Ig45 Calificando a un Maestro de la Biblia

Temas: No todo lo que brilla es oro | ¿Realmente son pastores y iglesias? | ¿Respetan las estructuras de Dios? | ¿Qué autoridad usa? | ¿Qué son sus motivos? | ¿Enseña todo el consejo de Dios? | ¿Qué es su ejemplo personal? | ¿Qué forma es su estilo de liderazgo?

Calificando a un Maestro de la Biblia

Por David Cox v1 © 2011
[IG45] http://www.folletosytratados.com/ig45
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Resumen: Temas: No todo lo que brilla es oro | ¿Realmente son pastores y iglesias? | ¿Respetan las estructuras de Dios? | ¿Qué autoridad usa? | ¿Qué son sus motivos? | ¿Enseña todo el consejo de Dios? | ¿Qué es su ejemplo personal? | ¿Qué forma es su estilo de liderazgo?

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias 2Ti 4:3




Hoy en día es de moda de rechazar la iglesia local y un buen pastor para sentarse bajo un “experto maestro de la Biblia.” Típicamente son personas con carisma personal, y hablan en una forma que la gente se encanta oír a ellos. De escuchar a sus seguidores, dicen “este maestro de la Biblia es lo mejor de todos, y los demás deben dejar cualquier iglesia, pastor, u otra persona donde están aprendiendo la Biblia e irse con ellos a escuchar este fantástico maestro de la Biblia.” La Biblia tiene la respuesta a esto.




No todo lo que brilla es oro

Es para la destrucción y el arruinarse de tu vida espiritual de equivocarse en a quien te sujetas y aprendas la Biblia. Dios nos ha dado criterio en la Biblia para discernir entre buenos y malos instructores de nuestra vida moral (y a quien apoyamos económicamente), y no debemos ignorar las divinas instrucciones. Primero, un falso maestro te distraerá de estas calificaciones, requisitos espirituales, principios, que tú, como hijo o hija de Dios, tienes a fuerzas que insistir en la persona de quien te aprendes la Biblia.




¿Realmente son pastores y iglesias?

1Pe 5:2 Apacentad (pastorear) la grey de Dios… y cuando aparezca el Príncipe de los pastores…

En nuestro día, hay “tele-iglesias” que se presentan a sí mismos de ser la alternativa perfecta de “iglesias tradicionales.” Te sientes en tus pijamas frente de la televisora comiendo tu cereal viendo “iglesia”, y mandas tu dinero a ellos. Pretenden de ser maestros expertos de la Biblia, en un grado que ningún pastor normal puede ser. Dios nos ha dado la forma y estructura de nuestra vida espiritual en la Biblia, y Dios mismo nos enseña que Su verdadero rebaño es dirigido por pastores bajo su dirección. Jn 10:14 dice Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen. Tu pastor puede darte lo espiritual, lo que necesitas, solamente cuando el grupo es de tal tamaño y situación que el pastor conoce a todos sus miembros y sus situaciones. Si quien que te enseña y te cuida espiritualmente no te conoce actualmente (y tus problemas y vida), y tú igual a él, entonces no sigues el ejemplo bíblico.

La forma que nos dio Dios es una comunidad de fe, local, donde asistes y participas, donde los miembros y el pastor se conocen bien entre sí. Viendo su testimonio, recibes sus enseñanzas. Mega-iglesias son otra perversión de nuestro día, y ningún verdadero hijo de Dios será parte de ello, engañado con su enseñanza, ni dejará que se cae bajo sus influenzas y mentiras arrogantes, insultando pastores y ministros humildes y mansos en el proceso. Igualmente hay grupos que tachan completamente la idea de “una iglesia normal,” y se presentan a sus ideas no-bíblicas como alternativas. Pero si entendemos la iglesia, esta comunidad de fe local, y que los maestros en una iglesia local son la única fuente de instrucción bíblica, ¿Por qué entonces rechazamos todo esto para una alternativa? ¿No es esto simple rebelión?




¿Respetan las estructuras de Dios?

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia… 29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado.

Parte de cuidarse de los falsos y engañosos fraudes ministeriales es de regresar a la Biblia, y ver que el ministerio de enseñar y apacentar no es sobre control y despojar a los hermanos de sus bienes, sino de ser ejemplo para la grey de Dios. Es servicio no dominio. Los lobos rapaces vendrán de nuestro mismo grupo (el grupo que sea) para identificarse con nosotros, pero su plan es de arrastrar tras sí “discípulos” (seguidores) para quitarles su dinero. En esto, hay falsos que trabajan en formarse una iglesia para controlar y despojar, y hay unos que trabajan afuera de la estructura establecida de la iglesia local.




¿Qué autoridad usa?

Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Hay ministros que irán al infierno, y estos aunque tuvieron grandes ministerios con muchas supuestas muestras espirituales de su aprobación de Dios, son rechazados de ser salvos por su falta de respeto a la autoridad de Dios. El verdadero ministro de Dios “mira cómo sobreedifica” (1Co 3:10) y reconoce los mandamientos de Dios como autoridad en su ministerio (1Co 14:37). Jesús identificó el verdadero cristiano con todo aquel que hace la voluntad de mi Padre” (Mat 12:50). Aparte de ser dedicado a la voluntad de Dios (que solamente sabemos esta voluntad por la exposición de la Palabra de Dios, y su ministerio debe enfocarse mucho en este punto), se enfoca en las Escrituras como su norma y autoridad. Los falsos maestros “adulteran2Co 4:2 y “medran falsificando la Palabra de Dios2Cor 2:17. Esto es de cambiarla de lo que realmente dice. Pablo exhortó a Timoteo de usa bien la Palabra de verdad2Tim 2:15.




¿Qué son sus motivos?

1Pe 5:2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente 3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. 5 y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

1Ti 6:5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

El falso y malo ministro es marcado por su carácter de querer a dominar a los hermanos, ignorando y despreciando la libertad cristiana (Gál 2:4; 5:1), y quiere enriquecerse por el ministerio (un avaro es descalificado del ministerio 1Tim 3:3). Casi siempre el dominar o la avaricia son los motivos del mal maestro. En unos casos la vanagloria de ser popular y famoso.




¿Enseña todo el consejo de Dios?

Hch 20:27 porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.

Un buen maestro de la Biblia va a dar una comida espiritual balanceada y completa. No evita puntos importantes porque no les conviene. Por ejemplo, no predica sobre los errores de poner su ojo sobre las riquezas porque él lo hace exactamente esto, y no enseña lo que va en contra de su engaño. Si enseña todo el consejo de Dios, ¿Por qué no enseña sobre la iglesia local y los requisitos de los ministros en Tito 1, 1Timoteo 3? ¿Por qué no se sujeta a estos?




¿Qué es su ejemplo personal?

Hebreos 13:7 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

Unas de las marcas de un falso profeta es que enseña, pero no se sujeta su propia vida bajo lo que enseña. Dios nos ha dado un principio que nos ayuda grandemente de protegernos de falsos maestros y profetas. Este principio es que el maestro de la Biblia a fuerzas tiene que vivir exactamente la doctrina que predica. Los demás tienen que ver esta doctrina bíblica viva y activa en la vida del maestro de la Biblia, o es un peligro espiritual. Recuerden:

  • De un arrogante, solamente aprendes su soberbia.
  • De un hipócrita, solamente aprendes que no es importante de practicar lo que sabes y Dios te manda.
  • De un mal ejemplo espiritual, solamente aprendes de andar en la malicia.
  • Nunca vas a aprender fe de un rico, que despoja a los pobres para vivir en lujos.




Si no puedes decir con toda honestidad, mi pastor o “maestro bíblico” es un buen ejemplo de Jesucristo, y quiero ser exactamente como es él en su vida cristiana, ¡debes dejarle de inmediato! Si no es “irreprensible” (1Tim 3:2), entonces aprenderás cosas de él que no te fijas, y que no te hará bien. Ve a 1Timoteo 3 y Tito 1, y cuando conscientemente no cumple con estos requisitos, es un falso y peligroso. No puedo enfatizar suficientemente este punto. La Biblia repita este requisito muchas veces:

1Ti 4:12 “sé ejemplo de los creyentes”

Tito 2:7presentándote tú en todo como ejemplo…no tenga nada malo de decir de vosotros”

1Co 11:1 “sed imitadores de mi, así como yo de Cristo”.

1Co 4:16 “os ruego que me imitéis”

Fili 3:17 “Sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros”

1Te 1:6 a ser imitadores de nosotros y del Señor.




¿Qué forma es su estilo de liderazgo?

Hechos 20:29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.

Unas de las marcas muy claras que distingue que tipo de ministro es, es su forma de tratar a las ovejas. El verdadero pastor hace contraste con el lobo porque el pastor tiene ternura y perdón para su oveja, y el lobo no le importa como le trata, y normalmente le trata bruscamente y cruelmente (Eze 34:4).
El ministro es descalificado de ministrar si es “iracundo” (dado a enojarse, que sea una técnica para manipular a otros). Cuando el ministro deja de ser amable y apacible (1Ti 3:3), ya es descalificado de ministrar delante de Dios.
En Jer 23:1-4 Dios describe los malos pastores como personas quienes destruyen y dispersan las ovejas, espantándoles y no cuidándoles. Causan las ovejas de desanimarse, desmayarse, de retirarse del rebaño local. Todo el enfoque bíblico es de juntar las ovejas en el rebaño local, para que las ovejas estén con otras ovejas bajo un pastor que les guiará a buena comida espiritual.

1Co 16:15 Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. 16 Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan.




Ig45-cox-Calificando un Maestro de Biblia
Ig45-cox-Calificando un Maestro de Biblia
ig45-cox-calificando-un-maestro-de-biblia-v1-min.pdf
Version: 1
76.7 KiB
387 Downloads
Detalles