cp83 El Cáncer del Rencor

cp83 El Cáncer del Rencor Analiza el pecado del Rencor, de siempre tener maldad en tu corazón contra otro, y como la persona rencorosa ni es salvo.

cp83 El Cáncer del Rencor Analiza el pecado del Rencor, de siempre tener maldad en tu corazón contra otro, y como la persona rencorosa ni es salvo.

Por David Cox

[cp83] v1 ©2023 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Hebreos 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

El rencor es la amargura de uno contra otro. Es la irritación que brota a peleas, a malas palabras, a agresiones, y a otras manifestaciones, aunque muchas veces no se llega a los golpes. Pero es tan intensa a veces que parece que puede brotar en golpes por la agresión en el corazón de una persona hacia otra. A veces, alguien hace algo en contra del rencoroso, y esto es la causa del principio del rencor. Pero la persona rencorosa realmente es alguien a la que “nunca se le pasa su ira”. Esta enojado para siempre, y la persona que le causó su rencor muere, el rencoroso busca a otra persona para tomar su lugar.

Marcos 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo



Todos mis escritos son gratuitos. No cuestan nada, y puedes descargarlos, predicar o enseñar de ellos (sin decir que tomaste el sermón del folleto), e incluso puedes imprimir el folleto y repartirlo en un culto o en la calle. Mientras que no cambias el folleto y no cobras por el folleto, casi todo lo demás se vale.
Pero fíjate que me cuesta dinero para mantener este sito en el Internet. Mientras que este sitio tiene casi 1000 visitantes al día, no hay nada de cooperación de este visites para mantener este sitio en el Internet. Mis gastos son como $192 pesos mexicanos (como $12 dólares de EEUU) al mes. Considera donando algo ($200 pesos o $15 dólares) de vez en cuando, como 2 veces al año. Con Paypal, puedes donar aunque NO TIENES PAYPAL. Cualquier tarjeta de crédito o bancaria es aceptado. Cualquier cantidad de dinero será una ayuda. ¡Gracias! Que Dios te bendiga grandemente.
Sigo predicando y escribiendo, pero como la presiones económicas me aprietan, siempre estoy considerando de quitar este sitio por falta de dinero.
Webmaster: [email protected]

Dona a David Cox Ministro


¿Qué es el rencor?

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

El rencor es un problema espiritual. Hay un sentido de amargura en el rencoroso. Pero aunque esto sea una chispa de fuego, ellos se abanican a ser un fuego forestal con enojo, ira, gritería y maledicencia, aún actualmente pasando el hablar al hacer, resulta en malicia. Gálatas 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. La regla de Dios omnipotente, el Justo Juez de toda la tierra, es que cualquier cosa espiritual que siembras en maldad, vas a cosechar la misma maldad o peor. Dios va a ver que así se pasa con todos.

¿Por qué son Rencorosos?

Actualmente, este asunto presente es sobre el perdón. Muchos no ven la importancia del perdón hacia a otros en su propia vida, especialmente cuando “les cuesta tanto” para perdonar a alguien que les ha hecho una maldad. Regresan lo que otros le dan. Así no es el principio de Dios, Mateo 7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos El principio aquí es como tú quieres que la gente te trate, así debes tratar a otros. Las personas rencorosas obran según la carne,

Mateo 5:38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra.

O sea, Jesús puso el asunto claro. No nos debe “gustar de regresar lo mismo” cuando otros nos hacen agresión, maldad, y daño, sino que le entregamos el asunto a Dios para que Él juzgue como Él vea justo. La venganza es del Señor, no de nosotros. Ni tampoco debemos ser en sobremanera feliz cuando vemos a nuestros enemigos caer.

Proverbios 24:17 Cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, Y cuando tropezare, no se alegre tu corazón; 18 No sea que Jehová lo mire, y le desagrade, Y aparte de sobre él su enojo.

Una cosa es de entregar las ofensas a Dios para que Él las juzgue y otra cosa es de regocijarse cuando tu enemigo cae. En el primer caso, es lo que es “justo” ante los ojos de Dios. En el segundo caso, tú quieres ver la maldad caer sobre la cabeza de otra persona. En sí, la actitud y acción de regocijarte en el castigo de otras personas causa que Dios se ponga en tu contra.

¿Cómo Piensa y Se Motiva?

Mateo 6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. (Efesios 4:32)

Dios quiere evaluar tu corazón antes que Él acepta tu declaración de fe en el Salvador. ¿Quieres realmente el perdón de tus pecados? Si la respuesta es “sí Señor” entonces Dios ve si tú, en tu propia vida, has hecho el perdonar parte de tu “personalidad. Satanás no perdona a nadie. A fin de cuentas, una vez que hizo la rebelión en contra de Dios, no hay remedio para él. Va al infierno, en el futuro, en el juicio. Pero Dios es Juez absoluto sobre todo ser humano y ángel. Isaías 33:22 Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará. Salmos 9:8 El juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con rectitud(Salmo 75:7; 50:6; 2 Timoteo 4:8 “Juez justo”; Hebreos 12:23; Jueces 11:27; Isaías 3:13) Levítico 19:18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová. Tenemos que insistir que el rencor y la venganza son caracteres opuestos al amor.

Satanás es Rencoroso

La palabra “Satanás” actualmente significa adversario, acusador. Apocalipsis 12:10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Satanás ha hecho un error en desobedecer a Dios en que no hay remedio. Su fin será la más horrible existencia que una criatura puede tener. Pero aunque él no puede corregir su rebelión en contra de Dios, él puede causar que otros entren bajo la condenación de Dios también como él. En una forma, cuando Satanás acusa a otros, está diciendo realmente, “mira a ellos, son pecadores, no te fijes en mis pecados Dios.” Entonces Satanás es nuestro adversario (1 Pedro 5:8… porque Satanás nuestro adversario…), es el padre de la mentira (Juan 8:44). Es como Satanás ahora tiene este “oficioZacarías 3:1… y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. 2 Corintios 2:11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones. Tenemos que entender el perfil de Satanás. SIEMPRE está con agresión y malos deseos hacia otros. Las personas rencorosas son personas las cuales este cáncer espiritual les ha consumido sus vidas, y viven día a día, respiración tras respiración, para hacer agresiones verbales o hechos que dañan a otros. Lo que se ve de afuera es la maldad en su corazón que no tiene fin. Estas personas son iguales que Satanás.

El perfil es que la persona rencorosa es metiche, (Αλλοτριοεπισκοπος G244 1 Timoteo 5:13; 1 Tesalonicenses 4:11; 2 Tesalonicenses 3:11) o sea, anda en la calle para inspeccionar y meterse siempre en las vidas de otros (Proverbios 7:11), y es imposible de vivir con este tipo de persona realmente (no tiene amigos, Proverbios 21:9, 29; 25:24), Proverbios 27:15 Gotera continua en tiempo de lluvia Y la mujer rencillosa, son semejantes. Su agresión es por gotas, pero sin nunca parar.

1 Pedro 4:15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno.

Dios es Amor

1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Podemos aclarar un asunto muy rápido aquí, los “cristianos” que tienen sus corazones y vidas consumidas con rencor, odio, y agresión hacia otros no son actualmente salvos. Están engañándose a sí mismos.

Una persona sabia debe meditar mucho en el contraste entre el rencoroso y el hijo o hija de Dios, que su corazón está saturado y tiene amor para otros. Este amor no es una respuesta porque alguien le hizo bien (le amó primero), si no es parte de su carácter porque es salvo. Si no hay nadie que le hace a un cristiano bien, de todos modos va a buscar a alguien de amar.

Juan 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

O sea, ¿Dios nos ama a nosotros porque primero nosotros le amamos a Él?

1 Juan 4:10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

El amor es visto en Dios. Cuando estábamos en nuestras rebeliones y pecados, y Él inició el amor hacia nosotros.

El Remedio para el Rencor

1 Pedro 3:9 no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

Por ser herederos de la salvación, sobreabundamos con buenas obras, y buena voluntad hacia otros, y por nada nos involucramos en maldad, ira, agresión, etc. en contra de otros. Dios va a juzgar a todos un día (Romanos 14:12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí), pero no entramos nosotros en esto. Y en este día tan áspero, no vamos a querer para nada tener parte de la ira y venganza de Dios, por miedo a que Dios se voltee a juzgarnos por nuestras fallas.

En Efesios 4:31-32 (citado en el principio del folleto), vemos que Dios nos manda “quitar” todas las manifestaciones de agresiones en contra de otras personas. En el fondo del rencor, hay agresión y maldad hacia otras personas. Actualmente, de usar maldiciones (malas palabras que indican agresión y el deseo de maldad de caer a otros) es, en sí, un grave pecado.

Ve mi folleto cp17 Cox maldicientes y vulgares, (https://www.folletosytratados.com/espanol/consejos-pastorales/ cp17-maldicientes-y-vulgares/). También cp29 No seas chismoso.

1 Pedro 2:23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

Pero la solución es de simplemente rehusar la guerra de agresión en contra de otros por tus palabras. ¿Cómo? Por ver que Dios es amor, y Satanás es rencor, y no vas a querer ser como Satanás. Efesios 5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.

Salmos 58:11 Entonces dirá el hombre: Ciertamente hay galardón para el justo; Ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.

El asunto es muy fácil si quieres aceptar lo que dice Dios. En Hebreos 11:6, empieza este gran capítulo sobre la fe, y una lista de hombres y mujeres de gran fe que debemos imitarlos, pero para empezar, la fe es una certeza en lo que Dios ha dicho, lo que Dios manda. Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Por todas las agresiones injustas en contra de nosotros, Dios va a ajustarlas con remuneración a nosotros en la eternidad. En una forma, Dios va a restaurarnos lo que otros han tomado de nosotros, o lo que otros han hecho para dañarnos. La “fe en Dios” es este aspecto de Dios, que Él es Juez y va a juzgar justamente nuestro caso, esta creencia profunda en nuestros corazones nos permite de dejar de vengarnos (Romanos 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino que dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor), y dejaremos el juicio a Dios.

Mateo 7:2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Las personas rencorosas están en una forma juzgando a otros y sentenciándoles a sufrir algo. Pero lo que no entienden es que con la misma dureza con que ellos juzgan a otros, esta misma medida será lo que Dios usa para juzgarles a ellos. Todos pecamos, pero para ellos, no habrá misericordia.

Romanos 12:14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

cp83 El Cáncer del Rencor

Descarga el Folleto

Download “cp83-cox-rencor-v1.pdf” cp83-cox-rencor-v1.pdf – Downloaded 410 times – 250.62 KB

Más Folletos de la Categoría de Consejos Pastorales