ig30 El Hombre de Dios no debe ser contencioso

El Hombre de Dios no debe ser contencioso
Por David Cox
[IG30] v1 ©2008 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
__________

2Ti 2:24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; 25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

Vamos a ser honestos, predicadores les gustan discutir sobre la Biblia, y muchas veces, hay hermanos en las iglesias que igualmente no saben donde están las normas bíblicas en lo que están haciendo. Entran en la carne, y se pasa de defender la fe cristiana a tener un gozo, un placer, en atacar y debatir con otras personas aun que se pierden el objetivo de lo que están haciendo. Aclaramos que todo es pecado si no queremos que la otra persona llegue a la verdad de Dios. Actualmente no importa lo que yo pienso o lo que tú piensas, pero que piensa Dios sobre el asunto. Continuar leyendo “ig30 El Hombre de Dios no debe ser contencioso”

fam30 ¿Cómo es el “ser un Hombre de Dios”?

¿Cómo es el “ser un Hombre de Dios”?
Por David Cox
[fam30] v1 ©2011
www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
_________

Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 1Ti 6:11

¿Cómo es el ser un hombre de Dios? Aunque hay muchos hoy en día que hablan de ser “cristiano” o “salvo”, hay muy pocos que quieren ser identificados como “un hombre de Dios”. De ser un hombre de Dios claramente identificado como que “pertenece a Dios” es algo que significa algo. Significa que este hombre ha entregado su vida para su Dios. Significa que él ahora no es suyo, sino que reconoce totalmente su Redentor. No es cosa ligera, pero cada varón salvo de ser uno.

1Co 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Continuar leyendo “fam30 ¿Cómo es el “ser un Hombre de Dios”?”