Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia es un folleto sobre nuestra guerra espiritual en Cristo.

Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia es un folleto sobre nuestra guerra espiritual en Cristo.

 

Las Armas de Nuestra Milicia

Por David Cox

[salv67] v1 ©2020 www.folletosytratados.com/
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Romanos 13:12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 2 Corintios 10:4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,  
A la verdad, estamos en una guerra spiritual para nuestras almas. Como los de Esparta, somos nacidos soldados por defecto. Estamos en una batalla espiritual, y al fin de la vida, para nuestra alma, si vamos al cielo o el invierno. Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

Como un fuerte en guerra, los conceptos de la gente llegan a ser su propio tropiezo y derrota. Dios quiere ordenar nuestras mentes tras su idea de cómo debemos pensar. La Palabra de Dios y la oración son como efectuamos cosas de nuestra vida para Dios.

La lucha es Espiritual 2 Corintios 10:1-4

2 Corintios 10:1 ​Yo Pablo os ruego por la mansedumbre y ternura de Cristo Pablo tuvo problemas de los Corintios rechazándole. No quiso usar su autoridad espiritual, sino supo que la lucha es por ser como Cristo. Nuestra armas en nuestra batalla espiritual no son como que los conquistadores usan en derrotar a ejércitos. Son del mundo espiritual. En el contexto, la arma principal es de ser como Jesucristo, manso y tierno. Por ponernos el carácter de Cristo, nos armamos espiritualmente. Nota que esto es lo que hace uno salvo. Dejas tus propios deseos, arrepiéntete de tus pecados delante de Dios, y luego una vez sobre tus rodillas, que se humille delante de Dios y obedeces a Dios. (Creer en Jesucristo para ser salvo.) Esto es el camino a la salvación, y después de ser salvo es el mismo camino para luchar espiritualmente contra Satanás y nuestra carne. Hay un orden en vestirse, nunca ponen zapatos y luego pantalones. La mente y alma son primeras sobre todo. Pensar bien sanamente.

Las Asechanzas del Diablo

Efesios 6:11
Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra
las asechanzas del diablo.
Primero, debemos entender que tenemos que utilizar todas estas armas que Dios pone a nuestra disposición o vamos a fracasar. Segundo, el Diablo lucha contra nosotros con asechanzas o trucos espirituales. Satanás logra su propósito en engañarnos a creer y practicar lo que no es la voluntad de Dios. Obediencia es muy importante en la lucha espiritual, también discernir lo que es la voluntad de Dios. Jesús se contrapone al Diablo en ser “la Verdad” (Juan 14:6) y Satanás el padre de la mentir y engaño (Juan 8:44). Jesús es la mera personificación de los principios de Dios de la verdad, de lo que es bueno y beneficial a nosotros. Es importante de discernir lo que sea la voluntad de Dios (estudiarla, meditarla, y discernirla), y luego hacerla.

Las Armas Espirituales

Efesios 6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,  15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.  16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.  17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;  18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Hubo mucha actividad demoniaca en Efesios (Hechos 19:13-20) y aquí, Pablo abarca de dirigir enseñanza hacia a ella..

La Biblia: Siendo dirigida por Dios

“Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad”
La Biblia es la expresión de Dios sobre su voluntad hacia a nosotros. Jesús mismo es descrito como “el Verbo” y la verdad (Juan 14:6) o los principios de Dios puestos en acción. ¿Qué es que no sirve para derrotar a Satanás? Ni podemos discutir con Satanás, ni negociar con él, ni nada más mandarle a dejarnos en paz. Lo más fuerte que ejercimos a nuestra voluntad, parece que caímos en lo que quiere Satanás. Pero cuando nos humillamos a obedecer a Dios, siendo como Jesús, vencimos. El cristiano tiene que saturarse en la Palabra de Dios, y también tiene que entender bien la Biblia y obedecerla.

1 Pedro 1:13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;  14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;  15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;  16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. El ceñir los lomos de nuestras mentes es cómo nos tratamos nuestra forma de pensar y actuar. Pensando en lo que Dios quiere (Filipenses 4:8 todo lo que es verdadero honesto justo puro amable de buen nombre.. si hay virtud alguna si algo digno de alabanza en esto pensad), y actuando en santidad y pureza a Dios es cómo un gana en esta batalla.  Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

La Oración: Expresando nuestros deseos hacia la Voluntad de Dios.

Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu”
Expresamos nuestros deseos en nuestras oraciones, pero a la verdad, no debe ser así. Debemos alinearnos en nuestra voluntad con la voluntad divina (por leer, estudiar, meditar y entender las Escrituras). Después expresamos y hacemos la voluntad de Dios por la oración y nuestra vida.
La persona demasiado ocupado que no tiene tiempo para orar es destinada a fracasar frecuentemente en su vida espiritual. (1) Oramos para nuestra propia vida y necesidades. (2) Oramos por otros.

La Justicia: Siempre hacer Bien

“Vestidos con la coraza de justicia” Una coraza es metal contra el torso del cuerpo para proteger partes vitales contra el enemigo. Para nosotros en este guerra, debemos poner algo cerca al cuerpo (o esforzarnos especialmente en esto) y es la justicia. La justicia es de hacer lo justo, o lo correcto, el bien en la vista de Dios. 1 Tesalonicenses 5:8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Isaías 59:17 Pues de justicia se vistió como de una coraza, Los cristianos deben ser gente de siempre hacer lo correcto. Sus vidas no deben tener elementos de cosas oscuras, maldades, o actitudes malos.

Filipenses 3:9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; De nuevo vemos que la verdad es un principio moral que creemos y practicamos. “Coraza” es algo bien apretado a nuestro pecho, que quiere decir, que aseguramos que hacemos estas cosas mucho, frecuentemente, y intensamente. ¿Qué es nuestra coraza? Justicia, fe, amor, esperanza en las promesas de Dios, y el ser sobrio (pensar bíblicamente como Dios quiere) es lo que debe ser “cerca a nuestro corazón”,

El Ser evangelistas: La fe
se replica a sí misma en otros

“Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz” Un soldado marcha sobre sus pies. Él tiene que cuidar sus pies, porque el enemigo no va a ubicarse donde uno quiere, sino tenemos que ir a donde él está poniéndose de hacer maldad. El punto aquí es de ser rápido de tomar ventaja cuando se presenta la oportunidad. Dios dice que esta aspecto de nuestra arma es de siempre ser listo y proponiendo oportunidades a testificar.

2 Timoteo 4:2 que prediques la palabra; que instes
(de inclinarse hacia, siempre haciendo, siempre prestando a algo)
a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Uno tiene que ser experto en entender y saber la Biblia.

Lucas 9:60 Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.
Colosenses 1:28
(Cristo)
a quien anunciamos,
amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;
El cristiano pelea en esta batalla espiritual por ser evangelista. Todos debemos saber con esmero presentar el evangelio a otros, incluso a sectas. Debemos entender que podemos siempre estar defendiéndonos, o si vamos al ofensivo, somos más firmes en nuestra fe. Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

Fe, Fiel, Constancia: No faltando

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” Con un escudo, un soldado se defiende de ataques del enemigo. La fe cubre universalmente a los demás armas. Si guardas tu fe en viva ejercicio en tu vida, te protegerá lo demás de tu vida espiritual. Hebreos 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios…  

Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia

La Salvación: El Corazón del Cristiano

Tomad el yelmo de la salvación”

1 Tesalonicenses 5:8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Salvación es “una esperanza” que mantengamos viva adentro de nosotros. Cómo en una lucha, si te pegan en la cabeza, te noqueas y vas para abajo. Aunque tienes poder de defenderte, dejas de hacerlo. Eres vencido. Al momento en que Satanás puede convencerte de dudar tu salvación, o de vivir actualmente en contra de estos principios espirituales, la moralidad, ya eres derrotado. 1 Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

Usando las Escrituras

La espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” 2 Timoteo 2:15
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse,
que usa bien la palabra de verdad.  
Hechos 17:11 La clave de ganar en esta batalla es de ser experto en entender las Escrituras.

Velando en Oración

Velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”
Lucas 18:1 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar

El mero vivir para el cristiano es su comunión diaria con Dios. Esto es, Dios habla a ti (tu lees sus palabras) y tú hablas con Él (el orar). Solamente cuando tenemos constante comunión con Dios, entonces vamos a vencer. Salv67 Las Armas de Nuestra Milicia