ig94 ¿Cómo destruir una Iglesia?

ig94 ¿Cómo destruir una Iglesia?, explica como Satanás mete cizaña entre los salvos en la iglesia, y que no debemos hacer caso a ellos.

ig94 ¿Cómo destruir una Iglesia? explica como Satanás mete cizaña entre los salvos en la iglesia, y que no debemos hacer caso a ellos.

¿Cómo destruir una Iglesia?
Por David Cox

[ig94] v1 ©2024 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Mateo 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca (esta roca es que Jesús es el Mesías, el Salvador) edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Gálatas 1:6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Jesús mandó crear la iglesia para Sus propósitos. Esta iglesia representa el reino de Dios en la tierra. Por medio de la iglesia, Dios hace Su obra divina, que es la salvación de las almas de los hombres (los que responden a su invitación del evangelio). Pero la iglesia se basa en el evangelio, y si cambias la salvación, el evangelio, ya has destruido la iglesia. La esencia de la iglesia son las personas salvas, quienes ya salvas están creciendo en su fe y en la santificación, y que se entregan a obedecer a Dios y a cumplir con la tarea que Dios da a la iglesia. Pero es seguro que Satanás trata de destruir la obra de Dios con todo lo que puede.

La Cizaña entre el Trigo

Mateo 13:24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 28 ​Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29 Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


Jesús nos explicó la forma o manera en qué Satanás va a atacar la iglesia, para parar la obra de Dios. Es por los “cristianos” que son falsos. Pero es muy importante que todo cristiano entienda nuestra situación. Dios manda a todo salvo a congregarse en comunión (Hebreos 10:25 No dejando de congregarnos…). Pero si un nuevo creyente va a una iglesia, puede ser que esté entrando con personas quienes son cizaña, no con verdaderos hermanos en la fe. Hebreos 10:25 indica que vamos a la iglesia para recibir exhortación espiritual, (sino exhortándonos). No te enojes cuando un sermón te incomoda. Dios nos manda predicar sermones que nos cambien espiritualmente. Pero el versículo claramente tiene el concepto de adorar a Dios CON OTROS CREYENTES.  O sea, para una iglesia la comunión entre salvos es esencial, y esta comunión con otros salvos es una actividad espiritual que es mandada por Dios. Entonces, hay que entender el principio muy bien. Es un pecado de no asistir y participar cada semana en tu iglesia. Asimismo, debe ser solamente una iglesia de buena doctrina bíblica y práctica mandada por Dios. Pero tenemos que ser sabios en como identificar correctamente con quienes debemos relacionarnos dentro de la iglesia. Aparte de esto, hay iglesias enteras que son manejadas por falsos profetas, con mala doctrina, y veneno espiritual. Pero ¿Cómo identificamos al verdadero cristiano que pueda ayudarnos espiritualmente? El falso profeta y el inconverso “cristiano” (cizaña), los dos se identifican como “salvos” y aun “espirituales”, y ellos proclaman que son los más espirituales de todos aunque su conducta y discernimiento no conste con esa declaración.

Uno Puede Conocer la Obra de Dios

1 Juan 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él (Cristo) anduvo. 1 Pedro 2:21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas.

La respuesta muy simple es que si uno aprende muy bien cómo es el carácter de Jesús, que es el mismo carácter de Dios, entonces, rechazamos a quienes no se portan como Jesús ni tampoco les imitamos. 1 Corintios 11:1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. Somos muy susceptibles a los ejemplos de otros. Si una persona quiere ser “líder” informal en la iglesia pero no se porta como Jesús, no debemos dejar impresionarnos. No debemos poner importancia en ellos o en lo que ellos dicen o hacen. Parecen la cizaña entre el trigo. Como en Mateo 13, es más destructivo tratar de separar a los que son verdaderamente salvos de los que están engañados (cizaña) o de los que quieren engañar (falso profeta). A fin de cuentas, no importa si una persona se identifica como hermano en la iglesia, si no es como Cristo en su carácter, no va a ayudar a otros en sus vidas espirituales. Ignórale en lo que hace y dice, y tú sigue a Cristo con los que igualmente siguen a Cristo en buena fe y práctica. Tienes que seguir el ejemplo de Jesús, no con otros que ignoran el carácter moral de Jesús. 2 Timoteo 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. Mientras que nadie puede saber el corazón de otra persona excepto esta persona y Dios, todos ven su vida y oyen sus palabras. Hay gente que proclaman de ser “cristianos” y de ser “nuestros hermanos”, pero sus palabras y hechos no edifican espiritualmente a nadie. Destruyen con su conducta. Son engañosos.

Lobos Vestidos como Ovejas

Mateo 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

O sea, Jesús nos avisó de ver el carácter de ellos, y cómo su carácter se desarrolla en hechos y dichos, y cómo su vida entera apoya el concepto de Jesucristo nuestro ejemplo, o es lo opuesto de Cristo en hecho, dicho, y actitud (carácter). Si queremos compañerismo con ellos es porque la persona dice y actúa en su carácter como Jesús moralmente.

Mateo 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis. (Por su fruto, es que verás el fruto del Espíritu Santo en ellos y su conducta o no.)

Es importante reconocer que Jesús nos dio la clave para identificarlos y protegernos de ellos, y esta clave es su carácter y su fruto. Hebreos 13:7 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. Es muy importante que primero, conozcamos el carácter de Jesús, los atributos de Dios. Segundo, debemos usar este conocimiento para distinguir entre todos los que dicen ser nuestros hermanos para ver a Cristo en ellos, en sus palabras, hechos, y carácter, y tachar a quienes no son como Cristo, que son cizaña. A lo largo de la historia en que has conocido a alguien, considera cuál haya sido el resultado de su conducta e imitad su fe. Aunque este mandamiento es especialmente para los que son nuestros pastores, es también aplicado a los que son “líderes espirituales informales” entre la iglesia. La palabra traducida aquí (“pastores”) no es ποιμήν poimén, la palabra normal para pastor de una iglesia sino en Hebreos 13:7 es ἡγέομαι jeguéomai, una forma del verbo “dirigir.” Pero lo que es el fruto espiritual de su vida, de su ministerio, que es el elemento crítico para juzgarles, de evaluarles, y de estimarles o seguirles. De por sí, un líder destruye la iglesia si se porta como un dictador, y no se porta como el ejemplo de Jesucristo, el buen pastor.

La Iglesia es para Nuestro Bien

1 Corintios 14:26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación.

El asunto obvio debe ser que Dios nos manda a congregarnos PARA NUESTRO PROPIO BIEN ESPIRITUAL. Todo lo que no edifica debe ser evitado en la iglesia. O sea, si alguien canta por orgullo de su propio talento, para jactarse de ello, o alguien usa la acción de gracias para jactarse de ellos mismos, de sus logros, de su familia, de su estado económico, jactándose de sí mismo, esta persona está actuando mal. No dejes que te influyan. Colosenses 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Las actividades de una iglesia son mandadas en conjunto, con otros hermanos cristianos de la misma buena fe y práctica. Pero esto tiene una condición en que la iglesia y sus miembros sean verdaderos salvos, con buena doctrina y práctica bíblica, que van a edificarse uno al otro. Según 2 Timoteo 2:22, tienen que invocar al Señor “de corazón limpio,” o sea, que con sinceridad adoran a Dios, no por ventilar su mal carácter. Esto será que realmente quieren obedecer a Dios, y será visto por actuar como Jesús, en el carácter moral de Dios, no de otra manera. Efesios 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Parte de ser aceptado por Dios es cuando Él ve los atributos divinos en nosotros, y esto es visto por como tratas a otras personas. Entonces, debemos tener una relación con otras personas para que Dios vea esto. Esto Dios lo hizo por medio de la comunidad de la iglesia.

La Cizaña Destruye el Amor

Juan 13:35 En esto, conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

Dios nos avisa que podemos confiar en el elemento del amor entre nosotros como una identificación que alguien es el trigo, y no la cizaña. Mientras, el amor quita las ofensas, (1 Pedro 4:8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.), la conducta opuesta destruye este amor (Gálatas 5:15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros). Muchos cristianos se sientan en la silla del escarnecedor (Salmo 1:1) para criticar todo. El chisme es un ataque en la forma cobarde (a su espalda) para destruir a una persona en la vista de otros. (Levítico 19:16 No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra «la vida de»  tu prójimo. Yo Jehová. 17 No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no «participes de su pecado.» 18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.) El plan de Satanás es de desacreditar a los hermanos que pueden ayudarte por medio de difamarles. Si la persona puede algún día ser de provecho para Dios, va a la iglesia creciendo en la comunión y exhortación de los hermanos, entonces Satanás  quiere parar esto y que no pase. Entonces, Satanás destruye la iglesia (que son las personas salvas, no el edificio) por medio del carácter satánico de división, odio, y agresión del uno al otroGálatas 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. En el amor, uno aguanta. 1 Corintios 13:4-5 es sufrido, es benigno, no tiene envidia, no es jactancioso no se envanece (no se infla el ego de la persona misma) No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. Está mal que la gente va a la iglesia para enojarse y pelear con otros. Para la cizaña, esto es mero lo que quieren hacer. Para el buen cristiano, busca edificación y amor, busca recibir el bien, y busca ser una bendición para otros allí.

Los factores, que destruyen una iglesia “desde adentro de sí mismo, son el orgullo, la herejía (divisiones, diferencias de creencia y práctica), legalismo que es otro tipo de arrogancia sobre otros, desconfianza (basada en traición) en lugar de unidad. Efesios 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; Es muy importante que entendamos la importancia de la unidad en la iglesia, que sintamos lo mismo, y jalemos todos para las mismas metas. Filipenses 3:15 Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.

Metas Compartidas de la Iglesia

(1) La meta principal es que vivamos nuestro cristianismo guiando a otros al Salvador por nuestro buen testimonio y vida personal dedicados a Dios. Vivimos los principios morales que vemos y entendemos de nuestras Biblias. Nuestro propósito en la tierra es de servir a Dios. Además de ver a otros salvos, necesitamos edificar a nuestros hermanos para que ellos tengan una vida bendecida. Esto es la clave para la unidad. Uno busca éxito en hacerles a otros hermanos tener vidas felices en la voluntad de Dios. Esto es por exhortación, edificación, y oración. La humildad de uno mismo contra su arrogancia y jactancia. (2) Que uno no se promueva a si mismo y a lo suyo. (1 Corintios 14:4 el amor… no busca lo suyo). El jactarce siempre causará división (herejía) y envidia. (3) Vivamos la verdad de las Escrituras, buscando siempre de conocer los principios de Dios, de entenderlos, y de promoverlos por vivirlos en nuestras propias vidas. En la iglesia y afuera, hay falsos profetas que promueven cualquier cosa en contra o para distorsionar la verdad. Peleamos en contra de ellos y a favor de los que promueven la verdad de Dios. Esto de promover los principios de Dios es fundado en el principio de que estudiamos las Escrituras, y vivimos lo que entendemos en la comunión con los hermanos de la misma fe. ¡Tienes que congregarte!

ig94 ¿Cómo destruir una Iglesia?

Descargar

Download “ig094-cox-como-destruir-una-iglesia-v1_2.pdf” ig094-cox-como-destruir-una-iglesia-v1_2.pdf – Downloaded 43 times – 229.41 KB

Más Folletos de la Categoría de la Iglesia