ig10 Dones y la Iglesia

Ig10-cox-dones-y-la-iglesia-v2
Ig10-cox-dones-y-la-iglesia-v2
ig10-cox-dones-y-la-iglesia-v2.pdf
127.0 KiB
461 Downloads
Details

Dones y la Iglesia

Por David Cox Revisó: Luis Flores E.

ig10 Dones y la Iglesia
ig10 Dones y la Iglesia

Este folleto no habla de los dones dados a uno: La salvación, el entendimiento, la sabiduría, Etc.[ig10] v2 ©2013 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Hay mucha confusión en el asunto de los dones espirituales que Dios ha dado a su preciosa iglesia. Voy a tratar de aclarar lo que la Biblia enseña sobre ello. Primero, hay cinco pasajes principales que hablan de dones, Romanos 12:6-8, 1ª Cor 12:4-11, 12:28, 1ª Ped 4:10-11, y Efe 4:11.

En ninguna parte, Dios nos manda a “buscar” o desarrollar nuestro propio don espiritual. Como es claro, nosotros sabemos que don poseemos. El enfoque bíblico no es “obtener” y “magnificar” el don espiritual que hay en nosotros, sino que invirtamos espiritualmente en la obra de Dios por medio de ese talento, lo cual representa el principio más claro de todos. Además existen muchos errores que se enseñan en relación a este tema de los dones, porque los definen en formas diferentes a lo que la Biblia dice.

Consideraciones

Desde tiempos bíblicos, el asunto de los dones espirituales ha sido un punto de controversia, que los falsos o inmaduros cristianos han usado para causar problemas y disensión en la iglesia.

1ª Cor 12:31 Procurad pues los dones mejores, Más yo os muestro un camino aun más excelente.

“Procurad” aquí, significa sentir afecto o calor hacia algo. La práctica no debería ser probar y buscar los mejores dones. El mejor enfoque que Pablo presenta en el Cap. 13, es la supremacía del amor sobre los demás dones espirituales

La Biblia nunca da el mandamiento de “buscar” tu don espiritual, ni tampoco que estos dones sean transferidos de otros miembros del cuerpo de Dios a uno, sino que Dios ha colocado a cada uno en su posición o vocación, para que redunde para el bien a la comunidad de la fe.

La disposición de que el talento que tú obtengas individualmente, es decisión de Dios (el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere 1ª Cor 12:11). No es tu decisión.

El punto es que sirvas a la comunidad de fe, con énfasis en el resultado (“edificación”) que puedas hacer y no la gloria personal al usar los dones.

Romanos 12:6-8

Rom 12 empieza con el sacrificio del cristiano a los propósitos de Dios, que es nuestra adoración “racional” o lógica (v1). El punto que debemos demostrar es la voluntad de Dios como ejemplo de nuestras vidas (v2). El v3, propone que no nos jactemos, sino que tengamos “cordura”, es decir medida, en lugar de excesos. Pablo nos explica que hay una sola comunidad (cuerpo) pero hay diferentes miembros individuales. Esto habla de unión y unidad, pero también de dependencia entre sí. El v4 dice que Dios ha colocado a cada miembro en la comunidad con un propósito y una misión individual, y con tal misión, le dio también lo espiritualmente necesario para cumplir con su misión y responsabilidad.

Pero esto no significa que seamos “talentosos” por ser salvos, sino que es obligación que dicha vocación la desarrollemos con esmero personal, o sea, que nuestro impacto en la comunidad refleje nuestra vida espiritual como individuos. Que conmovamos con nuestros dones por lo que somos espiritualmente.

Según Rom 12:6, existe un vínculo entre la fe de uno y su servicio. Entonces, lo más fuerte de la fe de uno, lo mejor de su servicio, y lo más centrado en la verdad Bíblica, será lo mejor de su servicio

Los falsos profetas no edifican, sino destruyen el cuerpo de Cristo, porque su entendimiento y sus motivos son falsos. Pablo termina este pasaje en los v 9-13, donde habla del amor (el móvil sincero de cada ministro o siervo) y la relación fraternal en exaltar a otros, dándoles preferencia y no en tratar de demostrar preeminencia en nosotros mismos. Igualmente, el tener y ejercer un don no es todo, sino que tu visión debe estar en la forma en qué cumples, enfocándote en la gloria de Dios que brille por las vidas piadosas de sus hijos.

1ª Pedro 4:10-11

Pedro, igualmente (en el contexto del amor entre hermanos) nos exhorta a fijarnos cómo servimos a Dios usando nuestros talentos (dones). Su enfoque radica en que, todo debe dar gloria a Cristo y no a nosotros mismos.

Efesio 4:11

Este pasaje habla de nuestra vocación espiritual, que realizamos por el Señor (4:1) por ser llamado a ello por el Señor (4:1). Todo está en relación al cuerpo de Cristo (la iglesia). Estos dones son los medios por lo cual Dios hace, forma, y madura a su iglesia. Es donde los miembros dejan de ser inestables como niños (4:14) por la astucia de los falos profetas, y llegamos a ser “perfectos” (4:12), y no inestables (no “niños fluctuantes” 4:14) por el error. El enfoque está en el efecto positivo sobre los hermanos cuando los dones espirituales se ejercitan.

1ª Corintios 12

En este pasaje, Pablo no está enalteciendo ni aprobando a los corintios, sino reconviniéndoles y corrigiendo errores respecto a sus dones. Es mejor tomar este capítulo como un principio de juicio por el buen desempeño de un don, en contra de errores humanos y demoniacos en el uso de los dones. “Hay diversidades de dones” (12:4) pero todo tiene que conformarse al mismo Espíritu de Santidad. Es decir, hay reglas divinas en la obra de Dios, y Dios no está en obras ni en ministerios que abandonan estos principios de cómo hacer la obra de Dios. Hay diversas formas en que los miembros contribuyen a la comunidad, habiendo armonía y constancia en el carácter de todo, sujeto a la doctrina divina.

1. 12:14-25 Sentido de comunidad. El primer principio es que nada se hace solo ni se exalta a sí mismo sobre los demás. Hay turbación en todo y en todos. El impacto que uno tenga (bueno o malo) se nota en las actitudes, las acciones y las palabras de cada persona, que actúa siempre en el Espíritu Santo.

2. Simpatía y preocupación entre todos. 12:25 Este punto trata la fuerte interdependencia en la comunidad. Pablo enseñó en 12:19-25, que la supuesta poca importancia de un miembro no tan notorio o evidente, no tiene lugar en nuestro pensamiento. Muy atractivo o sin importancia, pero todos los miembros contribuyan en la obra de Dios y el buen funcionamiento del cuerpo. 1ª Cor 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. El punto aquí es que, si alguien tiene un momento de gloria o un momento de dolor, todo el cuerpo (los miembros que verdaderamente son parte de el), todos sienten dolor o gloria. No hay envidia, no hay ignorancia o poco interés. Se nota el vínculo y la relación con el cuerpo, de como se hace feliz la vida de tu hermano, o el dolor y la pena que sufres cuando tu hermano padece. La comunidad lo siente todo.

3. Hay co-existencia y cooperación. 12:27-30. La idea del Ap. Pablo, realmente es que no ponemos en competencia un don contra el otro. En el capítulo 13, Pablo explica la naturaleza y debilidad de los dones, que van pasando. Todo este servicio para el cuerpo de Cristo en la tierra cambiará en el cielo, y solamente quedará el amor entre los miembros.

1ª Corintios 14

De nuevo en 14:1, Pablo dice sentir afecto hacia los “dones espirituales”, es decir, los dones que abarcan o tocan mejor lo espiritual de nuestra influencia unos con otros. Por esto, el mejor don de todos es el profetizar. Esto es básicamente la predicación de la Palabra de Dios. De inmediato, usa el ejemplo de hablar en lenguas (idiomas extraños) como cuando un extranjero predica o enseña y no hay quien lo interprete. Todo será para el beneficio de uno mismo, esto es absurdo en la mente de Pablo. Corregir esta “locura” es buscar una interpretación cuando el predicador extraño habla (14:13).

4. Edificación de la comunidad. 14:17 Pablo introduce un principio: que todo tipo de servicio o ejercicio de dones debe centrarse en el impacto espiritual que tenga en la comunidad. Si no edifica (14:17) no lo hagas. En 14:26, de nuevo Pablo exalta la importancia del impacto espiritual (edificación fundamentada en el entendimiento, entonces predicar y enseñar, son los principales dones espirituales).

5. Hay lugares y condiciones sobre el ejercicio de dones. 14:20-25. En este principio, Pablo hace contraste entre el hablar en lenguas y predicar (profetizar). Si todo en el servicio es en idioma extraño, ¿no dirían los indoctos que están locos? Hay lugar y condiciones del ministerio de cada don. En 14:34-35, Pablo enfatiza que en ninguna ocasión es correcto que las mujeres tomen posiciones de liderazgo, enseñado a los hombres, por ejemplo.

6. Hay orden, control, y prudencia en todo lo hecho en el Espíritu Santo 14:27-33.

Aquí Pablo usó estos visitantes extranjeros como ejemplo. Cuando vienen, el impacto de hablar en idiomas desconocidos, y que otros interpreten sus enseñanzas, debe limitarse a si quieres seguir la voluntad de Dios. En 14:30 indica que nadie está tan emocionalmente envuelto en su “ministración”, como para que uno ignore la prudencia, cortesía y preferencia a su hermano, que no pueda “pausar” para que otro comente.

A veces esto es contraproducente porque el culto se alarga demasiado, aunque, en general hay control en lo que uno hace. También la parte mental, el pensar y entender tiene prioridad sobre lo que uno “siente” (lo emocional) como en muchas iglesias cuando la “alabanza” llega a ser escandalosa.

¿Son los dones para hoy?

Podemos decir inmediatamente que, los dones son para la iglesia desde su formación hasta que el Señor regrese. Pero a la vez, algunos dones fueron dados para un tiempo y condiciones específicas. Y luego no surgen. (los llamados dones de señal).

En 1ª Cor 14:22, claramente dice que el don de lenguas es una señal para los inconversos judíos (demostrando que Dios ha dejado de usarles como favoritos de Dios). En 1ª Cor 13, Pablo también declara que el amor nunca deja de ser, pero las profecías (predicaciones dirigidas a reprender al pecado), las lenguas, y la ciencia (instrucción religiosa) acabarán un día.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia