cat24 Vudú Adoración de falsos dioses

cat24 Vudú, La Adoración de Falsos Dioses y la Magia explica qué es el vudu (es brujería) y lo que la Biblia condena, también porque la magia está mal en sí.

Cat24 Vudú, La Adoración de Falsos Dioses y la Magia explica qué es el vudu (es brujería) y lo que la Biblia condena, también porque la magia está mal en sí.

Por David Cox

[cat24] v1 ©2023 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Éxodo 20:3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás

El Vudú es una creencia y práctica que realmente sale del Catolicismo, mezclando la religión con las religiones de África. Adoran objetos de la tierra, del bosque, etc. El catolicismo, supuestamente, se basa en las Sagradas Escrituras de la Biblia, pero actualmente se formó tomando creencias y prácticas desde el paganismo, cambiando nombres de dioses y personas en ello, y usando en su lugar nombres de la Biblia, o ideas asociadas con ellos. Porque un dios griego, Zeus, si es llamado “Dios,” no es de decir que es lo mismo del Dios de la Biblia. Ellos tienen una mezcolanza bárbara. Muchos que practican el vudú se consideran a sí mismos “buenos católicos,” y no les estorba su catolicismo con su práctica del vudú. El vudú está envuelto con magia, médiums, nigromancia, todo esto es altamente condenado en la Biblia. (En Cuba y en otros lugares, se llama “Santería,” y en Brasil, “Candomblé”.)

Trasfondo del vudú

El vudú se concentra en personas de origen de África (donde la religión es el animismo. Adoran objetos y cualquier elemento de la naturaleza en que creen que hay espíritus en ello, desde espíritus hasta ser un dios), y estos llegaron a Haití, donde se desarrolló esta religión. Siendo esclavos a los españoles católicos, tomaron por la fuerza la religión del catolicismo, pero mantuvieron su religión de África. Desde el catolicismo y sus conceptos, “brotó” el vudú. Creen en muchos dioses. Honran un dios, bondye (en criollo, idioma de Haití, que significa “dios”) que es masculino y a la vez, femenino.

Debajo de este dios, creen que hay espíritus que inhabitan piedras, ríos, árboles, etc. Hay sacrificio de animales y adoración a los ancestros. Estos espíritus son los “vudú. Más o menos se consideran los espíritus vudú como si fueran “los santos” en la concepción católica. Los adoran en una forma y hacen oraciones (peticiones) a ellos por ayuda. En el catolicismo, los muertos pueden andar todavía en la tierra en una forma como un espíritu. (Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Según este versículo, los espíritus de los muertos no están andando en la tierra después de su muerte, sino están en el cielo o en el infierno, ver también Lucas 16:19-31. Dios impone las limitaciones qué hay, y Dios prohibió que los muertos regresen a la tierra.)

Colosenses 1:16 Porque en él (Jesucristo) fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Entonces, según la Biblia, no hay espíritus excepto los que Jesús hizo, y la Biblia nos cuenta cómo la tercera parte se cayeron con Satanás y fueron expulsados del cielo. Todos son inferiores a Jesús Dios, y son sujetos a Dios su Creador.

El Dios de la Biblia es el Único Dios

Deuteronomio 4:35 A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él. 39 Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro. Isaías 44:6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. Aunque hay muchos que surgen por los hombres a ser dioses, ninguno es un Ser Supremo como Jehová. Ninguno tiene el poder del verdadero Dios de la Biblia. Satanás sin duda tiene poderes, y tal vez es la más poderosa criatura que haya, pero él no es dios. Y Dios que ni es creado ni se puede comparar. Juan 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

El Vudú proviene del Catolicismo

Salmos 115:3 Nuestro Dios está en los cielos; Todo lo que quiso ha hecho. Proverbios 19:21 Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; Mas el consejo de Jehová permanecerá. Realmente, el vudú y el catolicismo tienen mucho en común. Si entendemos que hay un Dios quien es el único Ser Supremo, su voluntad es lo importante. Pero Dios quiere que nosotros (los seres humanos) le obedezcamos por nuestra voluntad. En el catolicismo, aceptan y enseñan que existe Dios Jehová de la Biblia, pero ellos piensan que tienen una forma de lograr su voluntad aunque Dios dice que no. Es por la virgen María. Usan el respeto correcto de cualquier hijo para su madre, y tuercen esto a entender que Jesús a fuerzas tiene que obedecer cualquier cosa que María le pide. Los católicos hacen adoración a la virgen María, y piensan que por lo cual, ella comunica sus peticiones a Jesús. ¿Por qué ella va a obligar a Jesús a cumplir con tus peticiones? Nadie explica esto. Pero en creer esto, piensan que Jesús Dios a fuerzas tiene que obedecerla.

Entonces, en lugar de aceptar y usar la oración para hacer rogativas a Dios, buscan como esquivar Su voluntad para hacer la suya propia. La magia hace lo mismo. Supuestamente por encantos y otras manipulaciones “de la naturaleza,” las brujas logran sus voluntades. (Juan 5:30 No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. Jesús no está obligado a obedecer a nadie sólo a Dios el Padre.) Jesús nos mostró de sujetarse a la voluntad de Dios el Padre y no exigir tu propia voluntad. La magia busca hacer exactamente la voluntad de la persona que está usándola.

La Magia Vudú, La Adoración de Falsos Dioses

Levítico 19:26 No comeréis cosa alguna con sangre. No seréis agoreros (agorero es de decir el futuro), ni adivinos. Deuteronomio 18:10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. 14… más a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios. Todo de la brujería es abominación para con Dios. No debemos tocar nada de esto. Siendo abominación en la vista de Dios, Dios va a castigar fuertemente la gente que se mete en ello. Por estas prácticas en el tiempo viejo de Israel, Dios decidió destruir estos pueblos (donde está Israel ahora) y prometió el terreno a los judíos. Fue por su pecado de meterse en esta brujería que perdieron sus países y sus vidas. Hoy en Haití, se ve las consecuencias exactamente como en la Biblia de un pueblo y un país entregado a la brujería, y por ella, sufren tremendamente perdiendo lo valioso de esta vida.

Los Médiums y Nigromantes

Levítico 19:31 No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios. Para ser exacto, los médiums son personas que hacen contacto con “espíritus”, y los nigromantes hacen contacto con “seres humanos que han muerto”. Si ellos hacen contacto con un espíritu, no es la persona que están buscando. Hacen contacto con demonios disfrazándose como “buenos espíritus” o “muertos humanos,” y no son ni uno ni el otro. Dios nos manda a nunca consultar con ellos. Dios tiene una brusca vista hacia los que hacen esto. (Éxodo 22:18 A la hechicera no dejarás que viva.) Entonces, en ninguna forma uno debe acercarse a estos condenados.

El asunto en todo esto es que Dios es soberano sobre nuestras vidas y lo que pasa en este mundo. Los seres humanos deben buscar a Dios para información, dirección, y pedirle lo que desean. Isaías 8:19 Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿ No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? 20 ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Las personas que buscan ayuda de brujos en lugar de Dios no han amanecido a la verdad de nuestra situación. Están chifladas. Pero el hombre es rebelde      (1 Samuel 15:23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación), y no quiere sujetarse a Dios, y esto es el problema. (1 Crónicas 10:14 y Saúl no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí.) O sea, Saúl consulto con un médium, y no consultó con Jehová y por lo cual, Dios lo mató. Levítico 20:6 Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo. Si piensas que la razón de acudir a estos brujos es para ayudarte con tus problemas en la vida, el resultado es exactamente lo opuesto. Dios, que controla todo en tu vida, promete de ponerse en tu contra, para dañarte y causar tu vida de ser arruinada si consultas con ellos.

Lucas 16:26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Jesús dijo la parábola del rico y Lázaro. En esta parábola, fíjate que una vez que un ser humano muere, ES IMPOSIBLE DE REGRESAR O COMUNICARSE CON LOS VIVOS. El hombre rico quiso que Abraham enviara a alguien a avisar a (su familia viviendo aún), y Abraham dijo que tenían el testimonio de Jesús, de la Biblia, de los predicadores y cristianos, si no oyen a éstos, son perdidos y serán perdidos en el infierno una vez que mueren. (Eclesiastés 9:5-6 los muertos no más tienen participación con los asuntos de los vivos)

Libres en Jesucristo

Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad «con que» Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. 1 Pedro 2:16 como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. El Vudú tiene mucho enfoque en hacer maldad a otros. Pero la salvación en Jesucristo es totalmente lo opuesto. Hacemos bien a todos. La malicia en nuestro corazón es lo que nos esclaviza. El amor es lo que nos libra de esclavitud.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. La agresión en el corazón de uno hacia otras personas es algo como un cáncer comiendo a la persona, esclavizando a la persona a la maldad.

Romanos 12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. 19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. 20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. (Proverbios 6:16-19; Mateo 6:14-15; Proverbios 12:18; 1 Pedro 3:10) La actitud de Dios es que sus hijos deben vivir tranquilamente con los demás en el mundo.

Como Romper el Vudú

1 Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. Para que una persona gane sobre las fuerzas de tinieblas que son las del vudú, tiene que ser salvo, creyendo en Jesucristo como su Salvador personal. La fe es lo que salva a uno. Fe es de creer en alguien, o sea, de tener tanta confianza en Jesús, que abraza a Jesús como la única forma de aliviar los problemas de este mundo, y la única forma de recibir lo que necesitamos y queremos en esta vida. Lo pedimos a Jesús.

Si confías en Dios para todo en la vida, en el Salvador Jesucristo para tu salvación, tienes que aseverar tus relaciones con el vudú y toda la cultura acerca de ello. Tienes que romper con cualquier objeto usado en sus ceremonias y prácticas, con el sacerdote de vudú, con las ceremonias y ritos del vudú. Las agresiones atrás del vudú para dañar a otros también tienes que dejar a un lado. La victoria de un hijo de Dios es visto en rechazar el odio de Satanás y tomar el amor de Dios. (1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 1 Juan 4:8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.) El hijo de Dios es marcado por su amor, no por su voluntad propia ni por su odio a otros. 1 Juan 4:1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

Vudú, La Adoración de Falsos Dioses

Descargar

Download “cat24-cox-vudu-v1.pdf” cat24-cox-vudu-v1.pdf – Downloaded 70 times – 199.72 KB

Más Folletos sobre el Catolicismo