cp47 La Paz de Dios

Este folleto examina la paz de Dios, qué es, cómo lo conseguimos, qué nos quita, etc.
Temas
Definición de paz
¿Tuvo Jesús paz?
La diferencia entre felicidad y paz
La paz es fruto del Espíritu Santo
No hay paz para los malvados
¿Que causa la paz?
¿Qué quita la paz?
¿Cómo puedo retener la paz?
Conclusion

La Paz de Dios

la Paz de Dios
Por el pastor David Cox
[cp47] v1 ©2014 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
v1.1 09-13 LFE

Fil 4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

La paz de Dios es una gran fuerza en nuestras vidas que debe dominarnos, y ser el nervio que nos infunda confianza y esperanza.

Paz, es que yo arregle mi alma para aceptar y recibir el plan de Dios para mi vida, sea bueno o malo, fácil o difícil.

Dios no nos da paz verdadera, si no estamos cercanos a Él, porque no hay paz fuera de la presencia de Dios.

La paz es importante para el cristiano, porque sin entenderla y carecer de ella, la vida no encuentra su sentido. ¿Cómo puede algo ser bueno y malo para mi, a la vez? Esto no puede concebirlo el entendimiento. No es lógico si no caminas en la fe cristiana, pero si estás en ella, si lo entenderás




Definición de Paz

La palabra “paz” (G1515 eirene) significa el estado de tranquilidad, descanso, un estado libre de guerra, del caos, de peleas y conflictos. Es una condición entre individuos (o con uno mismo) en que hay armonía y concordia, sin turbulencia. Hay dos niveles: problemas externos en tu vida diaria, y problemas espirituales entre tu y Dios.




¿Tuvo Jesús paz?

Isa. 9:6 Porque un niño nos es nacido… y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

1 Tes 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Jesús es identificado como el Príncipe de Paz, y Dios igualmente como el “Dios de paz”. Pero, ¿Tuvo Jesús paz en sus tres años de ministerio en la tierra? Realmente no. Jesús era el enfoque de una gran guerra espiritual, y al final de esa guerra, le mató la envidia y la malicia. Por tanto, Jesús no tuvo “paz” por problemas o conflictos con otros, Sin embargo, tuvo una paz diferente.

Sal 34:19 Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.

Debemos separar en nuestra mente toda aflicción problemas, conflictos y todo lo ajeno a la paz. En razón de que la paz habla de nuestra relación con Dios, y no tanto de nuestras circunstancias.

Pablo y Silas cantaban himnos en la prisión (Hech 16:25 ver también Hech 5:40-41; Hechos 7:55-60; 1ª Pedro 4:13. ¿Cómo es que se puede sufrir tanto y tener paz? Es que su esperanza no estaba en las cosas del mundo, sino en Dios.




La Diferencia entre Felicidad y Paz

Diferenciamos felicidad y paz, en que la felicidad es un estado positivo en tu vida. Las cosas te van bien, tienes salud, provisión y todo se encuentra más o menos como es de tu agrado.

La paz habla de lo espiritual, de estar bien con Dios y de tu relación con el Señor.
Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

La paz de Dios es oposición a la turbulencia de la vida. Teniendo la paz de Dios, los problemas y conflictos de la vida no estorban. La paz viene con la esperanza y la confianza en Dios (fe).

Fil 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.




Nuestro Dios es Dios de paz.

Paz es nobleza que no admite estorbos si hay malas cosas en tu vida. Esta es una lucha espiritual interna. Toma la vida como Dios la da o como lo permita. Viene a uno, y si es malo, no obliga espiritualmente a inquietar y actuar sin pensar. Paz es tranquilidad cuando hay estorbos en la vida. Paz es confiar, haya bien o mal en tu vida, no hay perturbación del espíritu.

Mat 6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

El cristiano espiritual tiene necesidades, problemas y crisis como cualquier otro, pero su confianza y esperanza es Dios, que obra en los problemas y nos da una vida placentera. El buen cristiano deja la preocupación a los pies de Dios. Para el cristiano, los problemas son instrumentos que sirven para demostrar su confianza en Él.

1 Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.




La Paz es fruto del Espíritu Santo

Gál 5:22 Mas el fruto del Espíritu es… paz.

El fruto del Espíritu Santo morando en la vida de uno es paz. Aunque señala varios puntos (9), es solo un producto de una vida espiritual que tiene estos atributos. La paz es atributo de la morada del Espíritu dentro de nosotros.




No hay paz para los malvados

Isa. 48:22 No hay paz para los malos, dijo Jehová.

La paz entonces es algo espiritual. Entra la paz espiritual y trata el conflicto actual con el mundo, evitando la preocupación. Paz no significa ausencia de conflictos con el mundo. Cada persona tiene su relación con el Creador, y para los que no son salvos y no están sujetos a Cristo, hay conflicto espiritual, y no gozan de paz.

Rom 8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

Cuando nos sumergimos en “lo espiritual” o en las cosas de la espiritualidad y no de la carne. Cuando ponemos nuestro enfoque en lo celestial y no en lo terrenal, entonces Dios otorga paz a nuestros corazones. Aun así, los problemas no siempre desaparecen, pero la preocupación sí debe desaparecer.




¿Qué causa la paz?

Isa. 26:3 Tú guardarás «en completa paz» a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. 12 Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras.

Esta paz espiritual es generada cuando uno tiene una relación correcta con Dios. Al permanecer en comunión con Dios, quedarás también en paz.

Sal 34:14 Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.

Paz es algo “opuesto” a la maldad. Buscamos paz al buscar “el bien”. Dedicar nuestra vida a la justicia es lo que da paz al alma.

Rom 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

La paz nos es dada, cuando el pecado no está perturbando nuestra relación con Dios.

Col 3:15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.




La Paz debe gobernarnos.

Ordena las cosas en nuestra vida, es decir, debe guiarnos en que y cómo obrar en la vida, por medio de las cosas que mantienen esta paz con Dios. La consciencia es la guía que el Espíritu Santo usa, esto, y la Palabra de Dios, nos guían siempre en la voluntad de Dios.

Rom 15:13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Paz y esperanza están relacionadas. Cuando esperamos en Dios, entonces Dios nos da paz.




¿Qué quita la paz?

Isaías 48:18 ¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar.

Lo que realmente estorba considerablemente, no es el conflicto con elementos o personas del mundo, sino andar afuera de la voluntad de Dios, o sea, el pecado.
¿Cómo puedo retener la paz?

Nuevamente leemos Isaías 26:3 Tú guardarás «en completa paz» a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Enfocando tu mente en Dios es como consigues la paz, y es así como logras mantenerla.

Enfocarse en Dios, es el punto central de la vida que da esta paz. No es magia, es el poder de Dios. Es confiar en Dios como nuestro todo.

Sal 119:165 Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo.

Las Escrituras son la fuente del conocimiento de Dios. Cuando uno absorbe las Escrituras con profundo amor, es porque quiere más de Dios. Es entonces que nos llega la paz de Dios, y ninguna situación del mundo nos debe turbar o estorbar. La tranquilidad cubre a la persona de tal forma, que es imposible que aun la muerte le afecte. No hay “tropiezos” en su vida.

Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.




Conclusión

Viviendo por Cristo Dios nos da su paz. Paz no es ausencia de aflicción, es motivo de conquista en el Señor.

Download “cp47-cox-la-paz-de-dios-v.1.1-min.pdf”

cp47-cox-la-paz-de-dios-v.1.1-min.pdf – Downloaded 37 times – 102 KB
Cp47 Cox La Paz de Dios-v1
Cp47 Cox La Paz de Dios-v1
cp47-cox-la-paz-de-dios-v.1.1.pdf
Version: 1.1
162.9 KiB
495 Downloads
Detalles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *