eb29 La Regla de Oro

Examinamos la forma correcta de tratar al projímo. TEMAS: Lo que no dice | Dios analiza tu trato de otros | El Primer y Segundo Mandamientos | Arréglate con los hermanos antes de pretender ser espiritual | Compasión para otros | Humildad como Base | Bondad y Amabilidad | Nunca regresa mal por mal | Un Atajo Espiritual | Conclusión

La Regla de Oro

Por David Cox

[eb29] v1 ©2014 www.folletosytratados.com/eb29
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Mat 7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

Nuestras relaciones con otras personas es una grave problema en la vida de casi todos. Tenemos broncas y contenciones y malas relaciones con otros, y esto es el “mero mole” de la vida. El problema con todo esto es que Dios ve la realidad de tu fe por medio de los cambios efectuados en ti, y estos cambios son más importantes en cuanto a tus relaciones con otros en esta vida, especialmente con tus hermanos en Cristo. Además el propósito de Dios para nosotros es de ministrar para Dios, de ser una bendición para otros. Por esto, debemos ser pro-activo en hacer bien a otros, ni modo como nos tratan.

Lee el contexto: Lucas 6:27-36

Resumen: Examinamos la forma correcta de tratar al projímo. TEMAS: Lo que no dice | Dios analiza tu trato de otros | El Primer y Segundo Mandamientos | Arréglate con los hermanos antes de pretender ser espiritual | Compasión para otros | Humildad como Base | Bondad y Amabilidad | Nunca regresa mal por mal | Un Atajo Espiritual | Conclusión




Lo que no dice

Muchas personas leen este versículo y entienden otra cosa, no lo que realmente dice. Piensan, Como me tratan, así voy a tratarles. Si me tratan mal, así les trato.” Pero este versículo no da permiso para maltratar a otros porque ellos te maltratan (ve Rom.12:17-21).

1Jn 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

Dios tiene el fundamento de amor. Los que son salvos son 100% personas que han tomado el amor como la base de su ser, de su carácter, de su forma de vivir y tratar a otros. Lo que tenemos que concluir es que la sinceridad y fe en el evangelio de un Dios de amor tiene que afectar gravemente la conducta de una persona, si es que esta persona quiere ser salvo. El vínculo entre el cambio del carácter y la fe es tan intensa que de no seguir el patrón de amor que Dios nos da es de negar la realidad de fe adentro de ti mismo. Por esto, Juan puede decir con denuedo, “Si no amas, no eres nacido de nuevo, y ni aun ni conoces a Dios realmente.

1Jn 3:18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 19 Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él;

La realidad de nuestro amor tiene que ser fuerte en nuestras vidas, o somos hipócritas y sin Cristo. Además este amor vivo en uno es lo que nos da la seguridad de nuestra salvación.

Dios analiza tu trato de otros

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32… y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. 33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. 34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo… 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento… 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. 41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos… 42 Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber… 44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. 46 E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

Hay un lado positivo y un lado negativo a esta enseñanza. Primero, el positivo es que debe causarnos confianza cuando hay buena conducta hacia a otros en nuestra vida. Esto es lo que agrada a Dios, y esto es nuestra fe siendo visto externamente. En el lado negativo, la falta de hacer buenas obras hacia a los hermanos de Cristo es igual de no ser salvo. La preocupación, servicio, y amor a ellos es donde uno ve la evidencia real de fe salvadora en uno.

El Primer y Segundo Mandamientos

Mat 22:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 ​Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Hay prioridades entre lo que Dios quiere de nosotros. Estos dos puntos son los más importantes. Los dos se basen en el amor de Dios existiendo en una forma actual adentro de nuestro carácter. No se vale de pretender o fingir el amor, porque Dios ve esto como un fraude igual como un rechazo del amor verdadero.

Nosotros practicando el amor sinceramente es lo más importante de nuestra vida. O sea, Pablo lo dijo mejor, 1Co 13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Aunque hacemos grandes obras espirituales para Dios, si no tenemos esta base espiritual del amor vivo en nuestras vidas, somos huecos espiritualmente, y de todo lo que logramos para Dios, si no tenemos amor entonces Dios descarta todo enteramente. No hemos hecho nada para Dios.

Amor a los hermanos es amor hacia a Dios. Si comparamos Mateo 25:31-46 con Mat 22:36-40, vemos que Dios ve nuestro amor por nuestros hermanos como si fuera actualmente hacia a Dios mismo. ¿Discutirías con Dios? ¿Te enojarías con Él? ¿Harías agresión verbal contra Dios? “No” dices. Pues si lo haces hacia a uno de tus hermanos, así Dios lo ve que hiciste con Dios mismo.

Arréglate con los hermanos antes de pretender ser espiritual

Mat 5:23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. 25 Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel.

Jesús puso una prioridad en que siempre llevamos nuestras relaciones con otros cristianos “limpiamente”. Por esto, quiero decir, que no hay mala sangre entre dos hermanos. Lealo bien. Si un hermano tiene algo contra ti, entonces es tu resposabilidad de arreglar esto, o tu adoración y relación con Dios llega a ser nulo.

Compasión para otros

Efe 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Nuestra actitud debe ser de hacer bien siempre a otros, porque Dios nos hace esto a nosotros primero. El amor por mi mismo es un grave problema del carácter según la Biblia. Para romper esto, necesitamos aprender de “quitar nosotros del primer lugar” en nuestro pensar. Tenemos que ver la vida por el impacto que tenemos en otros, pensando en ellos primero antes de nosotros mismos. Quitamos nuestro egoismo cuando dejamos nuestros derechos y privilegios por servir y amar a otros. Verdadero amor es cuando sacrificas lo tuyo para ver bien pasar al otro.

Humildad como Base

Col 3:12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Básicamente, Dios escucha a las quejas de uno en contra del otro. Si no queremos juicio ni para nosotros ni para otros, podemos aguantar y soportar a los demás, y Dios no va a llevarlos en tanto juicio. Dios se agrada con esto. De “ponernos” el carácter de humilde, mansedumbre, paciencia, etcétera es de portarnos como Cristo, y de ser una bendición para otros, llenando nuestro propósito aquí en la tierra.

Filipenses 2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo.

La solución a mucha problema es de simplemente quitarnos nuestro egoismo, y aceptar y practicar que los demás son mejores que nosotros. Con esta base, se quita la contención y competencia para la gloria de uno mismo.

Bondad y Amabilidad

Según Colosenses 3:12-13 (arriba) debemos demostrar benignidad hacia a otros. La idea es de hacer buenas obras hacia a otros y igualmente ser amable, tener cortesia y demostrar alto respecto a los demás. Esto no importa como ellos nos tratan.

Nunca regresa mal por mal

Rom 12:17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. 18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. 19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. 20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. 21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Debemos entender que la maldad es nuestro enemigo, no las personas. Si entramos “tú por tú”, dando igual de maldad como ellos nos dan a nosotros, hemos caído en la maldad nosotros. “Vencemos” por hacer bien a todos.

Un Atajo Espiritual

La regla de oro, igual como los dos mandamientos de prioridad son atajos espirituales. Simplemente es más fácil estas dos reglas que un sin fin de reglas de cada tipo de conducta. Si sigues estos atajos, ya tienes muy claro como debes conducirte.

Conclusión

El principio aquí es, primero, decidir cómo quieres a los demás (incluyendo a Dios) de tratar a ti. Esto debe ser lo mismo como Dios quiere que tratamos unos a otros. Si quieres maldad (masochismo) entonces quieres Dios de tratarte igual. Claro que no. Queremos buen trato de otros a nosotros mismo. Entonces esto es como debes tratar a los demás igualmente.

Download “eb29-cox-relga-de-oro-v1.pdf”

eb29-cox-relga-de-oro-v1.pdf – Downloaded 44 times – 196 KB

Más Folletos sobre Estudiante Bíblico

¿Quién es David Cox?

Eb29-cox-La Regla de Oro
Eb29-cox-La Regla de Oro
eb29-cox-relga-de-oro-v1-min.pdf
Version: 1
63.8 KiB
118 Downloads
Detalles