diezmo limosna o sacrificio

Ig57 Diezmo: ¿Limosna o Sacrificio?

Temas: Dar en adoración es un obligación | Somos Mayordomos, no dueños | Lo qué das, y Cómo lo das: Refleja tu estima hacia Dios. | La obra de Dios funciona por tus ofrendas | ¿Cómo debemos dar? | Conclusión

Diezmo: ¿Limosna o Sacrificio?

Por David Cox

[ig57] v1.1 ©2014 www.davidcox.com.mx/folletos
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Resumen: Temas: Dar en adoración es un obligación | Somos Mayordomos, no dueños | Lo qué das, y Cómo lo das: Refleja tu estima hacia Dios.  | La obra de Dios funciona por tus ofrendas  | ¿Cómo debemos dar? |  Conclusión


… me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas...
Probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Mal 3:8, 10

Muchas personas tienen problemas económicos, incluyendo los cristianos. A veces Dios prueba la fidelidad del individuo (como Job), pero la mayor parte de las veces, Dios incita al “devorador” de Malaquías 3:11 sobre él, porque está “robando a Dios“. Es decir, le adoramos también por el dar.

Esto no se debe a que no ofrenden, sino porque no dan correctamente en forma o cantidad. Te pregunto “Al dar a Dios, ¿Das una limosna o es realmente un sacrificio?
A veces damos limosna a los pobres para que ya no nos molesten más… ¿Das así a Dios?
.





Dar en Adoración es una Obligación

Prov. 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.

El mandamiento de Dios es que le honremos con nuestros bienes y nuestros frutos. Dar a Dios los bienes que tenemos es una ofrenda (un acto espiritual).
Dar calculando las primicias y diezmar, no es exactamente la misma cosa, solo similar. El versículo establece un vínculo muy claro entre la abundancia de nuestra economía: con, cómo, y
cuánto damos. El hecho de que un cristiano DEBE DAR DE SUS BIENES A DIOS, ES MUY CLARO EN TODA LA BIBLIA.




Somos Mayordomos, no Dueños

Deut 8:17 y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. 18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas…

Deut 16:17 cada uno con la ofrenda de su mano (se presentará delante de Dios), conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado.

Debemos entender que somos encargados de los bienes que Dios nos ha dado, y no tenemos la libertad de hacer lo que deseemos con ellos. Tenemos que cumplir con los propósitos de Dios al darnos estos bienes. Nuestra relación con Dios debe empezar con una ofrenda de nuestros ingresos o posesiones para continuar esta relación cada domingo con el Señor.

Hay un vínculo en la relación de uno con Dios (su espiritualidad). Prov 21:26
Hay quien todo el día codicia; Pero el justo da, y no detiene su mano
.
Dios nos da provisión siempre, y una vez que Dios nos ha dado el sustento para la semana, tu DEBES (por obligación) buscarle y (demostrarle tu gratitud) con una porción en tu mano. Cuando los israelitas se presentaron delante de Dios para adorarle, el mandamiento era que no se presentaran con las manos vacías. Exo 23:15 «ninguno» se presentará delante de mí «con las manos vacías.» Siempre llevaron de sus bienes algo significativo (no una limosna) para Dios.




Lo Qué das y Cómo lo das Refleja tu Estima hacia Dios

2 Cor 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

Este es un versículo clave. Tenemos que dar por amor a Dios y no por otra razón. Si no amamos a Dios, no somos salvos. Si amamos a Dios, la gratitud sale del corazón en la misma medida de lo que Él hizo en la cruz por ti. ¿Estimas poco o mucho lo que sufrió por ti? Estarías mal de tu cabeza o del corazón si no quisieras dar a Jesús una ofrenda. ¿Das algo solo para no tener la molestia del mismo asunto?

No debes llegar al grado, que Dios tenga que venir a ti y disciplinarte quitándote lo que te ha dado, o tal vez aun más.
Si tu corazón esta “bien puesto” con Dios, entonces debes (de voluntad e iniciativa propia) buscar dar a Dios cada semana (cuando acudes a adorarle). Esto debe tomarlo como un sacrificio para ti.

1 Crónicas 29:9 Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente.

Dios desea ver que le traes sacrificio sin tener que altercar sobre el dar y quien es el verdadero dueño de lo que tienes. Muchos se quejan dando la excusa que el diezmo no aparece en el Nuevo Testamento. Aunque resulte difícil apreciarlo, sin duda, dar a Dios es una percepción muy fuerte en el Nuevo Testamento. El hecho que ofrezcas sacrificio se debe a que aprecias a Dios, eso es muy claro.

Hch 2:44 ​Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

Es notable la actitud de cristianos ejemplares en el N. T, que dieron con gran sacrificio. Acto muy agradable a Dios. La
viuda, de la que Jesús hizo el comentario por su forma de dar a Dios,
fue un gran ejemplo de ese espíritu de sacrificio.

2 Cor 8:1 Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; 2 que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. 3 Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y « aun más allá» de sus fuerzas, 4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. 5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;

La obra de Dios es casi totalmente sostenida por cristianos de escasos recursos, no de ricos. Dios se agrada cuando las personas sacrifican en su nombre. Esto siempre será agradable a Dios.

Mat 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Los cristianos quieren acumular tesoros con Dios, para demostrar su gratitud por lo que Dios hizo al salvarles. Cada “buena obra” que haga, es una evidencia de su verdadero amor y gratitud hacia Cristo.

Fil 4:15 Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; 16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. 17 No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.

El sentimiento de Pablo, era que los filipenses hicieron muy bien al apoyar económicamente al siervo de Dios, el ministro del evangelio. Ellos, al hacerlo, estaban acrecentando su “crédito” en su cuenta celestial, su “tesoro” se encontraba en el cielo (Mateo 6:21).

1 Tim 6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da… en abundancia para que las disfrutemos.
18
Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos;
19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.


Esta distribución de los bienes edifica tu amor por la fe que tienes en Cristo. Dar a Dios no salva, pero los salvos siempre dan.




La obra de Dios funciona por tus ofrendas

1ª Cor 9:14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

El principio bíblico es que el obrero del evangelio, obtenga su salario y su sustento de aquellos que reciben su ministerio. Y hablando “DEL DAR A DIOS”, ¿dónde va el dinero que damos a Dios?

Mat 10:10… porque el obrero es digno de su alimento.

Luc 10:7… porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa.

1 Tim 5:17 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. 18 Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.

El principio es que la grey de Dios debe sostener completamente (con salario justo) a los ministros.




¿Cómo debemos dar?

Hemos visto que debemos dar a Dios con alegría (2 Cor 9:7) Como cosa grata para nosotros. Debemos dar con propósito del corazón (2 Cor 9:7). El dar a Dios, debe estar calculado en tu corazón, fuera de las presiones internas (tu presupuesto doméstico) o externas (necesidades de la iglesia). Debe ser un acto de adoración al Señor. Tú das porque amas y estimas al Señor. El hecho de dar solo una limosna (cosa poca significante) se debe a que no guardas mucho aprecio realmente a Dios.

Mar 12:43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.

A Dios le agrada cuando damos voluntariamente, con sacrificio del corazón, porque amamos a Dios grandemente.




Conclusión

Debemos observar siempre estas normas:

  1. Tenemos una obligación de dar a Dios. (aun en el Nuevo Testamento).
  2. No debemos sentirlo como algo pesado, sino animarnos en dar porque amamos y estimamos a Dios. Demostrar esto es esencial en nuestra relación con Dios.
  3. Nuestro dar es solo cambiar posesiones terrenales y temporales por tesoros celestiales y eternos.

Debemos dar a nuestra iglesia, en la que nos reunimos, pagar un salario digno a los ministros. Su sustento es nuestra responsabilidad.

Ig57-cox-El Diezmo Limosna o Ssacrificio
Ig57-cox-El Diezmo Limosna o Ssacrificio
ig57-cox-diezmo-limosna-o-sacrificiov1.1-min.pdf
Version: 1.1
81.6 KiB
426 Downloads
Detalles