cp71 Acuérdate de tu Creador nos exhorta a siempre tener en cuenta a Dios, especialmente antes que llegamos al final de nuestras vidas.

cp71 Acuérdate de tu Creador

cp71 Acuérdate de tu Creador nos exhorta a siempre tener en cuenta a Dios, especialmente antes que llegamos al final de nuestras vidas.

cp71 Acuérdate de tu Creador nos exhorta a siempre tener en cuenta a Dios, especialmente antes que llegamos al final de nuestras vidas.


Acuérdate de tu Creador… antes que vengan los días malos

Por David Cox

[cp71] v1 ©2023 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Eclesiastés 12:1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

La Biblia nos exhorta de no dejar la vida, causarnos de vivir sin siempre recordar de nuestro Creador. La forma en que recordamos al Creador es de fijarte que nos creyó, y después que terminamos con esta vida, vamos a regresar a Dios, para lo que Dios decide que será nuestra destinación, el cielo o el infierno. Vamos a entrar en un juicio de parte de Dios sobre cómo hemos vivido a nuestras vidas.

Acordándonos de Nuestro Creador

Eclesiastés 12:1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento

La juventud es un tiempo de gustarse de la vida. Jóvenes raramente piensan en el final de sus vidas. Pero Dios nos exhorta que, desde la juventud, debemos vivir la vida con un ojo pelado a lo que quiere Dios.



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


Los Días Malos nos acercan

Toda la vida nos lleva hacia la muerte y nuestro destino eterno. No hay nada que puede cambiar estas cosas. Esto es porque ya el pecado ha hecho la situación cómo es. Todos pecan, y entonces el alma que pecare morirá. Ezequiel 18:20 El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él. Nadie es culpado frente a Dios por los pecados de otros. Cada persona llevará la condenación o los premios según que ha hecho esta persona en su propia vida.

Todos van a Morir

Porque todos han pecado, todos van a morir en su cuerpo físico. Esto es como la mayoría de las personas saldrán de este mundo. (Los demás saldrán cuando el Señor Jesús regresa en el arrebatamiento, y los llevará a los salvos en este momento. Romanos 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Todos van a pararse delante del Juicio de Dios

Eclesiastés 12:14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

Romanos 14:11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.

Eclesiastés 11:9 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.

1 Pedro 4:5 El punto sobresaliente es que un día vas a hacer cuentas con Dios por todo lo hecho en tu vida.

Si eres salvo por haber creído en el Salvador, Jesucristo, y su obra de morir en la cruz para ti, entonces tus cuentas con Dios serán blancas, limpias de acusaciones de pecado.

Isaías 1:18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. El juicio de Dios es cierto y viene rápidamente.

Romanos 9:28 porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud.

Gente sin Cristo va al Infierno por razón de sus pecados

Salmos 1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.

Salmos 9:17 Los malos serán trasladados al Seol, Todas las gentes que se olvidan de Dios.

Isaías 33:14 Los pecadores se asombraron en Sion, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?

En la parábola del hombre rico y Lázaro, el hombre rico (inconverso) despertó el segundo después de morir en tortura en el infierno. Es una realidad que Jesús entendió (Lucas 16). Hay una realidad que unos que no están bien con Dios va a experimentar. Mateo 25:46 E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna. (Mateo 25:41; Apocalipsis 20:15) Jesús enseñó como certeza que unos que pasan por su juicio terminarán en el infierno sufriendo para toda la eternidad.

Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Los Hijos de Dios van a vivir siempre con Dios

Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Hay unos “entendidos,” o más bien certezas y realidades, en lo que Jesús dijo aquí. Dios existe, y el cielo, o el hogar de Dios, existe también. Para los que pasan el juicio de Dios, siendo salvos por la sangre de Jesús, van a vivir con Jesús para toda la eternidad futura con Jesús. Nunca van a apartarse de la presencia de Jesús. Este lugar es de alto placer.

Aún Cristianos van a entregar Cuentas

Romanos 14:12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.

Pero a la verdad, Pablo habló esto a cristianos en la iglesia en Roma. Aun los cristianos van a entrar en un juicio por sus hechos. Para el cristiano, no hay ninguna condenación por sus pecados.

Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Pero es curioso como a la vez, Dios puede exigir que uno tiene fe en la sangre de Jesús para ser salvo, y a la vez, Dios va a juzgar cada persona por sus obras. No somos salvos por nuestras obras buenas. Somos salvos por nuestra fe en Jesús. Pero ni modo, la persona salva vive por su fe, y sus obras son evidencias de esta fe. Habacuc 2:4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; más el justo por su fe vivirá. La conclusión u observación de este principio de Dios es que lo que una persona cree, realmente en su corazón, va a salirse por sus obras. Dios sabe todo y nadie puede engañar a Dios con sus palabras. Dios llegará a la verdad del asunto.

Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Nadie puede esconderse nada de Dios.

Hebreos 4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Vivimos en la Luz del Juicio de Dios

Romanos 1:17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

La frase “por la fe vivirá” significa que el salvo va a querer que su fe en Jesucristo sea la guía de su vida. Su relación con Jesús va a ser el punto de hacer decisiones y formas en que vivir.

1 Tesalonicenses 4:1 Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más. Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; 3 ​pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; 6 «que ninguno» agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. 7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. 8 Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo.

Entonces, entendemos que Dios nos salvó con el destino de ser santos, limpios de pecado en nuestras vidas, y demostrando la justicia de Dios en nuestras acciones. Así “recordamos a Dios” para que le agraden nuestras vidas.

Eclesiastés 12:1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento.

Debemos aprender esto cuando estamos joven y vivir toda la vida que Dios nos da honrándole.

Acordándonos de nuestro Creador

El asunto principal en “recordarnos de nuestro Creador” es que Él nos hizo. Siendo sus criaturas, hay un deber de la parte de nosotros, de adorarle, obedecerle, y buscarle. Esto es lo que hacemos nosotros para agradarle. Solomon, que era bendecido por Dios, y respondió a Dios favorablemente en los ojos de Dios. Dios le dio una petición de su corazón por recordarle, pero también le bendijo Dios a él en muchas otras cosas.

1 Reyes 3:6 Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, porque él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo; y tú le has reservado esta tu gran misericordia, en que le diste hijo que se sentase en su trono, como sucede en este día. 7 Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. 8 Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste; un pueblo grande, que no se puede contar ni numerar por su multitud. 9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? 10 Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto. 11 Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio, 12 he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú.

Dios le dio todo lo bueno porque el rey se preocupó más de andar rectamente frente de Dios que usar lo que pudo para sus placeres personales. Dios le dio porque su corazón fue inclinado hacia a Dios sobre lo que el mundo pudo ofrecerle.

Conclusión

Efesios 5:16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Salmos 32:6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él. 7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás.

Salmos 73:26 Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

Eclesiastés 11:9 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.

cp71 Acuérdate de tu Creador

Descarga

Download “cp71-cox-acuerdate-tu-creador-en-los-dias-malos-v1.pdf” cp71-cox-acuerdate-tu-creador-en-los-dias-malos-v1.pdf – Downloaded 57 times – 128.71 KB

Más de esta Categoría