cat11 ¿Es la Misa Católica Bendición o Blasfemia?

En este folleto examinamos la práctica católica de misa. La misa es una blasfemia en contra de Dios, porque Jesús murió una sola vez para siempre, y la Biblia nos presenta que no es algo que se repita. Los católicos creen que controlan a Cristo por demandarle y insistirle de venir de inmediato a su misa para repetir el sacrificio de nuevo.

Por David Cox
[cat11] v1r ©2010 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

______________

Si la Biblia nos manda de hacer la santa cena del Señor Jesucristo, ¿Por qué los protestantes no aceptan la misa de los católicos? Simplemente la respuesta es que el catolicismo ha pervertido lo que significa la santa cena a ser algo impuro, blasfemia, y en contra de la enseñanza de la Biblia.

Hebreos 10:11 Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados;

La tristeza del Catolicismo es que actualmente creen que hay valor en esto, cuando la Biblia claramente dice que no hay nada de valor.



¿Sacramento u Ordenanza?

Isa. 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia…

Empezamos con la diferencia entre un sacramento y una ordenanza. Un sacramento es una actividad o un hecho que una persona hace para acumular gracia delante de Dios en un concepto de salvación por buenas obras. Pero no hay nada que podemos hacer para tener gracia (mérito) delante de Dios. Dios nos declara que todo lo bueno que podemos hacer para buscar gracia delante del trono de gloria es simplemente como un “trapo de inmundicia” (literalmente “un trapo mensuro”).

Tito 3:5 (Dios) nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia. Dios dice que no es por las obras de justicia porque tenemos mérito o algo bueno delante de Dios, sino por la misericordia de Dios, Dios nos toma sucios y nos cuenta como limpios por su gracia no por nuestros méritos. Entonces de ganar gracia por obras de justicia no es bíblico.

Romanos 3:28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. Dios cuenta nuestra fe como lo que nos salva, no son las obras de justicia las que nos comunican gracia delante de Dios. Toda la idea de un sacramento en la iglesia Católica es una gran herejía, que ataca y menosprecia la obra de Jesús muriendo en la cruz como no suficiente.

¿Qué cree actualmente el Catolicismo?

El diccionario católico define la palabra “misa” así, “Celebración ritual católica y en que se repite el sacrificio de Cristo en la cruz por la transubstanciación del pan y el vino en el cuerpo y sangre de Jesús. Para los protestantes, el sacrificio no ocurre realmente, sino que se trata de una conmemoración del único sacrificio del Calvario.” http://www.apocatastasis.com.

Este diccionario explica correctamente la diferencia entre los protestantes y católicos en decir que para un católico, la misa es un sacrificio actualmente repetido en cada misa, mientras los protestantes creen que la cena del Señor es un memorial solamente de la muerte de Jesucristo. Ahora ¿Cuál de las dos posiciones más acude a lo que enseña la Biblia?

1Corintios 11:24-25 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.

Lucas 22:19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.

Los dos lugares donde la cena del Señor está claramente indicada como ejemplo e instrucción para nosotros explican que la cena del Señor o comunión o el partir el pan (como quieras llamarlo) es hecho “en memoria de” Jesús y su sacrificio en la cruz. El catolicismo ha cambiado la importantísima doctrina que Cristo terminó la obra de salvación una y la única vez en la cruz.

“La Misa es la suma y la sustancia de nuestra fe” – Papa Benedicto (Ratzinger)

El Papa Benedicto ve la fabricación católica de la misa como el mero corazón del catolicismo. Proponen que es necesario su celebración y participación (de sacerdotes católicos) de misas para actualmente expiar los pecados de las personas presentes. Ellos consideran que la misa, el sacerdote, y la iglesia católica son iguales de importancia con Jesucristo en la salvación, y que ellos y la misa actualmente salvan a los católicos. No ven la obra de salvación terminada en la cruz, sino que ellos continúan la obra de salvación por hacer misas. Piensan que es igual de lo que hizo Jesús en la cruz. Dice John O’Brien (sacerdote católico en su libro “Las Credenciales de la Religión Católica”) “Cuando un sacerdote dice… esto es la misa… él alcanza hasta los cielos para traer a Cristo de Su trono y le pone sobre el altar para ser sacrificado de nuevo como víctima de los pecados del hombre… Es un poder aun más grande que la Virgen María… porque el sacerdote trae a Cristo del cielo (en cada misa) para hacerle presente en nuestro altar como una víctima eterna.” Vaticano II dice sobre la misa “Que tan frecuentemente que el sacrificio de la cruz por la cual Cristo ha sido sacrificio es celebrado en el altar (de la misa), la obra de nuestra redención es hecho. Es un sacrificio que redime, como igual es la cruz.” El concilio de Trento (Sesión 13) dictó anatema a cualquiera que niegue que los elementos de la misa sean actualmente y físicamente la mera sangre y cuerpo de Cristo (Canon 1). Si alguien dice que la Eucaristía es solamente espiritual, y no es sacramental y real, que sea anatema (Canon 8). Cualquiera que dice “haced esto en memoria de mí” en la misa es también anatema. Según los católicos entonces, Jesús y Pablo quienes enseñaron que la copa y pan es un memorial (Luc. 22:19; 1Cor 11:24-25) son ahora anatemas y excomulgados de la iglesia. La Iglesia Católica enseña lo que Dios no aprueba.

Juan 19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu. Bíblicamente el sacrificio para el pecado ha terminado, pero para el católico, Jesucristo es constantemente sacrificado de nuevo cada vez que un sacerdote católico hace misa, y los elementos de pan y vino son místicamente cambiados a ser la actual carne y sangre de Jesús, para que sea sacrificado de nuevo.



¿Cuántas veces se sacrificó Jesús?

¿Cuántas veces se sacrifica Jesús por nuestros pecados? No puedes actualmente hacerlo muchas veces y a la vez una sola vez. Hebreos 9:24-26, 28 Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; Hebreos 10:10 somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Es hecho una sola vez, y la recordamos con celebración memorial no repetición. El sacrificio de Jesús fue una sola vez y para siempre, y ahora que se efectuó en la cruz este sacrificio, “se sentó” (Heb 12:2 señal de descanso o dejar de ser activo en algo) porque el sacrificio ya ha sido efectuado eternamente. Se contrasta Jesús contra los sacerdotes del AT en Hebreos 7:26-27 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Hebreos enseña que el sistema de sacrificios y sacerdotes levíticos ya han pasado con la muerte de Jesucristo en un solo hecho de su muerte.

1Pedro 3:18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

1Corintios 10:20 Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. El enfoque de la Biblia es en que el sacrificio de Cristo está ya terminado. Los católicos ofrecen sacrificio, pero como Pablo observa de los católicos, es un sacrificio a los demonios.



Comiendo el cuerpo de Cristo

Jn 6:53-55 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. Los católicos dan este pasaje como evidencia y apoyo de su doctrina de la misa. Pero a la vez que quieren ser literal, los católicos no toman el vino, solamente el sacerdote. La sangre de Jesús todavía en su cuerpo no salva, solamente cuando es la sangre derramada. Pero más adelante en este mismo pasaje Jesús explicó (Jn. 6:63) “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.” A la verdad, nadie ha comido el cuerpo actual de Jesucristo, ni los apóstoles, ni nadie. Este “comer” es espiritual.



¿Qué es lo que está involucrado en esto?

El catolicismo enseña que el sacerdote tiene poder sobre Cristo cuando invoca a la consagración de la misa, y Jesús “tiene que obedecerle”. Como en la brujería, las fuerzas y espíritus sobrenaturales hasta Dios mismo son esclavizados a la voluntad humana cuando les invoca así. El sacerdote O’Brien otra vez en su libro comenta que María trajo a Cristo a la tierra una sola vez, pero el sacerdote le esfuerza a encarnarse de nuevo en cada misa. Dice “El sacerdote habla y ¿qué? Cristo el Eterno y Omnipotente Dios, agacha su cabeza en humilde obediencia al mando del sacerdote… No es sorpresa que aplican el nombre ‘alter Christus’ (Cristo alternativo) para sacerdotes. Porque el sacerdote es y debe ser otro Cristo.” (pgs 268-269). San Tomas dijo que en el momento de la misa, “el sacerdote literalmente llega a ser Cristo mismo.”

Mateo 24:23-24 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Gál. 1:6-8 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.

Download “cat11-cox-misa-o-memoria-v1r-min.pdf”

cat11-cox-misa-o-memoria-v1r-min.pdf – Downloaded 14 times – 111 KB

Más Folletos sobre Catolicismo