fam15 Siempre Tarde para la Casa de Dios

Fam15 Siempre tarde para la Casa de Dios
Fam15 Siempre tarde para la Casa de Dios
fam15-cox-siempre-tarde-v1.pdf
Version: 1
180.3 KiB
407 Downloads
Details

Siempre Tarde para la Casa de Dios
por David Cox [Fam15] v1r ©2008
www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
________________

Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. Col 4:5

A veces preguntamos porque nuestros hermanos siempre llegan tarde a la casa de Dios. El mundo en que vivimos crece más complicado y enredado día a día, y las demandas sobre nuestras vidas y tiempo igualmente crecen cada día. A veces parece que nunca vamos a alcanzar la paz y la tranquilidad. Cuando tocamos el problema de llegar tarde a la casa de Dios, es solamente un puntito sobre todo el tremendo glaciar debajo de lo que uno ve.

Necesitamos tomar un tiempo para reflejar y meditar sobre lo que estamos haciendo, como vivimos nuestras vidas, y sobre todo, como nos relacionamos con nuestro Dios. El plan y trabajo de Satanás es nunca dejarnos en paz y calma para reflexionar, meditar, y ordenar nuestras vidas.

¿Por qué no tengo más tiempo?

Job 9:25 Mis días han sido más ligeros que un correo; Huyeron, y no vieron el bien. 26 Pasaron cual naves veloces; Como el águila que se arroja sobre la presa.

Cada persona recibe solamente 24 horas en un día, entonces ¿Por qué parece que tienen mucho tiempo y logran grandes cosas con su tiempo, y otros nunca tienen tiempo y siempre pelean en contra del poco tiempo que tienen? ¿Cuál es el secreto entonces? El secreto empieza a revelarse en el darse cuenta que el tiempo es precioso y corto, es una oportunidad que desaparece. Se va volando de nuestras manos, y solamente cuando estimamos el tiempo en tal forma que lo aprovechamos para lograr lo bueno, y aborrecemos lo que acaba nuestro tiempo sin rendirnos valor eterno entonces podemos realmente dominar el tiempo en lugar de que el tiempo nos domine.

Efesios 5:14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. 15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

El mal uso del tiempo es un asunto espiritual. No queremos poner esto en la esfera de cosas espirituales, pero a la verdad, es un asunto espiritual. Satanás quiere que la maldad del día siempre nos gane. Dios quiere que nosotros “aprovechemos bien el tiempo.” Esta palabra es de rescatar de pérdida, de rescatar antes de que se eche a perder. Se usa el concepto de un mercado cuando uno ve algo disponible, entonces uno tiene que actuar inmediatamente o si no se echa a perder, y no estará disponible para nuestro provecho. La frase vino de Daniel 2:8 LXX. Daniel y sus compañeros redimieron el tiempo orando para que Dios salvara la nación. Hay mucha diferencia entre las prioridades y entendimientos de muchos en nuestros días, y la vista de Dios sobre ello.

La Procrastinación: El Perder el Tiempo

La procrastinación es un carácter malvado que nos controla en tal forma que invertimos nuestro poco y precioso tiempo en cosas que tienen poco o nada de valor eterno o espiritual, sino promueve la carnalidad de uno. Este mal carácter tan común en nuestros días propone el estimar cosas de poca o nada de importancia a ser muy importantes. La diversión, el entretenimiento, y los pasatiempos son muy comunes en nuestro día, y para el cristiano, esas son cosas necias que nos causan de faltar en otras áreas de nuestra vida, que sea espiritual o aun responsabilidades diarias como de sostenernos por un buen trabajo, responsabilidades familiares, etcétera. Es flojera.

El concepto opuesto es la industria, lo cual es de trabajar y producir mucho con lo que uno tiene a la mano. La industria tiene la idea de tener mucha iniciativa, y de trabajar bien, de buena calidad, y por mucho tiempo con gusto de estar trabajando.

Pro 6:6 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; 7 La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, 8 Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. 9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

Pro 10:4 La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.

Pro 21:25 El deseo del perezoso le mata, Porque sus manos no quieren trabajar.

Pro 26:14 Como la puerta gira sobre sus quicios, Así el perezoso se vuelve en su cama.

Sal 119:60 Me apresuré y no me retardé En guardar tus mandamientos.

Nuestro tiempo y vida no son libres de divina revisión y de entregar cuentas, por que un día Dios hará cuentas con nosotros por cada segundo que nos ha prestado. Además Dios tiene unas metas que Él quiere que logremos. Sin poner tiempo, esfuerzo, y prioridad en ellos, nunca vamos a lograr estas metas. Recordemos al Rey Ezequías quien mal gastó su vida y Dios le cortó su vida en juicio. Cuando desperdiciamos el tiempo, tenemos las mismas metas y trabajo de lograr, pero tenemos menos tiempo. Triste es la vida de una persona de edad avanzada o enfrentando una muerte pronta que finalmente se fija en todo esto, pero no tiene tiempo para remediarlo. Nunca se puede lograr en corto plazo lo que Dios le dio de hacer por toda su vida. Hasta el hombre rico en Lucas 16 trató de remediar su vida mal invertida, pero no pudo lograr nada. Isa 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Tiempo mal gastado en Iniquidad

Ef 5:16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

Pablo dijo que la razón de aprovechar el tiempo es por que los días son malos. Se acaban y nos roban el potencial eterno de nuestra vida. Vivimos día a día pero muchas veces no logramos nada para la eternidad. Lo temporal ocupó el todo de nuestra vida. No cumplimos con la voluntad de Dios en nuestras vidas.

Las Prioridades Equivocadas

Stgo 4:14 cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.

Jesús vino a visitar Marta y María, pero María no entendió el valor eterno de adorar a Dios. Pensó solamente en la prioridad de lo mundano, lo diario. ¿Cómo veremos nuestras vidas en la eternidad? Tantos días que vivimos, y el tiempo desperdiciado sin nada hecho para la eternidad. ¿Cómo ves tus prioridades y actitudes hacia orar, testificar, estudiar la Biblia, o asistir la iglesia?

La Frivolidad y Necesidad

Ef 5:15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

El problema de invertir tu vida en cosas necias es de faltar a la visión espiritual. “Necio” es algo sin valor eterno, y “sabio” es algo que tiene que ver con el conseguir algo con valor eterno. Vamos a ser claros, el ver la televisión, las diversiones, los pasatiempos, los deportes, y muchas otras cosas que consumen nuestras vidas son cosas necias, sin valor alguno para Dios. Será mucho mejor de dedicar ese tiempo y esfuerzo a algo espiritual en lugar de ellos. ¿Qué hace la gente el domingo en la mañana? ¿En la tarde? Por lo general ocupados en cosas sin valor eterno por lo general.

Remediando el Siempre Tarde

El “tiempo” es precioso. Una vez que gastamos el tiempo, nunca podemos recuperar lo que gastamos mal. Nadie puede fabricar más tiempo. Si somos siervos de Dios, entonces lo importante que hacemos es lo que es la voluntad de nuestro amo, Jesucristo. Cuando entreguemos cuentas a Dios, lo importante es ¿Cuánto hemos hecho por Él en el tiempo y con los recursos que Él nos dio? El tiempo es una oportunidad de Dios para que hagamos algo de provecho para El.

Lucas 12:47 Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes.

Jesús nos dejó la tarea de hacer su obra espiritual en la tierra hasta que Él regrese. Pronto regresará, y la exhortación de redimir el tiempo es porque el tiempo que nos queda para que trabajemos se está acabando.

Heb 10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. Es la voluntad de nuestro Señor que dediquemos los domingos para congregarnos y tener tiempo para convivir con nuestros hermanos. Esto tiene provecho y valor espiritual para todos. Dios nos castigará con problemas y faltas en nuestras vidas, con desastres y crisis, por que desobedecemos este mandamiento. Además el tiempo tiene que ser redimido con la astucia e inteligencia, esfuerzo y energía. Tenemos que invertir nuestro tiempo en cosas de valor eterno. ¿Cómo debemos vivir hoy a la vista del pronto regreso de nuestro Señor Jesucristo? El problema no es del poco tiempo, sino del tiempo mal gastado por nuestra falta de visión espiritual y falta de prioridades espirituales. Pocos ven valor alguno en orar, testificar, asuntos de la iglesia, o estudiar la Biblia. ¿Por qué? ¿Y tú?

Siempre Tarde para Dios

Regresando al tema de porque los hermanos siempre llegan tarde a la casa de Dios, es porque no ponen prioridad en las cosas de Dios como deben, entonces importan otras cosas que son de mayor importancia que estar con los hermanos en la casa de Dios para las actividades que Dios quiere para nosotros los domingos. Uno calcula la hora de entrar al servicio, y luego el tiempo en alistarse y llegar, entonces debes saber a que horas levantarse el domingo. El problema es que calculamos y planeamos de plano de llegar 15 minutos antes de que termine el servicio en lugar de 15 minutos antes de que empiece la Escuela Dominical. A fin de cuentas, lleguen siempre a tiempo cuando es algo muy importante para ellos, o que les aprovecha en una forma importante, especialmente económicamente. Si es para una entrevista para un importante trabajo donde ganarán mucho dinero, llegan temprano. No llegan temprano a las cosas de Dios por que no nos importa. Los hermanos se sienten ofendidos, pero esto realmente no es el problema, sino es en el futuro cuando se entreguen cuentas a Dios. ¿Qué le contestarás a Dios? Excusas ridículas y mentiras no servirán en aquel día. Tenemos que hacer este asunto importante para que no pase cada semana como mal habito.

Sal 90:12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.