Fam43 Saliendo de la Casa de sus Padres

Fam43 Saliendo de la Casa de sus Padres

Saliendo de la casa de sus padres
haciéndose independientes

Por David Cox

[fam43] v1 ©2019 www.folletosytratados.com/fam43
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Génesis 2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.





Es algo extraño, pero parece que todos los jóvenes rechazan la autoridad de sus padres, y “cuentan los días” para que ellos lleguen a ser mayores de edad y puedan dejar la casa de sus padres. Pero luego, cuando llega el día, ¡deciden quedarse en la casa de sus padres! ¿Por qué? Porque una vez que empiezan a ver los gastos y las responsabilidades, no se hace tan atractivo.

El Principio de dejar y unir

Marcos 10:6 pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. 7 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8 y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. 9
Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

El Plan Perfecto de Dios. ¿Qué es este plan? Un varón soltero busca a una muchacha soltera, y después que se han tratado un tiempo, se casan. El varón creció en la casa de sus padres, y la muchacha en la casa de sus padres, viviendo aparte y después que se casan, de inmediato, se van a vivir juntos en “su casa”, una casa aparte de los padres de los dos, y empiezan un hogar nuevo. La unidad y entidad que Dios construyó en hacer a Adán y a Eva es una unidad de familia, padre, madre, y si Dios quiere darles hijos.

La Dependencia Cambia. Los niños dependen de sus padres para todo. Dios pone los dos adultos, un varón y su esposa, en la vida del niño para proveer para el niño, para cuidarle, para ver de su desarrollo, y para ver de su estado espiritual, (llevarle a la iglesia). Es su responsabilidad, ni de sus padres ni abuelos.

2 Corintios 12:14 He aquí, por tercera vez estoy preparado para ir a vosotros; y no os seré gravoso, porque no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos. El varón debe proveer para su familia, para su esposa y sus hijos. Esto es normal, pero es una obligación de los padres. 1 Timoteo 5:8
porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
Pero a la vez, esta provisión es hasta que son adultos. Cuando son mayores de edad, adultos, cada persona tiene que trabajar para sostenerse a sí mismo y a su propia familia.

2 Tesalonicenses 3:10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 2 Tesalonicenses 3:11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.Andan desordenados” y es un “desorden” si siendo adultos no trabajan en algo para sostenerse. Hay dos partes aquí que pueden caer en la calidad de un desorden: (1) que no trabajan, (2) que andan entremetiéndose en lo ajeno (no de sostenerse sino asuntos de otros). Usan su tiempo libre para lo que no les corresponde. Exhorto lo más fuerte posible, a los jóvenes, a que no se queden en la casa de sus padres siendo flojos, y no haciendo nada productivo para su propio sustento. ¡Salte! ¡Trabaje!

Proverbios 28:24 El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad, Compañero es del hombre destruidor. Aunque hay una responsabilidad de parte de los padres de sostener a sus hijos, nunca es correcto que los hijos simplemente tomen lo que quieran por la fuerza. Anota que
es un robo cuando se toma algo por alta presión o a la fuerza de sus padres
. Aun de viejo, hay que respetar sus posesiones y no tomar lo que quieres cuando quieres. Si eres un joven que vives con ellos todavía porque estás en la escuela, y vas a comer lo que encuentras en la cocina. Está bien (si está bien con tus padres) pero nunca debes agarrar valores o dinero de ellos. Siempre debes pedirles con “por favor” y si no te lo conceden, vas sin ello.

Rebelión en contra de los Padres. Hay un simple principio que tienes que respetar. Lo que siembras, esto mismo vas a cosechar. Gálatas 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8
Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Cuando tú eres rebelde a tus padres, entonces no pienses que vas a librarte de esta regla cuando tengas hijos propios. Ellos van a ser el doble de canijos que fuiste tú con tus padres.

Que los padres se dejen de meter

1 Tesalonicenses 4:11 y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, 12 a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.
Cada uno, tanto los padres como los hijos, deben trabajar y no meterse en problemas ajenos excepto cuando aquella gente no te pide ayuda.
Proverbios 26:17 El que pasando se deja llevar de la ira en pleito ajeno
Es como el que toma al perro por las orejas.

¿Una vez en tu vida has tratado de jugar con un perro cuando está comiendo o cuando tiene un hueso en su boca?

Cuando un padre se mete en la vida de su hijo adulto sin que ellos le pidan ayuda, este padre no respeta que su hijo es adulto, y todo va a salir mal. Siempre tiene que haber una formalidad de qué el hijo o la pareja pida ayuda de uno de sus padres antes que se metan. Si los padres les regalan algo o dinero, no está mal.

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree… en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Aunque en nuestro mundo perverso, donde las mujeres mandan en sus casas, y los suegros se meten a revivir sus vidas por lo de sus hijos y nietos, somos hechos a la imagen de Dios para señorear. Ni los suegros, ni padres, ni sus propios hijos ni su esposa deben manejar a un hombre. Deben dejarle hacer lo que puede para cumplir con sus deberes delante de Dios, todos deben apoyarle en todo lo que puedan, y no deben manipularle y manejarle como un coche.

Habiendo dicho esto, digo a todos los varones que busquen y cumplan con sus deberes hacia Dios. Proverbios 15:22
Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo;
Mas en la multitud de consejeros se afirman
No hay nada mal en oír y hacer caso a buenos consejos de otros, y a los de su esposa primeramente y luego a la de sus propios padres y suegros. Entonces, los de alrededor del varón de Dios deben aconsejarle en una forma sin mandarle o hacerle como títere. Porque él tiene que cumplir su mandado de Dios de ser hombre de una familia en una forma donde tome decisiones por su propia voluntad,

Jóvenes dejen de depender,
pero todavía honren a sus padres.

Deuteronomio 5:16
Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. Efesios 6:2
Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3
para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.
Proverbios 23:22
Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

No importa cuántos años pasen, tus padres todavía van a quedarse siendo tus padres, y tú sigues siendo su hijo o hija. Con la fuerza de Marcos 10:6-8 y su contraparte en Génesis 2:24, entendemos que al punto de ser adulto, un joven debe trabajar para sostenerse a sí mismo, y la norma debe ser que un joven varón debe casarse con una muchacha. Esto debe seren el Señor“, o sea, solamente con otra cristiana.

De ser adulto no es de olvidarse de sus padres. Pero la honra que uno da a sus padres es respetarles POR TODA LA VIDA, empezando como un niño, luego un joven, como un adulto, y finalmente como un adulto de otra unidad de familia.

Mientras cada uno debe sostenerse a sí mismo, nunca es malo que los padres den ayuda a sus hijos, ni que los hijos den ayuda a sus padres. Aun los malos de este mundo saben cómo dar buenas dádivas a sus hijos. Mateo 7:11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Malas Decisiones se te Regresarán

Proverbios 17:21 El que engendra al insensato, para su tristeza lo engendra; Y el padre del necio no se alegrará. He visto padres que no entrenan a sus hijos en los caminos de Dios. Pero Gálatas 6:7-8 sigue vigente. No encaminan a sus hijos cuando son pequeños, y de grandes van a estar dejándoles a sus malcriados nietos en su casa para cuidarles. Tenemos que respetar la Biblia y obedecerla, porque Dios va a juzgarnos. Lo que
faltemos de hacer va a regresarnos a complicar nuestras vidas.

La Vejez

Levítico 19:32 Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.
Debe haber honra para los ancianitos, pero frecuentemente son olvidados, y despreciados. Son vistos como una carga, y no una bendición.
Isaías 46:4 Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré. Al fin de todo, es Dios quien nos llevará en nuestra vejez, pero Dios usa a sus siervos obedientes para hacerlo. Solamente varones de Dios y mujeres cristianas virtuosas van a ser quienes que realmente hagan esto. Proverbios 22:6
Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él
. Entonces, llegamos a completar el círculo. De niño, los padres hicieron todo para su niño. De joven, creció y los padres entrenaron al niño en el camino de Dios. De mayor de edad, su hijo o hija salió de ellos para sostenerse, y cuando en los años grandes de los padres, los padres pueden tener la expectativa de que sus hijos les van a ayudar.

1 Timoteo 5:4
Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios. 1 Timoteo 5:8
porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

Download “fam43-cox-Saliendo-de-casa-de-sus-padres-v1.pdf”

fam43-cox-Saliendo-de-casa-de-sus-padres-v1.pdf – Downloaded 181 times – 172 KB

Más Folletos sobre la Familia

¿Quién es David Cox?