ort04 Neo-Evangelicos y Ecumenismo

Un folleto explicando la posición errónea de los neo-evangélicos.

Neo-Evangélicos y Ecumenismo
los cristianos sin Juicios
Por David Cox
[ort04] v1r ©2009 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Ve también Discernimiento (Juzgar) y el Cristiano

2Ts 2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

Para entender quiénes son los neo-evangélicos y cómo nos afectan, tenemos que entender algo de la historia de la iglesia en nuestros tiempos. Antes de 1900, hubo fuertes corrientes adentro de buenas iglesias en que creyeron en la inspiración de la Biblia. Pero otros rehusaron aceptar todo lo que dice la Biblia como la autoridad de Dios. En lugar de negar la autoridad de Dios directamente, usaron una maniobra de atacar la fidelidad de las Escrituras como no exactas, o sea, ellos proclamaron que “puede haber errores en una forma u otra en la Biblia.” Su ataque era porque no quisieron sujetarse a la autoridad de Dios, pero tomaron la táctica de poner duda sobre la fidelidad de la Biblia, o sea, impusieron la idea de que la Biblia no representa fielmente las meras palabras y voluntad de Dios.

En aquel tiempo hubo mucho argumento sobre la Biblia, y en fin, causaron toda la duda que pudieron para causar un ambiente que ellos quisieron para quitar la autoridad de Dios en contra de sus maniobras pecaminosas.

Judas 1:3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. 4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Todo esto causó un gran estorbo entre las iglesias (hasta la fecha sigue), y los fieles a Dios afirmaron y pelearon en contra de los que atacaron la autoridad de Dios. En aquellos tiempos, los fieles usaron el nombre de “Ortodoxos”, lo cual estos copiaron sin creerlo. Con el tiempo, las personas con la nueva doctrina y parecer fueron rechazados de nuevo. Los “fieles” quedaron fieles a Dios, pero ahora rechazando la etiqueta de “ortodoxos”. Los fieles se separaron totalmente de compañerismo y cooperación con estos incrédulos, y todo iba bien.

El Compromiso de Principios

Pero con el tiempo, los fieles se fijaron que no todo andaba bien. Mientras que los fieles cortaron el compañerismo con estos incrédulos de la Biblia, a unos de su grupo les gustó el compañerismo con todos, y profesaban ser fieles a Dios, pero cooperaban con estos grupos, denominaciones, iglesias, e individuos quienes profesaban no creer en las doctrinas fundamentales. Entonces entró en la mezcla del problema no nada más lo que cree uno particularmente, sino también, “¿Eres tan fuerte creyente que te separas del compañerismo y apoyo ministerial de los que creen diferente que esto?” Los que luchaban para mantenerse fieles a Dios, creyendo completamente en la Palabra de Dios en sus declaraciones, doctrinas, e integridad empezaron a hablar sobre “los fundamentos de la fe cristiana”. Estos fundamentos de la fe eran unas doctrinas esenciales. Entonces se quedaron tres grupos, los fundamentalistas, los modernistas (que no creyeron en las doctrinas esenciales de la Biblia), y los que quisieron ser aceptados por los dos lados como amigos, hermanos, y aprobados, para convivir con todos.

Los Fundamentos de la Fe

Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

La Biblia expone que hay creencias que son las cimientes de la fe salvadora. O sea, estas creencias se distinguen de las demás porque sobre ellas se edifica la salvación, de la cual, lo demás fluye en la vida cristiana. Son fundamentales para ser salvo, para la vida cristiana. Jesús regañó a los escribas y fariseos porque “dejáis lo más importante de la ley” para fastidiar al pueblo sobre cosas sin tanta importancia, “!que coláis el mosquito, y tragáis el camello!” (Mat. 23:23-24).

Claro que lo principal de los fundamentos era sobre la Biblia, que es inspirada por Dios, y su fidelidad se extiende a las meras palabras, es suficiente, es inerrante, y tiene autoridad de regir en nuestras vidas. La clave para estos neo-evangélicos es de afirmar la inspiración de la Biblia (para parecer bíblico y ser aceptado) mientras que dicen que su autoridad es parcial, y nada más ellos pueden discernir la parte que es inspirada de la parte que no tienen que obedecer. Claro que rechazan lo que les toca personalmente.

2Ti 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

Otra área de batalla es la persona y obra de Jesús, quien es totalmente y completamente Dios. La caída del hombre (todos) y su situación de estar en pecado y tener necesidad de la salvación era un punto de contención. La resurrección corporal de Jesús y su regreso inminente para juicio eran negados. El asunto de no nada más adscribirse a creer en los fundamentos, sino también de personalmente separarse de personas quienes no profesan a ellos llegó a ser el centro de todo.

Históricamente el Principio.

Mateo 7:24-27 habla sobre los fundamentos de la fe como algo de base sobre los cuales se edifica la casa, el término “fundamentalismo” no entró hasta 1920, cuando Harry Emerson Fosdick predicaba en una iglesia Presbiteriana doctrina en contra de la Biblia, y la denominación le exigió que se predicara “la infalibilidad de la Biblia, el nacimiento de Jesús por medio de una virgen, la propiciación por ser sustituto para nosotros en la cruz, su resurrección corporalmente, y sus milagros como la base de la fe.” Estos esenciales llegaron a ser reconocidos como “los fundamentales”. El fundamentalismo ha sido definido por John Ashbrook con tres elementos, (1) creencias militantes (que luchan por ellas porque son convicciones apreciadas), (2) la proclamación de estas creencias y convicciones, (3) la separación de los que no son fundamentalistas cuando es necesario. (Axioms of Separation p11).

Harold John Ockenga del Seminario de Fuller definió Nuevo Evangelismo con “mientras que afirmamos la vista teológica de fundamentalismo, repudiamos su eclesiología y teoría social. Exigimos la repudiación de la separación y exhortamos a participación social…” La participación social es con gente que no cree en los esenciales (fundamentos) de la Biblia. Ashbrook otra vez analiza esto: (1) Repudian la separación. (2) Es un llamamiento a involucrarse socialmente. (3) Se dedican a dialogo teológico, para hacer compromisos entre las dos posiciones de oponentes. Imagínese a Dios dialogando con el diablo. ¿En qué punto Dios puede conceder algo al Diablo? Dios nos llama de repudiar al Diablo y su doctrina sin aceptar ni un punto. Igualmente Dios nos llama a retener y empujar la doctrina de Dios sin acceder ni un punto. Aquí no hay lugar de dialogar nada si obedecemos a Dios.

Nombres, Etiquetas, e Identificación

Desde este tiempo, los fieles a Dios han buscado otro nombre para representarles, pero con el tiempo los que quieren pervertir la Palabra de Dios siempre toman cualquier nombre que usan los fundamentalistas y luego tal nombre nuevo no significa nada. Después del término “ortodoxo”, usaron los nombres “evangélicos” o “neo-evangélicos”, y después “fundamentalista”. Aun este nombre no es confiable hoy en día. Todo esto gira alrededor de un parecer que se llama ecumenismo (el romper muros de la separación). También entró el dinero en todo esto. Las denominaciones quienes creyeron y profesaron en sus credos y declaraciones doctrinales estos fundamentos de la fe fueron infiltradas por neo-evangélicos y luego más fuertes ecuménicos, y ellos movieron estas organizaciones a negar la Biblia en la misma forma y camino que ellos tomaron individualmente y en sus iglesias. El producto de su movimiento era una apatía para el evangelismo agresivo, y un descuido y desinterés en las Escrituras (doctrina en general), y tacharon versículos que no les gustaron.

Por sus frutos…

Mat. 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

Tit. 1:16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

Entonces estas organizaciones e iglesias que se fueron al camino de ecumenismo, y desconfiaban de las Escrituras, y rechazaron toda la voluntad de Dios, escogiendo solamente lo que les agradó, pero de todas maneras tuvieron problemas. Estos problemas han sido el desinterés de su gente en la iglesia y religión entera (causando baja asistencia) y la falta de evangelismo agresivo (que igual no les reponía a sus miembros que mueren). Con una generación que pasa, estos grupos ya están casi vacíos de gente. Por las luchas y varios factores, era más fácil para los fieles de salirse totalmente de estos grupos y formar nuevos grupos, dejando años de capital económico (diezmos y ofrendas) acumulados a la disposición y control de los ecuménicos, haciéndolos muy ricos pero sin forma de reproducirse. Entonces los ecuménicos se dedicaron a no evangelizar a los inconversos del mundo, sino a evangelizar a los fundamentalistas y a sus grupos para atraerles a su posición. Muchas veces logran esto porque le ofrecen a un joven predicador mucho económicamente hablando. Pero su cáncer no puede remediarse así. El arrepentimiento es lo que les faltan, y sin dejar su pecado, nunca van a encontrar la verdad de Dios, y menos encontrar la bendición de Dios.

Obras sociales

Otro elemento de los neo-evangélicos es un cambio en el evangelio. Ellos no pueden predicar fuertemente el arrepentimiento sin que le regrese a ellos, entonces quitan el arrepentirse del evangelio que predican. Empezando con esto, llegan muy rápido a la posición de universalismo, que todos vamos al cielo, y a la verdad, ellos insisten que necesitamos dedicar tiempo, esfuerzo, dinero, recursos, y personal en “obras sociales”. Ellos ven “el mejorar la vida de los demás” como su evangelio. Trabajan con cualquiera (sea un grupo religioso o secular) para esta meta del evangelio social.

Eclesiastés 12:13 El fin de todo el discurso oído es éste: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

Aunque este pastor es Pentecostal, hace unos buenos puntos en contra del Ecumenismo.

http://www.centrorey.org/temas49.html

Ort04 Neoevangélicos y Ecumenismo
Ort04 Neoevangélicos y Ecumenismo
ort04-cox-neoevangelicos-v1.pdf
Version: 1
100.0 KiB
395 Downloads
Detalles

One thought on “ort04 Neo-Evangelicos y Ecumenismo

Comments are closed.