cp59 No echan tus perlas a los marranos

Examinamos la oportunidad que uno tiene para con Dios. Si desprecias la ofreta de Dios, Dios puede pasar por alto a usted y atender a otros con la salvación. Debe usted buscarla con prisa y animo. TEMAS: El Contexto | Los Perros y Cerdos | el chiste del Mat 7:6 | rechazan la gente que no estima a Dios | Conclusión

No echan tus perlas a los marranos
Concéntrate en lo que aprecia a Dios

Por David Cox

[cp59] v1 ©2018 www.folletosytratados.com/cp59
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Resumen: Examinamos la oportunidad que uno tiene para con Dios. Si desprecias la ofreta de Dios, Dios puede pasar por alto a usted y atender a otros con la salvación. Debe usted buscarla con prisa y animo. TEMAS: El Contexto | Los Perros y Cerdos | el chiste del Mat 7:6 | rechazan la gente que no estima a Dios | Conclusión

Mateo 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen. ¿Qué quiso decir Jesús por esto? A la verdad, como sembradores de la preciosa semilla, debemos ir a todos lados dando el evangelio. Pero muchas veces, los evangelistas quedan con unas personas demasiado tiempo, y se esfuerzan con demasiada energía y esfuerzo cuando están obstinados en su rechazo del evangelio, y no aprecian el evangelio.

Hay todavía muchos otros que no han oído el evangelio para que nosotros quedemos con los que no aprecian lo que tenemos. Como buenos administradores de la obra de Dios, debemos tener cuidado de no malgastar nuestra energía y esfuerzo en gente mal agradecida.

El Contexto

Mt 7:1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Primero, Jesús está avisándoles de no tener una actitud de condenación y juzgar a todos por cualquier cosa. Dios ve la severidad y crueldad con que uno trata a otros para regresar lo mismo a esta persona.

Segundo, Jesús no está diciendo que nunca debemos juzgar las cosas, sino de no juzgar incorrectamente, con malos motivos.

Debemos juzgar las situaciones y personas en la vida para ver si son bíblicos o situaciones del pecado.
Esto es lo importante de este pasaje.

Mt 7:3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? 4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? 5 ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Gál 6:1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. 2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. 3 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

A la verdad, Jesús no está prohibiendo la exhortación porque esto es lo que hicieron sus discípulos mucho. Está dando una aclaración que no debemos ser soberbios sobre otros por atacar sus pecados usando sus pecados como punto de jactarnos que somos mejores.

Los Perros y Cerdos

Mt 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos..

Los dos tipos de animales son malos en el pensamiento de los orientales. Perros son animales sucios, y se pueden vomitar y regresar a comer su propio vomito.

2Pedro 2:22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

El cerdo, aun cuando lo lavas bien para que esté limpio, va a regresar a lo mismo suicidad para revolcarse de nuevo en ello.

Los perros en el oriente existen sin dueños y en grandes grupos. Fueron una pestilencia y peligro a la gente.

Lo principal de estos animales es que son sensuales, animales bestias que regresan a su mal carácter ni modo lo que haces con ellos, y no aprenden y no aprecian.

El chiste del Mat 7:6

Mt 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos..

lo santo” – es cualquier cosa de la religión verdadera.

perlas” – son cosas preciosas, aquí, el evangelio.

perros” – son personas que son maldicen el evangelio, se burlan del evangelio, abusando y agrediendo al evangelio por hacer poco o burla de ello. Perros en aquel día eran animales que comen carne ni modo si es sucia o descompuesta. Son animales que fácilmente te muerdan o te atacan aun después que acabas de darles un poco de comida. No aprecian lo que otros han hecho por ellos sin que son guiados totalmente por sus impulsos animales.
Su gratitud no dura nada, ni existe. Les dan de comer y en hacerlo te muerde la mano.

Estas personas son personas que son como perros que quieren luchar (ladrar o morder a otros) o ser agresivo en contra del evangelio, o en contra de los que abrazan y aman al evangelio. Fil 3:2 Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros…
Apoc 22:15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. Se puede tomar este versículo y aplicarlo a ministros entrando en el ministerio (como unos comentaristas lo hacen), o se puede aplicarlo a individuos (salvos o inconversos) que no son dignos de mucho tiempo y esfuerzo.

cerdos” – Los cerdos aquí se refiere a las personas que entran en el cristianismo pero no valoran los principios morales de ello. Son personas que de plano tienen que buscar la suciedad como un puerco a su lodo. Se identifican como costumbre más con lo profano e inmundo del mundo que con las cosas del cielo y Dios.

Pro 11:22 Como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo Es la mujer hermosa y apartada de razón.

2Pedro 2:22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

El asunto con los dos, perros y cerdos, es que no manifiestan gratitud ni aprecian por lo que otros hacen para ellos. Su carácter sensual, animal, profano sobrelleva cualquier otra consideración que puede surgir.

Jesús estaba enseñando en general en contra de los fariseos y su hipocresía en Mateo 7:6. El punto entonces es que NO debemos dedicar mucho esfuerzo y tiempo a evangelizar ni trabajar con gente que hacen burla del evangelio o desprecian las cosas de Dios. Mejor irse a otros y tratar con otra gente. O sea, Dios quiere que todos tienen una oportunidad de escoger la salvación (2Ped 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.), pero a la vez, deben tomar la oportunidad cuando se presenta, porque es posible que Dios no dé más la oportunidad. Igual como obreros del evangelio, debemos diseminar el evangelio a todos, pero trabajar más con los que responden que seguir vez tras vez atrás alguien que no quiere el evangelio y es agresiva en contra de ello.

Mt 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Debemos tener poca paciencia con falsos profetas y falsos maestros que abusan del evangelio, y no se manifiesta profunda respecto y reverencia a las cosas de Dios.

Esta gente son impugnas al pecado, o sea, van a pecar y gravemente ni modo la exhortación o esfuerzo que uno da para convencerles de no hacerlo.

Esta gente se burla a la exhortación. Para ellos, es chistoso la idea del pecado, o la corrección del pecado. No ven porque el pecado es malo, ni creen que Dios va a castigar el pecado, ni puede hacerlo

Rechazar la Gente que no Estima a Dios

Mt 10:14 Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies.

La salvación es de alto valor. Debemos tratar y pensar de nuestro mensaje (el evangelio) como algo que vale mucho, y debemos respetarlo tal por lo que es, precioso.

Entonces este principio es paralelo al principio arriba. Debemos ofrecer el evangelio a todos (el sembrador que reparte la semilla que es el evangelio repartió a todos, aun suelos obviamente que no tuvieron mucha esperanza de brindar fruto). Pero la idea es que una vez que damos el evangelio a alguien, es sumamente la decisión de ellos de tomar el evangelio y hacer algo con ello. Si la persona está esforzándose de obedecer a Dios, debemos dar todo para ayudarle y apoyarle con paciencia. Pero en ellos debe nacer un deseo y apreciar las cosas de Dios. Toda la enseñanza del sembrador es para que los que reciban el evangelio hagan algo con ello.

A fin de cuentas, cristianos tienen que cortar sus esfuerzos con personas perversas y que rechazan a Dios sin apreciar nada que dice Dios, ni valoran las cosas de Dios.

Conclusión

No persistes en ofrecer lo valioso del evangelio y la Biblia a gente que no pueden ver valor eterno en ello.

El problema con esta gente es que por todo el esfuerzo que uno pode de explicar el valor del evangelio y las cosas de Dios, nunca aprecian a estas cosas.

Mientras los perros y cerdos no tienen nada de discernimiento entre lo santo y lo inmundo, las personas que se tratan con perros y cerdos tienen que hacer una distinción y tratarles según su apreciación del evangelio.

Download “cp59-cox-No-echan-tus-perlas-a-los-marranos-v1-min.pdf” cp59-cox-No-echan-tus-perlas-a-los-marranos-v1-min.pdf – Downloaded 144 times – 39 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?