cp22 Probando a Dios

En Probando a Dios, examinamos las promesas de Dios, y porque no probamos a Dios en sus promesas. TEMAS: Lo Malo de probar a Dios | El Movimiento de Prosperidad | Debemos Pedir a Dios | Probar a Dios | Fidelidad como mayordomo | El Mandamiento de Diezmar | Diezmar contra la Avaricia ↑ Ofrendar más allá que el Diezmo | Objecciones al Diezmar

Probando a Dios
Dando a Dios como debes

Por David Cox

[cp22] v1 ©2019 www.folletosytratados.com/cp22
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto



En Probando a Dios, examinamos las promesas de Dios, y porque no probamos a Dios en sus promesas. TEMAS: Lo Malo de probar a Dios | El Movimiento de Prosperidad | Debemos Pedir a Dios | Probar a Dios | Fidelidad como mayordomo | El Mandamiento de Diezmar | Diezmar contra la Avaricia ↑ Ofrendar más allá que el Diezmo | Objecciones al Diezmar

Mal 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

No debemos dar a Dios para hacernos ricos. El deseo de ser rico es un pecado en sí mismo. Damos a la obra de Dios porque es lo que Dios quiere de nosotros. Es nuestra obligación.

Lo malo de probar a Dios

Ex 17:2 Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová? Mt 4:7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

La idea en la Biblia de “altercarse” o tentar a Dios es simplemente de demandar cosas de Dios cuando no son lo que es la voluntad de Dios, o no es el tiempo, o no es la forma de cómo debemos estar pidiendo.

Sal 95:9 Donde me tentaron vuestros padresMe probaron, y vieron mis obras. 10 Cuarenta años estuve disgustado con la nación,  Y dije: Pueblo es que divaga de corazón,  Y no han conocido mis caminos. 11 Por tanto, juré en mi furor  Que no entrarían en mi reposo. Por contender con Dios en una mala forma, Dios castiga a la gente. Cristiandad hoy en día se enfoca en servirse a sí mismo en lugar como en la Biblia,
Mt 16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

En lugar de servir a Dios, a sus propósitos y planes, a su obra, luchamos para lo que queremos nosotros.

Dios no quiere que enfoquemos en nosotros mismos. Nos da para cumplir con Su voluntad en nuestras vidas. Nuestros problemas económicos más bien son resultados de no ordenar nuestras vidas con prioridades más altas en Dios y su obra. Si principalmente te refieres a cosas materiales cuando hablas de bendiciones de Dios, entonces no tienes idea de qué es una bendición de Dios.

El Movimiento de Prosperidad

3Jn 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

El Movimiento de la Prosperidad realmente tiene la misma meta como Satanás y su gente tiene, riquezas, placeres, buenas experiencias, etc. pero usando Dios en lugar de Satanás. Si Dios no le da todo que quieren, y en los términos que imponen, dan la vuelta de Dios al Diablo.

1Tim 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

La idea es de vivir más o menos bien en esta vida, ni yendo atrás de las riquezas, ni viviendo en la pobreza.

Pr 30:8No me des pobreza ni riquezas;  Manténme del pan necesario;

Pero entre ser pobre o rico, debemos inclinarnos hacia ser pobre.

Lc 6:20… Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. 21 Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis. Siempre queremos ser ricos, pero el cielo tiene una populación de muchos pobres. Lc 1:52 Quitó de los tronos a los poderosos,  Y exaltó a los humildes. 53 A los hambrientos colmó de bienes,  Y a los ricos envió vacíos. Rom 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.  Stg 1:9-11; Marcos 10:25

Debemos Pedir a Dios

Santiago 4:2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Lc 8:14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.

Recordamos que la semilla (personas no salvas) que deja que las riquezas y los placeres de la vida llevan control de su vida y dominan su vida no son personas realmente salvas.

El Probar a Dios

Pro 3:9 Honra a Jehová con tus bienes,  Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia,  Y tus lagares rebosarán de mosto.

Esta es una promesa de Dios. No dice exactamente que vamos a ser ricos, sino que vamos a tener abasto. ¿Cómo probamos a Dios? Primero, tenemos fe. Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Ejercitamos la fe cuando “no vemos” (Heb 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.) cómo las cosas van a salirse, pero confiamos en Dios por nuestra provisión.

En lo del económico, debemos obedecer a Dios, y confiar en Dios que Él va a proveer para nuestras necesidades. Con tiempo y una historia de nosotros siendo fiel, Dios va a “llenar a nuestro graneros con abundancia.” Pero somos mayordomos de lo que Dios nos da.

Fidelidad como Mayordomo

1Co 4:1 Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. 2 Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.

Dios exige de nosotros fidelidad en lo que nos da. Pero Dios no nos pide regresarle todo, ni aun la mitad, de lo que nos ha dado. Solamente un diezmo, o diez por ciento.

El Mandamiento de Diezmar

Levítico 27:30 Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.
Números 18:21 Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión.

El sistema del Antiguo Testamento era que todos dieron un diezmo de lo que ingresaba, y esto fue dado a los ministros en la casa de Dios para su sustento. ¿Hoy en día no necesitamos ministros todavía? ¿Cómo van a vivir entonces? 1Co 9:14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. Pablo, en el contexto de este pasaje, dijo que no recibió nada económicamente de los Corintios, no porque no tuvo derecho, o no porque no era correcto, pero porque ellos eran tan problemáticos con todo, no quiso que sea una contención con ellos. Pero es claro que cada iglesia y cada miembro individual tuvo una obligación de sustentar económicamente la obra de Dios donde estaban ellos, y la obra de Dios.

Diezmar contra la Avaricia

Lucas 12:15 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee

La enseñanza de Jesús es que no debemos guardar la avaricia en nuestros corazones. La práctica constante de diezmar y ofrendar demuestra que no tenemos avaricia en nuestras vidas.

Pro 11:24 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza.

Dios está vigilando sobre nuestras vidas, y Dios da, da más abundante, y retiene según que ve cómo vivimos nuestras vidas delante de Él.

Ofrendar más allá que el Diezmo

Un diezmo es diez por ciento de lo que ingresas. Pero Dios no lo limita las cosas allí, debemos dar aun arriba y aparte del diezmo. 2Co 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Lo que quiere Dios es que damos alegremente a nuestro Dios y a sus propósitos y obra.

Objeciones al Diezmar

Unos quejan que el diezmo es del Antiguo Testamento, y ellos quieren ser libres de cualquier obligación de dar. (1) ¿Qué fue el ejemplo del A.T.? La gente de Dios sostenía la obra de Dios. ¿Es lógico esto? ¿No será el ejemplo que debemos seguir hoy? (2) Hay pasajes del pueblo de Dios en el N.T. dando. Filipenses 4:15-17ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos.” (3) No hay otro plan para sostener la obra de Dios. (4) Si debemos dar como en el A.T., ¿Cuánto debemos dar? Primero, el ejemplo fue diez por ciento. Entonces, esto es la norma lo más probable. Según, diezmaron, y aparte dieron extra cuando hubo necesidades.

Alguien dijo “No debemos diezmar porque Dios quiere que demos generosamente, y el diezmo es lo mínimo.” Y esto estoy de acuerdo.

1Crónicas 29:14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.

No estamos dando a Dios de lo que es nuestro. Estamos REGRESANDO A ÉL lo que Él ha dado a nosotros. Es de honrarle. Si le damos para recibir bendición o nada más que no nos hace escaso nuestros ingresos, es sabio hacerlo.

Pro 11:25 El alma generosa será prosperada;  Y el que saciare, él también será saciado.

2Co 9:6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

Debe quedar muy claro que Dios nos da según ve nuestro corazón generoso o tacaño. 2Co 8:12 Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene. La cantidad dada nunca es insignificante. Es la porcentaje de lo que tenemos que nota Dios. Marcos 12:41-44 43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. Jesús no criticó el hecho de dar a la obra de Dios, sino cómo tan pocos realmente sacrifican en su dar.

Hebreos 6:10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

Download “cp22-cox-probando-a-dios-v1-min.pdf”

cp22-cox-probando-a-dios-v1-min.pdf – Downloaded 167 times – 72 KB

Más Folletos sobre Consejos Pastorales

¿Quién es David Cox?