación a otros. Tenemos un estado de mente tranquila, calmada, o no reaccionando cuando hay provocación, irritación, o antagonismo en contra de uno mismo. Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.  Se base en la soberanearía de Dios, que todo está trabajando para la voluntad de Dios.

Benignidad. Esta calidad y bondad son muy parecidas. Fluyendo del concepto de amor, tenemos causar bien en las vidas de otras personas. Nos portamos con otros en tal forma que es bueno para ellos, o sea, es lo que Dios desea en sus vidas.

Bondad. Este concepto es más bien generosidad hacia a otros. Benignidad es un deseo espiritual que otros viven disfrutando lo que sabemos es la buena voluntad de Dios, y bondad es la forma en que compartimos o realizamos este deseo. Muchas veces gente trata de ayudar a otros, pero la forma es defectuosa, porque es con condenarles o jactarse sobre ellos. Benignidad templa hechos de bondad para que los que reciben esto no sienten mal en ninguna forma.

Fe o Fidelidad. Aunque la palabra es fe, cuando está usada como aquí, habla de una calidad, y es mejor traducido “fidelidad”, o demostrando fe. El concepto de fe es de creer algo, entonces la realidad de esta creencia causa la vida de conformarse a la creencia. O sea, no es fe si no hay obras reflejando la fe. La idea de fe es confianza o fidelidad. Podamos confiar en Dios porque él es confiable. Usado para calidad espiritual, significa alguien que honesto, y tiene integridad. Cumple siempre con lo que dice o promete, cumplido en sus responsabilidades y compromisos. Tito 2:10 no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador. Esta calidad es de ser cumplido en todo. La razón por esto es porque (1) todo que hacemos está bajo la revisión de Dios, (2) queremos ser como Jesucristo.

Mansedumbre. Mansedumbre o gentileza es la calidad de ser considerado de otros, especialmente sus sentimientos en todo lo que haces. De ser miedoso no es del Espíritu Santo (2 Timoteo 1:7) sino de rehusar de usar fuerza o ser rudo con otros porque sabe que todo lo que hacemos Dios está viéndonos. Habla de humildad y cortesía en el trato de otros. Mateo 5:5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.  Los salvos tienen la bendición del cielo y las promesas de Dios. De ser manso es la forma de actuar para un hijo de Dios.

Templanza. La idea aquí es de control de sí mismo. Es de restringir las emociones, boca, acciones, etc. de uno mismo, para que cada cosa que hagamos es solamente después de consideración a la voluntad de Dios para ver si es de acuerdo con ella, y es en la forma que es de acuerdo con ella. 1 Corintios 9:24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25 ​Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

El cristiano que tiene constante comunión con Dios tiene la bendición de controlarse. Cualquier cosa que te urge de desenfrenarse es del diablo.

El Fruto del Espíritu Santo: sobrevista

Descargar

Download “salv49-cox-sobrevista-fruto-del-espiritu-santo-v1.pdf” salv49-cox-sobrevista-fruto-del-espiritu-santo-v1.pdf – Downloaded 396 times – 192.12 KB

Más folletos de la Categoría de Salvación y Básicos