fam17 Sumision de la mujer y el Cubrirse la Cabeza

Fam17 ¿Deben las Mujeres Cubrirse la Cabeza?
Fam17 ¿Deben las Mujeres Cubrirse la Cabeza?
fam17-cox--mujeres-cubren-la-cabeza-v1.pdf
Version: 1
128.0 KiB
225 Downloads
Details

Sumisión y Cubrir la Cabeza
Por David Cox
[fam17] v1 ©2008 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

___________

Folleto sobre la sumisión de la mujer, y el cubrirse la cabeza1Co 11:3-16 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado. Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra. Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles… Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello. Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

Demostrando Autoridad y Sumisión

Dios ha hecho un orden espiritual (sumisión y autoridad) adentro de las relaciones entre Dios, entre Dios y los humanos, y entre el hombre y la mujer. Esta sumisión no refleja el valor de uno (que es más o menos) que el otro, sino de su función adentro de la vida y las cosas de esta presente situación. En todo esto, Dios el Padre es la autoridad sobre Jesús mientras que Jesús efectúa la salvación de los hombres. Uno no es mejor o peor que el otro, sino por razones de su llamamiento y función, tienen esta relación entre sí. Igualmente el hombre y la mujer tienen una relación donde la mujer es sumisa al hombre. Desde Génesis cuando Dios creó a Eva, su propósito era de ser una ayuda idónea (Gén 2:18, 20). No es dado a la mujer de ser dominante sobre el hombre sino de apoyarle por ser sumisa y sujetar su voluntad a la voluntad de su esposo o padre.

1Ti 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 1Co 14:34 (Que) vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. La mujer nunca debe dejarse tomar la autoridad sobre un hombre porque no es según el plan de Dios. Hay básicamente dos situaciones muy especiales en que la mujer tiene que cuidarse, (1) en el hogar, y (2) en la iglesia.

Las Costumbres del Cubrirse la Cabeza

Siempre gente han usado sobreros para cubrirse la cabeza del sol, de la lluvia, o del frío. Estos usos realmente no entran en nuestro tema. Aunque diferentes culturas paganas en el día de Pablo tuvieron diferentes pensamientos sobre como y cuando y quien debe cubrirse la cabeza, tenemos que enfocar en dos particulares vistas, lo de los judíos en general, y lo de la situación en Corintios.

Las Costumbres de los Judíos

La mujer quien era un buen judío no tuvo mucha participación en la vida afuera del hogar. Ella seguía el ejemplo de la mujer virtuosa en Proverbios 31, y sus pocas salidas eran para comprar o vender productos. Ella tuvo su cara completamente tapada por dos velos (uno la cabeza y el otro la parte bajo de la cara). Según Joacim Jeremías, un hombre pudo hasta divorciarla si saldría sin sus velos. Esta costumbre era de que hicieron cuando salieron en público en general, no nada más en un servicio religioso. Esta costumbre es una práctica que fluye de un concepto de modestia que las mujeres creyentes tuvieron en que está una mezcla de humildad y vergüenza, y una actitud de no revelarse o ser vista con vergüenzas o impropiedades. Audacia es opuesto de este “pudor”.

1Ti 2:9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,

El asunto entonces debe ser visto como algo de libertad y deseo de la mujer, y no de imposición como ley o regla impuesto sobre ella. La mujer cristiana es una persona quien busca tener todo en su vida en orden y no con audacia o vergüenza. No se revela sí misma, por que ella pertenece a Cristo, y siendo una mujer cristiana, se resguarda su cuerpo íntima para solamente su esposo. Otros no gozan de verla desnuda, semi-desnuda, ni revelar sus partes íntimas. Hasta las mujeres en general en las imágenes de los romanos y grecos siempre tienen una toga hasta sus tobillos (bajo la rodilla).

El Principio de Sumisión

Lo que Pablo usó como explicación y ubicación para los Corintios es interesante. Los judíos en sí no vieron un principio espiritual en usar o no usar cubierto de la cabeza en los servicios. El único principio que vieron ellos era la modestia y pudor que toda mujer debe demostrar. Pablo vio este asunto en cuestiones de autoridad y sumisión de uno al otro. Aunque poca gente puede realmente ver adentro de la familia y hogar de una pareja para ver si de veras la mujer es sumisa y de veras el hombre es quien que manda, el punto de que pone sobre la cabeza gira alrededor de esto de autoridad y sumisión. Es importante de ver que la idea de cubrirse la cabeza para la mujer vino de su deseo de demostrar su sumisión a su hombre en una forma pública. Este punto está vigente todavía hoy en día.

¿Qué es vergüenza para la dama?

1Co 11:6 Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.

Pablo hace el punto que es vergüenza para la cristiana de andar sin cubrirse la cabeza. Pablo propone que el irse rapada es igual de vergüenza como de irse con el cabello corto. Cualquier de los dos es vergüenza para la mujer cristiana, y esto debe ser visto como inmodesto o como atrevido (audacia), que mujeres cristianas obedientes (sumisas) no hacen tal cosa.

1Co 11:15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.

Lo que debe quedarse claro es que el velo es está “modestia” que la cristiana busca en su aspecto físico cuando su cabello es corto. O sea, mujeres que se rapan por la quimioterapia usan un velo en lugar de su cabello. Es lo mismo. Lo que manda Pablo es que la mujer usa su cabello largo, y si por cualquier razón no, entonces usa un velo. Esto si tomamos el su de velo como mandatario.

¿Qué corto es corto? Pues, es difícil este punto, pero simplemente pregunta al público en general sin explicarles porque preguntas, y vas a ver que “cabello largo” es pasando el nivel del nuco, y “cabello corto” es cualquier cabello que acerca el cráneo.

¿Qué es vergüenza para el varón?

1Co 11:14 La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? 15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello. 16 Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

Igualmente el hombre tiene una consideración. Según Pablo, “la naturaleza” nos enseña que es una vergüenza que un hombre tenga su cabello largo. Es “deshonroso” según Pablo.

El trasfondo de los Corintios

1Co 11:16 Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

Cuando examinamos este pasaje, encontramos una enseñanza particular a la iglesia de Corintios. Ellos preguntaron a Pablo sobre esto, y su respuesta es una explicación por que unas cristianas usan velos y el cabello largo, y luego una ubicación oficial de Dios.

La situación en Corintios tuvo que ver con la secta de Afrodita, la diosa de amor, y su templo en Corintios. En un ejemplo comentado en la historia, este templo tuvo 1000 mujeres sacerdotes quienes practicaban la adoración a Afrodita. ¿Cómo era esta adoración? Por la desnudez y el hacer sexo libre con los hombres que vinieron al templo de ella. Eran casi prostitutas, y las mujeres quienes eran dignas y no prostitutas, fieles a sus esposos, eran muchas veces confundidas con estas mujeres. En la tarde de cada día, el templo sonaba un címbalo (1Cor 13:1) que anunciaba el principio de adoración. Las mujeres de ellos bajaban del monte del templo a la ciudad para encontrar a un hombre para tener sexo con él. Esto parece que pasaba cada tarde, y Corintios siendo un lugar de muchos soldados y marineros (notorios por aprovecharse de estas sacerdotes), entonces hubo una costumbre de marcar las mujeres liberales y buscando (no usaban un velo) de las mujeres no participantes (usaban velos). Esta situación era sobrepuesta las costumbres generales del tiempo que mujeres decentes y de pudor no se revelaban sus cuerpos, sino se tapaban bien. Por que las mujeres cristianas decentes SIEMPRE usaban velos, vieron a otras cristianas con ofensa cuando no usaban un velo.

Pablo claramente dice que ni el grupo que viajaba con Pablo como el equipo misionero, ni tampoco “las iglesias de Dios” tuvieron esta costumbre. O sea, no era una obligación que insistía nadie en el conocimiento de Pablo. Todo esto era deseos y manifestaciones actuales en costumbres de cristianas que quisieron que sus vidas fueran perfectas representaciones de la modestia y pudor que Dios le obligaba. La obligación es modestia y pudor, ni velos ni cabello largo. Como se puede manifestar modestia y pudor es una cuestión de cada persona, cultura, y contexto. Pero Pablo les libró del absoluto mandamiento de esto, y si quisieron seguir estas costumbres, tal vez harán bien. El punto ni es de imponer ni excusar esta conducta, pero de preguntar individualmente cada cristiana, ¿Qué haré yo para demostrar mi sumisión a Dios? ¿Cómo me llevo mi cuerpo para que sea modesta y con pudor? Hoy unos toman este pasaje como no tiene nada de ver con nosotros, otros que sí. Los que sí, dicen que el cabello largo es suficiente, y otros insisten en un sobrero de cualquier tipo. Unos insisten a solamente a los servicios, y otros a todo el tiempo. Otros ven el principio pero rechaza velos para otra cosa (sombreros).