cp92 Evitando la Soberbia

cp92 Evitando la Soberbia explica por qué rechazamos la soberbia. Dios está en contra del soberbio, y en favor a los humildes.

cp92 Evitando la Soberbia explica por qué rechazamos la soberbia. Dios está en contra del soberbio, y en favor a los humildes.

Evitando la Soberbia

Por David Cox

[cp92] v1 ©2024 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Salmo 56:2 Todo el día mis enemigos me pisotean; Porque muchos son los que pelean contra mí con soberbia.

Hay gente tan enana (tan poca cosa) que para sentirse que son algo, necesitan pisotear a otros, mostrando como que ellos son “mejores” que otros, o los mejores de todos. Esto no es noticia. El mundo está lleno de ellos. Pero lo que no sigue lógicamente es cuando un arrogante pretende de ser un hijo de Dios, salvo. Los cristianos no son arrogantes. Nadie entra en la salvación sin admitir que es pecador, y además que entiende que no puede salvarse a sí mismo. Es solamente por humillarse ante Dios que uno puede ser salvo. Pero si uno piensa que puede salvarse a sí mismo, y esto es muy malo, peor todavía es cuando un arrogante llega a ser pastor, y luego se jacta en su ministerio que tan grande y maravilloso es él, como si el pastor estuviera salvando a la gente y no Cristo. Piensa que Dios es su siervo, y como que Dios existe nada más para darle a este arrogante, gloria, fama, y poder.

La diferencia entre la “soberbia” y la “arrogancia:” la soberbia es el sentir dentro de uno que piensa que en una forma es mejor que otros, y la arrogancia es de exaltarse a sí mismo sobre los demás.



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


¿Qué significa “Soberbia”?

Números 15:30 Mas la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo.

La soberbia en una persona corta a la persona de ser parte del cuerpo de Cristo, de ser redimido. Los soberbios no son personas salvas. Si realmente la persona es salva, su fe en Cristo, en la Palabra de Dios, en la obra del Espíritu Santo en su corazón va siempre a luchar en contra de la soberbia para que sea humilde. Si esto no está en lucha, Dios el Padre va a mandar tribulación y sufrimiento para que Su hijo verdadero aprenda la humillación, y para quitar la arrogancia de él. Proverbios 21:24 Escarnecedor es el nombre del soberbio y presuntuoso Que obra en la insolencia de su presunción. Un soberbio es una persona presuntuosa, siempre alabándose a sí mismo. Es una persona que se mofa y se burla de otros como si fueran algo menor que él. La soberbiaes un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás, sobrevaloración del “yo” respecto a otros, es un sentimiento de superioridad que lleva a presumir de las cualidades o de las ideas propias y menospreciar las ajenas.“(https://www.significados.com/soberbia/)

El narcisismo es otro nombre para la soberbia. Es una persona que piensa solamente en gloria y fama para sí mismo, también en riquezas y lujos para sí mismo, y solamente tiene asuntos con otras personas para usarles para subir y ser más grande.

2 Timoteo 3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,

Impetuoso es que no tiene precaución con sus palabras y acciones en como impactan a otros. Buscan un “show” o espectáculo, entretenimiento en lugar de declarar la Palabra de Dios como Jesús lo hizo. (“infatuado” es decir hinchado, vanidoso, presumido, no modesto, no humilde, es alguien altamente en amor consigo mismo, que es una obsesión o adicción con empujar su propia fama y gloria).

La Soberbia es por Donde entró el Pecado

Isaías 14:11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. 12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

Satanás es el principio de todo pecado. Su primer pecado fue la soberbia, el orgullo y la arrogancia. Pensó más en sí mismo que en lo que era dado a él. Se exaltó a sí mismo sobre los demás. Si la soberbia es el principio de todo pecado, ¿Cómo piensas que está bien para un cristiano, o peor, para un pastor, para una iglesia, o para un ministerio? ¿Exaltas a Dios o te exaltas a ti mismo? Si eres un humilde siervo de Dios, no hablarías de ti mismo ni de lo tuyo como mejor que los demás. Sea que tú eres mejor que los demás o no, demostrarás humildad si eres salvo y en contra del Diablo. No vas a imitarle. Los pastores que no son humildes son pastores representando al Diablo, no a Jesucristo.

En Génesis 3:1-5, Satanás tentó o causo que Eva pecara usando el concepto de que ella supiera mejor lo que es de valor que Dios.

¿Cuáles son los Resultados de la Soberbia?

Proverbios 16:18 Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu. 19 Mejor es humillar el espíritu con los humildes Que repartir despojos con los soberbios. 20 El entendido en la palabra hallará el bien, Y el que confía en Jehová es bienaventurado.

La soberbia es un estado espiritual que está en el camino a la ruina del alma. De poner este asunto claro, la soberbia es una actitud del espíritu. Dios es humilde aunque es grande, y Satanás es arrogante aunque no es nada. Los dos son opuestos el uno al otro.

Jeremías 49:16 Tu arrogancia te engañó, y la soberbia de tu corazón. Tú que habitas en cavernas de peñas, que tienes la altura del monte, aunque alces como águila tu nido, de allí te haré descender, dice Jehová.

La soberbia es un engaño de uno mismo. Es de pensar más del valor de ti mismo que debes. Es como muchos que piensan que son más atléticos que en realidad lo son, y en hacer ejercicio, les duele después. Esto es lo que viene de pensar más de tus esfuerzos que lo que es la realidad física. Pero espiritualmente, esta arrogancia te meterá en el infierno bajo la ira de Dios.

Proverbios 11:2 Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría.

En el fin del mundo cuando Dios juzgue, castigue, y premie a todos por sus hechos y carácter moral, Dios va a “deshonrar” (castigar) a los soberbios. Isaías 2:11 La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será exaltado en aquel día. Dios va a honrar a los humildes. De ser humilde es de admitir que Dios es más grande que uno. Dios, siendo lo máximo, no se exalta a sí mismo de tal forma que nos pesa espiritualmente. Debemos ser como Él es en nuestro carácter, pero Dios no nos esfuerza en el sentido que no haya otra opción. Actualmente, no hay otra opción, pero Dios no nos esfuerza, y Dios permite que vivamos jactanciosos si queremos ser así. Pero en la eternidad, los jactanciosos van a fijarse que escogieron mal, y los humildes van a fijarse que escogieron bien.

La incredulidad es una inclinación para vivir sin Dios, y la fe es una inclinación de vivir con Dios en la vida, con Su persona, con Su carácter, con Su obra, etcétera (John Piper). Juan 4:14 más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. Si lo mejor de esta vida de las cosas espirituales y terrenales gira alrededor de Cristo, si lo mejor en la eternidad es tener a Cristo, en ser cómo es el carácter moral de Dios, ¿Por qué no vives buscándolo con todo tu corazón si realmente crees esto? La fe es de creer a Dios en TODO. La cobardía es de no creer que Dios es poderoso para cumplir con lo que ha prometido. Pero la soberbia pertenece a una incredulidad en el valor espiritual de lo que Dios manda, lo que Dios promete. ¿Realmente conviene   ser humilde y dejar de promoverte a ti mismo como arrogante? La decisión es una decisión espiritual que tú haces.

El orgullo es una característica de uno que sabe o calcula las cosas pensando que sus ideas son mejores que las de Dios. Solamente alguien con el corazón perverso como Satanás, Lucifer, puede pensar así.

Jeremías 17:23 Pero ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, sino endurecieron su cerviz para no oír, ni recibir corrección.

El problema con la soberbia es que te hace sordo a la Palabra de Dios. Antes de oír con provecho a tu alma lo que Dios tiene que decirte, tienes que humillarte frente a Dios como inferior, algo menor que Dios grande y maravilloso. Si no haces esto, ni vas a oír bien ni vas a sacar provecho espiritual de lo que Dios dice. Todas las bendiciones espirituales de Dios vienen, desde el principio, de oír humildemente la Palabra de Dios.

Santiago 4:13 ¡Vamos ahora!, los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; 14 cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente, es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 15 En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. 16 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala.

La Sabiduría está con los Humildes

Proverbios 13:10 Ciertamente la soberbia concebirá contienda; Mas con los avisados está la sabiduría. Salmos 138:6 Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.

La sabiduría es el buen uso del conocimiento para el provecho o ventaja de uno. En la eternidad futura, serán de tu provecho unas cosas. La sabiduría es de, con cuidado, escoger correctamente estos puntos espirituales ahora en esta vida terrenal.

Proverbios 8:13 El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco. (Nehemías 9:16)

Si Dios aborrece la soberbia y arrogancia, ¿por qué piensas, o soberbio, que vas a Su casa (el cielo) cuando mueras? ¿No es el infierno el lugar para los que Dios aborrece?

El Soberbio será castigado

Proverbios 14:1 La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba. 2 El que camina en su rectitud teme a Jehová; Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia. 3 En la boca del necio está la vara de la soberbia; Mas los labios de los sabios los guardarán. Isaías 2:12 Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido; La “vara” se refiere al castigo que Dios va a dar a los soberbios. Ve Levítico 26:19; Isaías 10:12; 13:11; 16:6; 28:1, Jeremías 13:9, Malaquías 4:1, etc.

Salmos 19:13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. Salmos 40:4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira. Salmos 119:21 Reprendiste a los soberbios, los malditos, Que se desvían de tus mandamientos. Salmos 123:4 ​Hastiada está nuestra alma Del escarnio de los que están en holgura, Y del menosprecio de los soberbios. Salmos 140:8 No concedas, oh Jehová, al impío sus deseos; No saques adelante su pensamiento, para que no se ensoberbezca. Proverbios 15:25 Jehová asolará la casa de los soberbios; Pero afirmará la heredad de la viuda. Proverbios 6:16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos

¿Cuál es el Remedio? La Humildad

Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

La arrogancia de la persona mete a la persona en conflicto con Dios, y la humildad de la persona causa descanso espiritual.

¿Por qué uno se niega a sí mismo?

Mateo 16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. 25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. 26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Estos versículos son enigma para un inconverso. No puede razonarlos. Un inconverso no acepta para nada este punto de vista. Por esto no es salvo. Solamente alguien nacido de nuevo va a aceptar y practicar el concepto de negarse, humillarse a sí mismo en lugar de promoverse a sí mismo, y de disfrutar la gloria que puede obtener en esta vida por la jactancia. Nehemías 9:29 Les amonestaste a que se volviesen a tu ley; más ellos se llenaron de soberbia, y no oyeron tus mandamientos, sino que pecaron contra tus juicios, los cuales si el hombre hiciere, en ellos vivirá; se rebelaron, endurecieron su cerviz, y no escucharon. O sea, el sabio siempre va a buscar las cosas que le convienen en esta vida terrenal para la eternidad antes de los beneficios terrenales temporales.

Hebreos 11:24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, 25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, 26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros «de los egipcios;» porque «tenía puesta la mirada» en el galardón. 27 Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.

cp92 Evitando la Soberbia

Descarga

Download “cp92-cox-evitando-la-soberbia-v1.pdf” cp92-cox-evitando-la-soberbia-v1.pdf – Downloaded 95 times – 229.45 KB

Más Folletos de la Categoría de Consejos Pastorales