ig04 La Cena del Señor

Ig04-cox-la-cena-del-senor-v2
Ig04-cox-la-cena-del-senor-v2
ig04-cox-la-cena-del-senor-v2.pdf
130.8 KiB
205 Downloads
Details

ig04-cox-cena-del-senorLa Cena del Señor

Por David Cox

[ig04] v1 ©2012 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

1Cor 11:24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.

Jesús instituyó la ordenanza de la Cena del Señor en el Nuevo Testamento.Simboliza nuestro nuevo pacto con Dios. El pan y la copa son simbolos del sacrificio de Jesucristo (su cuerpo quebrantado como el pan, y el jugo derramado como su sangre). Simboliza la vida espiritual que tenemos por ser salvo, y esto es solamente un rito que se hace en una iglesia local, en la comunidad de los hermanos en memoria de la muerte y resurrección de Jesús. Esta ceremonia es solemne, y es una examinación de uno mismo tanto que es una declaración de la fe y creencias de uno. Es una identificación con el pueblo de Dios. Esta celebración es algo solamente por la iglesia local, pero a la vez, es para cada creyente individual. Todos deben participar en la cena del Señor, porque todos los cristianos salvos deben ser parte de una iglesia local. La falta de ver la importancia de esto es la causa de muchos errores de doctrina y conducta adentro del cristianismo, tanto que problemas personales.

Diferencia entre
Sacramento y Ordenanza

Las religiones que creen en la salvación como una consequencia de las buenas obras que uno hace, siempre quieren llamar la cena del Señor “un sacramento”, implicando que es una obra humana que hace uno “sagrado” o salvo, y explican esto como una ceremonia que “comunica gracia para la salvación al participante.” Los bautistas denuncian esto, diciendo que la cena del Señor y el bautismo son solamente “ordenanzas,” que quiere decir, son ordenes o mandamientos del Señor a sus hijos. Aunque siempre hay beneficio de obedecer los mandamientos de Dios y andar en la voluntad de Dios, el hacer estos no es la base de la salvación, sino fe en la obra de Jesuscristo en la cruz.

Historia desde el A.T.

Éxo 12: 7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán. 9 Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas. 10 ​Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego. 11 Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová.

En el Antiguo Testamento, Dios hizo la nación de Israel a ser un pueblo para sí. El hecho o evento de esto era en el Éxodo, cuando Dios literalmente sacó (salvó) a Israel de Egipto. Este hecho tuvo que ver con un pacto entre ellos y Dios. Empezó con Abraham, pero, a la verdad, cada individuo quien entró en este pacto con Dios y fue rescatado de Egipto, tuvo que matar el cordero, ungirla su sangre a los marcos de su puerta, y comer la cena simbólica. Esta institución fue hecho por Dios como parte de la última plaga. La práctica de esto sobre tiempo llegó a ser la identificación individual de uno con el pueblo de Dios.

Historia en el N.T.

Juan 6:53 ​Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. 55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

El comer la sangre es prohibido (Deu 12:23-24) porque la vida está en la sangre. Pero Jesús usó esto símbolo del jugo como la impartación de nueva vida a cada persona quien celebra la cena del Señor. O sea, el jugo simboliza la sangre de Jesucristo que nos da vida nueva y fuerza espiritual. Fue el plan de Dios que Jesús muriera al final de semana santa en aquel año. En celebrar esta ceremonia de Pascua, recordando la salvación de Dios en sacar su pueblo de Egipto (tipo del mundo), Dios ubicó la última cena de Jesús con sus discípulos más cercanos, los apóstoles. Llegó a ser una ordenaza muy importante para la iglesia local y cada creyente.

¿Qué es el rito en el N.T.?

Mat 26:26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. 29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Primero el rito es dividió en ciertos eventos: 1) Jesús tomó el pan, y luego la copa. 2) Dio gracias por ello. 3) Rompió el pan. 4) Dio el pan (luego la copa) a sus discípulos. Jesús también mandó especificamente en relación de esto. 1) Tome. 2) Coma. 3) Haz en memoria de mi. Los elementos de la cena del Señor son repetidos en la misma manera que Jesús hizo con los apóstoles.

1Co 11:25Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Pablo estableció exactamente lo mismo en cuanto de seguir continuamente la celebración de la cena del Señor. Esta cena que Jesús tuvo con sus discípulos no era para una sola ocasión, sino empezó algo que todos los fieles cristianos hacen hasta que Jesús regresa. Al fondo de la celebración es una presentación de la persona de Jesús, el Cristo (Mesías), y su obra de sacrificio en la cruz para la propiciación de nuestros pecados.

Declaración de Nuestra Unidad

1Cor 10:16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? 17 Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.

La cena de Señor es una declaración que la persona es parte del pueblo de Dios. Por esto, se vale nada más cuando se hace en la institución de la iglesia local a la cual la persona es miembro fiel. O sea, es una forma en que la persona confiesa a Cristo. Por esto, es muy importante que la persona sea miembro y parte de una iglesia que tiene el verdadero evangelio, la doctrina de los apóstoles, y tiene buen testimonio de las personas allí. Que su identificación es con la santidad y la piedad. Es muy importante de entender que nuestra salvación es hecha en el molde de amor fraternal. Por amor, Cristo murió por nosotros. Los que son salvos tienen este mismo amor viviendo energéticamente en ellos, y esto se manifiesta por medio de nuestra relación de constante amor, pasión, preocupación, y cuidado para nuestros hermanos en la fe.

Declaración de Nuestra Fe

Lucas 22:19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

La celebración de la Cena del Señor significa algo para cada creyente. Es una identificación con Jesucristo en el sacrificio de su propia vida para la obra de Dios. El pan roto significa la vida y voluntad personal de Jesucristo el Siervo de Dios como quebrantado y impuesto la voluntad de Dios el Padre en su lugar. El jugo de la vid representa la sangre de Jesús derramada al suelo igualmente representando la voluntad de Dios el Padre tomando control de la vida de uno, al precio de que uno se sacrifica su vida entera para cumplir con la voluntad de Dios.

Declaración de Nuestra Esperanza

1Cor 11:26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Unos de los conceptos muy importantes en el Nuevo Testamento es que Jesús se fue, nos dejó debajo el Espíritu Santo, y un día va a regresar por nosotros, para que “su cuerpo sea entera de nuevo.” Esta reunión espiritual y física es lo que nos esperamos. Es cuando Dios va a cumplir totalmente con nuestra salvación, haciéndonos totalmente santo, restaurando lo que hemos sufrido, y es un objeto de sumo gozo. Además, esta esperanza es motivo de muchas cosas en nuestra vida ahora. Como el regreso del Señor es muy pendiente, casi encima de nosotros, nos motiva a purificarnos del pecado, y también nos motiva a trabajar en la obra de Señor sin descanso. Es el velar y vigilar que Jesús mencionó que todo creyente tiene que hacer si va a obedecer a Dios.

Los Requisitos para Participar

1Co 11:27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.

No hay ningún requisito claramente declarada para antes que participe con la cena, pero sí hay una evaluación que es muy central en ella. La participación no es solamente consumiendo los alimientos, sino una examinación de que tú andas en los mandamientos y normas de Dios. Es un tiempo de arrepentirse de tus fallas de seguir a Dios, y hacer estas cosas bien para con Dios. Es tiempo de meditación en tu vida antes de seguir con la vida. No es de no participar si estás mal (nadie participará), sino de examinarse por meditar, y luego arrepentirse de cualquier pecado o desobediencia que Dios te llama a la atención y poner en orden tu vida.

Historicamente acceso o negación a la cena del Señor en las iglesias ha sido por pruebas de sana doctrina y/o asuntos de disciplina. O sea, cuando el individual ajeno entra para tomar la cena del Señor, pero tiene doctrinas esenciales en error, o viene de una iglesia que tiene, o el individual está bajo disciplina sin resolverla, o que rehúsa ser disciplinado por su mala conducta, siempre las iglesias bíblicas han negado de dar los elementos a tal persona.

Frecuencia de Tener la Cena

Hay iglesias que creen que la cena del Señor debe celebrar cada semana, y hay otras (la mayoria) que se pone la cena cada mes o cada tantos meses. De un lado, la examinación espiritual asociado con la Santa Cena no debe ser infrecuente, ni tampoco debemos dejarlo llegar a ser tan común que pierde sentido para nosotros.

Más folletos de esta categoría:

Iglesia