ig51 Ovejeros contra Vaqueros

Ig51-cox-vaqueros-contra-ovejeros-v2
Ig51-cox-vaqueros-contra-ovejeros-v2
ig51-cox-vaqueros-contra-ovejeros-v2.pdf
134.0 KiB
201 Downloads
Details

ig51 Ovejeros contra Vaquerosig51-cox-ovejeros-contra-vaqueros

Por David Cox v1 © 2012 v2 2014
[ig51] http://www.folletosytratados
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

1Pedro 5:2-3 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

¿Has pensado una vez porque Dios no usó la ilustración de un vaquero con sus vacas en lugar de un pastor con sus ovejas? La razón queda en la grande diferencia entre vaqueros y pastores. Su forma de tratar con sus animales es muy distinta. Se refleja la diferencia en lo que dijo Pedro. Se hace contraste entre “señorío” contra “ser un ejemplo”. Los pastores u ovejeros son ejemplos a su rebaño, en que su grey le siguen por la relación de amor y cuidado que el pastor ya ha establecido. Un vaquero es alguien que cuida a otros, pero por lastimarlos, empujarles, y usa extensivamente miedo.

La Diferencia está en el Estilo de Liderazgo

La grande diferencia entre los dos se queda en sus diferentes estilos de liderazgo, tanto que sus motivos y maneras de maniobrar. Atrás de todo es la relación entre el hombre y sus animales, el estilo de pensar y actuar con su cargo.

El motivo: Amor a Dios, o amor a sí mismo

Jn 21:15Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos.

El motivo bíblico de ministrar a la grey de Dios es porque uno tiene un profundo amor a Dios. Hay muchos ministros que empiezan en el ministerio, y mientras que toda va suave, va bien. Pero luego, tienen problemas con las ovejas, y desde allí abandonan el ministerio a la grey de Dios. Su enfoque se cambia de servir a Dios porque ama a Dios a querer gratitud y cooperación de la grey.

En Ezequiel 34:2-5, vemos el regaño divino en contra de los malos pastores de Israel, y dijo…

2 “¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños?”3Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. 4… No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. 5 Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado.

El mal motivo es condenado, que quiere auto gratificación en lugar de ser de beneficio a la grey de Dios. El mal ministro busca premios para sí, y no hace su trabajo de cuidar la grey de Dios, y usa dureza y violencia, causando la grey de Dios de huir (ser dispersado).

Isa 56:11Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellossiguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado.

Vaqueros normalmente hacen poco para sus vacas. Las dejan andar en el monte hasta la primavera, cuando las recojan, y ponen su marca, y las venden. La marca de estos malos ministros es que buscan su propio bien, y no el bien de su cargo. Siempre se ve un vaquero cuando tiene aspiraciones más personales que el bien de las ovejas. Ponen su propia agenda antes de lo que necesita la iglesia.

Como se mueve sus animales a acción

Un vaquero no hace una relación de amor con sus animales, sino vacas se esparcen por sí mismo. El vaquero tiene que recogerles, porque por naturaleza no son nada atraídos al vaquero, y estas vacas no conviven entre sí bien. El vaquero usa un látigo para “empujarles” desde atrás. La crueldad (dolor, miedo) es lo que marca el vaquero. El vaquero va atrás de ellos empujándoles con dolor, amenaza, y miedo.

El buen pastor simplemente anda enfrente de las ovejas, y ellos siguen a él donde él va.

Eze 34:4os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.” (Jer 23:2)

Dios regañó a los malos pastores de Israel por tratar la grey de Dios con violencia y dureza. Lo que motiva las ovejas bajo un vaquero es el miedo de la crueldad del vaquero, porque estos ministros son duros y usan “violencia” (o sea, hacen y dicen cosas sin pensar en el daño o beneficio de la grey de Dios). Miedo (“respeto y honor” es como el vaquero llama esto) es el instrumento principal. Las personas actúan (en dar dinero, trabajar, etc) porque no quieren el “vaquero” de enojarse con ellos. En cambio, bajo un buen pastor, la motivación es por amor de él, las personas hacen lo que hacen. Con el buen pastor, es que quieren ser más cerca de él y ser cómo él es.

Jer 23:4 Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no temerán más, ni se amedrentarán, ni serán menoscabadas, dice Jehová.

El bueno pastor es un ministro que usa su propio ejemplo de cumplir con la voluntad de Dios como motivo principal para las ovejas. “Amedrentar” significa de ser quebrantado, de ser sujetado por la fuerza. “Menoscabar” significa de faltar, de necesitar cosas, de no ser completo, sino faltando en áreas de tu vida espiritual.

Como relata con sus animales

Vaquero – Tienen indiferencia

Jn 10:13 “Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.”

El vaquero es más bien protector de las vacas en el sentido de que él va a protegerles del oso, león, lobo, etcétera. Cuando un predador viene y hace su escándalo, las vacas van corriendo “afuera”, ni modo donde está el vaquero. Quieren salirse totalmente del peligro, de los demás, y del vaquero. Vacas son solitarios en una forma, porque realmente ni piensan en el grupo ni quieren ser parte de un grupo. En cambio, ovejas andan en un rebaño, y su protección y bienestar está relacionado con ser parte del grupo. Si un espanto viene, rápidamente quieren regresarse a la unidad del grupo. El pastor obra con ellos usando el concepto “en grupo” como principal factor de mantener el grupo.

Ovejero – Amor

Jn 10:11Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” 15:13Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos.” Jn 12:32 Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo.

En cambio, el buen pastor es alguien dedicado a las ovejas al punto de entregar su propia vida para el bienestar de las ovejas.

1Jn 4:18En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temorlleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. En una relación correcta entre un buen pastor y su grey, hay amor, de tal forma que la grey no tiene miedo del pastor, sino le siguen y le sirven por su amor de él y su ministerio a ellos. Nunca usa palabras que causan desanimo, que no hay esperanza, frustración, derrota, miedo, ni confusión. En su lugar da esperanza, descanso, gentileza (Fili 4:4; Sal 18:35), victoria, paz, poder, gozo, y amor a sus ovejas.

La Diferencia también está en la Naturaleza de sus Animales

Las diferencias no se paran con la personalidad del hombre, sino también todo está enredado con la naturaleza de los animales. Podemos resumirlo así, una vaca es un animal bruto, que no tiene más inteligencia que un animal bruto. Conoce y se mueve con dolor, pero no es mucho más inteligente que esto.

Mientras una oveja no busca hacer daño a otros, se mueve y actúa por amor. Como cristianos sigamos a Dios porque le amamos porque murió por nosotros. Igualmente amamos a nuestros líderes porque nos demuestra el ejemplo correcto por sus propias vidas.1Jn 2:6El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Verdaderos cristianos son como el ejemplo moral de Jesucristo.

Ovejas son Leales a su Pastor

Jn 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

La oveja conoce a su buen pastor, y le sigue por amor a él. Todo el chiste en ser un buen pastor es de amar a las ovejas. Según Juan 21:15, Jesús declaró el principio de que si amamos a Jesús, se ve por que tanto que ministramos a sus ovejas. Este ministerio es directamente el alimentarles con la Palabra de Dios.

1Te 5:12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; 13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.Dios nos manda a reconocer y tener mucha estima y amor a nuestros pastores y líderes espirituales.

Heb 13:7 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

Un cristiano debe tener una relación de imitar a sus líderes espirituales. Si no tienen buen testimonio, deben buscar a otra iglesia con buenos líderes. Pero en general, un cristiano debe ser leal a su iglesia y a su pastor, buscando de promover el ministerio de su iglesia.

Adoración de Mensajeros

Col 2:18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,

La palabra “ángel” es simplemente “un mensajero”, y cada pastor es un mensajero de Dios. Dios nos prohibió de hacer culto (adorarles) o afectarse con humildad. Aunque es difícil de entender exactamente lo que indica, la idea es de humillarse delante del mensajero y hacer reverencia y adoración de la persona del mensajero.

En iglesias con vaqueros en el púlpito, es muy común que son “estrellas” que buscan y premian adoración a sí mismo. Como dice Pablo, esto es de hincharse vanamente en su propia mente carnal. Se pierden la onda que son humildes siervos de Dios. Su vista de la grey de Dios cambia de ser un objeto de su servicio a Dios a ser una audiencia que sirven y adoran al pastor.

Jer 23:1¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! dice Jehová. 2Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia