eva10 ¿Buscando la Solución a tus Problemas?

En ¿Buscando la Solución a tus Problemas? Examinamos cómo Jesús y la Salvación en Él resuelva los problemas de tu vida. Temas: 1 Reconcer que eres pecador. | 2 Al morir, no hay más oportunidad | 3 Arrepentirte de tus pecados. | 4 Creer en Jesucristo y recibirle como Salvador | 5 Creer que Jesús murió en tu lugar. | Jesús es puramente Dios, es el mero Todopoderoso | La Salvación no es por obras, sino por medio de la fe | Jesús es el único Salvador | 6 Confesar a Jesús como tu Salvador.

¿Buscando la Solución a tus Problemas?

Por David Cox

versión 2.3 ©2013
[eva10] www.folletosytratados.com/eva10

En ¿Buscando la Solución a tus Problemas? Examinamos cómo Jesús y la Salvación en Él resuelva los problemas de tu vida. Temas: 1 Reconcer que eres pecador. | 2 Al morir, no hay más oportunidad | 3 Arrepentirte de tus pecados. | 4 Creer en Jesucristo y recibirle como Salvador | 5 Creer que Jesús murió en tu lugar. | Jesús es puramente Dios, es el mero Todopoderoso | La Salvación no es por obras, sino por medio de la fe | Jesús es el único Salvador | 6 Confesar a Jesús como tu Salvador.

¿Parece que la vida nunca resulta bien? ¿Parece que tus problemas se multiplican, pero nunca se resuelven?

Tal vez el problema es que no entiendes aun la raíz de tus problemas. En lugar de buscar amor, riquezas, prestigio y otras cosas que mejoren tu vida, es mejor que busques a Dios, y veas lo qué te dice acerca de tus problemas.

Dios nos ha dado esta vida presente mostrándonos lo que pasa después de la muerte. La Biblia hace referencia a la eternidad, habla del cielo y del infierno como destino real al  que todos iremos, cada uno según su merecimiento.

La Biblia informa del pecado, como algo que a Dios le ofende. Pecado es simplemente todo acto que va contra la voluntad de Dios. El primer paso para solucionar problemas es entender que realmente caminamos como criminales delante de Dios. Siendo rebelión, Dios nos castiga, por tal razón los problemas nos invaden. Son castigos de Dios que nos llegan como producto de nuestros pecados.

1er paso: Reconocer que eres pecador.

Eclesiastés 7:20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.
1ª Juan 1:8  Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos 10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él (a Dios) mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Es decir, al darte cuenta que eres rebelde a Dios, y que estás en pecado, entenderás porque vienen los problemas a tu vida. Es por tus propios pecados. La persona que toma alcohol o drogas verá destruirse su vida familiar, se extingue su capacidad para trabajar y sostenerse, causa adición y se queda  sin recursos, lo que origina el robo, la trampa y la mentira (pecados que tienen consecuencias peores). La consecuencia del pecado es la muerte en el infierno. Es la ira de Dios[1].

2° Paso: Al morir, no hay más oportunidad.

Hebreos 9:27 está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

Dios cierra toda posibilidad de salvación después de la muerte. Una vez muertos, inmediatamente nos manda al juicio. No existe tal medio de un purgatorio, no hay una segunda oportunidad ni reencarnación. No hay un regreso a la tierra para escoger caminos mejores. Cuando Lázaro y el hombre rico murieron, despertaron en el siguiente momento cada uno en su propio juicio, sufriendo uno condena en el infierno y el otro en el paraíso (Lucas 16:19-31).

Nadie tiene palancas o medios para manipular a Dios.

Hech 10:34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas. Es decir, Para Dios no hay preferencia de personas.

Se va al infierno con solamente un pecado.

Santiago 2:10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

Se piensa que la salvación es una balanza. Los pecados en un plato y las buenas obras en otro. Lo que más pesa es lo que decide. Dios dice que, como en la ley civil, una sola infracción causará que camines a la cárcel. No es necesario tener un pecado más.

Las buenas obras no quitan el pecado.

Gálatas. 3:11 por la ley ninguno se justifica para con Dios.

Las buenas obras no libran a uno de la cárcel, y tampoco justifican tus pecados ante Dios. En un juzgado, todo lo bueno que hayas hecho en la vida no sirve para nada.

3er Paso:  Arrepentirte de tus pecados.

Lucas 13:5 si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

El arrepentimiento es un cambio completo en la dirección de tu vida. Si vas a una ciudad, pero manejas en dirección opuesta, tienes que pararte totalmente y dar la vuelta. Un poco de cambio no  servirá de nada. Dios solamente responde[2] a personas que estén verdaderamente apenadas y contritas por su pecado.

4° Paso: Creer en Jesucristo y recibirle como Salvador.

1ª Juan 5:11 Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

¿Cómo puedo ser salvo?

Solo hay un criterio para ser salvo, si “tienes” a Jesucristo.   Tener una relación personal con Cristo es similar a una relación matrimonial, o a la relación paterno filial, es decir, padre – hijo.

Juan 17:3 ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero…
Juan 6:47  El que cree en mí, tiene vida eterna.

Si no confías solamente en Jesucristo, no puedes ser salvo. Juan 1:12 a todos los que le recibieron… les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; Salvación es recibir a Jesucristo como tu Salvador personal. La salvación no es algo que “tal vez” tengas. Es una relación en la que tú, en plena conciencia de lo que haces, aceptas a Jesús como tu “Cristo” o Salvador. Si te preguntan si eres casado, para contestar sí, tienes que haber tenido una boda religiosa o civil, si no, entonces no eres casado. Si hiciste el compromiso, entonces lo recordarás.

Igualmente, nadie es salvo sin haber tenido la experiencia formal de pedir a Jesucristo que sea su Salvador.

No creer es lo mismo que estar condenado al infierno.

Juan 3:18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Dios condena gente al infierno porque no han creído en Jesús (no tienen confianza en Él para ser salvos). El hecho de rehusar recibir a Jesús (darle la espalda a sus pecados y buscar su propia forma de conducirse como lo más deseado en su vida) es no tener la salvación, no ser salvo, y morir en condenación para ir eternamente al infierno.

5° Paso: Creer que Jesús murió en tu lugar.

Tenemos un problema. Dios lo ve todo, Él ve que somos pecadores. Por eso vamos al infierno. Pero aunque Dios lo ve todo, como Padre amado, no pudo ver a su Hijo Jesús morir en la Cruz como un vulgar ladrón.
Marcos 15:34Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado? El único punto en la historia del universo donde Dios, como Juez no quiso ver algo, fue en la cruz del Calvario. Porque Jesús, el Hijo de Dios, siendo inocente murió como pecador. Se hizo pecado[3] llevando las faltas y errores del mundo sobre Él[4], Dios el Padre no pudo verlo más y obstruyó su vista. Cuando recibimos a Jesús, Él guarda nuestros pecados (la evidencia a los ojos de Dios) en la cruz, donde Dios el Padre no los ve.

Colosenses 2:14 y cancelada la cédula del decreto firmado contra nosotros, que nos era contrario, la quitó de en medio, enclavándola en la cruz. (Versión Torres Amat),

Si recibimos a Jesús como nuestro Salvador personal, Él nos salvará al borrar o cancelar “la cédula” o evidencia legal que está en contra nuestra. Es por su sangre derramada en la cruz que somos salvos. Cree esto… y serás salvo. Pero, ¿Quién es este Jesús?

Jesús es puramente Dios, es el mero Todopoderoso.

Mateo 16:15 Él les dijo:… ¿quién decís que soy yo?
Mateo 1:23 una virgen… dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Si Jesús hubiera sido solo un buen hombre, su vida pudiera ser considerada solamente como la vida de otro buen ser humano. Pero la Biblia habla del mero Dios Jehová, que descendió a vivir entre los humanos y luego morir para darnos la salvación. Su sacrificio sustituyó al nuestro. La muerte de Cristo fue el sacrificio perfecto (sin pecado Heb 4:15), y Dios, se encarnó para identificarse con su creación, el hombre. Luego, entonces, su muerte vale por nosotros.

La salvación no es por obras, sino por medio de la fe.

Tito 3:5 (Dios) nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia

Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Dios condiciona Su salvación a que no agreguemos nada a ella. Es decir, si crees en Jesús más tus propias buenas obras[5], Jesús se retirará del trato. Es como el amor, si un esposo trae dos amantes a casa a vivir con él y su esposa, ésta negará tal situación, porque el amor debe ser único. No aceptamos pluralidad de amantes ¿Verdad? Igual Dios.

Éxodo 34:14… pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es. Dios usa dos conceptos para explicarnos como recibimos Su salvación, misericordia (no recibir un castigo merecido) y la gracia (recibir un regalo no merecido). Nuestras buenas obras NO cuentan nada para Dios. No nos sirven para entrar en el cielo.

Jesús es el único Salvador.

1 Timoteo 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Jesús es el único Salvador o mediador que podemos buscar para ser salvos. La virgen María, los santos, Buda, etcétera, quedan excluidos. Si añades a otra persona, además de  Jesús, o, en lugar de Jesús, simplemente no eres salvo.

Solamente en Jesús podrás ser salvo. Los Testigos de Jehová buscan la salvación en Jehová, pero este no es el nombre que Dios nos dio, por el cual debamos buscarle. Encima, Jesús es Jehová. Si añadimos algo, como nuestras buenas obras, u otros medios o mediadores, o cualquier otra cosa al único Salvador, entonces, no seremos salvos.Hechos 4:12 en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre (aparte de “Jesús”) bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

6° Paso Confesar a Jesús como tu Salvador.

Romanos 10:9 si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Mateo 10:32 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. 33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

La salvación no es por buenas obras, es solo una declaración pública que demuestra tu fe en el Salvador. Por ejemplo, en una relación de noviazgo, el novio nunca quiere hacer público su compromiso con la joven, desde luego eso es incorrecto. Así mismo, Dios ve si nosotros no queremos hacemos pública nuestra relación con Jesús (confesándole delante de otros por medio del bautizo y por nuestra asistencia a una iglesia), resultado, Dios no tomará nuestras palabras como sinceras.

Ora en tu corazón en este instante y pide a Jesucristo que sea tu Salvador. Confiesa que eres un pecador, y dile que te sientes pena de que tu pecado le causara la muerte en la cruz, abandónalos y pídele que salve tu alma. Luego, nunca sientas vergüenza de Jesús. Por el contrario, confiésale.

Si aceptas a Jesús como tu Salvador personal, tenemos un Powtoon para ti. PowToon: ¿Acabas de Aceptar a Jesus?…
http://www.discipulobiblico.com/anuncios/bienvenido-a-la-familia-de-fe/

[1]               Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte (espiritual).
Ezequiel 18:4, 20 el alma que pecare, ésa morirá.

[2]                              Hechos 17:30 Dios manda a todos… que se arrepientan;
Salmos 34:18 Dios salva a los contritos de espíritu.
Jer. 26:3 Quizá oigan, y se vuelvan cada uno de su mal camino, y me arrepentiré yo del mal que pienso hacerles por la maldad de sus obras

[3]               2° Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

[4]               1° Pedro 2:24 Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero… (Jesús pagó el precio)

[5]               Isaías 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia…

Download “eva10-cox-problemasv2.3-clean-min.pdf” eva10-cox-problemasv2.3-clean-min.pdf – Downloaded 10 times – 167 KB

Más Folletos sobre el Evangelismo

¿Quién es David Cox?

 

Eva10-buscando soluciones a tus Problemas
Eva10-buscando soluciones a tus Problemas
eva10-cox-problemasv2.3-clean-min.pdf
Version: 2.3
167.1 KiB
167 Downloads
Detalles