salv39 cox usurpadores del cielo o yo cambiar mi vida

salv39 ¿Yo, Cambiar a mi Vida?

Usurpadores del Cielo, o ¿Yo cambiar a mi vida? es un folleto que se trata de hacer cambios espirituales y morales en la vida después de ser salvo. En este folleto, Usurpadores del Cielo o yo cambiar mi Vida, examinamos las personas que piensan que pueden ser salvo sin cambiar sus vidas. Vemos el nacimiento nuevo, y la criatura nuevo pasajes.
Contenido
De Nacer de Nuevo
Nueva Criatura eres
¡Lucha para tu Vida Espiritual!
El Cielo no es lo que Piensas

Usurpadores del Cielo
¿Yo, Cambiar a mi Vida?

Por David Cox

[salv39] v1 ©2018 www.folletosytratados.com
Sermón en audio: salv39 ¿Yo, Cambiar a mi Vida? (disponible después de marzo 19, 2020)

Contenido de ¿Yo, Cambiar a mi Vida?

Juan 10:1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.

Hay un gran número de personas que dicen que son salvos, pero que realmente viven igual como inconversos y paganos. Son usurpadores, que piensan que  pueden entrar al cielo, pero ignoran los términos que impone Dios. Piensan que van a entrar en una forma que Dios no propone y que ni es  legítima ni posible.




Jesús es la puerta, y uno  tiene que cambiar a ser como Jesús en su carácter cristiano y moral y en la conducta cristiana porque esto es como la salvación funciona. Nadie va al cielo sin este cambio, y a esto se le llama  Nacer de nuevo.




De Nacer de Nuevo

Juan 3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

Sin el nacimiento espiritual, nadie puede entrar en el cielo. Pero ¿Qué es el nacimiento espiritual? Cuando un bebé nace, sale de una forma de existir a entrar en otra.  En el vientre, no comía, no tomaba agua ni leche, no usaba el baño, nada de esto. Naciendo, todo esto llega a ser esencial para la vida. ¿Cómo podemos entender a Jesús aquí?

Juan 3:12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

Jesús estaba explicando un nacimiento humano en un nivel carnal, no espiritual realmente. Un bebé puede salir de su madre, pero todavía no es vivo hasta que empieza a respirar por sí mismo. Dios le dio la vida, pero él mismo tiene que tomar  aire cada minuto para seguir viviendo. Jesús está hablando sobre lo espiritual que tiene que estar en la persona, uno tiene que entregarse a ello si es realmente salvo.

Juan 3:7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. 9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? 10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? 11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.




El nacimiento de espiritual es una profesión de fe en Jesucristo y uno es salvo. Igual como un bebé sale del vientre de su madre, y es nacido. Pero la vida que en más que “salirse de su madre.” Se ve que un cuerpo tiene vida porque tiene movimiento, actividad y respiración . Si, no es un cadáver.

Una persona que acepta a Jesús es salva. Pero si realmente es salva, tiene vida espiritual, actividad espiritual, y el Espíritu Santo se une con su espíritu para crear una sed y hambre espiritual que imita el hambre de un bebé.

1 Pedro 2:2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor.

Si realmente eres salvo, entonces hay  una vida espiritual activa y motivándote a ciertas actividades, deseos, y conducta. Si eres realmente salvo, nacido de nuevo. El punto es que  la salvación te cambia, o  te cambiará. No hay otra opción. Es siempre así.




Nueva Criatura eres

2Cor 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Dios declara que la persona que es actualmente salva es una nueva criatura. Nota que no dice que debe tratar de ser una nueva criatura, pero que ya lo es. Dios declara las cosas que así son. Entonces, hay confusión entre las personas sobre un cristiano porque el cristiano tiene que vivir diferente si quiere ser salvo. Un cristiano de verdad es diferente, entonces vive diferente ¡PORQUE ES SALVO! La salvación causa esta nueva vida en él o ella. Viviendo correctamente no va a causar a uno de ser salvo, sino porque tiene un corazón cambiado, esta salvación siempre causará cambios que marcan a la persona como salvo o salva.

Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

La fuente de este cambio es que Jesús esta  viviendo dentro de nosotros. Hay gente que quiere entrar en el cielo, pero no quiere lo demás que esto implica. No quieren participar en la iglesia, no quieren amar a sus hermanos (¡ni quieren conocerlos!).

Rom 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Es importante de entender que nuestro escape de la condenación esta vinculada con que andamos conforme al Espíritu, y no andamos  en la carne. Mucha genta piensa que  pueden  repetir una oración, que  pueden ser bautizados, y que luego están asegurados de ser salvos. Y también  que luego  pueden vivir andando felizmente en la carne.

Romanos 8:9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

Uno no es salvo si no tiene el Espíritu Santo viviendo adentro de uno,  haciéndole santo como el Espíritu Santo es.  El salvo tiene la fuerza de Dios viva dentro de su vida haciendo cambios espirituales en él o ella. Unos dicen que es Dios actuando, y otros ven que ellos mismos están esforzándose para lograrlo, pero es una combinación de los dos. Dios nos culpa si no seguimos el patrón moral de Jesús, pero no podemos hacer nada sin la ayuda de Dios. Ambos, Dios y nosotros obedeciéndole, es lo que está pasando en la vida de un cristiano normal. Esto es una guerra espiritual.

Si esta guerra no está presente, la persona no es salva.  Pueden ser lentas estas fuerzas, pero tienen que ser activas si es que la persona realmente es salva.

Juan 3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.




Todo el chiste es que uno sea realmente nacido de nuevo. Cuando esto pasa, la vida de uno forzosamente va a cambiar, y ser como la vida de Jesucristo, nuestro Salvador. Esta lucha espiritual es un proceso (y es largo) que nunca va a faltar o no hacerse. TODOS LOS VERDADEROS CRISTIANOS van a tener interés en lo espiritual, y van  a esforzarse para cumplir con su Salvador. Además, esto no depende solamente de ti, sino que tú has abierto la puerta a esto en recibir a Cristo como tu Salvador personal. Dios va a cambiarte, y Dios es el único y lo  suficiente poderoso para actualmente cambiar tu personalidad.




¡Lucha para tu Vida Espiritual! (Cambiar a mi vida)

Folleto: Cambiar a mi vida

Pero Dios no va a luchar sin ti! Dios te exhorta a poner tu fuerza a la lucha, y Dios te dará el poder de ser hecho un hijo de Dios.

Salmos 51:10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Nota que la aspiración de un creyente es de ser limpio, pero sinceramente, él quiere realmente ser limpio, libre de pecado. Lucha en contra del pecado en su vida, y se esfuerza fuertemente a hacer lo que Dios requiere de él (la justicia).

Ezekiel 11:19 Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,

Será abierto hacia las cosas de Dios, y además, se va a querer tener  el carácter moral de Cristo.

Ezekiel 18:31 Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel?

Ezekiel 36:26Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Mateo 12:33 O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol.

De nuevo vemos a ambos, a Dios obrando adentro de nuestra alma, y a nosotros que obramos igualmente. Repetimos que el Espíritu de Dios es fuerte, y si realmente eres salvo, y  tienes el Espíritu fuertemente,  cambiará tu vida.

Rom 8:9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.




El Cielo no es lo que Piensas

Sal 55:14 Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos Y andábamos en amistad en la casa de Dios.

Dios nos prepara aquí en la tierra para la vida futura en el cielo, pero uno mismo también tiene que prepararse para estas actividades, y esto proviene del  interés en lo espiritual, en la obra de Dios como de un ciudadano del cielo, y las actitudes y prácticas que se  harán allá. La iglesia aquí en la tierra  prepara a uno para el cielo. La comunión entre hermanos redimidos es una grande parte de vida en el cielo, y Dios nos prepara por tener compañerismo y comunión uno con otro por medio de las actividades en una iglesia local aquí en la tierra. El amor demostrado uno por el otro es el centro de las actividades del cielo, porque Dios es amor 1Jn 4:7-8 (en su santo Ser y hacia a nosotros) y nosotros adoramos a Dios por practicar actualmente lo que es su carácter y personalidad. Esto es hacia  Dios y hacia uno y otro. Lucas 10:25-28  amar a Dios y al prójimo.

Muchos supuestos cristianos no han frecuentado una iglesia para que supiera nada, muchos menos que la comunión cristiana y la adoración y alabanza a Dios sea unos hábitos regulares en su mente. Además, no saben cómo convivir con otros cristianos en orar, cantar, alabanza, y adorar a Dios. La gente rechaza a esto aquí, y si entrara al cielo, no supiera qué hacer allí, de qué es todo el chiste de estar allí en el cielo (una comunidad de redimidos que practican el carácter de Dios con Dios y uno con el otro).

Salmo 122:1 Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos.




Véase también

Salv39-cox-Usurpadores del Cielo o yo cambiar mi Vida
Salv39-cox-Usurpadores del Cielo o yo cambiar mi Vida
salv39-cox-usurpadores-del-ceilo-o-yo-cambiar-mi-vida-v1.pdf
Version: 1
122.2 KiB
247 Downloads
Detalles