salv14 Evaluando la Comida Espiritual que Comes

Un folleto evaluando los diferentes tipos de pastores-maestros que te dan alimentación espiritual, distinguiendo lo bueno de lo malo.

¿Qué comes tú?
evaluando la comida espiritual con que nos alimentamos
Por David Cox
[salv14] v1 ©2011
www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
_________________

Cuando te sientes a comer con algún señor, Considera bien lo que está delante de ti. Pro 23:1

Somos como ovejas, y nuestros trabajos principales son: (1) reproducirse, (2) producir el fruto espiritual, y (3) alimentarse sobre la Palabra de Dios. Se hace esto en el “rebano” (la iglesia local). Dios exhorta a los pastores y ancianos de la iglesia de “apacentar la grey de Dios 1Pe. 5:2. “Como pastor apacentará su rebañoIsa 40:11. ”para apacentar la iglesia del SeñorHechos 20:28. Entonces debemos “comer” de la comida espiritual, pero también debemos fijarnos muy bien qué tipo de “comida” espiritual consumimos.




Hay Malos Pastores que sirven mala comida

Jer 2:8 Los sacerdotes no dijeron: ¿Dónde está Jehová? y los que tenían la ley no me conocieron; y los pastores se rebelaron contra mí, y los profetas profetizaron en nombre de Baal, y anduvieron tras lo que no aprovecha.

Lo que es claro, es que existen malos “pastores”, y aquí, entendemos que un “pastor” es un ministro de Dios que pretende de dar comida espiritual a la gente, sea en la iglesia o afuera.

Jer 2:11 ¿Acaso alguna nación ha cambiado sus dioses, aunque ellos no son dioses? Sin embargo, mi pueblo ha trocado su gloria por lo que no aprovecha.

“Trocado” significa de cambiar, alterar, o intercambiar. Ellos cambiaron la gloria de Dios por cosa que no aprovecha. Intercambiaron la buena comida de Dios para basura. Jer 2:8 dice “los que tenían la ley no me conocieron, y los pastores se rebelaron contra mí.” Simplemente puesto, los que se tratan de dar la comida espiritual rebelaron en contra de Dios, y dan lo que quieren ellos en lugar de lo que marca Dios.

Hay mala “comida espiritual”

Jer 7:4 No fiéis en palabras de mentira, diciendo: Templo de Jehová, templo de Jehová, templo de Jehová es éste.

Jer 7:8 He aquí, vosotros confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan.




Los malos pastores siempre quieren identificarse como buenos ministros de Dios. Son engañosos, y uno tiene que examinar y analizar más allá de lo que es visto. Dicen, “Somos el templo de Dios” para identificarse como la obra de Dios. Muchos cristianos no ven más allá que esto, porque creen cualquier mentira que un charlatán le pasa, y ellos se caen en error y destrucción de sus almas por la falta de seriedad como un “consumidor de comida espiritual.” Comen basura, se enferman, y se destruyen a sí mismo. Entonces no cualquier cosa es saludable para uno.

Además que hay mala comida espiritual que tiene error de doctrina, error de aplicación, error de tiempo (son para los del Antiguo Testamento y no nosotros), hay también cosas no adecuadas para el progreso del individuo.

Heb 5:12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

O sea, el autor regañó a sus lectores por no poder manejar lo más avanzado de la Biblia. En mi experiencia, me parece que todos que vienen a mi piensan que ellos son expertos de la Palabra de Dios, y esto cuando (1) no son fieles en lo más simple de lo que se ve en la vida cristiana (no asisten a todos los cultos, no oren, no participan, no tienen discernimiento, no puede servir, no pueden explicar cosas bien, etc). (2) No son espirituales porque con cualquier palabra de exhortación se enojan y se molestan. (3) Tampoco no cuidan su boca, y ofenden a los demás. (4) No andan en el camino de Cristo de tal forma que otros quieren seguir su ejemplo. En este pasaje se identifica un maduro y espiritual como persona que “por el uso” tiene “los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del malo.”




El pueblo así lo quiere

Jer 5:31 los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?

2Ti 4:3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

Hay dos partes en esto. Primero los pastores que dan la comida espiritual deben sujetarse a lo que Dios quiere como comida espiritual, y no rebelar en contra de Dios para dar lo que a ellos les parece mejor. La diferencia es que un buen pastor estudia las Escrituras excesivamente buscando realmente lo que Dios quiere para Su rebaño.

Segundo, el rebaño mismo tiene responsabilidad en esto. Cuando los sermones son como espinacas, y no les caen bien, entonces la gente deja de prestar atención, llegan tarde y salen antes que termina, o por sí, no llegan a la iglesia tanto, dejan de apoyar el ministro y este ministerio, y finalmente se van a una iglesia donde rasgan a sus oídos con una predicación popular y suave. Se ve la falta de cambio espiritual en lo que es popular y suave.




Las Marcas de la buena “comida”

Si buscamos las marcas de qué es “buena comida” (para buscar y perseguir a ello), hay unas marcas muy claras de ello.

(1) Buena comida se base en las Escrituras.

Neh 8:8 Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.

Debe ser regla de oro, que ningún cristiano tolera predicaciones que carecen de a) lecturas exactas y explicitas de la Biblia, b) explicaciones claras de estas lecturas, y c) una aplicación clara, al punto, y razonable del texto.




(2) Buena comida es útil y nutritiva.

1Co 10:3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, 4… bebían de la roca espiritual que los seguís… 5 Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto.

Información sola sin extracción de los principios espirituales, sin aplicarlos a la vida, y sin exhortación de sujetarse a esos principios producirá arrogancia y te destruirá. Buena comida es algo que nutre, que te cambia por lo mejor. Entonces la buena comida se marca con un esfuerzo de aprender, entender, y de obedecer. Esta extracción y aplicación de los principios espirituales son lo que nos mueven más cerca de Dios, y son lo que hace uno maduro o espiritual en la fe. Buena predicación tiene la característica que anima espiritualmente y emocionalmente los oyentes a la acción de qué se trata. Arrepentimiento o cambio espiritual es la meta de toda buena predicación, y si no nos afecta por lo mejor, nos perjudica. Quitó tiempo y oportunidad de Dios, llenando nuestra vida con algo que no sirve los propósitos de Dios. Emociones por sí no son suficientes, sino tiene que venir de la base de la Palabra de Dios explicada, entendida, aplicada, y practicada. Sermones sin un llamamiento a cambio, sin llamamiento a acción, o sin repetir las amenazas y promesas divinas no es un buen sermón.




(3) Buena comida se marca con un enfoque a arrepentimiento.

Muchos falsos profetas hoy en día tienen fabulosos sermones. Son tremendas predicadores y presentaciones. Pero con analizarlo, se puede ver que ni hay un enfoque ni empuje al llamamiento a arrepentirse y cambiar de su pecado a la justicia de Dios. Se marca buena predicación que nos sirve espiritualmente porque redarguye a nuestros pecados particulares. Entonces un tema bueno para un grupo, tal vez no es tan bueno para otro. O aun en un tiempo de la vida en un grupo que el otro. El buen pastor busca alimentar a las ovejas con el mensaje de Dios, que es enfocado en unos puntos extraordinariamente importantes: la voluntad de Dios, la santidad y piedad diaria, seguir el ejemplo de Cristo, arrepentirse de sus pecados, y vivir la justicia de Dios.

Buena predicación se dirige a cambiar al corazón, no llenar la cabeza. A fin de cuentas, esto es adoración a Dios cuando captamos los principios espirituales en las Escrituras, los entendemos, y adoramos a Dios por hacerlos parte integral de nuestras vidas. Cuando un predicador puede darte “delicias” en sus sermones, pero no te cambian espiritualmente de semana a semana, hay algo hartamente mal con esto. O eres tú muy rebelde y torpe que no entiendes para cambiar tu vida, o él no predica como Dios quiere. El propósito único que es bíblico es de efectuar cambio en la persona para que sea salvo y se acerque a Dios en la forma que vive su vida.




(4) Buena comida es adecuado para el progreso del recipiente.

Aquí, es carne para los maduros, y leche para los inmaduros. Hebreos 5:12-14 marca lo adecuado para cada persona en su relación al momento con Dios. Regaño a veces, consolación en otros.

(5) Buena comida viene de una persona que vive los principios espirituales que promueve.

Aunque la comida en un restaurante puede ser deliciosa, si el cocinero o el mesero están sucios y apestan de basura, no me antojo comerla. Igualmente, a fin de cuentas un “buen sermón” ni es tan bueno cuando es predicado por un hipócrita. Dios solamente nos cambia la vida cuando el predicador predica con mucha pasión porque las verdades de su presentación le han cambiado personalmente primero y antes que se trata a comunicar esto a otros.

(6) Buena comida es simple y rico, no complicado y pesado.

Lo mejor de la comida no es lo que te cae pesado al estomago, que tu organismo tiene problemas en dirigirlo. Igualmente, buena predicación no es tan complicada que nadie puede entenderla. Es directo, al punto, simple de entender, obvio de los pasajes usados para explicarla, y promueve a otros de aceptarlo.




(7) Buena comida es intensa.

Una buena predicación es intensa en el sentido que el ambiente y actitud del predicador es uno de persuadir a los oyentes a algo que él siente que es muy importante, y es muy peligroso si no entienden su mensaje, o no aceptan su mensaje.

Salv14-cox-que-comes
Salv14-cox-que-comes
salv14-cox-que-comes-v2.pdf
Version: 2
137.4 KiB
535 Downloads
Detalles
Salv14 ¿que comes?
Salv14 ¿que comes?
salv14-cox-que-comes-v2-RVG-min.pdf
Version: 2
99.0 KiB
76 Downloads
Detalles