Salv40 ¡Cuidado! ¡Hay un Peligro a tu Alma!

Salv40 ¡Cuidado! ¡Hay un Peligro a tu Alma!

Salv40 ¡Cuidado! ¡Hay un Peligro a tu Alma! explica como el pecado es un gran peligro a nuestras almas frente a Dios.

Salv40 ¡Cuidado! ¡Hay un Peligro a tu Alma! explica como el pecado es un gran peligro a nuestras almas frente a Dios.

Por David Cox

[salv40] v1 ©2020 www.folletosytratados.com
Sermón en audio www.coxsermones.com/salv40
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Isaías 59:1 He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; 2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.

Desde Adán y Eva siendo echado del huerto por sus pecados, hasta la separación final de una persona de Dios cuando Dios le echa al infierno, el pecado nos separa de Dios. Es un gran peligro para el ser humano.

¿Qué es “el pecado?” Pecado es lo que es afuera de la voluntad de Dios. Es actitud o acción que desagrada a Dios. El opuesto de pecado es justicia. Tenemos que entender que el pecado, todo lo que Dios no le gusta, es algo altamente peligroso a nuestro bienestar. Hay pecados de comisión, que activamente los hacemos, y hay pecados de omisión, algo que debemos hacer, pero no lo hacemos.

La Naturaleza del Pecado

Tenemos que entender que el pecado se radica adentro de nuestro exaltado amor por nosotros mismos, y el hábito de entregarnos a nuestros deseos, aunque son dañinos para nosotros y a otros, y no agradan a Dios. Pero el pecado se radica en nuestro egoísmo y arrogancia que se base en que pensamos que no somos creados para servir a Dios sino para que nosotros disfrutamos la vida.

Dios nos dio leyes y normas no para que seamos perfectos, pero para darnos el entendimiento de qué tan pecaminosos somos. Aunque estas leyes y normas nos ayudan de vivir en una forma que agrada a Dios, debemos entender que somos muy poco pasos del infierno, y debemos tener miedo de Dios y su ira.

Números 16:32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. 33 Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación.

Dios actualmente envía personas con que se enoja por su rebelión y pecado al infierno. Debemos tener esto en mente siempre, porque es de engañarse de sí mismo de pensar que somos tan buenos, pero a la vez pecaminosos, y la misericordia de Dios siempre va a cubrir nuestros faltas y pecados.

Números 32:23 Mas si así no lo hacéis, he aquí habréis pecado ante Jehová; y sabed que vuestro pecado os alcanzará.
Salmo 140:11 …El mal cazará al hombre injusto para derribarle.
Proverbios 13:21 El mal perseguirá a los pecadores, Mas los justos serán premiados con el bien.

El pecado es defectuoso en sí. Por esto, quiere decir que el pecado no vino de Dios, y por esto, trae problemas y castigos en sí, aunque Dios no castiga al pecador activamente. Pasivamente el pecado corrompe y destruye la vida del pecador. Es altamente peligroso para él. Aparte de que Dios va a juzgarnos un día, el mismo pecado nos caza para destruirnos si practicamos el pecado.

Dios ve todos nuestros pecados

Salmo 90:8 Pusiste nuestras maldades delante de ti, Nuestros yerros a la luz de tu rostro.
Jeremías 23:24¿Se ocultará «alguno,» dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?

O sea, Dios observa todo lo que pasa en nuestras vidas. Nada le escapa. Él es nuestro Creador y nuestro Juez de nuestras vidas. Nuestros pecados están siempre delante de Él, y en el día de juicio, los hombres le gustarían esconderse de la ira de su cara, pero no será posible.

Apocalipsis 6:15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;

Salmos 44:21 ¿No demandaría Dios esto? Porque él conoce los secretos del corazón.
Salmos 32:5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

El camino para tratar con tus pecados es de no tratar de esconderlos (haciéndolos en secreto y como realmente no estás haciéndolos) pero confesarlos a Dios y abandonarlos (esto es el arrepentimiento).

Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

El verdadero cristiano entiende y es convencido que no hay nada bien que sale de pecar. Si es salva la persona, entonces él está en guerra espiritual en contra de todo que es pecado.

Como el Pecado nos Afecta

Separación de la presencia de Dios.

Salmo 51:11 No me eches de delante de ti, Y no quQites de mí tu santo Espíritu.

La vida es de estar en comunión con Dios. La muerte es separación y distancia de la mera presencia de Dios. El infierno es el sumo de esta separación de todo lo bien de Dios.

Nos engaña al peligro que es en nuestras vidas.

Hebreos 3:13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 1ª Corintios 10:12

El pecado en sí es engañoso. Nunca se presenta realmente como es. Parece bien, un placer, pero en realidad, destruye tu vida. Nota: La exhortación (sermones bíblicos) es lo que debemos buscar para que no caigamos en el engaño del pecado.

Nos hace ciegos espiritualmente.

Efesios 4:18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón

El pecado agarra raíz en uno donde la persona no lo pelea fuertemente. Con tiempo se hace tan fuerte, que domina la vida. Casi es un dios que no se puede destituir. Trabaja con adictos y verás esto muy claro. Después que nos engaña, nos quita la visión espiritual, y luego nos domina a nuestra vida.

Nos esclaviza.

Juan 8:34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

Cuando una persona (inconversa o salva) voluntariamente peca como hábito, esta conducta llega a causar una esclavitud a este pecado. Con la ayuda de Dios, se puede romper esta esclavitud, pero solamente cuando la persona cambia su actitud y pelea unilateralmente en contra de TODO el pecado en su vida. Dios no te ayuda si tienes “unos pecados de mascota” que vas a proteger y dar cobijo.

Arrepentimiento:  El Remedio para el Pecado

Lucas 13:3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

O sea, Dios nos salva, y esto no es por nuestras obras, sino totalmente por Él mismo, porque somos salvos por SU PLAN DE SALVACIÓN. Después de ser salvo buscamos buenas obras. Pero a la vez, Dios desafía nuestra proclamación de fe si luego nosotros no seguimos “el recibir la salvación” con abundantes obras (evidencias) de que odiamos el pecado, y estamos en guerra contra el pecado. Nuestro respeto y reverencia para Dios es porque Él es santo, y Él odia y rechaza el pecado. Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Si realmente amas a Dios, vas a tratar de agradarle por no pecar, y no constantemente llenando tu vida con desobediencia, desgracias, y vicios.

Romanos 13:12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías (desenfrenos) y borracheras, no en lujurias (cohabitación) y lascivias (libertinaje sexual), no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Para unos Supuestos Cristianos

1ª Juan 1:5 ​Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Hay cristianos (supuestamente son cristianos) que piensan que pueden jugar con el pecado, y Dios no va a llevarlos a cuentas. Pecan, y practican el pecado en sus vidas sin que ellos realmente se tratan de cambiarse. Unos pensamientos…

  • Dios no cierre sus ojos sobre el pecado.
    Todo el plan de salvación, Jesús tomando un cuerpo humano para entregárselo en sacrificio, es para esconder el pecado del juicio de Dios. Si hizo tanto para que Dios no vea nuestros pecados, no piensas que tu puedes jugar a Dios por un tonto. Él va a castigar aun los cristianos por sus pecados. En esta vida terrenal, pagamos por nuestros pecados porque aun siendo salvo, causan problemas para nosotros aquí.
  • Si somos salvos, peleamos fuertemente en contra del pecado. La idea de arrepentimiento es de pelear en contra del pecado.
  • Se reconoce la verdadera salvación porque uno anda en luz y practica la verdad, no el pecado. El inconverso es reconocido por su vida, igualmente el salvo.
  • Practicamos la verdad (la hacemos vez tras vez, y no habituamos en hacer el pecado).
  • Dios pagará cada persona según su vida, carácter y obras. Sin hacer específico cómo, el pecado te costará caro en esta vida.

Romanos 2:6 el cual (Dios) pagará a cada uno conforme a sus obras: Isaías 3:11 ¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado. Jeremías 32:19 grande en consejo, y magnífico en hechos; porque tus ojos están abiertos sobre todos los caminos de los hijos de los hombres, para dar a «cada uno» según sus caminos, y según el fruto de sus obras.

Santiago 2:26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Lo que eres es visto por lo que haces. Si eres un cristiano, tu vida va a declarar esto por tus hechos, tus obras, tus palabras, tu conducta, tus prioridades, tus sacrificios, tus motivos, etc. Si pareces como un inconverso, probablemente eres uno. Cuidado con el pecado porque jugando con ello te destruirá tu vida.

1ª Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

1ª Corintios 15:34 Velad debidamente, y no pequéis

Salv40 ¡Cuidado! ¡Hay un Peligro a tu Alma!

Download “salv40-cox-peligro-a-tu-alma-v1.pdf” salv40-cox-peligro-a-tu-alma-v1.pdf – Downloaded 7 times – 134 KB

Más Folletos en la categoría de Salvación