fam20 Matrimonios Mezclados

Fam20 Los Matrimonios Mezclados
Fam20 Los Matrimonios Mezclados
fam20-cox-matrimonios-mezclados-v1.pdf
Version: 1
113.5 KiB
276 Downloads
Details

Matrimonios Mezclados
¿Qué pasa cuando un cristiano se casa con un inconverso?
Por David Cox
[fam20] v1r ©2009 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
________________

¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? Amos 3:3

Matrimonios MezcladosHay cristianos quienes piensan que todo va bien cuando ellos se planean un matrimonio con una persona inconversa. Pero Dios nos prohíbe hacerlo, es una abominación cuando un cristiano se casa con una persona de otra religión.

Mal 2:11 Prevaricó Judá… se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño.

El No Casarse con Inconversos

Esdras 9:12-14 Ahora, pues, no daréis vuestras hijas a los hijos de ellos, ni sus hijas tomaréis para vuestros hijos… Mas después de todo lo que nos ha sobrevenido a causa de nuestras malas obras, y a causa de nuestro gran pecado, ya que tú, Dios nuestro, no nos has castigado de acuerdo con nuestras iniquidades, y nos diste un remanente como este, ¿hemos de volver a infringir tus mandamientos, y a emparentar con pueblos que cometen estas abominaciones?

Esdras 10:2 Nosotros hemos pecado contra nuestro Dios, pues tomamos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra. Nehemías 13:27

Dios nos mandó claramente y fuertemente de nunca casarse con alguien quien no es un buen cristiano y con buen testimonio.

2Co 6:14-17 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente…Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, 7:1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. Cuando un cristiano se une con un inconverso, este cristiano menosprecia el mandamiento de Dios de mantenerse santo. Su recepción por Dios está condicionada en su obediencia. Tal vez no es que Dios no te salvará si le desobedeces en este punto, sino que Dios no va a protegerte y bendecirte en tu vida conyugal, que es bastante evidente en los problemas que tengan matrimonios mezclados.

Deu 7:3-4 Y no emparentarás con ellas (gente inconversa, de creencia en dios ajeno); no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto.

Discerniendo al fraudulento

Mateo 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

Jesús nos dijo que el fruto indica qué tipo de árbol es. En esto del noviazgo, se pretende ser algo lo que no es, para engañar y para sacar provecho. Muchos pretenden ser cristianos, pero con el tiempo se revela que Cristo no les importa. A la verdad, el testimonio de la persona antes de que tenga interés en ser novios, en el amor, y en un matrimonio es muy importante. Si no vivía su vida con un fervor y devoción a Dios por un largo tiempo antes de interesarse en ti, ¡huye de esta persona y no le creas! Los que se acercan a Dios para conquistar a su futura pareja, se alejarán de Dios una vez casados. Si piensas que sufres estando solo, espera hasta que veas el sufrimiento que te traerá cuando estés casado con la persona incorrecta, lejos de Dios, y sin el apoyo de Dios por tu torpeza. Si tu pretendiente no era buen cristiano por mucho tiempo antes de tratarle, actuará lo mismo después de casarse.

“Voy a Convencerle para que Reciba a Cristo”

Lucas 6:46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? El problema con la idea de ganar a tu futura pareja para Cristo después que te haz casado con ella, es el ejemplo que das por tu acción de casarte con un inconverso. Demuestras desobediencia a Dios. Ahora, eres un hipócrita en el hecho que niegas las cosas de que quieres convencerle. La salvación viene por poner a un lado tu deseo y voluntad y porque haces la voluntad de Dios.

1Juan 2:17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Primero, la marca de un verdadero hijo de Dios es que se esfuerza para hacer la voluntad de Dios y no le desobedecerá tan descaradamente. Segundo, si por tu ejemplo, le enseñas a tu pareja que para ser feliz no es necesario obedecer a Dios, entonces, aun que se casan, va a seguir el ejemplo de tu vida, no tus esfuerzos de testificarle. Él o ella tomará tu actitud hacia Dios. A fin de cuentas, una pareja inconversa probablemente tiene los mismos propósitos que tú tienes. Esta persona va a convertirte a ti a su religión y romper poco a poco todo interés en las cosas de TU Dios y TU religión. Si no piensa así (nunca te lo va a decir), entonces a lo menos va a “respetar tu religión” para que tú respetes la suya, jamás tomando en serio la verdad. Significa que nunca van a vivir y crecer en su matrimonio bajo los principios de Dios, y será una lucha espiritual hasta la muerte o hasta el divorcio.

“Nos amamos tanto, que no importa”

Mat 22:37-38 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, y con toda tu mente. Éste es el primero y grande mandamiento. Ahora la pregunta importante es, ¿A quién amas más? ¿A Dios? O ¿A tu novio/novia? El amor es de sacrificar lo tuyo para el bien del otro. Como los padres de Sansón le aconsejaron, “¿No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo nuestro pueblo, para que vayas tú a tomar mujer de los filisteos?” (Jueces 14:1). La historia de Sansón es un relato de la pasión carnal desenfrenada. Quiso mujeres bonitas que eran inconversas y esta baja norma fue su ruina. Aun siendo muy obvio, parece que personas hoy en día no pueden aprender nada en este ejemplo. Todo es un error en entender que es el amor verdadero, que es mandado como cualquier otro mandamiento, como por ejemplo los 10 mandamientos. Dios manda a los varones de amar a sus esposas (Ef 5:25) y a las mujeres de amar a sus maridos (Tito 2:4). El amor bíblico se basa primero en lo espiritual (moralmente lo que debe hacer uno), luego en la mente (lo que es lógico y ordenado), y finalmente en las emociones (lo que sientes). El amor erótico tiene invertido este orden y es el tipo de amor que es la pasión carnal que no se puede controlar, y que nos manipula.

¿Ya casado? Consejos

1Co 7:12-16 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios. Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?

Primero debemos entender que siempre Dios nos prohíbe entrar en un matrimonio con un inconverso (si eres de verdad un hijo de Dios). Ni debes entretener la idea, y un cristiano debe exigir normas muy altas de buena conducta y una vida ejemplar ANTES DE le conociste la persona.

Fili. 4:11pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Pero hay muchos cristianos quienes tienen esta situación no por desobedecer a Dios, sino por haber aceptado al Señor siendo inconversos los dos cuando se casaron, y después haber aceptado al Señor. Para estos creyentes, vemos que Pablo dice que el creyente debe quedarse con su pareja inconversa para tratar de ganarle para el Señor. Si te echa fuera o te abandona, entonces mientras que no entraste en el matrimonio siendo salvo y el otro inconverso, no vives en pecado por tener este problema. Debes quedarte contento o contenta y hacer lo mejor de la situación que puedas. Siempre la solución es de ganar a tu pareja para el Señor. Nunca debe ser el creyente quien inicia o causa una separación o divorcio. U otra vez andarías en pecado.

1Pe 3:1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Aun siendo ligado con un inconverso, hay un orden para el creyente. El hombre tiene que amar y guiar, ser líder espiritual de su hogar, y la mujer tiene que sujetarse a su marido. Estas responsabilidades no desaparecen por estar casado con un inconverso o inconversa.

¿Cómo andan juntos si no lo son?

Amo 3:3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? La razón por la que uno no se debe casar con un inconverso es que la moralidad (carácter moral) de una persona define lo que es esta persona. O sea, su conducta está de acuerdo con sus pensamientos y con la autoridad en su vida. Si su autoridad es Dios y la Biblia, se puede razonar sobre el asunto de golpear a su esposa, o tener otra amante, que es algo inmoral. Pero si la persona vive por medio de lo que le parece y lo que le conviene (sin la moralidad de la Biblia), entonces cuando el maltratarte le parece o le conviene, no tienes ninguna base para exhortarle de no hacerlo. Es imposible que dos personas con diferentes bases morales vivan juntas por toda la vida sin conflicto con estas bases morales. ¿Se va a beber o a tomar drogas, o no? Él sí, pero el cristiano no. ¿Se van a tener relaciones con otros fuera de su matrimonio? Uno con el tiempo puede decidir que sí, y el cristiano no. El problema con basar el matrimonio sobre la pasión carnal es que muy pronto después que se hace el amor frecuentemente, la pasión se apaga, y luego no hay base en otra cosa para mantenerse amables y unidos. Si no hay bases en común entre las dos personas, como la base moral que es una devoción a la persona y al carácter moral de Dios, entonces el matrimonio tendrá muchos problemas, y probablemente en unos años terminará en un divorcio, y todo empezó por una diferencia de propósitos y espíritu desde el principio.