ig11 La Verdadera Alabanza

Ig11-cox-la-alabanza-verdadera-v2
Ig11-cox-la-alabanza-verdadera-v2
ig11-cox-la-alabanza-verdadera-v2.pdf
123.6 KiB
363 Downloads
Details

La Verdadera Alabanza
Por David Cox
[ig11] v1 ©2012 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás. Él es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.  Due 10:20-21

¿Qué es la alabanza? Y ¿Cómo es diferente de la adoración? (Todo esto según la Biblia). Pues, la alabanza es de decir algo bueno de alguien. Si una madre se levanta a las 4:30-5:00 de la mañana para preparar un buen desayuno y para arreglar todas las mochillas para la escuela, es algo bueno y beneficial que hizo a sus hijos. De reconocerlo públicamente es alabanza. Reconocemos públicamente los hechos que Dios ha hecho para la humanidad que son buenos, grandes, y excelentes.

Sal 22:3 Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.

Dios altamente se agrada con alabanzas a Él. Ël salmista nos presenta que vive o “habita” en medio de ellos.

Sal 148:1 Aleluya. Alabad a Jehová desde los cielos… 5 Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados. 6 Los hizo ser eternamente y para siempre; Les puso ley que no será quebrantada.

La alabanza a nuestro Dios es porque Él “es digno de ser alabado” (2Sam 22:4; 1Cr. 16:25). La alabanza empieza y se concentra en Dios. Alabanza no es algo emocional (aunque se puede ser) sino es algo de la voluntad, en que DEBEMOS alabarle, entonces lo hacemos. Alabanza es espiritual, y viene por la mente y alma antes de que las emociones (ni excluyendo las emociones, ni exaltándolas).

¿Qué es la Alabanza?

Heb 13:15 Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. Este versículo define la alabanza como la confesión pública de Dios. Además, califica la alabanza como un sacrificio espiritual que ofrecemos a Dios.

Due 10:20 A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás. 21 Él es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto. Sal 26:7; 9:1-2

La alabanza es enfocada en el buen carácter de Dios como es visto por Sus buenos hechos. Moisés relató la alabanza con el recuento de sus “grandes y terribles” hechos. Alabanza es, en una forma, una recomendación o comendación de la persona enfrente de otros (esto es muy claro en cultos de la iglesia). Por ejemplo, Absalón fue alabado por su hermosura (2Sam 14:25). En una forma es honor a tal persona de tal forma que recomiendas esta persona como noble, bueno, confiable, digno de relación con él, etcétera.

Isa 12:4 Y diréis en aquel día: Cantad a Jehová, aclamad su nombre, haced célebres en los pueblos sus obras, recordad que su nombre es engrandecido. 5 Cantad salmos a Jehová, porque ha hecho cosas magníficas; sea sabido esto por toda la tierra. Regocíjate y canta, oh moradora de Sion; porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

1Cr 16:8 Alabad a Jehová, invocad su nombre, Dad a conocer en los pueblos sus obras. 35 Y decid: Sálvanos, oh Dios, salvación nuestra; Recógenos, y líbranos de las naciones, Para que confesemos tu santo nombre, Y nos gloriemos en tus alabanzas.

El punto importante en el concepto de “alabanza” es de hacer reconocido lo que Dios ha hecho. Esto tiene que salir fuertemente para que algo sea una alabanza. O sea, Dios nos salva, y por darnos la salvación, Dios quiere que le reconozcamos.

¿Cómo difiere alabanza y adoración?

Regresando a nuestra ilustración de la madre levantándose temprano, una cosa es de reconocerle como bueno, y otra cosa es de decir que ella y su carácter de ser diligente (como Proverbios 31) es tan bueno que yo personalmente voy a poner esto para el patrón de mi vida propia vida. Esto será adoración, o reconocerlo una buena calidad de imitarla. Alabanza es el opuesto a criticismo en contra de alguien.

1Cr 16:8 Alabad a Jehová, invocad su nombre, Dad a conocer en los pueblos sus obras. 35 Y decid: Sálvanos, oh Dios, salvación nuestra; Recógenos, y líbranos de las naciones, Para que confesemos tu santo nombre, Y nos gloriemos en tus alabanzas.

En este versículo vemos que alabanza es parte de hacer otros conocer las obras de Dios.

1Pe 2:9 Mas vosotros sois… pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

En este versículo, la adoración es de anunciar las virtudes de Dios. Cabe recordar que adoración no es solamente una proclamación de las virtudes de Dios, sino una proclamación de estas virtudes en la forma y con el entendimiento que uno está exaltando estos para que ellos mismos tomen estas virtudes para sí. a adoración se concentra en las calidades de Dios para crear confianza en Él (fe), y para aumentar nuestro amor y admiración por Él. La alabanza en cambio se concentra en las obras de Dios, que sobre todo se enfoca en la salvación de nuestras almas, y la comunicación de dones espirituales a nuestras vidas. Es muy importante de ver que alabanza precede y provoca adoración. Adoración en turno, causa y provoca alabanza. Todo para que enfocamos más y más en nuestro Dios. Debemos aclarar también que los dos tienen mucho de ver con la mente y el pensar (meditación sobre información que recibimos de las Escrituras sobre Dios). No es emoción sin dirección o razón. Los dos nos animan para tener emociones de alegría y confianza (fe) en Dios, pero la base de estas emociones es bien sentada en lo que la Biblia nos declara a nosotros sobre nuestro Dios, y lo que los hermanos dan testimonio y averigua en sus testimonios y acciones de gracia igualmente.

¿En qué forma alabamos a Dios?

2Cr 20:19 Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, para alabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz.

2Cr 29:30 Entonces el rey Ezequías y los príncipes dijeron a los levitas que alabasen a Jehová con las palabras de David y de Asaf vidente; y ellos alabaron con gran alegría, y se inclinaron y adoraron.

Estos pasajes nos presentan que la alabanza fue con voz fuerte y alta, y que fue con palabras de Escritura (es ejemplar esto, pero no necesariamente siempre limitado a ello), y se ve que la alabanza es lo que pone el corazón del hijo de Dios a considerar a que Dios que tenemos, y fluye de correcta alabanza adoración (meditación e imitación del carácter moral de Dios). Hay grupos que niegan el uso de instrumentos en los cultos de la iglesia, pero vemos en el Antiguo Testamento su uso en alabanza y los cultos del templo (Sal. 98:4-6; 150:3-5).

Con acciones de gracias. El nacimiento de gratitud en el corazón es una forma de alabar a Dios. Es de quitar a nosotros mismos como la fuente o causa de lo bien en nuestras vidas, y de asignarla a Dios.

De jactarnos (H1984 Halal) de nuestro Dios. El concepto aquí es demostrar en la cara de otros la superioridad de lo que uno tiene. Aunque esto es un pecado en muchos contextos, es mandado a nosotros en relación con nuestro Dios. Es de “confesar a Dios” en exaltación.

Haciendo melodía (zamar H2167). En este caso, es de tomar las ideas bíblicas de los hechos de Dios, igualmente eventos en nuestras vidas donde percibimos la intervención divina, y ponerlos a música.

Bendecir (Baruch H1288). La idea aquí es de convocar una bendición (beneficio o reconocimiento de estado de beneficio, ventaja, o bien) sobre otra persona, como cuando Jacob bendijo a sus hijos. Tiene en la idea en unos contextos una forma de arrodillarse o doblarse delante de quien recibe la bendición.

Levantando las manos. Se levanta las manos en suplicación (1Re 8:54; Sal 28:2; 141:2; 143:6; 1Ti 2:8) o bendición (Sal 63:4; 134:2; Luc 24:50). La idea de suplicación es de extender las manos al cielo para pedir ayuda, normalmente, en oración. En Neh. 8:6 es una forma de demostrar tu acuerdo con lo que está pasando.

Reglas para Cultos

Pablo expuso reglas de orden en los cultos en 1Cor 14 porque las cosas fueron muy “afuera de lo que agrada a Dios” en esa iglesia. Pablo les regañó por buscar cultos orientados en auto-edificación antes de nada (“a sí mismo se edifica” 14:4). La próxima cosa es que Pablo regañó el uso de lenguas nada más por sí. O sea, es impresionante cuando gente habla así. El problema que Pablo enfrentó era el desenfoque en la Escritura aplicada lógicamente (“mi entendimiento queda sin fruto” 14:14; Sal 47:7cantad con inteligencia”) por lo emocional. Pablo se preocupó del entendimiento de todos sobre los eventos en el culto (14:19), y que otros pueden simplemente decir “amen” después de cada cosa en el culto.

1Co 14:29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30 Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 33 pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. La idea de un culto como una masa de confusión, ruido, y distracciones por doquier no es bíblico. Es en error. Lo más confuso el culto, lo menos que agrada a Dios. Alabanza bíblica nunca es algo escandalosa. Siempre tiene un orden y reverencia sobre ella para que sea de agrado a Dios. Igualmente Pablo impuso que los líderes en dirigir, predicar, enseñar, o en otra forma formal y oficial que hablan en un culto, tiene que ser los hombres y nunca las mujeres (14:34-35).

1Co 14:40 pero hágase todo decentemente y con orden.Orden aquí es que todo en un lugar específico, y nunca algo afuera de su lugar. Sal 106:12 Entonces creyeron a sus palabras Y cantaron su alabanza. 13 Bien pronto olvidaron sus obras; No esperaron su consejo. 14 Se entregaron a un deseo desordenado en el desierto; Y tentaron a Dios en la soledad. 15 Y él les dio lo que pidieron; Mas envió mortandad sobre ellos.

Este pasaje es un aviso a todos que tan fácil y pronto podemos desviarnos de Dios, aun creyendo su palabra y cantando su alabanza. Nuestra relación con Dios no es lo que queremos, pero según Dios marca las cosas. Aun haciendo lo bien, no esperaron su consejo, y desearon cosas indebidas, afuera de la voluntad de Dios para ellos. Dios dejó que estas cosas llegan a pasar para ellos, pero con ellas, envió mortandad a sus almas por su rebelión.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia