madurez espiritual

ig63 Madurez Espiritual

En este folleto exploramos el carácter de niños contrastando esto con lo que es un adulto, un persona con madurez espiritual.

Ef 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto (maduro), a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

La palabra “espiritual” ocurre unas 25 veces en el Nuevo Testamento, y más que 50% de las veces en 1Corintios. “Espiritual” refiere a las cosas de Dios (pensamos Espíritu Santo), y no es algo bien definido sino una inclinación hacia a Dios que marca la vida de la persona.




Pablo nos presenta el deseo de Dios, que seamos adultos, y no niños. La idea es que el ser niño cuando ya debemos ser maduros es un problema, una falla espiritual. En este folleto exploramos el carácter de niños contrastando esto con lo que es un adulto, un persona con madurez espiritual.

Los Niños son Narcisistas

Tengo un folleto que habla sobre el Narcisismo, CP50 Narcisismo contra el Amor www.folletosytratados.com /cp50/ Un narcisista es una persona egoísta, que se enfoca en sí mismo, y no sirve a otros realmente, sino todo es sobre ellos mismos. Bebés por ejemplo no entienden de otros, y su vida es todo sobre sus necesidades y placeres. Una persona madura es una persona que fácilmente sirve a otros sin pensar en el precio que le cuesta a sí mismo. Madres y padres de niños son maduros generalmente, o a lo menos buenos padres son maduros.

1Co 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

Gente madura resuelve problemas, y gente inmadura causa problemas. Este problema de inmadurez es en la forma de pensar. Hay maldad o malicia en el corazón del inmaduro, y esto sale muy frecuentemente, y sin mucha provocación. Uno sabe que es maduro cuando otro le provoca y la persona se reserva de vengarse o atacar en modo, y nada más ignora la provocación.



Los Inmaduros son Carnales

1Co 3:3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Gál 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Un niño ve su mundo en términos de cosas físicas, placeres a la carne. Un maduro ve su mundo en términos de lo eternal, lo espiritual, lo celestial.

Heb 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que (Dios) es galardonador de los que le buscan. 24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, 25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado,  26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros « de los egipcios;» porque « tenía puesta la mirada» en el galardón. Moisés es un ejemplo de una persona espiritual porque menospreciaba lo terrenal, y estimaba lo espiritual, lo eternal. Cuando la preocupación de las personas no son sobre reconocimiento entre hombres, y es de hacer la obra de Dios en la tierra, la edificación de otros (servicio a Dios, servicio a su prójimo) entonces se ve la persona es espiritual, madura.




Los Maduros Reciban Corrección

Efe 4:13-15 (ve la portada) habla del contraste de ser maduro (un varón perfecto como Cristo) contra niños fluctuantes. En Gal 4:1-3 Pablo habla de que niños necesita ser enseñados por otros (“está bajo tutores y curadores”), porque no tienen la disciplina de aprender por sí mismo. Solamente por restricciones y duros maestros puede uno salirse de ser niño a ser adulto (maduro).

Gál 6:1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

La regla es que los maduros enseñan a los inmaduros a como ser maduro. Los maduros son personas que aprenden de las experiencias de la vida, y ellos pueden estudiar las Escrituras y corregir sus propias vidas. Niños no pueden hacer esto. Pablo, de nuevo, habla de esto en la forma de consumir la Palabra de Dios espiritualmente comiéndola. 1Co 3:2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, O sea, un niño o una persona inmadura se marca como no puede o no tiene interés realmente en corregir su vida de las fallas en ella.

Heb 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Lo que marca una persona madura es que se puede consumir “alimento sólido” de la Palabra de Dios. Quiere decir que ellos bien pueden sacar los principios de la Biblia por sí mismo, y mucho más fácil para ellos cuando escuchan un sermón o enseñanza, y aplicar esto a su propia vida.




Los Inmaduros Causan Problemas

1Co 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

De “ser un niño” es de ser sin capacidad completo (como profesión, o un adulto) en algo. En hacer maldad, debemos “ser niño”, o sea, no hacerlo bien. Niños son reconocidos de ser personas que no son completamente capaces en lograr cosas y hacer cosas de adultos. Una persona no es espiritual ni madura si siempre va causando conflicto y contención. Debe ser una persona que ignora o dejar insultos de pasar sin responder.

2Ti 2:24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; 25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él. 1Ts 2:7 Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.

Personas maduras son personas que no se meten fácilmente en contenciones. Mansedumbre y gentileza deben ser las formas de tratar uno al otro. Ni empiezan contenciones ni responden a provocaciones.

Los Inmaduros son Divisos

Rom 15:7 Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios.

Personas inmaduras no pueden recibir a otros cristianos, aun de su misma iglesia que se confiesan de ser salvos. Siempre tienen que pensar en la forma de enemigos y aliadas entre los hermanos. 1Pedro 4:9 Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones. La idea es de ser su amigo, extenderles hospitalidad como a un hermano en Cristo.




Son Responsables

Rom 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano?

Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.

Col 3:23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

La persona madura es marcada por ser responsable. Cada uno tiene obligaciones en la vida, y hay obligaciones delante de Dios. La persona madura cumple con estas cosas como hábito.

Muchos en la iglesia prometen cosas pero no terminan lo que empiezan. La marca de madurez es que tal persona madura se entiende que es obligada por su palabra.




Los Maduros No Fácilmente se Ofenden

Col 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Una marca muy reconocida para la madurez espiritual es que no toma ofensa fácilmente. Soportamos uno a otro, y si alguien hace algo de ofendernos, le perdonamos como Cristo perdonó a nosotros, o sea, totalmente.




Los Maduros imponen buenos motivos

1Co 13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

La frase, todo lo cree quiere decir que cree siempre lo bueno sobre alguien. No interpreta o no impone malos motivos cuando realmente ni sabe sus motivos.

Recibe corrección de otros

En Gálatas 4:1-3, Pablo nota que un niño es bajo tutores y maestros hasta que es adulto. Un maestro le instruye en el camino correcto, pero un tutor era un esclavo ignorante normalmente que tuvo el trabajo de pegar al niño cuando no aprendió bien.

Por toda la Biblia tenemos la idea que somos pecadores en gran necesidad de ayuda. La persona que no entiende esto no es madura. La persona madura recibe y busca ayuda para corregir su vida.

Pr 27:17 Hierro con hierro se aguza; Y así el hombre aguza el rostro de su amigo.

1Co 3:2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,

Pablo regaño a los Corintios porque ellos no quisieron se corregido. No quisieron crecer espiritualmente.




Los Maduros No Murmuran

Fil 2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;
Jn 6:43 ​Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros.
Stg 5:9 Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.

Personas maduras son personas que no murmuran ni quejan contra otras personas.




AUDIO Madurez Espiritual http://www.davidcoxsermones.com/sermones/doctrina/iglesia/ig63-madurez-espiritual/

Sitio Oficial IBF-Tláhuac: http://www.ibf-tlahuac.com

Ig63-cox-la Madurez Espiritual
Ig63-cox-la Madurez Espiritual
ig63-cox-madurez-espiritual-v1.pdf
Version: 1
125.1 KiB
282 Downloads
Detalles