salv47 Fruto del Espíritu Mansedumbre

salv47 Fruto del Espíritu Mansedumbre. Explica qué es y cómo ser manso, usando ejemplos de Moisés y Jesucristo para guiarnos.

salv47 Fruto del Espíritu Mansedumbre. Explica qué es y cómo ser manso, usando ejemplos de Moisés y Jesucristo para guiarnos.

[salv47] v1 ©2018 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
1 Pedro 3:4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Mansedumbre es de ser amable y tierno, sin ser débil en aceptar lo que no es aceptable delante de Dios. Es de ser cordial, de tener respecto a otros, mostrar nobleza y cortesía en como tratas a otros. Al fondo, debemos respectar al prójimo porque es una persona hecha en la imagen de Dios, y de faltar el respecto a otros, es de despreciar a Dios. Cuando uno tiene amor, paciencia, benignidad, bondad hacia a otros, entonces el Espíritu va a causar la persona de actuar en una forma distinta y en harmonía con los demás del fruto del Espíritu. Dios pone gran importancia en que somos mansos, amigables, amables, afables y apacibles. ¿Por qué menospreciamos este carácter bueno?

Ejemplo: Moisés era Manso

Números 12:3 Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.

Para entender que es de ser manso, tenemos que empezar con unos ejemplos. Muchos pintan el ser manso como de ser débil, callado, y básicamente sonso. Moisés no era nada como esto. En unas situaciones, Moisés era muy bravo en tratar con Faraón. El principio más importante en su ser manso es que no promovía a sí mismo, sino actuaba como vocero de Dios. Tuve fuerza para las cosas de Dios, pero no presumía para sí mismo nada.

Ejemplo: Jesús era Manso

Isaías 42:2 No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. 3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia.
Mateo 21:5 Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna, Sobre un pollino, hijo de animal de carga.

El carácter es muy distinto. No causa escándalo. No llama atención a sí mismo, o promueve a sí mismo. Jesús promovió la misión que el Padre le encargó que es la salvación de la humanidad. Jesús y Moisés fueron grandemente usados por Dios, pero no vemos un parecer de grandeza en ellos (aunque los dos eran grandes). Humildad es el compañero de ser manso. De ser humildad es de suprimir que uno es grande para parecer menos que realmente es. Es de servir a Dios y al prójimo.

¿Qué es el ser manso?

Docilidad y suavidad o benignidad que se muestra en el carácter o se manifiesta en el trato. Es de ser amable, abierto y favorable para con otros. Como tratas a otros dice mucho de tu mismo carácter.

El Ser Amable

Otra forma de ver el ser manso es de ser amable. Cuando Dios nos dio los requisitos para obispo, requiere que el obispo sea amable en su carácter. Su carácter es igual al carácter de Cristo. El obispo es el ejemplo de Cristo vivo entre nosotros.

1 Timoteo 3:3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;

Pendenciero” – Una persona que es rápido y propenso a golear a otro. Una persona que es dado a empezar peleas sobre cualquier asunto. Siempre buscando un lío con quien que sea. Su forma de tratar a otros es de ser grosero, ofensivo, de parecer de siempre querer a empezar otra pelea o lío o bronca.

Amable” – Una persona “suave” en su manera con otros, que tiene todo bajo control y moderación. Que es paciente para con todos.

Apacible” – No pendenciero. No entrando en peleas, conflictos, o altercaciones fácilmente o casi imposible para que entre en ellos.

Judas 1:3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

La Biblia siempre presenta un balance. Debemos ser estudiosos de evitar cualquier contención u ofensa.

Lucas 17:1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos. 3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. 4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Para los dados a pelear y hacer contención siempre, de ser grosero con sus hermanos y extraños, deben meditar en esto. Es mejor de hacer suicido que ofender la gente. Actualmente, muchos no se acercan a la iglesia porque conocen gente allí que son groseros.

Dios Salva a los Mansos

Salmos 37:11 Pero los mansos heredarán la tierra, Y se recrearán con abundancia de paz.
Salmos 76:9 Cuando te levantaste, oh Dios, para juzgar, Para salvar a todos los mansos de la tierra.
Salmos 149:4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo, Hermoseará a los humildes con la salvación.
Mateo 5:5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Santiago 1:21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia (de ser grosero), recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

Primero, entendemos que después de los eventos finales, Dios va a rehacer la tierra y los cielos (2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1), y después de esto, Dios va a descender del cielo donde vive ahora, y va a vivir para siempre en la nueva tierra con los redimidos. Entonces, los salvos van a heredar la nueva tierra. Lo notable aquí es como en la mente de Dios, los redimidos o salvos es sinónima con mansos. Cómo un cristiano puede justificar siendo bravo, contencioso, grosero, o cualquier cualidad opuesta a mansedumbre es difícil de entender. En ser agresivo en su carácter es de identificarse con los inconversos que van al infierno. Ten mucho cuidado con palabras fuertes.

Isaías 57:15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habitocon el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.
Isaías 66:1 Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies… 2 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.
Salmos 34:18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.

Si eres bravo de espíritu con otros, agresivo, conflictivo, peleando (pendenciero), entonces ¿Dios estará cerca de ti? ¿Dios te contestará tus peticiones? No. De faltar las bendiciones de Dios, las respuestas de tus oraciones te amplifican tus sentimientos de agresión y descontento.

El Ser Afable y Apacible

1 Pedro 3:4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Afable” – humilde o manso de espíritu.
Apacible” – de quedarse sentado, quieto, sin levantar atención a uno mismo. De tener paz para con otros.

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a «cada uno»  según su camino, según el fruto de sus obras.

Dios examina a nuestro corazón y actitud, especialmente en relación con como tratamos a otras personas, y evalúa cómo somos espiritualmente. Allí, en nuestra relación con otros, es donde sale la verdad de qué somos. Lo que eres actualmente en tu corazón y en tu tratar con otros es lo que Dios te va a regresarte un día. ¿Qué quieres que Dios te dé? ¿Agresión y cosas hostiles? O ¿Quietud de vida y bendición? Esta cosa que quieres, debe dominar tu tratar con otros, porque Dios te promete que te va a regresarse a ti.

Los Mansos y Humildes tienen un Descanso de su Alma

Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas

En muchas cosas debemos simplemente aceptar y recibir cualquier cosa que Dios nos da, y ser contento en ello. A veces, los malos prosperan (Salmos 37). No debemos inquietar nuestro espíritu y luchar para castigarles en una forma, sino dejar que Dios les castiga en su tiempo, según Dios quiere. Jesús nos indica aquí que en su camino de ser manso, uno puede encontrar paz y quietud de pelear con el mundo y los individuos del mundo. Dejar que Dios hace esta pelea y tú quédate libre de todo esto de enfrentar y oponer a todos. Vive siendo positiva y siendo una bendición hacia a todos. Deja la venganza para Dios.

Romanos 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Hay muchos cristianos que se hacen enemigos y oponen a otros (aun sus hermanos en Cristo) por cosas insignificantes (pero son importantes según ellos). Pero las cosas importantes como falsa doctrina o el amor de Dios no quieren tocar.

Actitud de Soportar con Paciencia a otros

Efesios 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,

Porque Dios nos soportó y nos soporta con paciencia, debemos también soportar a otros. De nuevo, la regla de cómo quieres debes ser.

Buscad mansedumbre y ¡Sálvate de la ira de Dios!

Sofonías 2:3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová.

Salmos 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

De primera mano, la mansedumbre nos proteja de la ira de Dios. De segunda mano, mansedumbre y humildad son los sacrificios que Dios te pide a darle.

salv47 Fruto del Espíritu Mansedumbre

Descargar

Download “salv47-cox-fruto-del-espiritu-mansedumbre-v1.pdf” salv47-cox-fruto-del-espiritu-mansedumbre-v1.pdf – Downloaded 103 times – 142.09 KB

Más de esta Categoría