ig48 Los Himnos, Salmos, y Cantos

Ig48-cox-evaluando-himnos-v1
Ig48-cox-evaluando-himnos-v1
ig48-cox-evaluando-himnos-v1.pdf
147.6 KiB
251 Downloads
Details


[ig48] Por David Cox v1 © 2011
http://folletosytratados
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
_____________
>

…enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Col 3:16

Dios nos exige la adoración a Él. Esta adoración consiste en reconocer el Ser de Dios, sus calidades morales, Su Persona excelente, Su amistad y amor hacia a nosotros, y sobre todo, la exaltación de Dios porque Él es Dios el Creador. Parte de la respuesta de nuestra alma hacia a Dios es esta adoración en cantar, pero debemos ser sabios en entender qué es lo que agrada a Dios, y cómo quiere Dios esta adoración. Buena música cristiana enfoca el corazón y mente claramente en lo que es Dios, y lo que ha hecho por nosotros, produciendo gozo y paz espiritual en el hijo de Dios.

¿Qué es el cantar?

1Cor 14:30 Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 31 Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 32 Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 33 pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz…

Pablo estableció el principio que Dios no es un Dios de confusión, sino que le gusta cosas en orden, decente, sin confusión, ruidos, distracciones, etcétera. Leyendo este versículo solo, uno puede presumir que nunca debe hablar dos o más personas en la iglesia a la misma vez, y sí, es una conclusión correcta. Pero hay excepciones, y estas excepciones son cuando los hermanos repiten una declaración en unión, como en leer una porción de la Biblia, o el cantar. Para los propósitos de este estudio hacemos claro la diferencia entre adoración y alabanza. Adoración es la exaltación de las calidades de Dios por su excelencia. Habla más bien del carácter de la Persona de Dios. Alabanza es muy diferente en que no enfoca puramente en lo que es Dios, sino la alabanza, usando lo que es, enfoca en lo que ha hecho, especialmente para nosotros los redimidos, y para mí en particular. La alabanza en canto es en grupo, y la acción de gracias es la manifestación de alabanza personal.

¿Qué es un canto, o un himno? Simplemente es una porción (normalmente no inspirado por Dios, o una porción de Escritura puesta a música) que hace unas declaraciones sobre la vida cristiana, Dios, la salvación, u otros asuntos espirituales. En realidad, himnos, cantos, y salmos son muy similares, con unas pocas diferencias.

El léxico Strongs define “salmo” como una balada sagrada puesto a música, y el libro de Salmos en la Biblia es una compilación de estos. Aunque se vale de enseñar doctrina en ellos (como un himno), la mayoría son alabanzas de las grandes obras que Dios ha hecho.

La palabra griega para “himno” viene de verbo de celebrar, Strongs dice que es también un salmo. Un himno es diferente en que tienen más el concepto de adoración (examinar y exaltar una calidad de nuestro Dios y Salvador). La idea llega a ser más bien reverencia y calma que es adoración, y llega casi hasta el punto de ser una oración ofrecida a Dios, una declaración que sus doctrinas son tuyas y ciertas.

1Pe 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; Isa 43:21

Lo que caracteriza un himno muy bien es su doctrina, porque Dios quiere que reconocemos Su Persona, Su carácter, Su Ser, en reconocer las virtudes de Él. Todo esto se enfoca en declaraciones de doctrina. Entonces, himnos (actualmente cualquier canto espiritual, himno, o salmo) tiene que ser ligado a conceptos bíblicos, y por esto, el primer requisito para que un himno o canto sea bueno es que sea bíblico. Por esto, queremos ver principios bíblicos que fácilmente se puede ver representados en el himno. Muchos himnarios hoy en día tienen versículos anotados con los himnos exactamente por esto.

Es importante que la doctrina sea sana, cómo la Biblia presenta para nosotros hoy en día. Un ejemplo de lo malo aquí será un himno que se enfoca en recibir el Espíritu Santo. Hubo tiempos (Jesús a sus discípulos antes de la ascensión, y el día de Pentecostés) en que creyentes esperaban a recibir al Espíritu Santo. Hoy en día, vivimos en un tiempo en tenemos el Espíritu de promesa desde el momento de creer en Jesús (Efe 1:13-14), y Romanos 8:9 dice que “si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” (Jesucristo). Lo que implica es que podemos cantar sobre rendirnos al Espíritu, o que el Espíritu tiene más control de nosotros, pero no es bíblico de buscar la venida del Espíritu Santo cuando ya vino en el día de Pentecostés y personalmente en el momento de tener fe salvadora.

Un himno es una “aspiración” (algo espiritual que sale de nosotros) en ofrenda a Dios. Porque el mensaje es la parte de la adoración más importante, la melodía no debe tomar control o dominar, sino el mensaje y espíritu.

¿Qué enseña? ¿Cómo nos afecta?

Col 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando…

Himnos deben enseñarnos y exhortarnos. El problema aquí es que muchos cantos en la iglesia no comunican mucho, y lo poco que se trata de comunicar está mal doctrinalmente. La música y el canto tienen parte en la adoración y alabanza a Dios. Lo que cantemos debe enfocar en Dios, y especialmente en Cristo, en la salvación, y en lo que nos hace por nosotros. No debe ser duda de cual Dios se refiere.

Hoy la mayoría de las iglesias se enfocan en la diversión, haciendo un show de placer para gustar. Himnos y cantos no son cantados para nuestro gusto, sino para ofrecer sacrificio espiritual a Dios. En lugar de disfrutar el himno como un show de Hollywood, debemos ser edificado durante y después. Debemos recibir exhortación espiritual y emocional para vivir mejor, y cambiar nuestras vidas, y estimar a Dios un poco más. Si vas a una iglesia, y la música y el canto se enfocan mejor en entretenerse que en el mensaje dando una exhortación espiritual y bíblica, entonces no es adoración ni alabanza bíblica.

La Diferencia entre recreación y entretenimiento y diversión

Sal. 51:8 Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido.

Isa 56:7 yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Es muy importante que entendamos lo que quiere Dios de nosotros. Una diversión es una desviación de otra cosa que estábamos haciendo antes. Un entretenimiento es algo que nos agarra a nuestra atención igualmente de lo que estuvimos haciendo antes. Los dos de estos son los métodos que Satanás usa para quitarnos de nuestras labores espirituales, y nos hace bajar nuestras defensas y nuestro deber de vigilar en contra de los ataques de Satanás. Buena música nos afecta espiritualmente, no nos causa diversión ni distracción de nuestra guerra espiritual. La recreación (como Dios la usa el concepto) es de poner energía, ganas, y esfuerzo de nuevo en uno. Habla de adoración que nos recapacita con fuerza espiritual, y de reanimar uno con espíritu (ánimo). Esto es el motivo del día de reposo, y darnos nueva vida para seguir adelante. Es la única razón válida para dejar de trabajar por un rato, y esto es para recrearnos espiritualmente (que sobrepasa el espíritu y alma a reesforzar el cuerpo también). La adoración y alabanza tienen las funciones de recrearnos espiritualmente, físicamente, socialmente, y emocionalmente. Pero los que no quieren venir domingos, o las iglesias que no enfocan en esto van a tener hermanos cansados y acabados.

¿Por Qué Cantar?

Col 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando… con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

Un “canto” es un texto puesto a ritmo, dicho o pronunciado en una forma rítmica. De “cantar” es de expresar cualquier de estos tres tipos de cantar. Dios nos manda de cantar en Col. 3:16. Por medio de aprender y cantar, adoramos a Dios con buena doctrina, y nos enseñamos uno al otro la doctrina bíblica, y exhortamos y animamos uno al otro. En encapsular doctrina en un canto es una buena forma eficaz de enseñar el pueblo de Dios. Cientistas han notado que el cantar (unos tipos específicos de cantos) puede calmar el ser humano, relajando la persona estresada, y ser muy beneficial a su cuerpo y estado mental. Hay relatos históricos de cristianos enfrentando ejecución por su fe o encarcelados (Hechos 16:24-26) que cantan para ayudarles. En la Biblia, observamos que el canto era parte regular de las reuniones de los primeros cristianos, y hasta Jesús cantó con sus discípulos antes de irse a la cruz (Mat. 26:29-31; Marcos 14:25-27).

El Cantar en Servicios

1Cor 14:25 lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros. 26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina…Hágase todo para edificación.

Pablo, en corregir lo incorrecto en los cultos en 1 Corintios 14, tocó el cantar. Según su parecer, el tener un salmo que quiere cantar era parte integra de los cultos. La predicación es complementada con el canto doctrinal, y todo es para edificación espiritual. Si un canto o himno no comunican bien doctrina, o tiene un profundo mensaje espiritual, no debe cantarlo.

Ef 5:17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. 18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Según Pablo aquí, debemos ser saturados como un borracho es con alcohol, pero en lugar de este tipo de “espíritus” malignos, debemos ser saturados con el Espíritu Santo, y esto se ve por el mucho cantar alabanzas y el dar acción de gracias. Cuando damos acciones de gracias, analizamos nuestra propia vida para buscar lo bueno, y luego damos crédito a Dios por ello. Esto agrada mucho a Dios, y es un sacrificio de buen olor delante de Él.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia