Salv52 Jesús te Salva de tus pecados

¿Salvarnos de qué? De nuestros pecados | Jehová es nuestro Salvador | Dios es quien que nos salva la Trinidad en Acción | Jesús es el Salvador | De ser salvo nos causa a llevar fruto

Jesús te Salva de tus pecados

Por David Cox

[salv52] v1 ©2019 www.folletosytratados.com//salv52
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

TEMAS ¿Salvarnos de qué? De nuestros pecados | Jehová es nuestro Salvador | Dios es quien que nos salva la Trinidad en Acción | Jesús es el Salvador | De ser salvo nos causa a llevar fruto

Escuchar el Sermón en audio por Pastor David Cox

https://www.davidcoxsermones.com/folletos/salvacion/salv52-jesus-te-salva-de-tus-pecados/ (después de enero 2, 2019)

¿Salvarnos de qué? De Nuestros Pecados

Dios es la fuente de todo lo bueno en la vida de un ser humano. El pecado es de ofender a Dios por hacer lo que Dios no acepta, lo que no es su voluntad. Por cruzar a Dios en una ofensa, somos inaceptables para estar en la presencia de Dios, que nos quita las bendiciones de estar en la presencia y de estar “en la gracia” con Dios. Rom 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, Este pecado nos causa problemas en nuestras vidas ahora y aquí, pero al final, si no tenemos la solución de un Salvador (Jesús el Hijo de Dios), vamos a la segunda muerta, que es de vivir una eternidad en el infierno sufriendo grandemente. 1Jn 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida (eterna).

Jehová es nuestro Salvador

Isaías 49:26… y conocerá todo hombre que yo Jehová soy Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob.
Isaías 45:21
… sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. 22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.

El concepto de Salvador es muy fuertemente enfocado en que Jehová es nuestro Salvador, a quien que nos salva. Mientras hay otros salvadores humanos que de vez en cuando salva a personas de peligros mundanas, nadie puede salvarnos de los peligros eternos de nuestros pecados como Dios.

Fíjate que tenemos que mirar al Salvador para ser salvo, y esto es de tener fe en Él, en Jesucristo.

Jueces 10:13 Mas vosotros me habéis dejado, y habéis servido a dioses ajenos; por tanto, yo no os libraré más. 14 Andad y clamad a los dioses que os habéis elegido; que os libren ellos en el tiempo de vuestra aflicción. Jueces 2:16

Además, de salvarnos eternamente, la idea de un Salvador que es Dios tiene que ver con adorar a este Salvador, y el Salvador nos ampara en estos “peligros mundanos” también. El problema realmente es que exaltamos “otras cosas” en nuestras vidas a ser dioses ajenos antes del Dios de la Biblia. Checa tus prioridades y gastos de tiempo, esfuerzo, y recursos, y vas a ver a estos otros dioses ajenos. Aunque es la voluntad de Dios que gastamos la mayor parte de nuestro tiempo trabajando para sostenernos, la prioridad debe ser en estar en la casa de Dios en los tiempos que son apartados para adorar a Dios, y no estamos allí cuando sí podemos.

Jeremías 2:28 ¿Y dónde están tus dioses que hiciste para ti? Levántense ellos, a ver si te podrán librar en el tiempo de tu aflicción; porque según el número de tus ciudades, oh Judá, fueron tus dioses. Dios tiene pleito con el hombre porque se levanta a otros dioses que no sean verdaderos dioses, y van siguiendo tras ellos para adorarles con su tiempo, esfuerzo, y recursos, cuando ellos no pueden rescatar la persona para nada (Jeremías 11:12).

Lucas 12:17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18 Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?

El necio (en la vista de Dios) es la persona que confía en sus riquezas para que sean su dios en lugar del Dios de la Biblia. En el día de su muerte, las riquezas no van a rescatarle.

1Ti 6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.

El verdadero cristiano que agrada a Dios vive su vida diferente que el mundo, porque está atesorando premios espirituales para la eternidad en lugar de juntarse bienes y riquezas en este mundo que va a dejar cuando muere. La vista de la persona hacia lo eterno y lo celestial define la persona como cristiano.

2Crónicas 7:14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Dios quiere ver que cambias el corazón, o sea, que dejas el pecado como un gusto, una cosa que persigues con gusto. Que sigues lo espiritual. El cambio de corazón se llama arrepentimiento.

Dios es quien que nos Salva
La Trinidad en Acción

2Samuel 22:3 Dios míoSalvador mío….
Oseas 13:4 Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás, pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí.
Lucas 1:47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. La Biblia declara como asunto muy clara, que Dios es quien que nos salva. Hay muchas referencias a “Dios nuestro Salvador1Timoteo 1:1; 2:3; 4:10; Tito 1:3; 2:10.

Tito 2:13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,

Este Dios-Salvador “iba a venir” (Isaías 7:14) y esto se cumplió en la venida de Jesucristo en forma humana. Emmanuel, es su nombre, que es “Dios con nosotros” o Dios entre nosotros “andando”.

Mt 1:23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Cuando uno pide a Jesús de salvarle de sus pecados, entonces Jesús Dios llega a ser su Salvador personal.

2Pedro 1:1… a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: (2Pedro 1:11) Estos versículos vinculan Jesús, Dios y el Salvador a ser la misma persona.

Jesús es el Salvador

Zacarías 9:9 Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. (Juan 12:15; Mt 21) Jesús es obviamente de quien que están hablando. Él es nuestro Rey, Justo y Salvador.
Lucas 2:11
que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.
Hechos 5:31
A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.
Hechos 13:23 De la descendencia de éste, y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.
2Timoteo 1:10 pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,
Tito 1:4 a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador.
Tito 3:6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador
En estos versículos también vemos la Trinidad, un solo Dios pero que existe en tres personas. El Padre envió al Hijo para efectuar nuestra salvación.

2Pedro 2:20 ​Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.  Por conocer a Jesucristo, somos salvos.  Efesios 5:23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

Fíjate que Jesús salva a un grupo de personas, y estas personas se identifican como “la iglesia.” Si eres salvo, eres parte de este grupo. ¿Cómo se ve que uno es parte de “la iglesia”? Porque asiste a un grupo local que sigue las doctrinas y prácticas que Dios nos ha dado (a su iglesia). Asiste, participa, es un miembro de ella, y apoya tal grupo con oración, energía, recursos, y dinero. Fil 3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; De ser salvo por Jesús es de llegar a ser un ciudadano del cielo. Esperamos a nuestro Salvador, Jesús. Esto es lo que define una persona como salvo. Colgamos nuestra esperanza solamente y completamente en Jesús, quien murió en la cruz por mí, y entonces es mi Salvador. Juan 4:42 y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo. La persona del Salvador es el Jesucristo de la Biblia.

De ser salvo nos causa a llevar fruto

Col 1:10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; 11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; 12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; 13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.   Por la sangre de Jesús, somos salvos. Esta salvación debe causar justo fruto espiritual en nuestras vidas. ¿Por qué no pides a Jesús de salvarte de tus pecados ahorita en este momento?

Salv52-cox-jesus-te-salva-v1-min
Salv52-cox-jesus-te-salva-v1-min
salv52-cox-jesus-te-salva-v1-min.pdf
Version: 1
111.0 KiB
127 Downloads
Detalles