salv17 La Batalla Espiritual

En este folleto examinamos la batalla espiritual en que estamos. TEMAS: Los Parámetros de la Batalla; Nuestros Enemigos; Satanás; Nuestra Carne; Falsa Doctrina; Malos Ejemplos; Victoria para Nosotros
Nuestra Salvación; Hacer la Voluntad de Dios; La Obra de Dios; Victoria para Satanás; Las Armas del Enemigo; La Falsa Doctrina; Amor y Concentración en uno Mismo; Las Armas del Cristiano

La Batalla Espiritual
Por David Cox
[salv17] v1 ©2011 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Ve también La Seducción de un Cristiano



Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Efe 6:13

Es triste de ver como unos cristianos ignoran (1Tes 5:6 “no durmamos”) de la batalla espiritual. Ni tienen idea de quién ni cómo es el enemigo, cómo es la batalla, ni cómo tener la victoria.

Luc 21:34 Mirad también por vosotros mismos… 36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.




Los Parámetros de la Batalla

Desde el huerto de Edén, el hombre y su vida han sido la batalla espiritual. Satanás quiso el hombre de seguir su propio parecer en lugar de obedecer la voluntad de Dios. Hoy en día, nada es diferente. Como cristianos, redimidos por la sangre de Jesucristo, nuestra lucha espiritual es sobre lo que creemos y nuestra conducta. Aunque el mundo hace burla de los principios, creencias, y conducta de un cristiano, esta es parte de la batalla, de creer Dios y no a otros.




Nuestros Enemigos

Satanás: 1Pe 5:8nuestro adversario el diablo… buscando a quien devorar.” La agresión espiritual no es por nuestra paranoia ni es poca cosa. Satanás quiere totalmente destruirnos y causar problemas y la ruina de nuestras vidas.

Nuestra Carne

Gál 5:17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.” Aparte del adversario Satanás, tenemos parte interna de nosotros (nuestra naturaleza y deseo carnal) que opone toda buena obra, contaminando y frustrando cualquier cosa que quisiéramos hacer por Dios. Esto es interno. Es parte de mí mismo, y tengo que atacar y negar esta parte de mí, y hacerla morir adentro de mí. La lucha espiritual no es solamente tentación que Satanás pone delante de mí, sino la parte de mí que desea y obra a cumplir con las obras de tinieblas. No puedo confiar en mis esfuerzos o juicios, porque soy contaminado espiritualmente por mi naturaleza. Tengo que desconfiar en esto, y exaltar las palabras y el parecer de Dios sobre mis discernimientos y opiniones, por mi entendimiento fallado.




Falsa Doctrina

 1Jn 4:1 “no creáis a todo espíritu… muchos falsos profetas han salido por el mundo.” Otro enemigo que es muy astuto es lo de la falsa doctrina promovida por falsos profetas. Satanás usó la creencia de que Dios quiso hace mal al hombre, y sigue tratando de hacer el mundo creer incorrectamente sobre Dios, el pecado, la salvación, etcétera. ¿Por qué es tan importante la doctrina? Esto es porque doctrina causa conducta que corresponde a su carácter. La doctrina de demonios (1Tim 4:1) causa la apostasía o el apartarse de Dios.

1Ti 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;

La influencia de la maldad se basa sobre creencias incorrectas, no bíblicas. Si Satanás puede movernos de la verdad que causa piedad en uno, entonces creyendo error, la conducta sigue con error.




Ejemplos Malos

Sal 101:3 No pondré delante de mis ojos cosa injusta. Aborrezco la obra de los que se desvían; Ninguno de ellos se acercará a mí.

Satanás bien lo sabe que por ver el ejemplo vez tras vez, aun lo más fuerte cristiano caerá. Pensamos en “justo Lot” que se cayó por tener siempre a la vista el pecado de otros.

2Pe 2:7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados 8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía «cada día» su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos), Si permitimos la entrada a pecado, como en la televisión, en noveles, libros, o aun por chismes, entonces bajarán nuestras defensas espirituales.

1Co 15:33malas conversaciones corrompen buenas costumbres.”  En la versión de Sagradas Escrituras, este versículo lee así, “No erréis; los malos compañeros corrompen el buen carácter”. La idea aquí es de ver pecado hecho enfrente de nosotros nos hace acostumbrarnos a ello, y eventualmente nos hace más accesible y dispuesto a hacerlo nosotros mismos. Esto es mencionado en 1Timoteo 4:2 (citamos 4:1 arriba), y los malos “teniendo cauterizada la conciencia” tuvieron convivo con los cristianos para contaminarles. Es muy importante que el cristiano no anda con, ni camina en el mismo camino con, ni se siente con los pecadores (Salmo 1:1), porque el convivir con gente que tiene poca consciencia corromperá nuestro buen carácter.




Victoria para nosotros

Nuestra salvación

1Jn 5:4 Porque todo aquello que es nacido de Dios, vence al mundo; y esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe. Tenemos que entender que es esta “fe”. Primero la fe es una confianza en Jesucristo como nuestro Salvador, que su obra en la cruz vale para nosotros para hacernos salvos. Entonces primero la fe es creencia, y luego es confianza en Dios. Pero también el concepto raíz de fe es estable, constante. Fidelidad en nosotros, de profesar y cumplir siempre lo mismo es lo mismo que “fe.”

Hacer la voluntad de Dios

 Mat 12:50 Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre. Jesús definió la persona que actualmente vive la voluntad del Padre como lo mismo de una persona salva. La relación salvadora se establece con Jesús porque cumple con esa voluntad. Entonces victoria espiritual para nosotros alcanza hasta el huerto de Edén, cuando Adán se rompió con la voluntad de Dios. Salvación y victoria espiritual para nosotros son de regresar hasta esta posición y relación con Dios, que es de sujetarnos a Él, y su voluntad. Además, victoria es estar firmes en nuestra vida espiritual Efe 6:13.

La Obra de Dios

 Jn 4:34 Les dice Jesús: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. Siendo sujeta a la voluntad de Dios, entonces estimamos grandemente la obra de Dios que Dios está haciendo. Esto es la salvación de todos que reciben a Jesucristo el Salvador, y el ordenar a estos en los mandamientos de Dios.




Victoria para Satanás

Debemos tomar un momento para también de ver que será victoria par Satanás. Simplemente Satanás quiere que no hacemos la voluntad de Dios, y él gana la batalla. De no hacer la voluntad de Dios en cualquier forma, Satanás tiene la victoria. Pero debemos entender muy bien que esto es cuando pecamos obviamente, pero también él gana cuando no hacemos la justicia que Dios nos manda de hacer, por ejemplo como leer y estudiar la Palabra de Dios, de orar, de testificar, de asistir y apoyar la iglesia, de diezmar, etcétera. Además, Satanás también gana cuando hacemos buenas obras que no son necesariamente la exacta voluntad de Dios. Esto por ejemplo es cuando ayudamos socialmente a los pobres, sin usar esto para alcanzarles para su salvación. Caridades, como organizaciones civiles, abundan en nuestro día, pero por todo “el bueno que hacen”, no ayudan a estas personas con su problema principal, la salvación y la rebelión en contra de Dios y Su voluntad.




Las Armas del Enemigo

La Falsa Doctrina

Romanos 16:17 Y os ruego, hermanos, que miréis por los que causan disensiones y escándalos fuera de la doctrina que vosotros habéis aprendido; y apartaos de ellos. 18 Porque los tales no sirven al Señor nuestro Jesús, el Cristo, sino a sus vientres; y con suaves palabras y bendiciones engañan los corazones de los simples. Satanás usa mentiras (él es el padre de la mentira Jn 8:44) porque cuando gente cree incorrectamente o en error, entonces toda su vida vaga de Dios. Su doctrina mala puede causarle ir al infierno, y les tropieza a pecar además. (Ve Efe 6:11)

Amor y concentración en uno mismo

2Ti 3:2 Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, maldicientes, desobedientes de sus padres, ingratos, impuros.; Jn 12:25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Luc 9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su madero cada día, y sígame.

El cristiano es una persona quien desprecia el amor de sí mismo. Entiende que tiene que negar a sí mismo, su parecer y opinión, su placer y voluntad si va a agradar a Dios. Satanás promueve todo de diversión y lo que agrada el cuerpo y deseos de uno mismo. Tentación es sí es de entregarse a estas pasiones impías.

Igualmente Satanás usa las cosas innocuas del mundo como la necesidad de sostenerse, la vida cotidiana, y otras cosas de menor importancia, de crecer alrededor de nosotros y ahogar la vida espiritual de nosotros. “el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosaMat 13:22.




Las Armas del Cristiano

Rom 13:11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. 12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Dios nos manda a reconocer y ser activo en esta lucha espiritual. No debemos tener nada de ver con las obras de tinieblas, ni excesos de vicios ni pasiones vergonzosas sino debemos vestirnos de Jesucristo. Nuestra arma principal es la salvación, que es un renacimiento espiritual a tener otro carácter como lo Jesús. 1Tes 5:8 dice que nos vestimos con la coraza de fe y amor, y el yelmo es la esperanza de la salvación. El carácter de Cristo es la verdad que nos envuelve (Efe 6:14), y otra vez la coraza de la justicia. Debemos ser siempre listos a dar el evangelio (Efe 6:15). Nuestra arma es la espada del Espíritu, la palabra de Dios (Efe 6:17). Igualmente, nuestra arma es la oración y súplica (Efe 6:18; 1Pe 4:7) con ayunar (Mat 17:18-20). La iglesia es donde nos equipamos con los hermanos que nos animan, y les animamos.

Sermón en audio: salv17 Batalla Espiritual




Salv17-cox-batalla-espiritual-v2
salv17-cox-batalla-espiritual-v2.pdf
120.9 KiB
590 Downloads
Detalles

TEMAS
Los Parámetros de la Batalla
Nuestros Enemigos
Satanás
Nuestra Carne
Falsa Doctrina
Malos Ejemplos
Victoria para Nosotros
Nuestra Salvación
Hacer la Voluntad de Dios
La Obra de Dios
Victoria para Satanás
Las Armas del Enemigo
La Falsa Doctrina
Amor y Concentración en uno Mismo
Las Armas del Cristiano

Languages:Español
Autor:Cox, David
Requirements:PDF Reader
Category:Salvación
Fecha:21/03/2015
Salv17 La Batalla Espiritual
salv17-cox-batalla-espiritual-v2-RVG-min.pdf
Version: 2
67.9 KiB
58 Downloads
Detalles

En este folleto examinamos la batalla espiritual en que estamos. TEMAS: Los Parámetros de la Batalla; Nuestros Enemigos; Satanás; Nuestra Carne; Falsa Doctrina; Malos Ejemplos; Victoria para Nosotros
Nuestra Salvación; Hacer la Voluntad de Dios; La Obra de Dios; Victoria para Satanás; Las Armas del Enemigo; La Falsa Doctrina; Amor y Concentración en uno Mismo; Las Armas del Cristiano

Autor:Cox, David
Platforms:Windows 8
Category:Salvación
Fecha:17/12/2019

Comments are closed.