ig25 ¿Qué día debemos congregarnos?

Ig25-cox-que-dia-nos-congregamos
Ig25-cox-que-dia-nos-congregamos
ig25-cox-que-dia-nos-congregamos-v2.5.pdf
Version: 2.5
159.0 KiB
193 Downloads
Details

¿Qué día debemos congregarnos?
[ig25] V2.1r ©2005 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Unas Aclaraciones

Primero vamos a aclarar unas cosas. Los judíos creyentes del Nuevo Testamento siguieron yendo a la sinagoga los sábados, y también hicieron sus propias reuniones (sin judíos no creyentes) los domingos. Usaron la “puerta abierta” de la sinagoga para predicarles. Pablo frecuentaba las reuniones en las sinagogas para testificar a los judíos (Hechos 13:14, 42, 44; 16:13-14; 17:2-4). El hecho de estar allí sábado no comprueba que esto es el día de reunión para nosotros. No somos judíos. Cuando los gentiles empezaron de aceptar al Señor, los creyentes gentiles iban nada más los domingos. Pablo aclara esto en Col. 2:16. Otro asunto es como contaban los días en aquellos tiempos. Entre los judíos era normal contar como nosotros hacemos hoy en día (nuevo día empieza a las 12 PM) (Lev. 11:24; 14:5, 18; 17:15), y el segundo método empezaba anochecer, (6PM más o menos) (Génesis 1:3-5) No siempre es fácil discernir cual de los dos métodos están usando en un momento dado. Este punto es importante solamente porque los sabatistas quieren mover el día de la resurrección de domingo a sábado (aun ubicándolo el sábado en la noche). La importancia de qué día Jesús resucitó es para establecer en qué día debemos reunirnos. Es inválido de brincar de un método al otro en el mismo cálculo para mover un evento de un día al otro.

Ejemplos Claros de cultos dominicales

Jn 20:1,19, 26; Mt 28:1; Mc 16:1-2,9; Lc 24:1,13, 21; Hch 20:7

Juan 20:1, “el primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro…” Este establece el tiempo domingo un poco antes de amanecer. ((Para los que quieren actualmente mover este evento de domingo a sábado en la noche por contar el día de 6PM a 6PM, no sale. Aun era todavía domingo.)) El paralelo en Mateo 28:1 dice claramente que el día de reposo había pasado, y “al amanecer del primer día de la semana.” En los dos de estos pasajes, hablan de las horas antes de la 6 AM domingo (amanecer) y 6PM sábado (anochecer) cuando terminó el sábado.

Jesús no resucitó sábado sino domingo.

El día fue domingo, muy de mañana Lucas 24:1. Luego específicamente menciona que es el mismo día 24:13, cuando dijeron Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecidoLucas 24:21. Entonces si era domingo cuando dijo esto, y era el tercer día después de su muerte, Jesús murió jueves antes de las 6PM, y resucitó domingo antes de amanecer domingosiendo aun oscuro” (Juan 20:1).

En Juan 20:19, vemos que Jesús mando a las mujeres a reunirse con los discípulos, y luego Jesús se les apareció. Los sabatistas quieren hacer poco de este evento, pero debemos entender algo aquí. Jesús pudo haberse reunido con los discípulos el sábado después de su resurrección (sí realmente resucitó sábado que no es cierto), y aparecer a ellos en aquel tiempo, pero la Biblia planta claramente que fue domingo cuando apareció Jesús a ellos. Además debemos ver claramente que (1) los discípulos se reunieron por un asunto religioso, y (2) Jesús se les apareció a ellos en el día domingo y por la ocasión de su reunión religiosa, para poner todavía más importancia sobre el día, (3) al siguiente domingo, Jesús se les volvió a aparecer en su próxima reunión. Todo esto pasó en los días domingos, no en sábado. Nos reunimos cada domingo con Cristo.

Día de Pentecostés – Según Levítico 23:16, el día de Pentecostés a fuerzas era 50 días después de Semana Santa (que terminó sábado de esa semana). Esto ubica el día de Pentecostés ((Hechos 1:15 dice “en aquellos días”. El pronombre demostrativo “aquellos” es en un día específico, definido por el contexto. Lo entendido es que los eventos pueden ser más que un día, pero empezaron el día de Pentecostés, un domingo, después de haber recibido el Espíritu Santo.)) en un domingo. Debemos ver la importancia de que pasó aquel día. El primer sermón por los apóstoles fue predicado un domingo. También el don del Espíritu Santo fue entregado en un domingo, y 3,000 personas aceptaron a Cristo, y los primeros 3,000 bautismos de la iglesia fue ese mismo domingo.

Hechos 20:7 El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Los sabatistas quieren decir que esto era una reunión afuera de su día normal porque Pablo estaba a punto de dejarles. Pero el propósito de dicha reunión, era “para partir el pan” y entendemos que esto es la cena del Señor que ocurre durante el horario o día normal de los cultos. Debemos ver que cada vez que Pablo estaba en una sinagoga en un sábado, estaba testificando a judíos incrédulos, no predicando a los creyentes. Pero en Hechos 20:7 vemos que Pablo estaba entre los creyentes (judíos y gentiles) el día domingo para predicar y tomar la cena del Señor. Todo el argumento en que día debemos reunirnos está edificado sobre lo que es lo más bíblico y lógico. De tomar este versículo en la forma más simple, estaban haciendo servicios, la cena del Señor, y una predicación en un día domingo. ¿Es incorrecto que hagamos lo mismo? ¿Era incorrecto (pecado) que Pablo lo hiciera en aquel tiempo, aunque sea una vez o cada domingo como costumbre? No. Los creyentes en la Biblia se reunían los domingos, simplemente y claramente. No hay otra opción.

1° Corintios 16:2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

Aquí la situación es que los Corintios no estaban recolectando sus ofrendas misioneras hasta que llegó alguien un mensajero para entregárselos. Pablo mandó a cada persona de apartar su ofrenda el día domingo cuando están en los servicios en la iglesia. El asunto es que antes estaban supuestamente apartándola cada semana pero en casa, y esto no sirve en la vista de Dios. Es absurdo de interpretar que debían apartar en casa el día después de la reunión sino que les mandó de ponerlo en la charola durante el servicio de la iglesia el domingo.

El Sábado y la Salvación

Unos piensan que el día en que uno se reúne con los hermanos para adorar a Dios no es realmente tan importante. A fin de cuentas, estos grupos que promueven el sábado como el día de reunión hacen todo lo posible de ligar en las mentes de sus seguidores el guardar el sábado como un requisito para la salvación (la verdadera marca del pueblo de Dios). Muchos dicen abiertamente que el guardar el sábado es absolutamente necesario para la salvación. El guardar el sábado no es necesario para la salvación. En Tito 3:5, la Biblia declara claramente que Dios nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo.” Entonces si un cristiano guarda el sábado o no, esto no determina la salvación según la Biblia. En Santiago 2:10 argumenta “porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.” O sea, la salvación no viene por medio de guardar la ley. Gálatas 2:16 ”sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.” Tampoco debemos profanarlo.

Nehemías 9:13 “Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, 14 y les ordenaste el día de reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, ((Los diez mandamientos son repetidos como mandamientos en el Nuevo Testamento excepto lo del sábado. 1º Mat. 22:37, 2º 1 Jn 5:21; 3º Col 3:8, 5º Ef 6:1-3, 6º-10º Rom 13:8-10, Mat 19:18, Gal 5:14, 1 Cor 6:9-10, Gal 5:19-21. En Heb 4:4, 9, 10 habla de un descanso para el pueblo de Dios, pero esto no es de guardar el sábado sino de dejar de guardar la ley u obras para ser salvo.)) estatutos y la ley”.

Lo interesante de este versículo es que todos los creyentes antes de Moisés no tuvieron el mandamiento del sábado como día de adorar a Dios. No vemos a ninguno observando el sábado aparte de Dios y (Adán y Eva tal vez) hasta Moisés. De hecho la palabra no ocurre después del relato de la creación en Génesis hasta que Dios dio la Ley a Moisés. ¿Cómo fueron salvos si el guardar el sábado es obligatorio para la salvación?

Gálatas 4:9 mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. 11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.

Pablo regañó a los Gálatas por regresar a la creencia que nuestras obras son lo que deciden nuestra salvación. Entonces esta clarificación hace lucido que el asunto del día de reposo o día de reunión religiosa no es un asunto de darnos o quitarnos nuestra salvación.

Pero ¿Por qué ponen tanta importancia en ello entonces? Simplemente es una maniobra de falsos maestros que quieren esclavizar a los hermanos, igualmente como sucedió en Gálatas. Ellos sienten que son mejores, más espirituales por haber condenado a los demás. Pablo también habla de esto con los cristianos en Roma.

Romanos 14:4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6 El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

El asunto entonces es que cada persona esté convencida en su propia mente, y de entender que no somos necesariamente mejor o peor espiritualmente por guardar un día o de no hacerlo. Debemos adorar a Dios, y el ejemplo del Antiguo Testamento era sábado, y en el Nuevo Testamento (después de la resurrección) es domingo, en honor de la resurrección. Aunque no es lo que nos da la salvación (la fe en Jesucristo es la clave allí), pero siendo obedientes hijos de Dios siempre vamos a tomar el domingo para nuestra relación con Dios.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia