fam07 La Sumisión de la Mujer

Fam07 La Sumisión de la Mujer
Fam07 La Sumisión de la Mujer
fam07-cox-sumision-de-la-mujer-v1.1.pdf
Version: 1.1
170.0 KiB
231 Downloads
Details

Sumisión de la Mujer
Buscando razón por qué
Por David Cox
[fam07] v1 ©2006 www.folletosytratados.com
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto
______________

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 1° Timoteo 2:11-12

Dios ha establecido un orden entre la mujer y el hombre, y en esto, la mujer debe estar sujeta a su marido. “Tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.” Génesis 3:16. En la iglesia igualmente hay un orden impuesto por Dios, “vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice .Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación” 1° Corintios 14:34-35 Vamos a decir que a nadie (ni hombre ni mujer) le gusta que alguien le diga que hacer. Pero este punto ha sido llevado muy al extremo a tener un gran movimiento de quitar este “racismo entre los sexos”, que a fin de cuentas no es racismo sino el orden que quiere Dios.

Rebelión en contra del Creador

Isaías 29:16 Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió? 45:9 ¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?; o tu obra: No tiene manos? 64:8 Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.

Empezamos primero con el derecho de Dios, como Creador de algo, de decidir su uso y su destino. Si un pintor pinta la Mona Lisa, y decide usarla para limpiar sus zapatos, podemos quejarnos que no es un uso adecuado, pero a fin de cuentas, está dentro del derecho de autor de hacer estos tipos de decisiones. El movimiento de quitar a la mujer de sumisión al hombre se basa con motivos de rebelión en contra del orden que ha mandado Dios. No hay otro modo de ver esto. Dios ha hablado, y los que no están de acuerdo, que piensan que hay una forma mejor están tomando la postura de Satanás, de rebelión en contra de Dios y Su autoridad y el derecho de mandarnos, de decidir lo que es para Dios de decidir.

El Orden Bíblico en el Hogar

1° Corintios 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, 8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, 9 y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.

Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

Dios impuso un orden en el hogar, y en este orden, la mujer tiene que estar sujeta al hombre, como una ayudante idónea, y no como alguien que se enseñorea sobre el hombre. Esto es el pleito viejo desde el huerto. La persona no le gusta el papel que Dios le ha dado. Adán no quiso ser fuerte y líder, y Eva quiso tomar el liderazgo para decidir sus destinos, para administrar y dirigir sus vidas. En Génesis 2 y en 1ª Timoteo 2, está claro que Dios enfatizó el trabajo o lugar de la mujer de estar debajo de la autoridad del hombre. Cualquier mujer que no toma esta posición en la vida está en rebelión contra Dios.

Diferencias en Misión

Parte del argumento que han propuesto en contra del orden bíblico es que dicen que esto hace a la mujer esclava del hombre, como alguien de menor valor. Gálatas 3:28 dice “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.” Unas cristianas argumentan entonces que somos iguales delante de Cristo. Pero de ser igual de valor delante del Señor no es de decir que en esta tierra tenemos la misma misión, o papel delante de Dios. Génesis 2-3 pone muy claro que la misión y función en la familia y la sociedad es muy diferente para el hombre que para la mujer. Aun en Gálatas 3:28, vemos que en el caso de los esclavos, Pablo luego dijo en 1 Corintios 7:21-22 que los esclavos no se preocupan de librarse (fugarse). Si pueden legalmente librarse, está bien hazlo, pero si no, tampoco toman una actitud de que Dios les ha declarado libres e ignoran su responsabilidad (la ley civil al tiempo) y papel como esclavo. O sea, la libertad y posición de igualdad delante de Dios que tenemos no disuelve nuestras relaciones en esta vida. En el cielo , no hay ni marido ni esposa (este orden se disuelve en la muerte).

Esto de que hay diferentes misiones o papeles para el hombre y la mujer, y por el presente se sujetan a estos papeles que manda Dios es paralelo a lo mismo dentro de la Trinidad. Dios es uno, cada persona de la Trinidad es igual. Pero Dios el Padre tiene su voluntad que manda, y Dios el Hijo se marca por su sujeción a esta voluntad, y Dios el Espíritu Santo se marca por ministrar sin el enfoque de la gloria. No es que hay diferencia de valor o gloria entre uno y el otro, pero que Dios funciona con papeles para cada persona de la Trinidad. Igual la familia funciona según este orden que Dios impone. Un ejército igualmente funciona así, y entre los generales más altos, son iguales, pero uno es quien que toma el mando sobre todos. ¿Por qué? Es necesario para que no haya confusión de papeles, y para que las cosas procedan con orden al objetivo que beneficie a todos. Igual en el hogar.

Mujeres Compasivas

Vamos a ser franco. Dios ha hecho el hombre y a la mujer muy diferentes físicamente y socialmente. Esta diferencia se concentra en el propósito que Dios tiene para la mujer de reproducir. En 1 Timoteo 2:15, Dios dice que la mujer “se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.” En esto reconocemos que el cuerpo de la mujer está en un ciclo mensual que empieza con la pubertad y continua hasta las 40 o 50 años de edad. En este ciclo, Dios ha hecho un punto donde la mujer puede embarazarse. Las hormonas son las que causan estos cambios. Pero por lo mismo Dios ha hecho que las hormonas también causen cambios profundos en la personalidad de la mujer.

Para sus trabajos de ayuda idónea y para ser madre de hijos, estos cambios no afectan tanto estos trabajos, sino le causan compasión y ternura que le ayuda. Pero cuando hablamos de entender, juzgar, analizar, y otras funciones del estilo, estos cambios obran en contra de balance, estabilidad, y razón sana. Incluso Dios manda a las mujeres de buscar de ser modestas (1 Timoteo 2:9, 15). La palabra significa de ser sano o saludable de la mente, o de tener sobriedad, con la idea central siendo de cuidar o controlar la mente y las emociones (la vida entera) bajo el rígido control de la mente. Esto Dios manda especialmente a las mujeres porque físicamente tienen más problemas que un hombre por las hormonas que la empujan a extremos de emoción y sentidos de euforia o depresión. La mujer piadosa no permite que esto pase para amolar su vida.

Hombres Analíticos

Génesis 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él. Dios ha hecho el hombre con otro papel en la vida, y esto es para que el hombre sirva a Dios, y que se meta en la obra de Dios. El punto principal aquí es que el hombre tiene que buscar la voluntad de Dios, y sujetarse voluntariamente él mismo debajo de esta voluntad. Hay errores y fracasos sin duda regularmente por el hombre. Hay rebelión abierta por el hombre. Pero en esto de la relación entre la mujer y el hombre, Dios no permite que la mujer tome el papel de líder del hombre (que es distintamente para el varón), sino que el hombre (y su esposa y familia) sufre hasta que pone en orden su vida y hogar. Es importante de tomar en cuenta que a Dios no falta poder de levantar siervos para Su obra. Es igual de importante de fijar que para Dios es importante cómo hacemos Su obra y por motivos correctos que se hace. Dios no acepta un pecado para corregir a otro. Dios no ve las obras de uno solo, sino también el corazón que produce estas obras. A fuerzas todo tiene que checar con Dios. Saúl es un buen ejemplo de hacer las cosas a su parecer para luego ser rechazado por Dios.

“Mi hombre no es…”

1Ped 3:1-5 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos… considerando vuestra conducta casta y respetuosa. Vuestro atavío… (Sea) el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor;

Muchas mujeres usan la excusa de que su hombre (o los hombres en la iglesia, en su trabajo, en su país, etcétera) no son líderes y no hacen nada, o todo lo que hacen está mal. Sara es nuestro ejemplo de una mujer sujeta, y estudiamos la vida de Sara y Abraham, encontramos que Abraham mintió a un rey sobre su relación con Sara dos veces (Génesis 20:2; 26:9). No era correcto lo que hizo, pero Sara no le regañó, no divulgó su mentira al rey, y aparentemente no corrigió la situación sino la dejó todo a los pies de Abraham.

Dios sabe bien que muchos hombres no van a desempeñar su papel delante de Él como debe ser. Pero el asunto aquí no es de aliviar al hombre de su carga por hacerle su trabajo, sino que todos sufren hasta que el hombre hace su trabajo en la forma que dice Dios. Si la mujer completa la vida del hombre como es su deber, entonces el hombre no le va a gustar que a todos los que él ama sufran por sus fallas y con el tiempo, probablemente se cambie. Las mujeres en general no quieren esperar y se enojan con los hombres, o lo hacen en lugar de los hombres. Es como cuando una madre siempre limpia el cuarto de su niño. Es mejor dejarle sufrir que uno este haciendo esto siempre para él.

Y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. 1° Pedro 5:5

 

2 comentarios en “fam07 La Sumisión de la Mujer”

  1. holla senjor Palau. Me siento muy mal despeus de contra todos los consejos de mi pastor me case. Que tengo que hacer ahora que ya estoy casado.

    1. No sé tu situación, pero debes primero hablar con tu pastor. Parece que sabe mejor que yo que debes hacer.

Comentarios cerrados.