¡Bienvenido a mi sitio de folletos!

En este anuncio, quiero darte gracias por visitar mi sitio de folletos evangélicos. Mis folletos son un poco diferente de los folletos que probablemente has acostumbrado, porque no son principalmente sobre la salvación, sino la mayoría son para edificación espiritual del pueblo de Dios.

Estos folletos están siempre en un proceso de desarrollo, y yo (como Pastor-Misionero de una iglesia Bautista Fundamental) creo estos folletos para nuestras necesidades como iglesia. Muchos uso para enfrentar las sectas en la calle, en nuestra evangelización puerta en puerta todos los sábados, pero también creo unos para aconsejar diferentes problemas que veo en nuestra iglesia o en nuestra cultura Mexicana/latina. Otro creo como bosquejo de un sermón que estoy predicando, y a veces predico en series del mismo tema, y estos folletos son uno o más predicaciones en estas series.

¿Qué tienes de folletos?

Tenemos muchos folletos de muchas categorías (cerca de 230 folletos ahora Nov 2011), nada más ve la columna a la izquierda, y haz clic en las categoría para ver la lista. Vamos añadiendo nuevo folletos cada semana o mes, y las categorías van abriendo a ser más también. Continue reading

Posted in Anuncios | 17 Comments

Pent19 Nuestra Actitud hacia los milagros

Nuestra Actitud hacia los Milagros

Por David Cox

[pent19] v1 ©2011 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

En unos círculos de cristianos, la presencia de los milagros es un absoluto requisito para que un ministerio “sea de Dios.” Ven cualquier milagro como la aprobación de Dios sobre este hombre o ministerio. De escuchar a estas personas, el milagro es lo único o lo más importante elemento que comprueba que un ministerio es de Dios. Buscan milagros, demandan milagros, y se recargan sobre sus milagros para defender sus ministerios como cosa bendita de Dios sin importar los pecados que hacen y la infidelidad de ellos en otras áreas.

(En la Reina Valera 1960, la palabra griega “milagros” a veces es traducida también como “maravilla.”)

Continue reading

Posted in Pentecostales | Comentarios desactivados

sect03 Reencarnación Boanerge

La Reencarnación

¿Por qué no es bíblica esta creencia?

Por David Boanerge
[email protected]
©2006 www.folletosytratados.com

Algunas personas tienen la falsa creencia de que cuando mueran, regresarán a la vida nuevamente, ya sea volviendo a nacer (reencarnando) como otra persona o como un animal.
Esta idea es muy antigua. Hunde sus raíces en el hinduismo, una religión oriental originada en la India probablemente 1500 años antes de Cristo (aunque en cierto sentido ni en sus libros sagrados, los Vedas, o el Código de Manú, aparece expresada esta idea de reencarnación como tal, pero se detecta ya desde temprana fecha su influencia en esta religión); en el Jainismo (599-527 a.C.); y en el Budismo (560-480 a.C.).

Si examinamos detenidamente la Reencarnación, podemos darnos cuenta de que en realidad esta no es sino otra manera en la que el hombre pretende escapar del justo juicio de Dios. Lamentablemente para aquellos que depositan su fe en la idea de volver a nacer una y otra vez (para cometer los mismos pecados y errores, y seguir haciendo el mal), la Biblia presenta un panorama totalmente diferente para los hombres una vez que su vida termina en este mundo.

Continue reading

Posted in Sectas | Tagged , | Comentarios desactivados

sect02 El Budismo Boanerge

El Budismo

Historia de una religión que pretende no serlo…

Por David Boanerge sect02-el-budismo-boanerge
[email protected]

©2006 www.folletosytratados.com

Continue reading

Posted in Sectas | Tagged , | Comentarios desactivados

ig01 Meditaciones para Comunión #1 Amor

Meditaciones para Comunión #1 Amor
Por David Cox
[ig01] v1 ©2007 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

________________

Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados.  1° Corintios 11:29-31

La Cena del Señor es un servicio donde cada cristiano debe acercarse a Dios. Este acercamiento no viene nada más por estar en un servicio, sino es porque nos examinamos a nosotros mismos para reconocer, arrepentir, y quitarnos los pecados que tenemos, y de rectificar lo que está mal en nuestras vidas. Este folleto es hecho para ayudarnos meditar sobre diferentes aspectos de la vida antes de participar en la cena del Señor. El punto es de pensar seriamente en lo que Dios ha dicho, y corregir lo que nos falta antes de participar. Continue reading

Posted in Iglesia | 1 Comment

sect01 ¿Existe un Dios en los cielos? Boanerge

“Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmo 53:1).

Ateos

Un ateo es sencillamente una persona que niega la existencia de Dios1. En realidad, es fácil decirlo. Afirmar que uno no cree que exista Dios es una postura cómoda; lo difícil es creerlo en serio, y más difícil es aún asumir las consecuencias. Bertrand Russell, filósofo y matemático inglés, fue quizá uno de los ateos más famosos que ha existido, y durante su vida afirmó que él no creía en la existencia de Dios con gran celo; inclusive escribió un libro sobre el tema, Why I am not a Christian (1957). Sin embargo, al igual que todos los hombres antes que él, Bertrand Russell murió y finalmente se enfrentó a aquel contra el cual había hablado, negando su existencia. Con certeza, en ese momento, Russell se dio cuenta del error en el cual había estado toda su vida, pero, lamentablemente, ya era demasiado tarde. Nunca creyó en Dios, pero en realidad eso no importa, ya que independientemente de que creamos en Él o no, lo cierto es que Él existe, y algún día todos, creyentes y ateos, hemos de comparecer ante Él.

Agnósticos

Podría decirse que los agnósticos son una clase de ateos más intelectuales. Lo que los agnósticos niegan es la posibilidad de que el ser humano pueda conocer cualquier noción de lo absoluto, y por lo tanto, de la existencia de Dios. Para ellos la idea de que pueda haber un ser superior que lo haya creado todo, es simplemente absurda. En realidad, pensar en lo absoluto, lo eterno y lo verdadero, para un agnóstico es algo irracional. Por ello sencillamente se dedican a pensar en términos materiales, sin permitir que ninguna noción que parezca metafísica o irracional irrumpa en su sistema de creencias. Es triste, pero aquellas personas que se declaran agnósticas, en realidad lo que están tratando de decir es que son más sabias que el resto de los seres humanos. Creer en Dios es, según su propia opinión, algo tan supersticioso como creer en el alma o en la eternidad. Dado que según ellos no se puede demostrar la existencia de Dios, por lo tanto no existe, pero… ¿es cierto que no se puede demostrar? Más adelante revisaremos las evidencias.

Otras Posturas

La mayor parte de las personas que no creen en la existencia de Dios, no son tan extremas como los ateos o tan racionalistas como los agnósticos. Simplemente no creen en Dios y eso es todo. Para la gran mayoría Dios es un ser que resulta muy improbable, sobre todo desde su particular perspectiva. Para ellos un ser que ha existido desde siempre, que es todopoderoso y que creó todas las cosas, es en realidad algo muy difícil de comprender; y si no lo comprenden, entonces no existe. Muchas de las personas que afirman no creer en Dios jamás se han puesto a pensar en el origen de todas las cosas. Para ellos el universo y todas las cosas que hay en él, han estado ahí (existido) desde siempre. Sin saberlo, le atribuyen a las cosas materiales una característica que les resulta difícil asignarle a Dios, la de haber existido desde siempre.
Algo que resulta interesante es que esas personas jamás han reflexionado un poco en esas cuestiones que a fin de cuentas son esenciales. El hecho de que uno esté aquí en este momento y de que exista el universo y todas las cosas que hay en él, no es un hecho fortuito, sino que es algo muy significativo. Todas las cosas tienen un origen, y cualquier persona que tenga aunque sea un poco de curiosidad debería preguntarse sobre estos temas.

Lo que sucede es que muchas de las personas que afirman no creer en la existencia de Dios, lo que en realidad están implicando es que no les interesa saber acerca de Dios en relación con sus vidas. Para ellas si existe un Dios o no, no es algo muy importante, siempre y cuando se les deje vivir sus propias vidas.

Esta no es una actitud muy sensata, ya que sin saberlo están arriesgándose a pasar la eternidad separados de aquel Dios al que en su soberbia ignoraron, un Dios que existe y al que algún día todos habremos de rendir cuentas.

¿Quién creó todas las cosas?

La Biblia es muy clara al respecto: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1). Algo que la ciencia moderna no ha podido explicar es precisamente el origen del universo. A pesar de todas las nuevas teorías que han desarrollado en las últimas fechas, lo cierto es que la ciencia llega a un punto del cual no puede pasar, ya que la materia y la energía que constituyen el universo no pueden haber existido desde siempre, es decir, tuvieron que venir de algún lado. La Biblia dice que Dios las creó y, aunque les pese a los científicos, esa es la única explicación que en realidad resulta aceptable para explicar el origen de todas las cosas:

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” (Hebreos 11:3).

En varios pasajes se nos indica que fue Dios el que creó los cielos y la Tierra: “[…] Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra” (Génesis 14:19,22). Él hizo todas las cosas y por su voluntad es que continúan existiendo, por lo tanto merece toda la honra y respeto por parte de su creación: “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Apocalipsis 4:11).

El propósito de Dios con la creación

Una pregunta que todos deberíamos hacernos es: ¿Para qué creó Dios la Tierra?, ¿Para qué nos creó a nosotros?
La respuesta es muy sencilla. Dios creó la Tierra para que fuera habitada por el hombre:

“Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro” (Isaías 45:18).

El propósito de Dios para crear al hombre fue para que lo glorificaran y lo alabaran, sin embargo, debido a su rebeldía, no todos los seres humanos cumplen dicho propósito, por lo que solo algunos lo hacen:

“Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice” (Isaías 43:7).

Hubo un tiempo en que únicamente el pueblo judío tenía ese privilegio de servir a Dios, sin embargo, desde la venida de nuestro Señor Jesucristo, esa oportunidad de servir a Dios se ha hecho extensiva a todo aquel que crea en el Hijo de Dios: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:23,24).

El problema del hombre: La rebeldía

En este punto debemos detenernos a considerar cuál es el problema con reconocer que existe un Dios en los cielos. En un momento dado, si este Dios fuera ajeno a la vida del hombre, es decir, si no se preocupara de lo que nos sucediera, entonces no habría ningún problema, todo sería algo tan sencillo como “vive y deja vivir”. Sin embargo, debido a que Dios se ocupa de lo que sucede con nosotros y se interesa por la manera en que vivimos, es que a muchos no les gusta pensar en Él, ya que no quieren someterse a la voluntad de Dios, sobre todo por su rebeldía: “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; no hay quien haga bien. Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido que buscara a Dios. Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno” (Salmo 53:1-3). La Palabra de Dios es muy ilustrativa en este punto: Nadie busca a Dios. Cada quien quiere vivir su vida a su manera sin que nadie, ni siquiera Dios mismo, les pida cuentas por su actuar.

Lamentablemente, las cosas no son así. Dios va a pedirle a cada hombre que existe, que haya existido o que existirá, que de cuentas de lo que hicieron mientras estuvieron vivos, y sobre todo, que respondan por la respuesta que le dieron a su Hijo, Cristo Jesús: “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó [Jesucristo], dando fe a todos con haberle levantado de los muertos” (Hechos 17:30,31).

¡Convénzase de la Existencia de Dios!

Mire por un momento a su alrededor, los árboles, los niños, el sol y las estrellas. Afirmar que no existe Dios cuando estamos rodeados de todas sus obras es algo muy insensato: “Porque las cosas invisibles de él [Dios], su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios” (Romanos 1:20-22). Si a usted lo convencieron de que todas las cosas surgieron del azar, el caos y la evolución ¡lo han engañado! Usted fue víctima de un elaborado plan que busca apartarlo del único Dios verdadero y condenar su alma por toda la eternidad.

Reflexione. Si hay un Dios en los cielos ¿cómo afecta eso a mi actual manera de vivir? Tal vez usted ha seguido un camino cuyo fin es la muerte pero afortunadamente aún está a tiempo de cambiar el rumbo. Recuerde que lo que pide Dios de nosotros es algo que podemos darle: “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella” (Deuteronomio 10:12-14). Simplemente crea en Dios, arrepiéntase de sus pecados y pídale a Jesucristo que lo salve. Su vida cambiará para siempre cuando se convenza de que hay un Dios en los cielos que le ama y se interesa por usted.

Posted in Sectas | Comentarios desactivados

eb19 No Robarás

eb19-no-robarasNo Robarás

Por Pastor David Cox
Revisión Gramatical: Luis Flores E.

[eb19] V2 ©2013 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Éxodo 20:15 No hurtarás.

Mat 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20
Lev 19:11; Deu 5:19; Rom 13:9; Efe 4:28.

Este mandamiento indica claramente no tomar lo que no es tuyo. No “tomar” significa no poner a tu disposición, no destruir o maltratar, no hacer tuyas las cosas que no las son. En los comentarios antiguos de los judíos, ellos entendieron que esta palabra tenía una más amplia aplicación, no solamente no tomar la propiedad ajena, también se refiere al tráfico de personas, también que es prohibido. Algunos comentaristas manifiestan que la idea original se refería al secuestro de personas.

La idea comprende ambos puntos, tomar de otra persona lo que no es legítimamente suyo, incluso su vida como prisionero, secuestrado o esclavo. No hay robo pequeño a los ojos de Dios. Todo robo es cosa muy seria para Dios.

La alternativa a Robar

Efe 4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

2Te 3:10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 ​A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

1Ti 5:8 porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente «para los de su casa,» ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

La Biblia obliga a cada persona a sostenerse a sí mismo (Génesis 3:19 “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra…”). Trabajar honestamente es la única opción para el cristiano, y a los que tengan problemas viviendo y trabajando honestamente, los demás cristianos deben ayudarle piadosamente. El enfoque de la Biblia es centrarse no tanto en obtener, sino en dar (Luc. 3:11; Mat. 5:42; 2ª Cor 9:7) como el fruto de Dios morando en tu corazón. Por gratitud a Dios, regresas a Dios al ayudar a los pobres y a los que no pueden sostenerse por sí mismos.

Hch 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.
Respetando a los Demás

Romanos 13:9 ​Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no « dirás falso testimonio,» no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Mateo 7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

La Biblia impone normas sobre cómo debemos conducir la vida para agradable a Dios.

Porque a fin de cuentas, lo que podamos hacer o no hacer, no importa realmente. Lo que importa es cómo ve Dios lo que hacemos, o, a lo que nos rehusamos hacer. Dios quiere que asistamos a otros con dignidad y amor, tratándoles cómo quisiéramos que otros nos trataran. Tampoco debemos robar, maltratar, arruinar o causar perjuicios a los bienes de otras personas.

Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

Jesús manifestó que el robar empieza y fluye del corazón de la persona, es decir, al rehusar al plan de Dios (trabajo honesto), el individuo crea formas deshonestas de enriquecimiento logrando ventaja de los demás. Hay ganancias honestas y deshonestas.

El Secuestro

Deut 24:7 Cuando fuere hallado «alguno» que hubiere hurtado «a uno» de sus hermanos los hijos de Israel, y le hubiere esclavizado, o le hubiere vendido, morirá el tal ladrón, y quitarás el mal de en medio de ti.

Dios usó la misma palabra en Hebreo tanto para el robo de efectos como para en el secuestro de personas. (H1589 gaw-nab robar lit. o fig.; por implicación engañar: a escondidas, arrebatar, engañar, escondidamente, hurtar, hurto, llevar, oculto, robar, sacar). Es notable que el mandamiento INCLUYA el secuestro de personas. Dios demanda la pena de muerte para esas situaciones.

La Ley sobre el Robo

Éxodo 22:1 Cuando «alguno» hurtare buey u oveja, y lo degollare o vendiere, por aquel buey pagará cinco bueyes, y por aquella oveja cuatro ovejas.

La Biblia prohíbe el robo de bienes y demanda la restitución de aquello que fue hurtado, más compensación adicional. No es correcto de dejar el ladrón con nada más un regaño. Éxodo 22:2 Si el ladrón fuere hallado «forzando una casa,» y fuere herido y muriere, «el que lo hirió no será culpado de su muerte.» 3 Pero si «fuere de día, el autor de la muerte será reo de homicidio.» El ladrón hará completa restitución; si no tuviere con qué, será vendido por su hurto. 4 Si fuere hallado con el hurto en la mano, vivo, sea buey o asno u oveja, pagará el doble.

Dios ampara los derechos de defender lo de uno, y si enfrenta el ladrón y éste muere en la confrontación, el dueño de la casa no será culpable de homicidio. Será considerado como un caso de defensa propia. Si llega a suceder en el día, no tiene autoridad para matarle, sino debe atraparle y obligarle a pagar el doble o hasta 4 o 5 veces más de lo que robó.

Éxodo 22:5 Si alguno hiciere pastar en campo o viña, y metiere su bestia en campo de otro, de lo mejor de su campo y de lo mejor de su viña pagará.

“Robar” o “hurtar” incluye también el tomar ventaja en campo ajeno. Eso también significa robar.

Éxodo 22:6 Cuando se prendiere fuego, y al quemar espinos quemare mieses amontonadas o « en pie, » o campo, el que encendió el fuego pagará lo quemado.

Ejemplo: Si al quemar algo en un campo, el fuego se sale de control y destruye la propiedad de otros. Esto es dañar la propiedad ajena. También es el caso de los que pintan grafitis en las bardas de otros, están causando daños en propiedad ajena.

Éxodo 22:7 Cuando «alguno» diere a su prójimo plata o alhajas a guardar, y fuere hurtado de la casa de aquel hombre, si el ladrón fuere hallado, pagará el doble. 8 Si el ladrón no fuere hallado, entonces el dueño de la casa será presentado a los jueces, para que se vea si ha metido su mano en los bienes de su prójimo. 9 En toda clase de fraude, sobre buey, sobre asno, sobre oveja, sobre vestido, sobre toda cosa perdida, cuando alguno dijere: «Esto es mío,» la causa de ambos vendrá delante de los jueces; y el que los jueces condenaren, pagará el doble a su prójimo.

Cuando alguien presta algo a otras personas y le es robado, la persona que tenía la posesión cuando fue robado, tendrá que reponer lo robado. En estos casos y el de fraude, el asunto no es tan sencillo, y serán los jueces quienes deberán decidir.

El Robo entre Familia

Pro 28:24 El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad, Compañero es del hombre destruidor.

La Biblia indica que el roba algo (tomar sin autorización de su dueño) aun de sus propios padres, es un pecado que destruye.

Casos especiales de Robo

Deuteronomio 25:13 No tendrás en tu bolsa pesa grande y pesa chica.

Levítico 19:35 No hagáis injusticia en juicio, en medida de tierra, en peso ni en otra medida. 36 Balanzas justas, pesas justas y medidas justas tendréis.

Es decir, en el mercado o en los negocios, debes de trabajar honestamente. No debe haber trampas en tus negocios. Podrás cobrar más, pero no robar al alterar medidas de pesar u otras trampas así.

Lucas 3:14 ​También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.

La palabra aquí es “diaseío” (G1286) que significa de sacudir, extorsionar por fuerza. El extorsionar es un robo igual.

Trampas con propiedades – Deut 19:14
Trampas para no pagar completo el salario del trabajador Lev 19:11, 13; Col 4:1.
No regresar las cosas extraviadas – Deut 22:3.
Robar a Dios al no ofrendar y diezmar – Mal 3:8-10.
Debemos también aclarar que tomar prestado sin pagar o regresarselo es igual a robar. De la misma manera el no cumplir una semana honesta de trabajo, o trabajar con pocas ganas y recibir el sueldo completo es robar a tu empleador. (Col 3:22-24).

Excepciones en Guerra

Hay una excepción: Cuando una nación entra en guerra contra otra nación y parte de la guerra es la destrucción de los bienes del país enemigo. Regularmente el que obtiene la victoria, toma los bienes hasta las personas como prisioneros.

Aun aquí, Dios parece haber establecido esto como un principio de guerra, aunque también ordenó que, cuando la nación conquistada fuera tan corrupta que desagradaba y ofendía a Dios, entonces, la nación atacante usaba el permiso de Dios para destruirlo todo y matar a todos.

Lo único que podemos decir sobre esta medida, es que Dios la aplica usándolo para ajustar cuentas entre las naciones, como juicio divino, y no debemos provocar la guerra, sino dejarlo en las manos de Dios. Hoy en día, las naciones que hacen las guerras no toman a los pueblos derrotados como esclavos.

Consecuencias Espirituales del Robo

1ª Cor 6:10 ni los ladrones, ni los avaros…ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Dios dice claro que los ladrones no van al cielo (1ª Ped. 4:15). Quiere decir, si pecaste haciendo esto y te arrepentiste, serás salvo. Pero las personas que todavía practican estas cosas como parte de su carácter o conducta, no son salvos.

No es posible conformarse, “Yo soy salvo”, y luego robar, y recobrarse de nuevo diciendo “caí, pero soy salvo”. El ladrón arrepentido pagará a lo menos doble de lo que ha tomado si de veras quiere agradar a Dios.

Posted in Estudiante Bíblico | Tagged | Comentarios desactivados

eb15 No Cometerás Adulterio

eb15-no-cometeras-adulterioNo Cometerás Adulterio

Por Pastor David Cox
Revisión gramatical: Luis Flores E.

[eb15] v2 ©2013 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Lev 20:10 Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.

Dios prohíbe los pecados sexuales. A veces no entendemos la gravedad de estos hechos. En el AT el adulterio era tan grave, que ambos culpables quedaban sometidos a la pena de muerte. La Biblia señala una discrepancia entre adulterio y fornicación.

Fornicación es un término amplio que se refiere a cualquier pecado de tipo sexual. Y el adulterio es específico: es traición en la relación conyugal. Un soltero no comete adulterio, a menos que lo haga con una casada. Según estudios sociológicos en los EEUU, 1 de cada 3 hombres y 1 de cada 4 mujeres, han tenido sexo afuera del matrimonio.

1ª Tesalonicenses 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;

Es importante que sigamos la regla de pureza que Dios nos impone.

¿Qué es el Matrimonio?

Isaías 54:5 Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. Para el cristiano, su relación con Dios es un compromiso en el que debe excluir todo tipo de ídolos, debe separarse de ellos y ser fiel y dedicado al verdadero Dios del cielo. El Señor, demanda que vivíamos con calidad de “fe”, es decir, “fidelidad”. Es difícil para el ser humano entender esto, por eso, Dios orienta nuestras vidas y relaciones con otros, para entender estos puntos a través de las relaciones humanas.

1ª Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

El amor posee calidad con huellas espirituales, y si no tenemos participación en el amor, no podemos ser salvos. Amor es una parte del ser espiritual, en la cual se imita el carácter divino, manifestado en buenos deseos y acciones hacia otras personas. Rom 13:8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. 9 No adulterarás,… y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Luego entonces la salvación es una relación con Dios en la que resplandecen tus relaciones con otros.

¿Qué es el Adulterio?

Ezequiel 16:30 ¡Cuán inconstante es tu corazón, dice Jehová el Señor, habiendo hecho todas estas cosas, obras de una ramera desvergonzada.
Nuestra relación con Dios puede llegar a ser una relación “infiel” y de traición contra nuestro Señor.

Santiago 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Marcos 7:21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, Este pecado es especialmente “del corazón”, es decir. fluye de la naturaleza del pecador. No todos son homicidas, ni tampoco son todos adúlteros. Este pecado es la manera espiritual de pensar y de “ser” del infiel. “ojos llenos de adulterio…” (2ª Pedro 2:14).

Aclaraciones:

(1º) hay una relación de fidelidad y compromiso. Esta relación implica dedicación, que por tu compromiso con la otra parte, te impide tener otras relaciones y pecar (maldad). Lucas 16:13 Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Esta relación debe ser “única”, es decir, no debe haber otro involucrado. Eze 16:32 Israel es “como mujer adúltera, que en lugar de su marido recibe a ajenos”. Dios reafirma que Él es el único Dios verdadero, y todos los demás dioses son falsos y fraudulentos, que solo pretenden tomar su lugar en nuestros corazones.

(2º) Un compromiso sin evidencia positiva no es compromiso. Es decir, nuestra vida debe estar llena de constantes ejemplos de nuestra relación con Dios. Deben ser ejemplos serios, profundos.

(3º) Un compromiso no tendrá evidencia negativa. El contrasentido de la regla anterior, sería que hubiera pecado o divagación de nuestro corazón.

(4º) No hay adúlteros en el cielo. Es lógico que no haya adúlteros en el cielo. Pecar en sí, no es tanto lo importante, porque Dios puede perdonar cualquier pecado. El punto es que las personas de corazón infiel, vagan en busca de diversión en sus relaciones. 1ª Cor 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. Este tipo de personas no son salvas. Para ser salvo, uno debe entrar en una relación con Dios, y vivir “fielmente” en el compromiso de esa relación.

(5º) Traicionar o “repudiar” a su mujer, es de hecho adulterio. Mar 10:11 “Cualquiera que repudia (divorciar, dimitir, despedir, dejar libre, enviar) a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella” casarse de nuevo, habiendo sido casado antes, y viviendo aun su ex-pareja, es adulterio. Rom 7:2 Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido. 3 Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera. Solo la muerte puede “librar” o separar legalmente a una persona de su cónyuge, pudiendo ésta casarse de nuevo. Pablo señala que si un creyente está casado con un inconverso, y éste le abandona, el creyente no cae en pecado.

El Juicio de Dios sobre los Adúlteros

Prov 6:28-29 ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen? 29 Así es el que se llega a la mujer de su prójimo; No quedará impune ninguno que la tocare. Dios nos advierte que el adulterio nos dejará lastimados espiritualmente.

Hebreos 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Mencionamos al principio de este folleto, que bajo la ley del Antiguo Testamento, Dios dispuso la pena de muerte para los adúlteros. En la sección anterior, vimos que este tipo de persona de corazón “infiel”, andando de relación en relación buscando diversión, gozo, placer sexual, etc., no puede ser fiel solo a uno. Este tipo de persona no corresponde a un hijo de Dios.

En 1ª Cor 7, si un inconverso “deja” a su pareja creyente, ésta no será culpable. Entrar y salir de relaciones maritales o tener sexo sin matrimonio, Dios no lo permite, Hebreos 13:4 señala que en el matrimonio y en el “lecho” no hay “mancilla”, pero traicionar y buscar otra relación, implica un pecado que Dios va a juzgar severamente.

Prov 6:32 Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; Corrompe su alma el que tal hace.

Ser desleal con su cónyuge tiene más castigos y problemas aun. Dios dice: “corrompe su alma”. esta palabra significa contaminar, o destruir. El adulterio cambiará el ser espiritual, y la persona no se interesará en ninguna relación o compromiso serio en la vida. Este pecado aunado con el de adulterio, es peor que un simple pecado, porque ataca la relación pura que uno tiene con Dios.

Jer 23:14 menciona “cometían adulterios, y andaban en mentiras, y fortalecían las manos de los malos, para que ninguno se convirtiese de su maldad.”

El problema de una consciencia “muerta”, sin discernimiento entre bien y mal, sin identificar el pecado, es el resultado de una persona adúltera.

Prov 30:20 El proceder de la mujer adúltera es así: Come, y limpia su boca, Y dice: No he hecho maldad.

El adulterio es un gran pecado que corrompe la conciencia para que no puedas reconocerlo, no puedes discernir entre lo correcto y lo malo. Es por esto que Satanás anhela que todos caigan en este pecado, porque es casi una garantía de que se derrumbará la vida espiritual de cualquiera.

Adulterio “Mental”

Mat 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

El adulterio puede suceder sin tocar a la otra persona. Jesús precisó que el pensar en hechos y relaciones con otra persona, es pecado igual al adulterio. Cuando exiten pensamientos inmundos hacia otra persona, mirar su cuerpo y violarla visualmente, es pecado tal como si estuvieras cometiendo adulterio.

¿Es solo una novela romántica? ¿Es una película sentimental? ¿No es eso vivir vicariamente las experiencias de los actores? El adulterio se inicia en la mente antes que la carne.

Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios…

Otras Consideraciones

No se trata de sexo. Contrario a lo que muchos piensan, el adulterio muchas veces no es sexo, sino hallar a una persona cuya simpatía atrae a uno. Es decir, la atracción radica en que, lo que ofrece la otra persona, no lo ofrece tu pareja.

Esta situación es muy significativa. Es como tener un romance con la otra persona, sin llegar a las relaciones físicas.

Los ejemplos cuentan mucho. Siempre hay un resultado espiritual de los ejemplos. Cuando los padres tienen relaciones inapropiadas, los hijos sentirán atracción hacia lo mismo.

Posted in Estudiante Bíblico | Tagged | Comentarios desactivados

evc04 Boanerge – Insultos a la Inteligencia

Salvador, pero si no lo aceptas, el día de mañana tendrá que ser tu Juez (Apocalípsis 20: 12-15). Déjanos contarte una historia, es una historia verdadera. Hubo un hombre en los Estados Unidos que salvó a otro hombre de morir atropellado; pasó el tiempo y este hombre que estuvo a punto de morir, delinquió y fue llevado a juicio; entonces, cuando estaban a punto de dictarle sentencia, alzó la vista hacia el juez y lo reconoció: era el hombre que años atrás le había salvado la vida, así que se levantó y le dijo:
-¡Juez!, ¡juez!, ¿no me reconoces? ¡Yo soy aquel hombre al cual un día salvaste de morir atropellado!
El juez lo miró duramente y le dijo:
-Sí, te reconozco. Aquel día yo era tu salvador, pero hoy soy tu juez y debo condenarte.
¡Que duro será aquel día, en el juicio final, cuando todos responderemos de nuestros actos ante Dios, para todos aquellos que rechazaron al Señor!… (Mateo 25: 41).
Acéptalo HOY, porque mientras hay vida, hay esperanza (Eclesiastés 9: 4) y Él no rechaza a aquellos que le buscan (Juan 6: 37), pero recuerda que nadie tiene la vida comprada y decir “luego, hay tiempo” puede ser un minuto demasiado tarde. Una última pregunta, háztela y si después de hacértela puedes dormir tranquilo, bien por ti. ¿Sabes a dónde vas a ir cuando tú mueras?…Recuerda que la elección de ese destino es sólo tuya.
Si la ciencia te ha defraudado y quieres tener la seguridad de que el día de mañana vas a ir a cielo con Jesús, haz la siguiente oración.
Señor Jesús: Reconozco que soy un pecador y que por la multitud de mis pecados merezco ir al infierno; no sabía que tú habías creado todas las cosas, pero ahora se que en tu infinito amor, tú pagaste en la cruz por todos mis pecados, por lo cual te acepto como mi Señor y Salvador y acepto el don de la vida eterna. Amén.
¡Ahora tienes la certeza de que eres un hijo de Dios y de que tu tatarabuelo no fue un simio! ¡Bienvenido a la familia de Dios!

IGLESIA BAUTISTA FUNDAMENTAL.
[email protected]

Posted in Creación-Evolución | Comentarios desactivados

Mor04 La Doctrina Mormona: Chocando con la Biblia

mor04-doctrina-mormonaLa Doctrina Mormona
Chocando con la Biblia

Por David Cox Revisó: Luis Flores E.

[mor04] v1.1 ©2013 www.davidcox.com.mx/folletos
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Génesis 3:5 “seréis como Dios”

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” (Mormona) basa su doctrina sobre la visión de José Smith, quien supuestamente la recibió del espíritu Moroni. La realidad es que la religión de los Mormones es un relato de cuentos de hadas uno tras el otro, y la gran parte de ella no tiene nada de ver con la Biblia.

De hecho, la Biblia contradice muchos de sus doctrinas y prácticas. Como muchos grupos heréticos, ellos toman algunas partes de la Biblia, y las tuercen para que digan algo que nunca afirma la Biblia.

Continue reading

Posted in Mormones | Comentarios desactivados

fam28 Los Jóvenes y el Sexo

fam28-cox-jovenes-y-el-sexoLos Jóvenes y el Sexo
Plática directa sobre el sexo

Por David Cox

[FAM 28] v1 ©2011 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. 2Ti 2:22

Los niños normalmente no tienen interés en personas del sexo opuesto, pero llegan a una edad en que dejan de ser niños, y entran a ser adultos, y en este tiempo, “se despierta el interés en el sexo opuesto.” Llamamos a este tiempo entre ser niño cuando los padres mandan todo y el actualmente ser adulto, es la juventud. Es un tiempo en que Dios hace al cuerpo pasar graves cambios, y estos cambios causan fuertes emociones y ganas hormonales entre otras cosas.

El Sexo es Solamente para tu Pareja

Prov 5:15 Bebe el agua de tu misma cisterna, Y los raudales de tu propio pozo. 16 ¿Se derramarán tus fuentes por las calles, Y tus corrientes de aguas por las plazas? 17 Sean para ti solo, Y no para los extraños contigo. 18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, 19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre. 20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, Y abrazarás el seno de la extraña? 21 Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, Y él considera todas sus veredas. 22 Prenderán al impío sus propias iniquidades, Y retenido será con las cuerdas de su pecado. 23 Él morirá por falta de corrección, Y errará por lo inmenso de su locura.

Aunque este pasaje no es tan directo como unos quieren que sea, habla sobre el sexo y los jóvenes. Toma el punto de vista de un hombre hacia su esposa, pero se aplican al inverso también. Los principios son los siguientes: (1) no debes hacer sexo con otras personas ajenas de tu pareja con quien te has casado. (2) Debes recrearte y satisfacerte en tu esposa y nadie más. (3) Debes alejarse de “la mujer ajena” (la que no es tuya por matrimonio pero que te ofrece sexo o lo físico). (4) Dios verá, pesará, castigará a todos los que toman a una mujer que no es legalmente “suya” ante de Dios. (5) El mismo pecado sexual “prenderá” a los mismos por enlazarse más y más en problemas.

Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho (sexo) sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Dios declara que el sexo ADENTRO del matrimonio no es pecado. El pecado es cuando se hace sexo con alguien que no es su pareja legal, y esto sí es pecado, igual la fornicación y adulterio, o aun el imaginarse haciendo esto. Nada de estos pecados sexuales escapará sin el castigo de Dios. En sí, Dios ha hecho las cosas para que los pecados sexuales causen una acelerada degeneración espiritual en la persona, causándole un castigo con el aumento de la perversidad. La experiencia sexual es como un fuego, que una vez que es encendido, no se apaga fácilmente. De empezar el sexo antes de casarse o afuera del matrimonio es de encender un fuego adentro de su propio cuerpo que grandemente se daña a sí mismo.

1Co 6:18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
Pro 6:26 Porque a causa de la mujer ramera el hombre es reducido a un bocado de pan; Y la mujer caza la preciosa alma del varón. 27 ¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan? 28 ¿Andará el hombre sobre brasas Sin que sus pies se quemen? 29 Así es el que se llega a la mujer de su prójimo; No quedará impune ninguno que la tocare. 32 Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; Corrompe su alma el que tal hace.
Rom 1:26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

Mientras que muchos son engañados sobre sus pecados sexuales, pensando que “no dañan a nadie realmente”, y “probablemente nadie va a saber”, Todo esto está altamente al desagrado de Dios. 1Tes. 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; 6 que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Dios va a castigar esto Heb 13:4… pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. El engañar uno al otro con promesas de amor y matrimonio para hacer sexo, y luego dejar a la persona es lo que se refiere en 4:6. Dios es el vengador de todo esto.

Está muy claro en los diez mandamientos que la concupiscencia, o el desear lo que no es tuyo es un grave pecado.

Éxo. 20:17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
Job 31:1 Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?
Mat 5:27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. 29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. 30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Aun un muchacho viendo a una jovencita para desearla es pecado. Ante los ojos de Dios es lo mismo si se hiciera sexo con ella. Dios nos dice que mejor perder el ojo que usarlo para codiciar lo que no es suyo.

Tratando con las Pasiones Juveniles

2Ti 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.
Pro 2:16 Serás librado de la mujer extraña, De la ajena que halaga con sus palabras, 17 La cual abandona al compañero de su juventud, Y se olvida del pacto de su Dios. 18 Por lo cual su casa está inclinada a la muerte, Y sus veredas hacia los muertos; 19 Todos los que a ella se lleguen, no volverán, Ni seguirán otra vez los senderos de la vida. 20 Así andarás por el camino de los buenos, Y seguirás las veredas de los justos;

Dios nos manda a huir de la persona quien nos quiere atrapar para hacer sexo afuera del matrimonio.

La Ventaja del Matrimonio

1Co 7:1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.

En este capítulo 7, Pablo habla muy claramente sobre el deber conyugal. Si alguien tiene problemas sexuales fuertes que le dominan, entonces la solución de Dios es de casarse. En este contexto, es mejor que los hombres no toquen a las mujeres (Compare Gén 20:6). Esto habla de tocarles en formas sexuales, por ejemplo, de abrazarla, de besarla, de tocar sus glúteos, piernas, senos, genitales, etcétera. Todo esto es malo y es pecado. NO LO HAGAS. Así es cómo se encienden las pasiones sexuales para promover la relación al sexo físico. Pablo nos aconsejó que, para los sin una esposa, es mejor nunca entrar en este camino, de nunca tocar el cuerpo de otro. Si no puede dominar su propio ser, o siente que Dios le ha dado a su pareja, entonces deben casarse.

No te Pongas en la Tentación

2Sa 13:11 Y cuando ella se las puso delante para que comiese, asió de ella, y le dijo: Ven, hermana mía, acuéstate conmigo.
2Sa 13:15 Luego la aborreció Amnón con tan gran aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fue mayor que el amor con que la había amado. Y le dijo Amnón: Levántate, y vete.

Cuando leo este pasaje, pienso en los jóvenes solteros. Muchos se ponen y hasta buscan con toda su energía y fuerza de arreglar tales situaciones para que estén a solas con alguien del sexo opuesto. Una vez allí, quieren juntarse “en la cama” (o sea, que se tocan uno al otro como en forma íntima, besándose y tocándose los cuerpos de uno al otro para excitarse). Amnón pudo haberle pedido al Rey a Tamar, pero no quiso nada formal y correcto. Lo engañoso y prohibido causa que todo sea tan dulce y “bueno” para los pecadores. Muchachas, si dejas a un muchacho hacer lo que quiere contigo, y sales embarazada, NO piensas que se casará contigo, porque una vez casados, no hay lo dulce había, y él va buscando lo excitante de ser prohibido, y no correcto. No se casará, o si se casará contigo, seguirá buscando mujeres afuera (lo prohibido). No entres en tal camino con alguien. Lo más probable es que no terminará bien para ti. Otra cosa que me llama la atención con esta historia, es que el amor de la pasión física sin la base de una relación social, emocional, y sobre todo espiritual, se convierte a un gran odio instantáneamente. Las pasiones sensuales sin estar en el matrimonio, entre pareja casada, son del diablo, y el aborrecimiento entre los dos después que se echan a perder puede ser mayor que la gran pasión del amor que tuvieron cuando todo “andaba bien.”

La Dedicación que va al Matrimonio

Ecl 5:4 Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. 5 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.

No hay nada como entrar en una relación donde todo lo que haces es en obediencia a Dios (de los dos lados, tanto hombre como mujer). Cuando tu pareja es un buenísimo cristiano o buenísima cristiana, con un testimonio ya establecido antes que tuvo interés en ti, entonces es una persona que va a ser restringido por los principios de Dios. Esto te da más seguridad que no te pegará, no te dejará, no tendrá amantes afuera, etc. Entonces para lo físico, para el sexo, espera hasta que el se casan, y luego ten sexo y relaciones amorosas solamente con tu pareja. Recuerden, Dios está viendo, y Dios siempre juzgará.

fam28-cox-jovenes-y-el-sexoPorque los caminos del hombre están ante
los ojos de Jehová, Y él considera todas sus veredas
. Prov 5:21

Posted in Familia | Comentarios desactivados