ort05 ¿Es Correcto Juzgar?

Ort05 ¿Es Correcto de Juzgar?
Ort05 ¿Es Correcto de Juzgar?
ort05-cox-es-correcto-juzgar-v2.pdf
Version: 2
193.8 KiB
183 Downloads
Details

¿Es Correcto Juzgar?

Por David Cox

Revisión Gramatical: Luis Flores E.

[ort05] v2 ©2013 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Mateo 7:1 No juzguéis, para que no seáis juzgados.

Hay un pensamiento que prevalece entre algunos grupos cristianos, apuntando que no debemos “juzgar” a otros. La interpretación que arguyen, es que es pecado condenar a otra persona, o condenar su conducta. La idea es dejar que solo Dios trate los errores, y no decir nada a nadie, ni señalar lo que hay de malo en la vida de otros. Llevándolo al extremo de no mencionar siquiera los nombres de los malos. Esto es el argumento que usan los falsos profetas para disfrazar sus verdaderas actividades.

Entendiendo el Juicio

Mateo 7:1 “No juzguéis, para que no seáis juzgados”. Al examinar el contexto del versículo (2-5), habla de juicio condenatorio, es decir, juzgar a otros condenándoles cuando uno hace lo mismo. Uno quiere ver caer juicio sobre otros. En los casos legales las autoridades deben discernir acerca de dos factores ¿hay culpabilidad, o no? Si encuentran culpa, el otro factor será la sentencia o castigo. Si por un momento aceptamos que está mal discernir, llegaremos a ser como ciegos. No puedes juzgar que (un pecado, el que sea) está mal porque “estás juzgando”. El discernimiento es una obligación para el creyente. Debemos examinar y discernir (juzgar), pero no nos corresponde asignar castigos. Siendo pecadores al igual que los “criminales” que juzgamos, no es nuestra función decidir el castigo. Eso pertenece solo a Dios.

La Existencia de Falsos Profetas

Mat 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. ¿Cómo podemos guardarnos de los falsos profetas si se prohíbe investigar y discernir cual doctrina o práctica no es bíblica? En Mateo 7:1 se nos manda guardarnos. La existencia de falsos profetas está en la Biblia. Hechoa 20:29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. Es exactamente lo que Dios manda, investigar e indagar doctrinas y prácticas de otros, para saber si son bíblicas o no.

Juan 7:24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. Es decir, si uno lee Mateo 7:1 sin los demás versículos sobre el tema, se formará el concepto anti-bíblico, de que juzgar, en todos los casos es pecado, cuando la verdad es que si ¡DEBEMOS JUZGAR!

“Juzgar” es deliberar, formarse opiniones y sacar conclusiones sobre las acciones de otros. Muchos creen y practican lo “que es”. Comparado con las normas y mandamientos que Dios nos da para juzgar. Vemos en 1ª Cor 5:1-13, que Pablo, en el versículo 3 “juzgó” un caso, aunque físicamente no se encontrara presente. Exhortó a los Corintios a “juzgar” (1ª Cor 5:12) en casos semejantes.

Los Criterios al Juzgar

Isaías 8:20 ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Los criterios para lograr estos discernimientos son las mismas Escrituras. No hay otra autoridad que tengamos para discernir lo malo de lo bueno. Esto habla de conocer muy bien las Escrituras, antes de expresar juicios, porque dice Hebreos 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Juzgar bien es muy importante, por eso, es que la persona debe conocer muy bien la Palabra de Dios (entendiendo los principios, y no solo información intelectual), y tiene que tener sus “sentidos ejercitados” que hablen de tener experiencia en el ministerio para entender cómo son las personas, el ministerio en general, y la naturaleza de los tramposos. Deben enfocarse en discernir. W. E. Vine dice que “discernir” significa “discernimiento, clara discriminación, distinguir, juzgar, como en 1ª Corintios 12:10 discernimiento dado por el Espíritu”.

Denunciando a los Falsos Maestros

Mateo 3:7 Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Juan el bautista usó un lenguaje fuerte (sin maldecir) al increpar a los falos maestros de su día. Mateo 12:34 ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?

Porque de la abundancia del corazón habla la boca. Jesús hizo lo mismo. Les llamó “hipócritas”, ““ciegos, guías de ciegos” “sepulcros blanqueados”, “serpientes”, generación de víboras”.

No había ninguna duda de a quienes hablaba, ni cual era su posición hacia esos falsos maestro. Fue claro, directo y enérgico. Juan 2:13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, 14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. 15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado. Jesús corrió a esos malos judíos del templo de Jerusalén.

Denunciando el Error

La mayor parte de las epístolas del Nuevo Testamento son para corregir errores doctrinales o para reconvenir y exhortar a corregir su conducta. Suponer que esto es un punto contra lo que Biblia enseña, es locura. La Biblia habla muy fuertemente respecto a lo que debemos hacer.

Probarlos: 1Jn 4:1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. Apoc 2:2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

Fijarse en ellos: Rom 16:17 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.

Regañarles: Tito 1:13 Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, 9 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.

No participativos: Efesios 5:11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.

Separarse: 2ª Tes 3:6… que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.

14 Si alguno no obedece «a lo que decimos» por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. 15 Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano. 1ª Tim 6:3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca… apártate de los tales.

Evitarles: 2ª Tim 3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

No Recibirles: 2Juan 1:10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! 11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.

Rechazarles: Tito 3:10 Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, 2ª Cor 11:4 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;

Separarnos de ellos: 2ª Cor 6:17 Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,

Señalar Nombres

Cuando se aplica el argumento bíblico totalmente correcto de denunciar el error, los astutos eruditos cambian de táctica, “Sí, denuncia el error, pero nunca debemos decir los nombres de quienes están en este error. Déjalo sin asignar individuos o grupos o iglesias”. Es como anunciar que hay medicinas o plantas que te matan en vez de curar, se avisa a la gente de su presencia, pero no se especifica en cuál de ellas exactamente reside el peligro.

Pablo no tuvo miedo de regañar públicamente a Pedro.

Gálatas 2:11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar… 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión…

14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio.. Pedro, aun siendo apóstol, se salió del camino correcto en su doctrina, dejando que los fieles cayeran bajo la influencia de los judaizantes. Pablo le llamó la atención en público enérgicamente.

Demas: 2ª Timoteo 4:10 porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia.

1ª Tim 1:18… milites por ellas la buena milicia, 19 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, 20 de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

2ª Tim 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 16 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. 17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, 18 que se desviaron de la verdad…

2ª Tim 4:14 Alejandro el calderero me ha causado muchos males… 15 Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras.

3ª Juan 1:9 Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe.