fam29 La Mujer Prudente

Fam29- La Mujer Prudente
Fam29- La Mujer Prudente
fam29-cox-la-mujer-prudente-v1_2.pdf
Version: 1.2
120.1 KiB
479 Downloads
Details

La Mujer Prudente
Por David Cox
[fam29] v1 ©2011 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Tito 2:3-6 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte;… maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes… a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes;

 La mujer cristiana, obediente y sujeta a Dios, es un enigma al mundo. No entienden como ella piensa.  La Biblia pinta a la mujer cristiana como una persona que es muy deseable, no por su belleza física que es transitoria, sino por su carácter moral que demuestra sabiduría y prudencia.

Prudencia” – “sensato, con mente sana, de buen juicio, templado, cordura, controlado, con dominio propio en todo aspecto de la vida.” La prudencia es de discernir y distinguir entre lo malo y lo bueno, y de seguir y apoyar lo bueno de Dios, y resistir y oponer lo opuesto. Aunque la prudencia es una calidad cristiana para mujeres Y PARA HOMBRES, en este folleto tratamos principalmente el aspecto para la mujer cristiana.

¿Qué significa “Prudencia”?

La palabra y el concepto de “prudencia” es un concepto que es muy difícil de traducir al español. No es un concepto muy entendido en nuestra cultura, y menos que es común o visto mucho. Es una calidad muy rara. El diccionario-léxico Strongs define esta palabra así…

sófron; de la base de G4982 y la de G5424; seguro (sano) de mente, esto es, que se domina a sí mismo (moderado en cuanto a opinión o pasión):-sobrio, prudente.

Luego ve la definición del diccionario Vine.

Sofronismos; Primeramente amonestación o llamamiento a una mente sana, o al dominio propio, cordura, templanza, estar en cabal juicio. Diccionario Vine

La dificultad de traducir esta palabra es porque en griego es impreciso en cuanto a una palabra en el castellano. Se han definido con estos conceptos: cabal, discreto, prudente, controlado, casto, que tiene completo dominio sobre los deseos sensuales. De saber y hacer lo correcto. Es de hacer decisiones y acciones en una forma que demuestra alta sabiduría espiritual. Es de tener discernimiento, entendimiento (Pro 14:8prudente … entiende su camino, necio… es engañado”), y sabiduría para formar plan de acción para obtener resultados deseados por ello (Mat 7:24; Luc. 2:47). Platón definió la palabra con “el dominio del placer y el deseo.” En lo de la lengua, muchas veces es de refrenarse de hablar, o de hablar sabiamente para edificar y encaminar a otros, y no de hacerles daño, como calumniar, o criticar si ser de ayuda. Es de medir lo que dices según la conciencia o la Biblia. Es discreción, ternura, y amor en como hablas con otros y como tratas a otros.

Conceptos opuestos Estos son intemperancia, insensato, desenfreno, o falta de domino propio. El concepto de dado a adicciones, como al alcohol, o el concepto de “desenfrenado” son muy cerca al corazón de este concepto. Entonces el concepto es libre de influencias embriagantes, o desenfrenos a los placeres y excesos. Es de controlar tu vida para Cristo, para agradarle. Los conceptos que se oponen a la prudencia son la precipitación (actuar rápido y al aventón por caprichos y sin consejo), la inconsideración, la inconstancia, la lujuria (que importan más tus deseos y pasiones), la negligencia, y la ignorancia.

La Prudencia es de tener procesos mentales sanos

2Tim 4:2-5 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

Pablo explicó a Timoteo la futura apostasía, y le exhortó a seguir fiel y fuerte aun cuando se enfrentara al abandono de la verdad por su gente. En anticipación al desánimo de Timoteo de los “hermanos” dejando su enseñanza bíblica para la enseñanza popular, Pablo usó la palabra “sé sobrio” (nefo) para exhortar a Timoteo.

nefo significa “abstenerse de vino (mantenerse sobrio), i.e. (fig.) ser discreto:-sobrio, velar.

Estos dos conceptos reflejan una actitud pecaminosa de entregarse a malos deseos, para disfrutar el pecado. Esto puede ser por olvidar situaciones por el uso de sustancias adictivas que bloquean la mente de pensar en ellas, o por moralmente desenfrenarse con los placeres. Es tan fácil de cavar las presiones de la cultura popular, y oponerse a la doctrina de Dios, y esto es el “escapismo” que muchos usan hoy en día, que es de (1) ignorar la situación, (2) flotar con la corriente popular, o (3) distraerse con alcohol, fiestas, placeres, entretenimientos, etcétera. Pero el cristiano es sobrio y lucha en contra de esto en su vida, con sus acciones, con sus palabras, y con sus oraciones. Es de anclar la mente (procesos de pensar) y la práctica a lo que agrada a Dios (1Cr. 22:12 “para gobernar”; Pro 24:3 “para edificar una casa”), siendo un ejemplo de Cristo. Esto es el propósito del cristiano de existir en la tierra, de anunciar a Cristo, y no disfrutar ni distraerse con placeres.

La Locura del Pecado

2Tim 3:2 Habrá hombres… 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

Pablo avisó a Timoteo que en nuestros tiempos habrá hombres que pretenden ser cristianos, pero negarán el poder de la vida piadosa. Estos buscarán mujercillas que dejan los deseos desordenados dirigir sus vidas. Estos son supuestamente cristianos, y “buenos cristianos,” pero no tienen realmente la piedad en sus vidas, ni el poder espiritual que acompaña la piedad. No son como Cristo, sino como Judas Iscariote. No tienen la victoria espiritual sobre el pecado. Pretenden ser buenos cristianos, pero son traidores de la fe. No son ejemplos de la piedad de Cristo que por su influencia y esfuerzos afectan a otros a ser y vivir como Cristo. La mujer virtuosa de Proverbios 31 es un buen ejemplo. Por su vida, servicio, e influencia, ella afecta grandemente a su pareja, a sus hijos, y a todos los que se cruzan en el camino de su vida.

La Prudencia es de Enfrentar

2Tim 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

La prudencia no es de esconderse de los problemas de la vida, ni de refugiarse en adicciones, ni en chismes, redes sociales, ni en otras cosas. Mucha gente no trata sus problemas en la vida como la Biblia dice, sino trata de olvidarlos o distraerse con otras cosas. La mujer llena del Espíritu Santo no es cobarde, sino que tiene poder, amor, y el dominio propio (la prudencia). Ella tiene poder espiritual para controlar su propia vida para ordenarla como Dios dice, y para afectar y cambiar las vidas de otros.

1Pe. 4:7 Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios (prudentes sofroneo), y velad en oración.

La mujer prudente es una mujer que ataca constantemente los problemas y situaciones de su vida con la oración, para actualmente cambiar su vida y la vida de los que están a su alrededor para el bien. No es sin poder, sino es un canal para que el poder de Dios fluya por ella para entrar en las vidas de otros. El concepto de 1Pe 4.7 es de “velar” en la oración como la forma de ser prudente. O sea, constantemente, ella está tratando la vida con el poder de una vida santa, que está en comunicación con Dios, y tiene el favor de Dios por razón de cómo vive la vida, y su influencia espiritual hacia otra vista en el impacto de su vida sobre los demás.

1Te 5:5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

El cristiano es una persona quien enfrenta el pecado de la vida, y hace guerra en contra de ello con la justicia, para ser santo y piadoso. Es pecado, y es una característica de un hijo de la noche de dormir y embriagarse en lugar de velar. Clásicamente las madres cristianas han sido guerreras de oración especialmente para sus propias familias, orando constantemente y excesivamente para ellos. Las oraciones de las madres piadosas han cambiado muchas vidas.

La Prudencia es de Ser Sobrio

La prudencia siempre ha sido intercambiada con ser “sobrio”, que es una persona en su mente cabal, no ebria. La idea de tomar alcohol es para (1) desenfrenarse moralmente de lo que restringe a uno, y (2) de olvidarse de los problemas de esta vida. La mujer obediente cristiana es una persona que simplemente es una guerrera para Dios. No es decir que no tiene problemas, sino que Dios usa ella y sus problemas para tocar vidas, y afectar a gente para los propósitos de Dios.

1Pe 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 8 Sed sobrios, y velad

En lugar de preocuparse sin fruto espiritual, la mujer prudente llega constantemente las situaciones y problemas de su corazón a Dios en oración, buscando la voluntad de Dios, y la solución que Dios quiere en cada caso, y orando sin cesar por ello.

La Mujer Prudente Actúa Bien

Tit 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

Hay distracciones en este proceso de “pensar sanamente” (ser prudente), y muchos atacan a otros (calumnia), otros se refugian en adicciones, pero la buena cristiana se dedica a su familia con amor, y es prudente (piensa sanamente), y vigila, por ella y los suyos, para que Dios no llegue a ser blasfemado. Una persona prudente sigue el ejemplo de Cristo. Es humilde y promueve grandemente la mansedumbre y ternura de Cristo (Fili. 2:5-6; Rom 12:3) por su propia vida. No hay soberbia en ella, sino es sierva como Cristo. Deja que la Palabra de Dios le guía antes de actuar o hablar. Busca consejos de sabios antes de caprichos.

Compra Folletos

Precio es $10 dólares EEUU más gastos de envío por 30 folletos. Aunque no hay en existencia, envíame un email a [email protected] y puedo producir la cantidad que quieres.

[product id=”3103″]