fam42 El Niño Necio

En este folleto, Niños necios, examinamos el concepto de necio en la Biblia. Qué calidades tienen el necio, y cómo le afectan. TEMAS: Necedad contra condura | Ejemplos de conducta y carácter necio | Necios resisten la corrección | Se encanta demostrar su voluntad sobre el entendimiento y sabiduria | La maldición de un Necio | Cómo quitar la necedad del niño

El Niño Necio
Objetivos en Entrenar al Niño

Por David Cox

[fam42] v1 ©2019 folletosytratados.com/fam42
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Pro 28:26 El que confía en su propio corazón es necio; Mas el que camina en sabiduría será librado.

Necio es aquel que exalta a su propio corazón, pero quien camina rectamente no se perderá.

Ec 4:13 Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos;

Un necio es una persona que rechaza consejos.




¿Qué es la “necedad”?

Podemos definir el concepto de necedad como la falta de valores y visión de la eternidad. O sea, es vivir enfocándose en cosas que uno quiere, y no hacer caso a lo que Dios dice que es importante, o cómo Dios dice cómo debemos vivir la vida.




La Necedad contra la condura

Pro 12:23 El hombre cuerdo encubre su saber; Mas el corazón de los necios publica la necedad.
La palabra “cordura” aquí (H6191
עָרוּם
arúm
) significa astuto, avisado, cuerdo, prudente. Uno es identificado como cuerdo cuando sus acciones, dichos, y pensamientos son llenos de inteligencia y sabiduría (Pro. 14:18). Sabiduría es el buen uso de la ciencia para su propio provecho. O sea, una persona necia piensa y hace cosas que realmente terminarán perjudicándole.
Pro 13:16 Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad. Pro 17:24 En el rostro del entendido aparece la sabiduría; Mas los ojos del necio vagan hasta el extremo de la tierra.

Job 5:2 Es cierto que al necio lo mata la ira, Y al codicioso lo consume la envidia. 3 Yo he visto al necio que echaba raíces, Y en la misma hora maldije su habitación.

El punto aquí es que la misma marca distintiva de un necio (o sea, su propia necedad, en la cual se complace de su mala conducta), va a terminar destruyéndole. En otras palabras, un necio grita de inconformidad contra los que quieren corregirle. Al necio no le importa que su conducta sea autodestructiva o dañina, ¡Ésta (necedad) es mía! Y voy a ser dueño de ella y a seguir haciéndola.” Se condena, es maldito por sí mismo, simplemente porque hace lo que quiere y le complace. Pr 18:2 No toma placer el necio en la inteligencia, Sino en que su corazón se descubra. Pro 23:9 No hables a oídos del necio, Porque menospreciará la prudencia de tus razones. Se enerva sí alguien quiere aconsejarle.

Pro 13:16 Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad. Pro 14:7 Vete de delante del hombre necio, Porque en él no hallarás labios de ciencia.

La base de ser sabio es que uno no se limita a sí mismo, a lo que uno piensa que conoce. Abre su mundo a la sabiduría y consejos de otros, a lo que contempla, y lo sopesa para ver sí tiene razón o no. El necio solamente considera lo que él mismo piensa, o lo que otros necios como él piensan.




Ejemplos de Conducta y Carácter Necio

Pro 14:29 El que tarda en airarse es grande de entendimiento; Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad. Pr 14:17 El que fácilmente se enoja hará locuras; Y el hombre perverso será aborrecido. Pr 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Pro 12:16 El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que no hace caso de la injuria es prudente.

Cuando una persona tarda en airarse o no lo hace, es tomado como muy sabio. Pero la característica de un necio es que tiende a hablar y reaccionar instintivamente.
No tiene paciencia, y no le interesa obtenerla, va a decir las cosas no importando las consecuencias para su vida. La paciencia es una cualidad de carácter en contra de la necedad.

Mt 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

Ser manso y humilde, en lugar de imponerse sobre otros y/o enfrentárseles en un (tú por tú) conflicto es mejor. ¿Por qué entonces existen los tercos que se enfrentan a otros? Es porque piensan, No importando las consecuencias, no me voy a dejar”

Pro 15:14 El corazón entendido busca la sabiduría; Mas la boca de los necios se alimenta de necedades. Pr 10:1… El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre. Pro 15:5 El necio menosprecia el consejo de su padre; Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.

¿Existe alguna razón por la que una persona se hace daño a sí misma? No realmente. Lo que si podemos decir es que existe ira, enojo, o reveldía y se quiere demostrar que nadie le puede controlar, pero su necio corazón domina a esa persona.

Sal 14:1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. …


Lo que realmente demuestra el necio es su desafío a Dios. Dios, no me puedes cambiar, ni corregir. Yo soy mi propio dios, y voy a hacer lo que me da la gana, aunque sea destructivo para mí.

Sal 92:4 Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; En las obras de tus manos me gozo. 5 ¡Cuán grandes son tus obras, oh Jehová! Muy profundos son tus pensamientos. 6 El hombre necio no sabe, Y el insensato no entiende esto.

La diferencia entre un necio y un cristiano, es que el cristiano pone su delicia de Dios, que tan maravilloso es nuestro Dios, y el necio se deleita en su mala conducta, y en que nadie puede corregirle.

Pro 10:18 El que encubre el odio es de labios mentirosos; Y el que propaga calumnia es necio.

No aprende aunque le causa problemas.




Los necios se resisten a la corrección

Pro 10:8 El sabio de corazón recibirá los mandamientos; Mas el necio de labios caerá. Pro 10:14 Los sabios guardan la sabiduría; Mas la boca del necio es calamidad cercana.

De nuevo, lo que distingue a un necio de un sabio es que el sabio aprende y corrije su vida para provecho de él mismo, pero el necio no puede comprender y alejarse de lo malo de su propia vida.

Pro 12:15 El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio.

Un necio piensa que ningún consejo es bueno excepto el suyo propio. Como rechaza consejos de otros, está condenado a no mejorar su camino.

Pro 17:10 La reprensión aprovecha al entendido, Más que cien azotes al necio. Pro 17:16 ¿De qué sirve el precio en la mano del necio para comprar sabiduría, No teniendo entendimiento?

La diferencia es que el sabio saca provecho de la corrección, y para el necio, el consejo, la ciencia, y sabiduría no le sirven nada. Él rechaza todo menos lo suyo.




Se encanta demostrar su voluntad sobre el entendimiento y sabiduría

Pro 15:21 La necedad es alegría al falto de entendimiento; Mas el hombre entendido endereza sus pasos.

El sabio va a corregir su vida cuando está mal. Pero el necio se congratula alardeando de la fuerza de su voluntad al ejecutarla una y otra vez aun en contra de otros y en contra de Dios. (ve la portada – el niño necio no escucha a nadie, no toma corrección, y aparte de todo esto, se goza de hacerlo). Pro 16:22 Manantial de vida es el entendimiento al que lo posee; Mas la erudición de los necios es necedad. Como un niño que toma un refresco con gas, y luego eructa fuerte, y se divierte a hacerlo, así es el necio con su berrinches y tonterías.

Pr 26:11 Como perro que vuelve a su vómito, Así es el necio que repite su necedad.

La necedad tiene poder espiritual sobre el necio. Es porque a fin de cuentas, la conducta y palabras necias son una expresión absoluta de su propia voluntad y falta de caracter.

Pro 27:22 Aunque majes al necio en un mortero entre granos de trigo majados con el pisón, No se apartará de él su necedad.

Por más que se trate de separar al necio de su necedad, no la deja. Esto es porque distintivamente “SU” necedad, se manifiesta como una esencia de su propio ser, esta persona entiende que está mal, pero se jacta y gloría en decir, “Mírame, aunque estoy mal, ¡soy yo y me va bien!” Aunque perfectamente sabe que no es cierto.

No es que el necio esté mal solamente. Todos nos equivocamos, pero cuando nos damos cuenta, corregimos nuestro camino para no repetirlo. Pero el necio se distingue porque sabiendo que está mal, con decisión, resolución, y propósito de corazón lo repite vez tras vez, jactándose de lo hace, pensando que al repetirlo está desafiando a los que quieren corregir su vida, y especialmente desafiando a Dios y sin consecuencia alguna.




La maldición de un Necio

Pro 17:12 Mejor es encontrarse con una osa a la cual han robado sus cachorros, Que con un fatuo en su necedad.

La última frase es literalmente “un necio en su necedad.” Un fatuo (tonto o bobo, insensato, necio.) haciendo su gracia de ser necio.

Pro 11:29 El que turba su casa heredará viento; Y el necio será siervo del sabio de corazón. Nunca le va bien al necio, pero aun así, va a seguir siendo necio.




Cómo quitar la necedad del niño

Pro 22:15 La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él.

Disciplina es la solución que Dios manda para quitar la necedad de la vida. Es solamente cuando alguien con autoridad enfrenta la conducta y actitud de un necio, que éste puede corregirlo. Lástima que tanta gente llega a ser adulta con su corazón lleno de necedad.

Pro 26:4 Nunca respondas al necio de acuerdo con su necedad, Para que no seas tú también como él. 5 Responde al necio como merece su necedad, Para que no se estime sabio en su propia opinión.

Parece una contradicción pero no lo es. No debemos enfrentar al necio con necedad. No debemos responder al necio con obstinación. Debemos usar el entendimiento y sabiduría para corregirle. Si tu niña se sienta en el piso en lugar de ir a hacer su tarea, tú como mamá no debes sentarse a llorar y gritar también. Esto es hacer necedad en contra de la necedad. Mejor le das unas nalgadas para quitarle su berrinche; igualmente, no puedes ignorar su berrinche, como si no lo estuviera haciendo. Ignorar al necio no es aceptable tampoco.

Ecl 2:13 Y he visto que la sabiduría sobrepasa a la necedad, como la luz a las tinieblas.

Como una fuerza espiritual en nuestras vidas, la sabiduría quita todo lo que no es sabio, pero la necedad es simplemente perderse, dejarse llevar sin poder hacer bien en la vida de uno.

Ef 5:3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. 5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No seáis, pues, partícipes con ellos.

A fin de cuentas, la necedad, el ser terco y voluntarioso te mete en problemas y crisis, y es una idolatría hacia tu voluntad, y los cristianos no son así

Pro 26:3 El látigo para el caballo, el cabestro para el asno, Y la vara para la espalda del necio.




Fam47-cox-nino-necedad-v1 Rt-min
Fam47-cox-nino-necedad-v1 Rt-min
fam47-cox-nino-necedad-v1-rt-min.pdf
Version: 1
86.0 KiB
68 Downloads
Detalles
Fam42-cox-El Nino Necedad
Fam42-cox-El Nino Necedad
fam42-cox-nino-necedad-v1-rt-min.pdf
Version: 1
86.9 KiB
78 Downloads
Detalles