cp06 Suicidio: ¿Solución o Resulto Peor?

Cp06-cox-suicidio-v1
Cp06-cox-suicidio-v1
cp06-cox-suicidio-v1.pdf
Version: 1
162.5 KiB
496 Downloads
Details

Suicidio: ¿Solución o Resulto Peor?
Por David Cox
[CP06] v1 ©2008 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; Ecl. 12:1

Hay grupos como los rockeros “The Suicide Girls” quienes hacen dinero por promover el concepto del suicidio. Además hay grupos como los Emos quienes promueven el concepto entre los jóvenes como algo muy apecho para ellos. Hay elementos flotando entre la juventud de probar el suicidio, que es como un juego de ahorcarse con una soga en su closet, y quitar la soga antes de que la persona actualmente muera. Muchas veces los jóvenes no logran “salvarse” a tiempo y de veras mueren. La cultura entre estos grupos es una de estudiar como suicidarse y adorarlo, de promover pactos de suicidio entre individuos del grupo, de hacerlo romántico y deseable, etc.

En 1995 en los Estados Unidos, el CDC en Atlanta hizo una encuesta sobre el suicidio entre 10,904 estudiantes de la preparatoria. En los 12 meses antes de la encuesta, el 24% había pensado seriamente en hacerlo, el 17.7% había hecho un plan especifico en como iba a hacerlo, y el 8.7% había actualmente atentado de hacerlo, y el 2.8% se había lastimado por tratar de hacerlo. Hay un suicidio en los EEUU cada 17 minutos. Es la décima única causa de muerte entre el poblado en general, y entre jóvenes (15-24) es la tercera causa, después de accidentes (1ª) y homicidio (2ª). Hay más muertes de suicidio que de homicidios.[1]

¿Qué causa a una persona suicidarse?

Nadie en “su mente cuerda” quiere quitarse la vida, pero esta locura tiene su chiste. La consideración de tomar la vida viene por que uno considera que hay cosas tan fuertes y desagradables en su vida, las cuales ni puede controlar ni aguantar, al punto de que es aceptable tomar la vida para aliviarse de estas cosas. Lo que falta de considerar es la posibilidad como morir, su existencia será todavía peor en el infierno. Éxo. 20:13No matarás” y 1Jn 3:15Ningún homicida tiene vida eterna” indican que el suicidarse es un pecado y que un cristiano no debe hacer.

La depresión es siempre un antecedente del suicidio, y los elementos oscuros como problemas y el concentrarse en ellos hasta un extremo para que le depriman todavía más siempre están presentes con el que se considera el suicidio. Normalmente con los jóvenes son circunstancias horribles entre la familia, con los ancianos es la salud o pobreza, y con los adultos normalmente es la situación económica, la salud, o líos entre ellos y otras personas. Satanás es experto en saber como usar circunstancias y elementos en la vida de uno para causarle a uno deprimirse, y el suicidio es donde termina todo esto si uno deja a Satanás ganar.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un parecer que viene del sentir que uno está fuera de control de su propia vida (que hay factores que imponen sufrimiento, maldad, y tristeza en tu vida) y que realmente a nadie le importa tu situación. Hay gente que le duelen muchas cosas y no se deprimen. Los deprimidos quieren enfocarse nada más en su propia tristeza y dolor emocional.

Juan 3:16  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Somos importantes para Dios, tanto que Dios entregó a su propio hijo en muerte para rescatarnos de la causa de toda la maldad en el mundo y nuestras vidas, el pecado. El chiste para Satanás aquí es de provocar más y más pecado en la vida para implantar la idea que “nadie se preocupa ni le importan mis problemas.” Este es el ciclo de depresión.

Si la persona tiene relación con la familia y amigos quienes le demuestran interés en su vida (como en una buena iglesia donde se promueve el amor entre los hermanos), entonces esta persona siente el amor sale de su depresión. “Ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí” (Rom. 14:7) Esto solamente viene por parte de Dios, quien es en sí amor (1Jn 4:16). Si la persona se aísla de los que quieren ayudarle, entonces la depresión se hace grave y hasta el suicidio.

1° Juan 3:10  En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

Satanás es la fuente y el padre de todo maltrato, abuso, y pecado. Promueve el odio, o el tipo de amor que es un desenfreno emocional de la pasión de uno mismo (no importa el bienestar o emociones del otro). Al final el amor más perverso (el amor erótico) es del diablo, y es solamente el usar y abusar de otros para sentirse bien uno mismo. 1Juan 3:10 identifica a los que hacen malas cosas a otros (injustas) y los que no aman a otros como hijos del diablo, y el hijo de Dios es alguien que se manifiesta la esencia de Dios, el amor para otros Mateo 22:37-39. El amor se define como mi sacrificio para tu beneficio.

1° Pedro 5:5-9  Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos…, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.  Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios…echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

Dios manda a los jóvenes a obedecer a los ancianos (quienes tienen más experiencia, sabiduría, y quienes pueden entender y prevenir las trampas de Satanás), y manda a todos tener humildad. La arrogancia es algo que Dios no tolera. Sobre todo uno tiene que ser sumiso bajo la mano del poderoso Dios. Dios nos manda de echar todas nuestras ansiedades sobre él, y no hay cosa insignificante para Dios (hasta orar por un bolillo Mato 6:11). Dios permite problemas y sufrimientos en nuestras vidas para que tengamos que acercarnos a Él para ayuda y para edificar una relación de fe entre nosotros y Dios.

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Satanás viene para hurtar (hacernos daño), para matar, y para destruir. Lo malo en nuestras vidas proviene de Satanás, y no es nuestro amigo. Si Satanás quiere nuestra muerte, especialmente sin Cristo, entonces vemos que toda esta plática del suicidio es muy conveniente para Satanás, y es su propaganda en contra de nosotros. Pero es un engaño del diablo que con el suicidio uno va a escapar de esta maldad que te pasa aquí en la tierra. Simplemente se va de aquí al infierno. Un hijo de Dios entiende, comprende, y abraza totalmente al Dios de amor, y no se va al extremo de depresión hasta el suicidio. El amor en su vida le rescata de esta depresión. El amor que recibe de Dios, que tiene hacia a Dios, y hacia a sus hermanos es lo que le protege de todo lo malo en el mundo que busca hurtarle. El Diablo mismo es quien viene para hurtar, matar, y destruir. El plan de Satanás es de engañar a la persona con primero cambiar su parecer sobre lo que Dios ha declarado (“Nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuidaEf. 5:29), a impresiones y vistas de las cosas que causarán su propia destrucción. Muchos hablan de libertad que es realmente esclavitud a vicios y “cánceres” sociales. Muchos hablan de la felicidad, el gozo,  el placer, y el entretenimiento como si fueron las únicas metas validas para esta vida.

Isa 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

La felicidad y gozo vienen por concentrarse en Dios, no en ilusiones falsas de la muerte, o dolor, etc. Quisieron matar a Jesús, pero su paz no fue condicionada con circunstancias ni buenas ni malas. Por esta tranquilidad espiritual, aguantó todo lo malo que el mundo pudo echarle.

¿Quién es rey y dueño de mi vida?

1° Cor. 6:19-20 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Atrás de los problemas y conflictos que causan a una persona de considerar el suicidio es que hay una lucha espiritual sobre quien es dueño de su vida (y por lo mismo de su cuerpo). Dios es nuestro Creador, y por ser Creador, Dios es nuestro dueño. Somos creación de Dios, no de otros procesos como la evolución. La lucha es entre uno mismo manejando su propia vida, o uno dejando su vida en las manos de Dios, que Él sea quien manda.

¿Qué es el suicidio?

Las personas quienes hacen suicidio están tratando de golpear a Dios por la vida que Dios les dio. No aceptan lo que Dios les ha dado en la vida, y entonces están en rebelión en contra de Dios. En el caso de muchos, la rebelión es de tomar el control para sus gustos personales. Pero la persona quien trata el suicidio no actúa para robar y adueñarse de su vida, sino de privar a Dios de tener control de su vida por terminarla.

Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo,

¿Cómo salgo de estas ideas de suicidio?

Isa. 40:29 (Dios) da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas… 31 los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas… y no se fatigarán.

En Marcos 5:2-5 vemos a un endemoniado quien de día y noche estaba “hiriéndose con piedras.” En Mateo 17:15 vemos a una persona con un demonio quien buscaba suicidarse por el demonio dentro de él. El deseo de hacerse daño a uno mismo es de las fuerzas del maligno, no de Dios. Pero la solución se encuentra solamente en Dios, y su amor por ti, y por la salvación de Dios.

Debemos echar nuestras ansiedades sobre el Señor, “porque tiene cuidado por ti” (1Ped 5:7). Por edificar una fuerte relación con Dios, nos defendemos de nuestros problemas. Pero también Dios nos da la fuerza y el aguante además de las soluciones a nuestros problemas. El único lugar de la verdadera felicidad y gozo es cuando uno está en la voluntad de Dios. Nunca Dios quiere que uno haga suicidio. Cuando llegues al punto que “no puedes”, esto es cuando uno ve a Dios, y “Él sí puede”

 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Fil. 4:13


[1]              http://www.suicide.org/suicide-statistics.html

Más folletos de esta categoría:

Consejos Pastorales

En esta categoría examinamos asuntos y problemas de la gente que es común que los pastores de iglesias van a tratar con su gente. Este incluye asuntos extremos como depresión, suicidio, divorcio, etc. Pero los de familia (relaciones, divorcio, etc) están bajo la categoría de “Familia”.

Homosexualidad y similar asuntos están en esta categoría presente.