eb53 La Esperanza del Cristiano

eb53 La Esperanza del Cristiano La salvación empieza por oír el evangelio, y la promesa de vida eterna, y el deseo para ello, la esperanza.
La Esperanza del Cristiano

Por David Cox

[eb53] v1 ©2023 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

1 Pedro 1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

La esperanza es una herencia que Dios da a los que tienen fe en Jesucristo. O sea, la esperanza es la anticipación, o la emoción y regocijo al meditar en nuestra salvación.

Esperanza es el deseo para la salvación, en que Dios va a salvarnos al terminar con nuestra vida en la tierra. La finalidad de esperar y creer en Jesucristo es de alcanzar al cielo, y morar juntamente con Dios y con los demás, redimidos en la eternidad. La base de la salvación es “una esperanza de la vida eterna” Tito 1:2.



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


¿Qué significa “esperanza”?

“Estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea.” dle.rae.es
La esperanza es la expectativa de pronto recibir algo deseable y bueno para uno mismo.

1 Corintios 13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Entre los tres más importantes puntos en la actividad espiritual, esperanza está entre ellos. Es entre la fe y el amor, con vínculos a los dos. La fe es como empezamos a ser salvos, y el destino final es el amor a Dios. (Lo más grande de los tres es el amor. La fe y la esperanza serán cumplidas un día y no necesitados después, entonces solamente el amor estará brillando en el cielo.) Pero entre el principio y el final de este proceso en ser salvo, el esperar es muy importante, porque la esperanza obra causándonos a llegar a tal finalidad deseada, de vivir en el paraíso con Dios para la eternidad. En el cielo y la eternidad futura, la esperanza llegará a cumplirse, y ya no será una actividad de los ciudadanos del cielo.

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

La relación entre la fe y la esperanza es que la salvación es una promesa de Dios, una herencia, o sea, crees en Jesucristo como tu Salvador personal, y serás salvo, eres salvo. En un sentido, ya somos salvos al momento de creer en Jesús, y según Juan (1 Juan 5:13 Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.) se puede saber y confiar en que eres salvo. No hay que dudarlo si crees en Jesucristo. Pero también esta salvación es futura, no es actualmente en el momento en que crees, que Dios va a llevarte al cielo. La salvación actualmente se cumple en el momento de morir. Pero entre los dos puntos, el creer y el tener la salvación actualmente cumplida, hay tiempo, y en ese tiempo, tenemos que esperar hasta que Dios quiera hacerlo.

1 Tesalonicenses 5:8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

Un golpe en la cabeza noquearía al soldado para que no pueda defenderse más y pronto muera en la batalla. La esperanza es la defensa para nosotros como cristianos para que sigamos creyendo y para mantenernos bien con Dios. Aunque la vida nos aflija para “noquearnos”, el yelmo de la esperanza puede guardarnos vivos y luchando en las batallas de la vida.

La Fe y la Esperanza

Romanos 8:24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.

Podemos decir que la fe, el creer, empezó con una esperanza dentro de nosotros en que deseamos este bien para nosotros mismos. El chiste en ser salvo es que tú crees en Dios, en Sus palabras, en Sus promesas, que Dios es (1) poderoso para cumplirlas, y (2) que moralmente, no miente, y que Dios va a querer cumplirlas.

(Tito 1:2 en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometióHebreos 6:18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo «los que hemos acudido» para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. Números 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿ y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? 2 Timoteo 2:13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.)

El tercer punto aquí es que Dios, en Su Santa voluntad, desea salvarnos. Jeremías 29:11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros «el fin que esperáis.» Podemos decir que todas las alabanzas que el hombre ha dado a Dios son de recontar públicamente la fidelidad de Su carácter moral. (1 Pedro 2:9… pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.) 1 Tesalonicenses 5:24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.  1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1 Corintios 1:9; Hebreos 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Lamentaciones 3:22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

¿Cómo funciona la Esperanza en nuestras vidas?

Romanos 5:2… nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, (porque somos un pueblo de esperanza) sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; 5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

La esperanza es un eslabón en nuestra salvación. O sea, malas experiencias  todavía pasan a los hijos de Dios. Pero si el cristiano anda obediente en la voluntad de Dios, aún estas malas experiencias son para nuestro bien y beneficio. (Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.) Entonces, las malas experiencias producen carácter moral en nosotros, el carácter moral que Dios quiere en sus hijos. Por medio de aguantar las malas experiencias, ejercitamos la paciencia. Esto es un fruto del Espíritu Santo morando dentro de nosotros (Gálatas 5:22-23 “paz, paciencia”). La paciencia y aguante proviene del Espíritu Santo dado a nosotros en el momento de ser salvos.

Entendemos, por el relato de Job, que Dios tiene propósitos para sus hijos que a veces son malas experiencias, pero muchas veces porque nosotros no vemos en el momento de la prueba lo que son Sus propósitos. En Romanos 5:4 dice “la paciencia (produce) prueba”. “Prueba” de las tribulaciones tiene el concepto de la resistencia bajo pruebas en que se revela la autenticidad de la fe. (El oro es probado por el fuego para revelar su autenticidad.) Entonces, si aguantas la mala experiencia, tu fe es sincera. Esta autenticidad es la evidencia que vas a recibir la promesa de la vida eterna al final. Entonces, cuando entramos en tribulaciones y sufrimientos, respondemos a Dios con aceptación y con amor. 1 Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Si todo lo que hace Dios por nosotros es para nuestro bien, y andamos bien con Él (de otra manera las malas experiencias pueden ser castigos del amor divino) Hebreos 12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?), tenemos que responder a lo que Dios decide para nosotros con más amor para Él. Entonces, sabiendo esto, nos gloriamos en las tribulaciones porque así es testimonio constante de que somos salvos. Romanos 5:3 nos gloriamos en las tribulaciones…

¿Qué hacemos mientras esperamos?

Efesios 1:18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,

Dios nos da promesas de bien, bondad, felicidad y paz con Él sobre nuestras fallas y pecados. Dios nos promete una muy buena herencia si creemos en Jesucristo.

Salmos 84:11 Porque sol y escudo es Jehová Dios; Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad.

Si una persona salva busca de vivir piadosamente frente a Dios, entonces Dios no va a detenerse en darles el bien.

La Relación entre el Esperar y la Palabra de Dios

Salmos 119:81 Desfallece mi alma por tu salvación, Mas espero en tu palabra. 114 Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado

Salmos 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. 2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

Hay una alta relación entre quien está hablándote y dándote Sus promesas, y el poder de esta persona en cumplir Sus promesas. Es por quien es Dios que podemos esperar con completa confianza que se cumplirán sus promesas.

La Persona de Dios es nuestra Esperanza

Salmos 62:5 Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él (Jehová) es mi esperanza. Él solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré. 7 En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

Salmos 62:8 Esperad en él (Jehová) en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.

Nuestra esperanza no puede ser en ninguna otra cosa, excepto en Dios mismo, nuestro Salvador.

Salmos 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.

El Salmista lucha dentro de sí con su falta de fe, confianza, y esperanza en Dios. La respuesta a todos sus problemas es de esperar en Dios, de confiar y tener fe en la bondad de Dios hacia nosotros.

¿Cuál es el efecto de la Esperanza?

Isaías 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

El más obvio resultado es de tener energía cuando nadie piensa que será posible. Tendremos energía y fuerza para seguir adelante.

Romanos 15:13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

De nuevo, la persona tendrá “poder” del Espíritu Santo. Pero en el contexto de Romanos 5, que nos gloriamos en las tribulaciones, es por nuestra salvación que tenemos paz con Dios, y esto produce un gozo (regocijo de emoción y sentirse bien) que nada y nadie puede quitar de la persona.

Mateo 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Jesús directamente invita a todos los que están bajo cargas y trabajos (fatigados y cansados) de compartir el alivio y paz en Jesús.

Los sin Esperanza

Efesios 2:12 ​En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.

El mundo inconverso no tiene la esperanza en un Dios confiable como los cristianos. Es nuestro deber de informarles de Él, y animarlos a tener fe en Él.

1 Tesalonicenses 4:13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

eb53 La Esperanza del Cristiano

Descargar

Download “eb53-cox-la-esperanza-cristiana-v1.pdf” eb53-cox-la-esperanza-cristiana-v1.pdf – Downloaded 108 times – 229.38 KB

Más Folletos de la Categoría Estudiante Bíblico

Ver este sermón predicado por Pastor Cox