fam47 La Instintiva Maternal

En fam47, la Instintiva Maternal, Examinamos qué es de ser una madre. Dios hizo la mujer para ser madre, y hay calidades excelentes que las mujeres se demuestran en ser una madre. TEMAS: Las madres cuidan a Niños | Lo contra Natural | Que protégé lo que creó | Que sustenta lo que creó compadece a sus hijos | Que consuela a sus hijos | Que disciplina y guia lo que creó |

Instintiva Maternal
“¿Qué es de ser madre?”

Por David Cox
[fam47] v1 ©2019 www.folletosytratados.com/fam47
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Resumen

En fam47, la Instintiva Maternal, Examinamos qué es de ser una madre. Dios hizo la mujer para ser madre, y hay calidades excelentes que las mujeres se demuestran en ser una madre. TEMAS: Las madres cuidan a Niños | Lo contra Natural | Que protégé lo que creó | Que sustenta lo que creó compadece a sus hijos | Que consuela a sus hijos | Que disciplina y guia lo que creó

“Las mujeres especialmente deben esperar tanto sufrimiento en una vida matrimonial, que si Dios no hubiera puesto una inclinación natural hacia ellas, y un amor tan fuerte hacia sus hijos, ya que las hace pacientes bajo los problemas más molestos, el mundo hubiera llegado a su fin si hubieran rechazado esta vida tan calamitosa.

“Sus malestares en la gestación, su dolor en el parto, con el peligro de sus vidas, el tedioso problema noche y día; que tienen con sus hijos en su lactancia y en su infancia; además de su sujeción a sus maridos, y el cuidado continuo de los asuntos familiares; ser forzada a consumir sus vidas en una multitud de negocios bajos y problemáticos: todo esto y mucho más habrían disuadido por completo al sexo del matrimonio, si la naturaleza misma no las hubiera inclinado a ello.”

Por Richard Baxter




Las madres cuidan a Niños

1Ts 2:7 Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. 8 «Tan grande» es nuestro afecto por vosotros, que «hubiéramos querido» entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque «habéis llegado a sernos» « muy queridos.

Pro 31:26 (la madre) Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. 27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde.

Una madre se define por ser una persona que cuida altamente a otros, teniendo compasión y profundo afecto (amor) sobre ellos.

1Ti 2:15 Pero (la mujer) se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

Pablo explicó que no es permitido que las mujeres tomen la dirección y liderazgo ni de las familias, ni de las iglesias, ni de los países, porque Eva fue engañada, no Adán. Pero la mujer se redimirá a sí misma en el entrenamiento de los hijos.

Sal 127:3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.

Dios da un premio (cosa de estima) a la mujer cuando le da un hijo. Es una gran bendición recibir hijos de nuestro Dios. Las mujeres buscan tener hijos 1Sam 1:27. Pero Dios da un talento o don o fuerza interna a las mujeres para amar a sus hijos.

Jueces 5:7 aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído, Hasta que yo Débora me levanté, Me levanté como madre en Israel.

¿Qué es una madre? Es una mujer fuerte que cuida las vidas de otras personas.




Lo “Contra Natural”

Romanos 12:10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. (“amaos los unos a los otros” es filóstorgos; amor a los familiares de uno, especialmente entre padres e hijos; que ama a los padres, o sea afectuoso hacia los otros cristianos:-amar). Este es el amor y afecto natural que una persona tiene hacia su propia familia. A veces por el evangelio, unos van a perder este amor debido de su familia (Mat. 10:21-22, 35-36), y entonces Dios le cuidará a esta persona (Sal 27:10; Isa 49:15; 2Cor 6:18) y los hermanos en la fe llegarán a ser su nueva familia (Mar 10:29-30; Luc. 18:29-30).

Con la perversión que hay en el mundo, y con los extremos de perversión que vemos hoy en día, cualquier cosa puede suceder. Pero “normalmente” las mujeres que tienen hijos, los cuidan y los aman. Solamente cuando el pecado anda salvaje en sus vidas es que este instinto maternal se desaparece.




Que protege lo que creó

Éxo 2:3 Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río.

1Reyes 3:26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.

Es natural que una madre haga lo que tiene que hacer para proteger a sus hijos. Solamente por la perversión del pecado llegamos al extremo de que el agresor es la madre misma.




Que sustenta lo que creó
Compadece a sus hijos

1Sam 2:19 Y le hacía su madre una túnica pequeña y se la traía cada año, cuando subía con su marido para ofrecer el sacrificio acostumbrado.

Isaías 49:15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.

La madre de Samuel le hizo un abrigo cada año. En Isaías 49:15, Dios usó una observación muy cierta. ¿Puede una madre olvidarse de sus hijos? En ninguna manera. Pero aun con esto en mente, menos probable que Dios nos olvide. Entonces es una regla que las mujeres normales (no corruptas con excesos de pecado) van a compadecerse de sus hijos y a no olvidarse de ellos.




Que consuela a sus hijos

Isaís 66:13 Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo.

Mt 23:37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

La idea de “consolar” en Isaías es de enderezar, de poner algo recto, justo. La justicia es lo que uno debe estar haciendo. Es la norma que Dios busca en los seres humanos. Se ve este punto cada vez que su hijo sale de la casa y la mamá le dice, “arregla o peina tu cabello“, “pon tu camisa dentro de tus pantalones“, etc. Hay una norma divina, lo que es correcto, y debemos estar observando esta norma. El pastor predica esta norma cada domingo en el culto, pero la mamá impone lo que ella entiende de “lo que es correcto” diariamente en su hogar.




Que disciplina y guía lo que creó

Pro 1:8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre; 9 Porque adorno de gracia serán a tu cabeza, Y collares a tu cuello.

La Biblia habla de la instrucción de la madre (Cnt 8:2 Yo te llevaría, te metería en casa de mi madre; Tú (que) me enseñarías). Además de enseñar al hijo, la madre también toma parte de la disciplina del niño. La madre debe ser un ejemplo de amor a sus hijos.

Pro 19:18 Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

Pr 23:13 No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá.

Pro 29:15 La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.

No debemos consentir a los hijos, esto es, darles todo lo que quieren cuando lo quieren. Parte de ser una buena mamá es de enseñarles paciencia y simplemente de esperar por las cosas que quieren..

Pro 13:24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.

Repito. De no castigar a sus hijos es de aborrecerles. Ninguna buena madre va a pasar por alto la disciplina de sus hijos.

1Co 4:14 No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos míos amados.

Parte de ser pariente de hijos es de guiarles. Esto no es una condenación por hacer mal, sino una amonestación que “estás afuera del camino, entonces ponte de nuevo en el camino.

Pro 22:6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Esta instrucción empieza en los primeros años de la vida. Puedes llevarles a la iglesia mucho cuando son niños, pero eso no es sustituto para ser buenos padres.

Ef 6:1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Dios ha dado a los parientes la autoridad y tarea de encaminar a sus hijos espiritualmente. Además de ser un mandamiento, es un mandamiento que si los hijos honran a sus padres, les va bien en la vida. Es promesa de Dios. Pro 10:1… Pero el hijo necio es tristeza de su madre. Le hace triste porque esto es su punto fuerte en la vida, lo que ella como madre hace a sus hijos, encaminarles. Si sus hijos no andan en buenos caminos, le causa tristeza a la madre.

Tit 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

La mujer debe tener su orientación en cuidar la casa, el hogar. Pero también debe amar y enseñar a sus hijos. Ella manifiesta su amor y afecto maternal a ellos.

2Ti 1:5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

La mamá en este ejemplo de Timoteo, alcanzando hasta dos generaciones, comunicaba su fe en Dios a sus hijos. El éxito para la mujer cristiana se ve en el fracaso o éxito espiritual de sus hijos. Como andan. En el camino de Dios o no.

Pro 23:25 Alégrense tu padre y tu madre, Y gócese la que te dio a luz.

Si la mamá hizo bien su trabajo en entrenar a sus hijos, le dará gozo.




Download “fam48-hombres-son-los-agentes-de-dios-v1-1.pdf”

fam48-hombres-son-los-agentes-de-dios-v1-1.pdf – Downloaded 13 times – 178 KB

Más Folletos sobre la Familia

¿Quién es David Cox?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.